martes, 8 de enero de 2019

Pellusegagna-Odeyzugagna-Hegixuria-Organbidexka-Mehatze-Aitxigarre-Lapitignégagne-Txardeka-Arpia ( Desde el Chalet de Cize )

Desprendido bajo la vertiente noroccidental del Pic d´Orhi ( 2019 m ), considerado el “ dosmil “ más occidental del macizo pirenaico, un largo y herboso cordal se extiende “ conformado “ por un conjunto de amplias y redondeadas cumbres en cuyas laderas habitualmente pacen “ plácidamente “ numerosas cabezas de ganado.
Enclavado en el extremo sudoccidental del territorio suletino, allá donde este confluye con tierras bajo-navarras y no muy lejos de la “ muga “ con Navarra, se eleva un discreto macizo conformado con herbosas y redondeadas montañas que debido a esa “ suave “ silueta, prácticamente pasan desapercibidas a los ojos de muchos montañeros.
A la “ sombra “ del Pic d´Orhi ( 2019 m ), este pequeño “ cordal “ se extiende en dirección de Sur a Norte elevándose sobre el frondoso Bosque de Irati, masa forestal que cubre su vertiente occidental mientras que el Valle de Larrau lo hace bajo su cara Este.
Con una máxima altitud de algo más de 1600 metros de altura en su extremo meridional, concretamente en la cima de Odeyzugagna ( 1613 m ), esta “ pequeña cordillera “ paulatinamente va “ perdiendo metros “ hasta morir en el Col de Bagargiak ( 1328 m ), cuello sobre cuya vertiente noroccidental se eleva el macizo de Escaliers.
Entre las cumbres más destacadas de este modesto cordal, además del citado Odeyzugagna ( 1613 m ), podemos reseñar la cima de Péllusegagne ( 1595 m ), una de las más conocidas de este discreto macizo. Alturas como Lapitignégagne  ( 1453 m ), Aitxigarre ( 1434 m ), Mehatze ( 1439 m ) u Organbidexka ( 1444 m ) terminan de conformar el conjunto de cumbres que destacan en esta cordillera.  
Relativamente alejado de núcleos de población, este “ modesto “ macizo cuenta con, sobre todo, un punto de acceso habitual para los numerosos y cómodos  “ paseos “ que podemos realizar por la zona. Este lugar es el Col de Bagargiak o Bagargi ( 1327 m ), cuello enclavado bajo la vertiente septentrional del macizo que es atravesado por la carretera D-19 que desde la localidad de Larrau ( 627 m ), en tierras de Zuberoa, da acceso a los Chalets de Iraty para posteriormente enlazar con la carretera D-18 que a través del Col de Burdincurutcheta ( 1135 m ) comunica con el Valle de Cize en la Baja-Navarra.
Ya que este punto de partida habitualmente utilizado, el Col de Bagargiak o Bagargi ( 1327 m ), nos permite un itinerario excesivamente corto y “ cómodo “, mi idea pasa por tomar como punto de partida el Chalet de Cize ( 997 m ), edificio enclavado bajo la vertiente meridional del Puerto de Burdincurutcheta ( 1135 m ), a orillas de la carretera D-18, para de esta manera intentar realizar una ruta “ circular “ un poquito más “ completa “. Esta es mi propuesta, espero la disfrutéis.


Itinerario

Comenzaremos a caminar desde el amplio aparcamiento situado junto al Chalet de Cize ( 997 m ), edificio enclavado bajo la vertiente meridional del Puerto de Burdincurutcheta ( 1135 m ), a orillas de la carretera D-18. Esta vía enlaza las localidades de Saint Jean le Vieux ( Baja-Navarra ) y Larrau ( Zuberoa ).
Tras atravesar el puente que salva Iratiko Erreka abandonaremos de inmediato el asfalto por la izquierda ( S ) para, tras cruzar ahora la carretera D-19, “ tropezar “ con las balizas rojiblancas de la senda transpirenaica GR-10, señalización que nos encamina hacia un frondoso hayedo.
Tras corto ascenso, un paulatino descenso nos devuelve a la carretera D-19 en el punto en el que esta discurre junto a un pequeño lago. Volveremos a cruzar el asfalto para salvar el puente que atraviesa sobre Olzaluréko Erréka en el lugar en el que esta desagua en el citado lago.
Continuaremos acompañados por las balizas de la senda GR-10 aunque, tras ascender bajo el frondoso hayedo, posteriormente las abandonaremos para ganar altura hasta alcanzar los Chalets de Irati, edificios turísticos construidos en un precioso enclave. La pista que les da acceso nos hace alcanzar el Col de Héguichouria ( 1322 m ), cuello atravesado por la carretera D-19, aunque antes habremos “ coronado “ la cima del mismo nombre, Hegixuria ( 1348 m ).
Volvemos a alcanzar las balizas de la Senda GR-10, las cuales continúan por asfalto hacia el cercano Col de Bagargiak ( 1328 m ) aunque nosotros evitaremos la citada carretera para desembocar en el mencionado collado tomando un marcado camino que discurre bajo esta.
Desde el Col de Bagargiak ( 1328 m ) tomaremos el marcado camino que, dejando a su paso varios de los turísticos chalets que aparecen “ desperdigados “ por los alrededores, busca alcanzar la herbosa loma por la que coronaremos la cima de Organbidexka ( 1444 m ).
Un corto descenso nos hace alcanzar el discreto collado ( 1403 m ) que nos separa de Mehatze ( 1439 m ), cima que alcanzaremos rápidamente.
Descendemos hacia el collado ( 1384 m ) del mismo nombre para tomar por la izquierda ( S ) cualquiera de las numerosas sendas de ganado por las que nos encaminaremos hacia la herbosa cima de Aitxigarre ( 1434 m ), cumbre que alcanzaremos sin dificultad reseñable.
Una agradable loma herbosa, en la que apenas destaca la inapreciable “ cimita “ de Lapitignégagne ( 1453 m ), cumbre que también “ coronaremos “, sirve para que ascendamos “ plácidamente “ por ella hacia la amplia cima de Péllusegagne ( 1595 m ).
Desde Péllusegagne ( 1595 m ) perdemos altura rápidamente hasta el Col de Sensibilé ( 1548 m ), cuello desde el que ascenderemos hacia la alargada loma cimera de Odeyzugagna ( 1613 m ), cumbre que alcanzaremos de inmediato.
Las sendas de ganado que bordean las dos últimas cumbres “ conquistadas “ facilitarán nuestro acceso hacia el collado ( 1506 m ) abierto bajo la vertiente oriental del Pic Chardeca ( 1555 m ), bicéfala cima cuyas ambas cotas no dudo en visitar.
Nuevamente aprovecharemos las sendas de ganado para volver a dar alcance al Col de Mehatzé ( 1384 m ), cuello desde el que descenderemos por la izquierda ( W ) hacia la amplia pista que servirá para que nos encaminemos hacia el frondoso Bosque de Irati.
Un “ entramado “ de pistas y numerosas bifurcaciones en las que no estará de más que  nos sirvamos del GPS, harán que, sin apenas darnos cuenta, hayamos dejado atrás la inapreciable “ cimita “ de Arpia ( 1279 m ), cumbre cubierta por un frondoso hayedo.
Dejamos atrás la cima de Arpia ( 1279 m ) para desembocar nuevamente en el discreto “ colladito ( 1198 m ) por el que ya pasamos al inicio de esta ruta y desde el que no tendremos más que “ desandar “ el camino que ya conocemos para retornar al punto de partida, el Chalet de Cize ( 997 m ). 


Desnivel: 1070 m
Tiempo: De 5 h a 7 h
Distancia: 22 km aprox.
Inicio: Chalet de Cize ( Baja-Navarra )
Fecha de realización: Agosto 2018
Epoca recomendada: Todo el año
Cimas: Hegixuria ( 1348 m ); Organbidexka ( 1444 m ); Mehatze ( 1439 m ); Aitxigarre ( 1434 m ); Lapitignégagne ( 1453 m ); Péllusegagne ( 1595 m ); Odeyzugagna ( 1613 m ); Pic Chardéca ( 1555 m ); Arpia ( 1279 m )


El “ Chalet d´Iraty, Cize “ ( 997 m ) está enclavado bajo la vertiente meridional del Puerto de Burdincurutcheta ( 1135 m ), a orillas de la carretera D-18 que enlaza las localidades de Saint Jean le Vieux ( Baja-Navarra ) y Larrau ( Zuberoa ). Junto a este encontramos un amplio aparcamiento en el que poder estacionar nuestro vehículo.
Desde el citado aparcamiento “ salimos “ a la mencionada carretera para continuar por la izquierda ( S ) atravesando el puente que salva Iratiko Erréka. De inmediato abandonaremos el asfalto por la izquierda ( SE ) yendo a tomar un marcado sendero que tras corto ascenso nos hace alcanzar la carretera D-19, la cual desemboca a escasos metros por la derecha ( S ) en la anteriormente mencionada D-18.
Atravesaremos la citada carretera D-19 para continuar al frente ( SE ) yendo a tomar un herboso y amplio camino que aparece balizado con las marcas rojiblancas de la Senda Transpirenaica GR-10. Una baliza lo señaliza.
El camino, muy notorio, comienza a ganar altura para penetrar bajo un frondoso hayedo, en todo momento “ escrupulosamente “ balizado.
Alcanzamos una bifurcación, momento en que recibimos por la derecha ( S ) una “ gran pista “ abierta recientemente para trabajos forestales. Continuamos al frente ( SE ) en ascenso, siguiendo las balizas rojiblancas. La pista termina por alcanzar un discreto collado ( 1198 m ) en el que nuevamente se bifurca. Haciendo caso omiso de la que asciende por la derecha ( S ), por la que posteriormente regresaremos, continuamos al frente ( E ), en descenso, como señalizan las balizas.
Pocos metros más abajo nuestro camino vuelve a bifurcarse. Las balizas no dan opción a duda, continuamos por la izquierda ( SE ).
Bajo el frondoso hayedo nuestro camino alcanza un nuevo cruce. Las balizas nos “ invitan “ a continuar al frente ( E ) para, en descenso, terminar desembocando en la carretera D-19 que en este tramo discurre junto a un bonito lago.
Tan sólo a escasos metros a nuestra izquierda ( N ) el puente que salva Olzaluréko Erréka nos “ invita “ a abandonar la carretera por la derecha ( E ) para, una vez atravesado, continuar por amplio y herboso camino. De inmediato este se bifurca, momento en que, siguiendo las balizas, continuaremos al frente ( SE ) en acusado ascenso.
En breve recibiremos por la izquierda ( NE ) una pista a la que haremos caso omiso para continuar de frente ( SE ) en continua subida. Ganamos altura bajo un frondoso hayedo, en todo momento perfectamente balizado.
Abandonamos las balizas de la Senda Transpirenaica para salir a terreno despejado y continuar ascendiendo por la “ desnuda “ ladera aunque nuestro marcado y herboso camino discurre al borde del hayedo que llevamos a nuestra izquierda ( N ).
Alcanzamos la parte alta de la loma, lugar en el que aparecen algunos de los “ coquetos “ Chalets de Iraty, alojamientos turísticos construidos en un precioso enclave.
Caminamos por terreno herboso junto a la amplia pista que da acceso a las diferentes edificaciones para ir dejándolas a nuestro paso. Por terreno prácticamente llano la pista recorre la herbosa loma en la que apenas destaca la más que “ discreta “ cota de Hegixuria ( 1348 m ). Dicha pista discurre bajo su vertiente meridional aunque debido a su cercanía no dudo en desviarme unos pocos metros para, sin apenas esfuerzo, dar alcance a su cima. Hegixuria ( 1348 m ), amplia y herbosa cumbre que nos permitirá disfrutar de una abierta panorámica. Sin señal alguna que la identifique.
Sin necesidad de retomar la amplia pista continuaremos perdiendo altura por la herbosa ladera sudoriental de la cima recién visitada para terminar desembocando en el Col de Héguichouria ( 1322 m ), atravesado por la carretera D-19. Un gran edificio destaca en este lugar.
Volvemos a “ toparnos “ con las balizas rojiblancas de la Senda GR-10, las cuales continúan por asfalto hacia el cercano Col de Bagargiak ( 1328 m ), nuestro próximo objetivo, aunque nosotros evitaremos la citada carretera para, desde el citado Col de Héguichouria ( 1322 m ), tomar un marcado camino-pista que discurre bajo esta.
Haciendo caso omiso a dos bifurcaciones, en las que en ambos casos optaremos por continuar al frente ( dcha ) siguiendo las balizas de itinerarios para BTT, nuestro camino-pista discurre bajo un frondoso hayedo para, dejando a su paso, a escasos metros, el Col de Bagargiak ( 1328 m ), continuar hacia el Col d´Iratzabaléta ( 1251 m ).
En vista de la cercanía del “ complejo “ de Bagargiak ( 1328 m ), una vez situado bajo este, abandono la pista por la derecha ( NE ) para tomar una estrecha senda que lo alcanza tras corto ascenso. Col de Bagargiak ( 1328 m ), collado atravesado por la carretera D-19 en el que destacan numerosas edificaciones. Acceso a los diferentes y numerosos Chalets d´Iraty. Tienda, bar y restaurante.
Junto al conjunto de paneles informativos que encontramos a orillas de la carretera D-19, vial que atraviesa el Col de Bagargiak ( 1328 m ), continúa la senda GR-T.10, marcado camino que tomaremos para ascender bajo el frondoso hayedo en acusada pendiente.
Abandonamos las citadas balizas para atravesar los diferentes carretiles que dan acceso a los numerosos “ chalets “ que iremos dejando a nuestro paso. El camino se transforma en senda para continuar ascendiendo hasta salir del bosque de hayas y terminar alcanzando la herbosa loma. En paulatino ascenso y por terreno herboso continuaremos por esta hasta terminar alcanzando la cima de Organbidexka ( 1444 m ). Herbosa cumbre cuya rocosa vertiente meridional aparece “ cortada “ sobre el Valle de Larrau. Abierta panorámica.
En dirección opuesta a la de ascenso continuaremos hacia el conjunto de antenas que Meteo France tiene situadas en el extremo occidental de la herbosa loma. Una vez alcanzadas las citadas antenas torceremos a nuestra izquierda ( S ) para perder altura hacia el herboso collado ( 1403 m ) que nos separa de la siguiente cumbre a visitar, Mehatze ( 1439 m ). Varias palomeras destacan en el lugar.
Desde el citado cuello ( 1403 m ), en acusado ascenso alcanzamos y sin dificultad reseñable, remontamos la herbosa ladera por la que terminaremos desembocando en la amplia y herbosa cima de Mehatze ( 1439 m ). Abierta panorámica. Sin señal alguna que la identifique.
En fuerte pendiente perdemos altura por la ladera opuesta a la de ascenso para rápidamente desembocar en el Col de Mehatzé ( 1384 m ), pequeño y herboso collado en el que haremos caso omiso de la carretera que discurre por la derecha ( W ) para tomar una marcada senda de ganado que nace por nuestra izquierda ( S ).
Dicha senda deja a su paso un abrevadero para el ganado yendo a discurrir bajo la herbosa vertiente NW. de la alargada loma de Aitxigarre ( 1434 m ), cumbre en la que desembocaremos en acusado ascenso. Una barra de hierro destaca en la pequeña y herbosa cima. Abierta panorámica.
Cercana destaca la amplia y redondeada cumbre de Pellusegagne ( 1595 m ), nuestro próximo objetivo, bajo cuya vertiente oriental destaca el cayolar de Arratzolaté.
Caminamos por la amplia y herbosa loma que nos separa de la mencionada cima para, tras atravesar la pista que da acceso al citado cayolar, iniciar un corto ascenso que nos hace alcanzar la prácticamente inapreciable cota de Lapitignégagne ( 1453 m ), alargada cumbre salpicada de algunas rocas. Sin señal alguna que la identifique.
Un corto descenso nos hace dar alcance a otra de las pistas que da acceso a los diferentes cayolars dispersos por los alrededores. La atravesamos para continuar en acusado ascenso hacia la amplia y herbosa cima de Péllusegagne ( 1595 m ), cumbre que alcanzamos rápidamente en fuerte pendiente. Un hito de piedras la señaliza. En sus inmediaciones destaca una palomera construida con piedras. Abierta panorámica.
En sentido opuesto al de ascenso perdemos altura hacia el abierto Col de Sensibilé ( 1548 m ), en el cual desembocamos tras corto pero acusado descenso.
Una fuerte subida, en la que dejaremos a nuestro paso numerosas palomeras, nos hace alcanzar rápidamente la cima de Odeyzugagna ( 1613 m ), alargada y herbosa cumbre en la que destaca un hito de piedras. Panorámica similar a la disfrutada en la cima anteriormente “ coronada “.
En plácido caminar alcanzaremos el extremo meridional de la alargada loma cimera para desde aquí tomar uno de los innumerables senderos de ganado que, discurriendo bajo su vertiente occidental, termina desembocando nuevamente en el Col de Sensibilé ( 1548 m ).
Continuamos por sendas de ganado mientras discurrimos bajo la ladera occidental de Péllusegagne ( 1595 m ) con la intención de encaminarnos hacia la bicéfala cima del Pic Chardéca ( 1555 m ), ya a la vista.
Intentamos descender hacia el cercano carretil asfaltado que discurre por nuestra izquierda ( W ) en el punto en el que tan solamente tendremos que cruzarlo para perder altura hacia el herboso collado ( 1506 m ) abierto bajo la vertiente oriental del Pic Chardéca ( 1555 m ).
Una vez alcanzado el citado cuello ( 1506 m ), evitando ascender hacia el “ colladito “ ( 1524 m ) que separa la doble cima, un corto pero fortísimo ascenso nos hace desembocar en la cima “ principal “. Pic Chardéca ( 1555 m ), pequeña y herbosa cumbre de abierta panorámica.
Ahora sí perderemos altura hacia el abierto “ colladito “ ( 1524 m ) que nos separa de la cota NE. ( 1538 m ), “ cimita “ que alcanzamos sin apenas esfuerzo. Un hito de piedras la señaliza.
Retornamos nuevamente al “ colladito “ ( 1524 m ) que separa la doble cima del Pic Chardéca ( 1555 m ) para desde este perder altura hacia el collado ( 1506 m ) “ principal “, abierto entre el Pic Chardéca ( 1555 m ) y Péllusegagne ( 1595 m ).
Desde dicho collado ( 1506 m ) tomaremos cualquiera de las sendas de ganado que, paralelas a la carretera que a su vez discurre bajo la ladera NW. de Péllusegagne ( 1595 m ), buscan alcanzar las herbosas praderas abiertas bajo una discreta cota ( 1479 m ), la cual también me animo a visitar.
Por terreno herboso terminamos por desembocar en la estrecha carreterita junto a la que caminaremos por su también herboso arcén hasta dar alcance nuevamente al Col de Mehatzé ( 1384 m ).
Bajo la carreterita que lo atraviesa destaca una pequeña borda, la cual dejaremos a nuestro paso camino hacia la amplia y marcada pista que asoma cercana.
Continuamos por la izquierda ( W ) para poco más adelante toparnos con una primera bifurcación en la que haremos caso omiso del camino que nace por nuestra derecha ( N ) para continuar al frente ( NW ).
En plácido caminar, en todo momento por amplia pista, damos alcance a una nueva bifurcación en la que continuaremos por la derecha ( SW ). Los trabajos forestales que se están llevando a cabo en estos parajes han dado lugar a un entramado de pistas “ laberíntico “.
Aunque voy a “ intentar “ describir lo mejor posible el siguiente tramo del itinerario, en el que iremos dejando a nuestro paso innumerables bifurcaciones, recomiendo el uso del GPS para seguir la ruta.
De inmediato nos topamos con un nuevo cruce en el que volvemos a continuar por la derecha ( W ), una baliza en el árbol lo señaliza. A los pocos metros volveremos a “ tropezar “ con otra bifurcación en la que ahora seguimos por la izquierda ( E ).
Poco más adelante volvemos a alcanzar un nuevo cruce en el que nuevamente continuaremos por la izquierda ( S ).
Caminamos bajo un frondoso hayedo para volver a toparnos con un cruce en el que ahora tomamos a la derecha ( NW ), opción que “ repetiremos “ en las dos próximas bifurcaciones.
Terminamos por desembocar en un “ discreto “ collado ( 1234 m ) desde el que en ligero ascenso atravesamos, sin apenas percibirlo, la arbolada cima de Arpia ( 1279 m ). Sin señal alguna que la identifique y cubierta por un frondoso hayedo.
Bajo las hayas terminamos por alcanzar una pista en la que son visibles los rastros del reciente paso de maquinaria. Continuaremos por esta en descenso para nuevamente dar alcance a una nueva bifurcación en la que dejamos que la pista continúe en descenso por la derecha ( E ) para nosotros seguir al frente ( N ) yendo a desembocar en el collado ( 1198 m ) por el que ya pasamos al comienzo de este itinerario.
No tenemos más que descender por la izquierda ( NW ) para, ya por terreno “ conocido “ y dejando una mesa panorámica a escasos metros de nuestro camino, la cual no dudo en visitar, retornar al punto de partida, el “ Chalet d´Iraty, Cize “ ( 997 m ).




Fotos del Itinerario


Chalet de Cize a primeras horas de la mañana y junto a este el amplio aparcamiento en el que podemos estacionar nuestro vehículo

Desde el aparcamiento tomaremos la carretera D-18 que nos ha permitido acceder a este. Continuamos por la izquierda atravesando el puente que salva Iratiko Erreka

Tan solamente caminaremos unos pocos metros por carretera ya que de inmediato la abandonaremos por la izquierda tomando un herboso camino

Alcanzamos de inmediato la carretera D-19 que a escasos metros a la derecha alcanza la anteriormente citada D-18. La cruzamos para continuar al frente. Una baliza señaliza el camino a tomar

Baliza junto al camino

 Continuamos por el herboso camino que aparece perfectamente balizado

El amplio y marcado camino gana altura paulatinamente mientras continúa " escrupulosamente " balizado

Mirada atrás hacia Saroberry/Saroberri ( dcha ) y Beyra/Beira ( centro )

El camino gana altura hacia el cercano hayedo

Caminamos bajo un frondoso hayedo

Bifurcación. Alcanzamos una amplia pista que ha sido utilizada para trabajos forestales. Ascendemos por la izquierda

La amplia pista aparece muy " embarrada " debido al paso de maquinaria forestal

Collado y bifurcación. Descendemos por la izquierda dejando el camino que asciende por la derecha para nuestro regreso

Tras corto descenso, de inmediato damos alcance a una bifurcación. Seguimos por la izquierda

El camino, amplio y notorio, aparece bastante " roto "

Nueva bifurcación. Las balizas nos " invitan " a continuar por la izquierda

Nuestro camino desemboca en la carretera D-19. La cruzamos para, por nuestra izquierda, alcanzar el puente que salva Olzaluréko Erreka  

Una " compuerta " situada junto al puente llamará nuestra atención. El herboso camino sigue de frente

Desde el puente damos vista a un precioso lago

Bifurcación. Como señalizan las balizas ascendemos por la izquierda ( centro )

Nueva bifurcación en la que recibimos un camino por la izquierda. Seguimos al frente

Las balizas señalizan " escrupulosamente " nuestro marcado camino

El camino parece perder notoriedad aunque continúa perfectamente nítido

Nuestro camino sale a terreno despejado mientras Orhy ( centro ) asoma en el horizonte

Nuestro herboso camino continúa ganando altura en paulatino ascenso

A nuestro paso dejaremos este abrevadero mientras que al fondo asoma Orhy ( izda ) y Pellysegagna ( centro ), uno de nuestros objetivos, aparece en primer término 

Dejamos atrás el abrevadero para continuar ganando altura mientras que Okabe ( izda ) asoma en el horizonte

Asoma cercano uno de los " Chalets d´Iraty " 

Con Okabe asomando al fondo ( izda ) dejamos a nuestro paso el primero de los " Chalets " d´Iraty " que aparecen junto a nuestro camino

Junto a la amplia pista por la que caminamos iremos dejando a nuestro paso algún que otro " chalet "

Otro de los " chalets " que dejaremos a nuestro paso

Bifurcación en la que recibimos por la izquierda una pista a la que haremos caso omiso. Seguimos de frente hacia la discreta cota de Hegixuria que vemos asomar en primer término sobre la izquierda de la pista

Caminamos por la orilla herbosa de la pista con la intención de visitar la discreta " cimita " de Hegixuria, cota que apenas supone esfuerzo alcanzar

Amplia y herbosa cima de Hegixuria

Desde la cima de Hegixuria echamos la vista atrás hacia la pista por la que veníamos caminando. Al fondo asoma Okabe ( centro ) mientras que en primer término destaca la cima del Pic Chardeca ( izda ), una de las cumbres que posteriormente visitaremos

Desde la cima de Hegixuria descenderemos por su herbosa ladera SE. mientras damos vista al cercano Col de Heguichouria

El Col de Heguichouria, atravesado por la carretera D-19, se abre bajo la alargada loma de Organbidexka, la cual recorreremos posteriormente 

Por debajo del amplio aparcamiento situado en el Col de Heguichouria nace un amplio camino que evita la carretera 

El camino que evita la carretera se bifurca de inmediato

Haremos caso omiso del camino de Iratzabaleta que nace por la izquierda

Continuamos al frente siguiendo las balizas de rutas BTT

Indicador junto a nuestro camino

Las balizas de rutas BTT aparecen junto a nuestro camino

Nueva bifurcación, seguimos de frente ( dcha )

Cruce, continuamos ascendiendo por la derecha

Caminamos bajo un frondoso hayedo

Abandonaremos el camino que, de frente, continúa hacia el Col d´Iratzabaleta para ascender por la senda ( dcha ) hacia el cercano, y ya visible, Col de Bagargiak

La senda deja a su paso una zona de juego

Zona de juego que dejaremos a nuestro paso

Nuestro herboso camino ( dcha ) desemboca en el Col de Bagargiak

Col de Bagargiak, atravesado por la carretera D-19

Un indicador señaliza el Col de Bagargiak o Bagargi

Mirada hacia las cumbres pirenaicas desde el Col de Bagargiak

Postes indicadores y paneles informativos en el Col de Bagargiak. Tomaremos la carreterita que da acceso a los diferentes " chalets " que se han construido por los alrededores

Panel informativo en el Col de Bagargiak

Nada más tomar la estrecha " carreterita " que nace en el Col de Bagargiak la abandonamos por la izquierda para ascender por un marcado camino

Poste indicador en el Col de Bagargiak. El camino que nosotros deberemos tomar nace por su derecha

Detalle del poste indicador situado en el Col de Bagargiak

Atrás queda el Col de Bagargiak

Nuestro camino es amplio y aparece balizado con las marcas " rojiblancas " de GR ( dcha )

Dejamos a nuestro paso algunos de los " chalets "

El amplio camino se transforma en estrecho pero marcado sendero

La senda por la que ganamos altura atraviesa el carretil asfaltado que da acceso a los diferentes " chalets " asentados en la frondosa ladera de Organbidexka

La senda gana altura en fuerte pendiente entre las hayas que cubren las laderas de Organbidexka. Balizas ( izda ) señalizan el camino a seguir

Otro de los " chalets " que dejaremos a nuestro paso

Volvemos a atravesar otro de los " carretiles asfaltados " que dan acceso a los diferentes " chalets ". Seguimos al frente por amplio camino herboso

El camino asciende entre el frondoso hayedo buscando la parte alta de la loma de Organbidexka

Entre las hayas daremos vista al macizo pirenaico

Alcanzamos la parte alta del hayedo para salir a terreno despejado

Por lo alto de la herbosa loma continuaremos ascendiendo llevando el hayedo a nuestra derecha

Buitre

Ascendemos por lo alto de la herbosa loma camino de la cumbre de Organbidexka

El hayedo va quedando " por debajo " mientras que al fondo asoma Arthanolatze

Asoma cercana la cima de Organbidexka y hacia ella nos acercamos en " plácido " caminar

Larrau y su disperso caserío se extiende en el fondo del valle mientras las cumbres pirenaicas despuntan en el horizonte

La discreta " cimita " de Organbidexka asoma cercana en primer término

Orhy aparece " cercano " con su " elegante " silueta

Herbosa cima de Organbidexka con vista hacia Mehatze ( izda ), en primer término, mientras que al fondo asoman Pellusegagna ( centro ), Odeyzugagna ( izda ) y Txardeka ( dcha ), cumbres que posteriormente visitaremos

Cima de Organbidexka con vista hacia Orhy

El Valle de Larrau se extiende a " nuestros pies " bajo las " afiladas " cumbres pirenaicas que asoman en el horizonte

Desde la cima de Organbidexka continuaremos por la herbosa loma, en " plácido " caminar, en dirección a unas antenas que aparecen cercanas

Bajo la alargada cima de Odeyzugagna y su " vecina " Pellusegagna ( centro ), asoma en primer término la herbosa cumbre de Mehatze, nuestro próximo objetivo

Antenas en la herbosa ladera occidental de Organbidexka

Indicador en el vallado que " cierra " la estación meteorológica situada en la ladera occidental de Organbidexka 

Estación meteorológica de " Meteo France " situada en la ladera occidental de Organbidexka

Desde la " estación meteorológica " continuaremos por la herbosa loma en dirección a Mehatze, herbosa cima que asoma en primer término mientras que Orhy despunta al fondo

Orhy ( dcha ) se eleva sobre el profundo Valle de Larrau mientras que las cimas pirenaicas asoman al fondo

Una marcada senda facilita nuestro descenso hacia el discreto " colladito " que asoma en primer término ( izda ) mientras que Pellusegagna ( dcha ) y Odeyzugagna ( centro ) destacan al fondo

Un herboso sendero pierde altura hacia el pequeño collado, sembrado de palomeras, sobre el que destaca la cima de Mehatze mientras que Orhy despunta al fondo

Collado bajo la herbosa vertiente septentrional de Mehatze. Orhy ( izda ) asoma al fondo mientras que un sendero la evita por la derecha

La cima de Organbidexka vista desde el collado que la separa de Mehatze

Herbosa ladera septentrional de Mehatze por la que ascenderemos hacia su cima dejando a nuestro paso varias palomeras 

Vacas en las laderas de Mehatze

Las vacas lucen collares de cuero de los que cuelgan sus cencerros

Detalle del " collar " de cuero con el nombre del ganadero grabado en este

Desde el ascenso hacia la cima de Mehatze damos vista a la alargada loma cimera de Organbidexka, cumbre que acabamos de visitar

Amplia y herbosa cima de Mehatze con vista a Orhy ( dcha ) y al macizo pirenaico que se extiende en el horizonte

Vacas en las inmediaciones de la cima de Mehatze con Saroberri ( izda ) y el Pic de Mendibel ( dcha ) asomando al fondo

El Col de Mehatzé ( izda ), hacia el que debemos descender, destaca en primer término con Odeyzugagna ( izda ), Pellusegagna ( centro ) y Txardeka ( dcha ) asomando al fondo

Desde la cima de Mehatze descenderemos en fuerte pendiente hacia el collado del mismo nombre que se abre bajo su vertiente SW.

En primer término destaca Aitxigarre ( centro ), nuestro próximo objetivo, y su herbosa loma sobre la que se aprecia Thartaphünta, con su también herboso cresterío. Orhy despunta al fondo 

Una marcada senda pierde altura en fuerte pendiente hacia el visible Col de Mehatzé

Un rebaño de ovejas pasta " plácidamente " en la ladera SW. de  Mehatze

Col de Mehatzé. Un estrecho carretil asfaltado pasa junto a este mientras que Pellusegagna ( dcha ) asoma al fondo

Col de Mehatzé. Hacemos caso omiso de la carreterita para continuar por la izquierda

Tomamos una marcada senda de ganado por la que nos encaminamos hacia la herbosa loma de Aitxigarre, sobre la que asoma la " afilada " silueta del Orhy 

Dejamos a nuestro paso un abrevadero mientras que la cima de Mehatze ( dcha ) asoma al fondo

Mehatze destaca en primer término mientras que Organbidexka aparece tímidamente detrás

Ganamos altura por las herbosas laderas de Aitxigarre

Desde nuestro ascenso hacia la cima de Aitxigarre apreciamos el marcado Col de Mehatzé, abierto bajo la cima del mismo nombre ( dcha ) 

Alcanzamos la parte alta de la loma de Aitxigarre, lugar desde el que apreciamos cercana la cumbre. Orhy aparece en todo momento en el horizonte

Últimos metros hacia la cima de Aitxigarre

Salida a la cima de Aitxigarre

Herbosa cima de Aitxigarre con vista hacia Pellusegagna ( dcha ) y Odeyzugagna ( centro )

Mirada hacia Mehatze ( izda ) y la alargada loma de Organbidexka ( centro ) desde la cima de Aitxigarre 

Cima de Aitxigarre con vista hacia la largada loma de Thartaphünta sobre la que asoma Orhy

Larrau asoma en el fondo el valle

Dejamos atrás la pequeña y herbosa cima de Aitxigarre

Caminamos por la herbosa loma que nos separa de Pellusegagna ( izda ), nuestro próximo objetivo

El cayolar de Arratzolaté destaca bajo la vertiente oriental de Pellusegagna 

Dejamos atrás la cima de Aitxigarre mientras caminamos por su herbosa loma occidental

Con Pellusegagna en el horizonte, nuestra herbosa senda vuelve a " tropezar " con las balizas abandonadas anteriormente

Cayolar de Arratzolaté

Vamos dejando atrás la herbosa loma occidental de Aitxigarre para atravesar la pista que da acceso al cayolar de Arratzolaté

Continuamos ascendiendo por la herbosa ladera mientras evitamos la pista que discurre por nuestra derecha. En primer término asoma la discreta cota de Lapitignégagne. Hacia esta nos encaminamos  

El cayolar de Arratzolaté aparece en primer término bajo la loma por la que caminamos mientras que Aitxigarre ( izda ) y Orhy ( dcha ) despuntan cercanos

La ladera por la que vamos ganando altura hacia la " cimita " de Lapitignégagne acentúa su pendiente

Alargada loma cimera de Lapitignégagne

Camino de Pellusegagna ( izda ), cima que asoma sobre nuestras cabezas, atravesamos otra pista que también da acceso a las diferentes majadas pastoriles que hay por la zona. Continuamos al frente 

Con Aitxigarre ( centro ) asomando al fondo, continuamos ganando altura por la herbosa loma que aparece " sembrada " de palomeras

Ascendemos en fuerte pendiente por la herbosa ladera de Pellusegagna

Alcanzamos la amplia y herbosa cima de Pellusegagna con Orhy destacando en primer término mientras el macizo pirenaico asoma en el horizonte

Caballos en la cima de Pellusegagna con Orhy, imponente, en primer término

Hito en la amplia cumbre de Pellusegagna

Dejamos atrás la amplia y herbosa cima de Pellusegagna con Orhy ( dcha ) asomando en primer término mientras que el macizo pirenaico aparece en el horizonte

Palomera construida con piedras en las inmediaciones de la cima de Pellusegagna. Las nieblas asoman sobre el Bosque de Irati

Desde la cima de Pellusegagna iniciamos un paulatino descenso por su herbosa ladera meridional mientras damos vista a la alargada loma de Odeyzugagna, nuestro próximo objetivo

Ovejas en las herbosas laderas de Pellusegagna con Orhy asomando al fondo

Ovejas en las laderas de Pellusegagna con el macizo pirenaico en el horizonte

Perdemos altura hacia el ya cercano Col de Sensibilé, " sembrado " de palomeras

Desde el Col de Sensibilé iniciamos un acusado ascenso por la herbosa ladera septentrional de Odeyzugagna

Dejamos atrás el Col de Sensibilé, sobre el que asoma la cima recién visitada de Pellusegagna

Acusado ascenso junto a la línea de palomeras que siembra la ladera septentrional de Odeyzugagna  

Pellusegagna, en primer término, destaca sobre el Col de Sensibilé

Desde las laderas de Odeyzugagna divisamos las cumbres " coronadas " hasta el momento, exceptuando Pellusegagna, en este itinerario: Aitxigarre ( dcha ), Lapitignégagne ( centro ), prácticamente inapreciable, Mehatze ( centro ), con un rebaño de ovejas en su cima, y Organbidexka ( centro ) al fondo con un grupo de árboles en su cumbre

Alcanzamos la herbosa cima de Odeyzugagna, señalizada con un hito de piedras

Hito en la amplia loma cimera de Odeyzugagna con Orhy ( centro ) y Bizkarzé ( dcha ) asomando al fondo

Dejamos atrás la herbosa cima de Odeyzugagna para continuar por la herbosa loma

Caminamos " plácidamente " por la amplia loma cimera de Odeyzugagna con Orhy en todo momento en el horizonte

Baliza en el extremo septentrional de la alargada loma cimera de Odeyzugagna

Mirada hacia Orhy desde Odeyzugagna

En primer término, bajo Orhy ( dcha ), asoma cercana la cima de Thartapünta ( izda ), visitada en varias ocasiones pero que en este itinerario la dejamos de lado ya que todavía me queda un largo retorno

Rebaños de ovejas pastan en las herbosas laderas de Odeyzugagna

Bizkarzé ( dcha ) destaca en primer término con Orhy ( izda ) al fondo

Con la cima de Odeyzugagna ( izda ) asomando sobre nuestras cabezas, caminamos por su herbosa vertiente SW.

Aprovechamos las numerosas sendas de ganado para caminar " cómodamente "

Bajo la amplia y herbosa cima de Pellusegagna ( dcha ) vemos aparecer el Pic Chardeca ( izda ), nuestro próximo objetivo

Pic Chardeca ( centro ), hacia allí nos dirigimos

Alcanzamos nuevamente el Col de Sensibilé, abierto bajo Pellusegagna, cima que asoma sobre nuestras cabezas

Nuestro sendero discurre por encima del carretil asfaltado que da acceso a las diferentes majadas pastoriles que hay por la zona. Nuevamente " tropezamos " con las balizas " rojiblancas "

Atrás queda el Col de Sensibilé bajo Odeyzugagna

Marcada senda por la que nos encaminamos hacia la " bicéfala " cumbre del Pic Chardeca que vemos asomar en primer término

Desde nuestro marcado sendero buscaremos alcanzar el punto de la carretera desde el que más cómodamente podemos alcanzar la doble cima del Pic Chardeca

Descendemos hacia la estrecha carreterita para cruzarla en dirección a la ya cercana cima del Pic Chardeca

Un marcado sendero de ganado desciende hacia el herboso collado que se abre bajo la doble cima del Pic Chardeca

La cima del Pic Chardeca destaca sobre el marcado sendero que nos acerca a su base

Una pequeña charca destaca en el collado abierto bajo la vertiente oriental del Pic Chardeca. Al fondo asoma Odeyzugagna

Comenzamos un fuerte ascenso por la herbosa ladera oriental del Pic Chardeca

Conforme ascendemos hacia la cima del Pic Chardeca dejaremos por debajo el herboso collado que nos separa de Pellusegagna 

Herbosa y acusada ladera del Pic Chardeca por la que ascendemos hacia su cima

Cima del Pic Chardeca

Mirada desde la cima del Pic Chardeca hacia el Col de Burdincurutcheta ( centro ), cuello que se abre entre Saroberri ( centro ) y el Pic de Mendibel ( dcha )  

Cima del Pic Chardeca con vista hacia Pellusegagna ( centro ) y Odeyzugagna ( dcha ), cumbres entre las que se abre el Col de Sensibilé, cuello sobre el que asoma Orhy  

Desde la cima del Pic Chardeca perdemos altura hacia el pequeño cuello que nos separa de la cota NE., próximo objetivo

Alcanzado el herboso cuello que separa la cota NE. de la cima " principal " del Pic Chardeca echamos una mirada hacia esta última, cumbre de la que acabamos de descender

Un corto y herboso " repecho " nos separa de la cota NE. del Pic Chardeca

Hito en la cota NE. del Pic Chardeca con vista hacia el macizo de Escaliers

Hito en la cima NE. del Pic Chardeca con vista hacia el Col de Burdincurutcheta ( centro ), cuello que se abre entre Saroberri ( centro ) y el Pic de Mendibel ( dcha ) 

Mirada desde la cota NE. del Pic Chardeca hacia la cima " principal "

Regresamos nuevamente al collado que se abre entre las dos cimas del Pic Chardeca, cuello desde el que divisamos Okabe ( izda ) y Saroberri ( dcha ) 

Desde el cuello que se abre entre las dos cimas del Pic Chardeca tomaremos una herbosa senda que se encamina nuevamente hacia el Col de Mehatzé

La herbosa senda discurre bajo la vertiente septentrional de Pellusegagna ( dcha )

Atrás queda la " bicéfala " cima del Pic Chardeca

Caminamos bajo la " empinada " ladera septentrional de Pellusegagna ( izda )

El Bosque de Irati se extiende a nuestros pies mientras el macizo de Escaliers asoma al fondo

Entre el Bosque de Irati asoma el pequeño lago junto al que hemos pasado al comienzo de este itinerario

La marcada senda busca el abierto cuello que se abre bajo una prácticamente inapreciable cota ( izda ) 

Mirada atrás hacia la doble cumbre del Pic Chardeca. Sobre la senda por la que venimos caminando se aprecia la carreterita atravesada anteriormente que da acceso a las diferentes majadas pastoriles dispersas por la zona

Prácticamente daremos alcance al carretil asfaltado que accede a varias majadas pastoriles aunque procuraremos caminar bajo el mismo para evitar " pisar asfalto "

Evitando el asfalto buscamos " coronar " la amplia y herbosa cota que se eleva cercana

Rebaños de ovejas pastan en las herbosas praderas en las que destacan varias chabolas de pastores. Orhy asoma al fondo

Marcada y herbosa senda hacia la cima de la discreta cota ( 1479 m ) que me propongo " coronar " 

Amplia y herbosa cima de la más que discreta cota ( 1479 m ) desde la que disfrutaremos de una bonita panorámica hacia el Orhy

Mirada hacia Pellusegagna

Mirada hacia la doble cima del Pic Chardeca

Vaca alimentando a su ternero

Orhy

Dejamos atrás la discreta cota sobre la que asoma Pellusegagna

Perdemos altura por la tendida y herbosa ladera SE.

Este sigue " alimentándose "

Agradable descenso desde la cima de la cota ( 1479 m ) visitada

Perdemos altura " plácidamente " por las herbosas laderas sobre las que destaca Pellusegagna ( centro ) mientras que al fondo asoma Txardeka ( dcha )

Terminamos por desembocar en el estrecho carretil asfaltado que da acceso a las diferentes majadas pastoriles que hay por la zona

Intentando evitar pisar el asfalto caminamos por el herboso arcén camino del Col de Mehatzé que ya vemos asomar cercano bajo la cima del mismo nombre ( centro ). La intención es alcanzar la chabola que destaca en dicho cuello para desde esta descender a la pista que vemos bajo la misma 

Una vez situados a la altura de la chabola descendemos hacia esta

Desde la chabola descendemos hacia la pista que discurre bajo esta

Una vez alcanzada la pista continuaremos por esta hacia la izquierda

De inmediato nuestra pista se bifurca. Continuamos al frente ( izda )

Nuestra pista discurre bajo la vertiente septentrional del Pic Chardeca

Siempre hay alguna oveja " descarriada "

Bifurcación. Continuamos por la derecha

Nueva bifurcación en la que volvemos a optar por la pista de la derecha. Una baliza en el árbol señaliza el camino a seguir

Bifurcación, tomamos el camino de la izquierda

Marcas rojas de pintura balizan nuestro camino

Los trabajos forestales realizados en la zona han creado un " entramado " de pistas. Bifurcación, seguimos por la izquierda 

Nuevo cruce, seguimos por la derecha

Caminamos bajo un frondoso hayedo

En el frondoso bosque destacan las hayas jóvenes

Bifurcación, seguimos al frente ( dcha )

En algunos puntos nuestro camino " amenaza " con desaparecer. Algunas cintas de plástico lo señalizan 

Tramo de camino " engullido " por la hierba

Nuestro camino gana altura bajo las hayas

Según parece caminamos por los límites territoriales de Zuberoa, como se aprecia en el indicador colocado en un árbol que dejaremos a nuestra derecha, ........................

........................ y la Baja-Navarra, como señaliza el indicador colocado en un árbol que dejaremos a nuestra izquierda

Atravesamos un frondoso pinar

El camino, algo más herboso, parece perder algo de notoriedad

El bosque se " aclara " y nuestro camino se bifurca. Seguimos por la derecha

Nuestro camino gana altura paulatinamente bajo un bosque algo más " abierto "

En algunos tramos nuestro camino acentúa su pendiente, en todo momento discurriendo entre el frondoso hayedo

Nuestro camino alcanza la parte alta de la loma

La amplia loma alberga la prácticamente inapreciable cima de Arpia

El camino discurre por la loma cimera de Arpia perdiendo algo de notoriedad

Seguimos al frente por marcado camino

Bifurcación, seguimos por la derecha

Joven hayedo

Terminamos desembocando en una pista " rota " por las máquinas que realizan trabajos forestales

Continuamos por la pista en descenso por la derecha

Nuestra pista se bifurca. Continuamos al frente ( izda )

El camino, " roto " por las máquinas, discurre muy notorio bajo el frondoso hayedo

Nuestro camino termina por desembocar el el collado por el que ya pasamos al comienzo de la ruta

Alacanzado el collado, descendemos por la izquierda de regreso hacia el Chalet de Cize

Desandamos el camino " estropeado " por las máquinas 

Bifurcación, continuamos al frente ( dcha )

Salvada la bifurcación, el camino continúa su paulatino descenso

A la izquierda del camino, a escasos metros, asoma una mesa panorámica

Mesa panorámica con Beira ( centro ) y Saroberri ( dcha ) asomando al fondo

Mesa panorámica

Un indicador la señaliza

Detalle de la mesa panorámica

Desde la mesa panorámica disfrutamos de una bonita vista

Mirada hacia el Col de Burdincurutcheta ( dcha ), abierto bajo Saroberri ( centro ), que asoma al fondo

Numerosas cabezas de ganado pastan por los alrededores

Dejamos atrás la mesa panorámica para retomar nuestro camino

Perdemos altura por el marcado camino que ya utilizamos a nuestro ascenso

Alcanzamos de inmediato la carretera D-19 que a escasos metros a la izquierda alcanza la D-18. La cruzamos para continuar al frente hacia el, ya visible, Chalet de Cize.  

La senda desciende hacia la carretera D-18 por la que retornaremos al punto de partida, ya a la vista

Chalet de Cize, punto de partida y final de este itinerario

1 comentario:

  1. Oscar, de nuevo nos presentas una estupenda propuesta que tiene muy buena pinta.

    Yo no conozco nada de esa zona, pero por lo que muestras, son montes cómodos de andar que recorren bonitos parajes.

    Contigo se me acumula un montón de “pendientes” que va a ser imposible patearlos todos. Además siempre añades nuevos “incentivos” para hacer más atractivo el recorrido.

    De todas formas tendremos en cuenta el magnífico y completo reportaje que nos presentas por si alguna vez suena la flauta y nos podemos acercar por esos lares.

    A seguir así campeón, que veo que no te cuesta mucho hacer kilómetros, ya no bajas de la media maratón.

    Un saludo

    ResponderEliminar