sábado, 14 de octubre de 2017

Vuelta al Valle de Xareta


Al Norte de Navarra, asentadas bajo la vertiente septentrional del Puerto de Otsondo ( 574 m ) y en la misma frontera con Francia, se asientan las localidades de Zugarramurdi ( 206 m ) y Urdax ( 95 m ), dos pequeñas poblaciones que en contra de lo que muchos creen, no pertenecen al Valle de Baztán.
Redondeadas y herbosas montañas las rodean por el Este y por el Sur, vertientes por las que limita con el Valle de Baztán, mientras que por el Norte y el Oeste, “ libres “ de obstáculos naturales y con un terreno más “ amable “,  lo hace con tierras labortanas.
En territorio “ galo “, estas dos localidades navarras, lindan con los municipios de Sara y Ainhoa de los que históricamente han quedado “ separados “, no por “ obstáculos naturales “, sino por la frontera que separa ambos países.
A pesar de este obstáculo “ artificial “ que durante muchos años fue esta frontera, estas localidades han mantenido estrechas relaciones desde siglos atrás. Estas históricas relaciones han hecho que estas cuatro localidades, Zugarramurdi ( 206 m ), Urdax ( 95 m ), Sara ( 63 m ) y Ainhoa ( 108 m ), enclavadas a ambos lados de la frontera y por tanto pertenecientes a dos países distintos, conformen actualmente el conocido como “ Valle de Xareta “.
Xareta, según parece, significa “ Tierra Arbolada “, topónimo con el que queda descrita buena parte de la orografía del Valle, cubierto por extensos bosques de castaños, robles y hayas. El terreno “ libre “ de arbolado queda “ tapizado “ por verdes prados y extensos campos “ salpicados “ por un disperso caserío.
El numeroso ganado que pace plácidamente en estos verdes prados y los extensos campos sembrados, es decir, la ganadería y la agricultura, han sido desde antaño las principales ocupaciones para los habitantes del Valle.
Aunque si hay una actividad que verdaderamente ha traído riqueza al Valle de Xareta, esta ha sido la frontera. El contrabando fue el “ negocio “ que enriqueció a buena parte de este Valle y a algunos otros valles que lo rodean. Esta actividad parece que ha pasado a la “ historia “ pero la frontera sigue siendo motivo de “ negocio “ ya que modernas “ ventas “ levantadas en territorio navarro han generado numerosos puestos de trabajo y gran actividad en el Valle.
En cuanto a montaña se refiere encontraremos numerosas rutas balizadas en la zona pero, en concreto, hay un itinerario que recorre las cuatro localidades del Valle de Xareta. Balizada con un “ caballo ( pottoka) azul “ la ruta discurre entre verdes prados y frondosos bosques, sin superar un excesivo desnivel pero para el que quiera realizarla en su totalidad deberá tener en cuenta la distancia a recorrer, aproximadamente 36 kilómetros.
Completo y exigente itinerario, en cuanto a distancia se refiere, que nos hará disfrutar de los bellos parajes que esconde este Valle de Xareta, así como de las cuatro localidades que lo conforman, Zugarramurdi ( 206 m ) y Urdax ( 65 m ), en territorio navarro, y Ainhoa ( 108 m ) y Sara ( 63 m ) en tierras labortanas.

Zugarramurdi, el “ Pueblo de las Brujas “

Zugarramurdi ( 206 m ) es una pequeña villa que se sitúa al norte de la Comunidad Foral de Navarra, prácticamente en la muga con Francia y en contra de lo que muchos creen, no pertenece al Valle de Baztán. Enclavada en los Pirineos Atlánticos, Zugarramurdi junto a los municipios de Urdax, Sara y Ainhoa, estos dos últimos en territorio “ galo “, conforman el Valle de Xareta. Con 5¨6 km², Zugarramurdi limita al Norte con Francia, al Este con Urdax y Baztán, Valle este último con el que también linda por el resto de vertientes.
Zugarramurdi es una localidad turística que basa gran parte de su “ atracción “ en las historias y leyendas que surgieron a raíz del proceso inquisitorial del año 1610. Parece ser que el origen de este dantesco episodio de la historia de Zugarramurdi hay que situarlo en el relato de una joven de la localidad acerca de sus sueños en los que aseguraba haber volado y haber visto a varias personas del pueblo participando en “ akelarres “.
Inicialmente el episodio se habría resuelto con la intervención del párroco, quien habría requerido a los culpables que descargasen sus conciencias, pero posteriormente intervino la Santa Inquisición, seguramente avisada por el Abad del Monasterio de Urdax. Como resultado de la intervención de los inquisidores fueron encausadas 53 personas que fueron llevadas a Logroño, de ellas 6 murieron en el camino o en las cárceles. El 6 de Marzo de 1610 se celebró el Auto de Fe y como resultado del mismo 21 arrestados fueron acusados de delitos menores, 21 perdonados y 11 condenados a la hoguera ( 6 en persona y 5 en efigie junto a sus restos mortales ), habiendo sido quemados el Domingo 7 de Marzo de 1610.
Zugarramurdi no fue el único pueblo de Navarra al que afectó la fiebre brujeril. Existen documentos que prueban las vivencias de episodios similares en al menos 64 localidades más. Pero Zugarramurdi, por la dimensión social que tuvo a nivel europeo aquel Auto de Fe de 1610, se ha ganado el popular sobrenombre de “ Pueblo de las Brujas “.
Con la intención de dar a conocer lo que sucedió en Zugarramurdi y su entorno a principios del siglo XVII, esta localidad navarra ha rehabilitado su viejo hospital, situado en el mismo pueblo en la salida hacia las cuevas, para instalar en él, el Museo de las Brujas de Zugarramurdi.
En este espacio museístico inaugurado en Julio de 2007 quiere ser un lugar donde perpetuar la memoria histórica y mostrar al visitante cómo era la vida cotidiana de aquellas gentes. Un homenaje a las personas, hombres y mujeres, que fueron víctimas de una situación social trasnochada, de una ola de pánico brujeril, y de una Inquisición que necesitaba imponer su autoridad. Un espacio de duelo y recuerdo, un lugar donde contar interesantes historias, en su contexto, con sus matices de luces y oscurantismo, de forma rigurosa pero también amena y apasionante. Rompiendo con la imagen folklórica de las brujas, se quiere dar paso a esa otra realidad de unas mujeres y unos hombres acusados de cosas inverosímiles, envueltos en relatos fantasiosos, y finalmente quemados en una hoguera.
Detrás de todo esto, existe también todo un mundo de leyenda y de mitología, con Mari y Aker como protagonistas, en un contexto de fiestas y ritos paganos, con una práctica arraigada de la medicina popular.
Trabajos de investigación como los de Florencio Idoate, aita Barandiarán, Julio Caro Baroja, Gustav Heninngsen, José Duero, J. Paul Arzac y Koro Irazoki entre otros, sirven de base a este proyecto que aúna la necesidad de proteger su patrimonio y la explotación de un atractivo recurso turístico.

   * Fuente: Página web del ayuntamiento de Zugarramurdi

Urdax/Urdazubi

El término municipal de Urdax ( 95 m ) tiene una extensión de 7¨5 km² y se encuentra situado en la zona septentrional de Navarra, ya en la vertiente Norte del extremo occidental de los Pirineos, hecho este que ha marcado profundamente su devenir histórico y la estructuración de su sistema socioeconómico.
Urdazubi/Urdax limita al Norte con la localidad labortana de Sara, al Este y al sur con el Valle de Baztán y al Oeste con el mismo Valle y Zugarramurdi. El término municipal se emplaza en la cuenca hidrográfica de La Nivelle y la regata Ugarana define la trama urbana en su recorrido por el pueblo creando un entorno de gran belleza.
El relieve propio de las estribaciones pirenaicas, la proximidad al mar y los usos tradicionales conforman un atractivo paisaje, propio de la Navarra atlántica, donde el verdor de los prados y la vegetación da paso en otoño a una paleta de ocres y tonos rojizos espectacular.
Los primeros asentamientos de Urdax/Urdazubi datan del paleolítico, los restos encontrados en las cuevas de la localidad indican que entre hace 20.000 y 30.000 años el hombre vivía en este entorno.
En época histórica, en el siglo X, la Orden de San Agustían habría construido un hospital, alrededor del cual se habría empezado a construir las primeras edificaciones, ya en el siglo XII la comunidad premostratense de Urdax alcanzó cierto prestigio y prosperidad económica y logró encauzar una corriente de peregrinos significativa en su camino hacia Santiago.
A lo largo de toda la Edad Media y moderna la vida de los habitantes de Urdax/Urdazubi habría estado íntimamente ligada a la evolución del Monasterio de San Salvador, aunque todavía finales del siglo XV Urdax/Urdazubi no era más que la granja de los canónigos premostratenses sin mayor personalidad jurídica.
Por una sentencia del año 1665 los canónigos tuvieron que reducir las cargas sobre los habitantes de Urdax/Urdazubi, que en adelante serían reconocidos como vecinos. Finalmente en el año 1774 la localidad adquirió el rango de Villa después de que sus vecinos hubieran promovido un pleito contra el monasterio en el año 1756. Posteriormente en una sentencia de la Cámara de Castilla de 1784 se desamortizó gran parte del término redondo del Monasterio de Urdax y se puso fin o se limitaron sus privilegios señoriales, de esta manera los vecinos, en adelante, pudieron roturar y cerrar sus tierras y edificar y mejorar sus viviendas y tener acceso a los bienes comunales.
A finales del siglo XVIII las tropas revolucionarias francesas saquearos e incendiaron el monasterio y gran parte de sus dependencias, los molinos y la ferrería fueron destruidos y la biblioteca fue incendiada. Como consecuencia de esta guerra la mayor parte de las casas del núcleo de Urdax/Urdazubi fueron destruidas, por lo que la mayor parte de los edificios de esta zona datan del siglo XIX.
Finalmente la decadencia progresiva del monasterio en la primera mitad del siglo XIX, provocó que a mediados del siglo sus bienes hubieran pasado a manos de particulares. A partir de entonces la vida de la localidad dejó de estar ligada al monasterio y los vecinos se hicieron protagonistas de su historia. 

   * Fuente: Página web del ayuntamiento de Urdax/Urdazubi

Sara/Sare

Es en este lugar excepcional que un apellido se impone: Lahet. Esta familia de antigua nobleza navarra conocida desde principios del siglo XII, tomó parte en la cuarta cruzada con Luis IX y Thibaud de Champagne, después vino a instalarse en Sara. Es probable que la familia se aliara con el señor Garcie Arnaud de Espelette, el cual construyó la casa fortificada “ Harismendia “ en el año 1289.
Bajo la monarquía, la pequeña “ república “ de Sara disfrutó de una casi autonomía, pero entre 1793-1794 siguió fiel a la iglesia y conoció un triste destino: toda su población fue deportada  y el pueblo fue rebautizado: la “ Palomière “. En el año 1794, con motivo de la campaña de los Pirineos Occidentales, la Tour d´Aubergne, “ Primer ganadero de Francia “ realizó una importante gesta militar en la cima de Sainte Barbe.
Más adelante, en 1813 tuvo lugar la invasión anglo-hispano-portuguesa. La segunda mitad del siglo XIX conoció el repliegue de las tropas carlistas vencidas.
Durante el Segundo Imperio, Napoleón III y la emperatriz Eugenia, realizaron varias excursiones a las grutas de Sara y a Larhun. Fue durante esta época en la que toda la gente ilustre que residía en Biarritz con el fin de impregnarse de la autenticidad de un pueblo vasco con celebraciones legendarias: los príncipes de la corte de Rusia, Eduardo VII, rey de Inglaterra, la reina Natalia de Serbia,. Algunos grandes maestros del pensamiento y filólogos como W. Webster, Karl Bouda, y H. Schuchard residieron aquí, la patria del poeta vasco J.B. Elissamburu.
Después de la Segunda Guerra Mundial numerosos fueron los visitantes célebres: Ho Chi-min, Aki Hito, por aquel entonces príncipe heredero de Japón, Orson Wels, Winston Churchil, el general De Gaulle, el mariscal Montgomery……..
Vestigios de las campañas bélicas de los Pirineos Occidentales ( 1794 ) y de las Guerras del Imperio, son numerosos los reductos construidos por el ejército del mariscal Soult. El 10 de Noviembre de 1813 esta línea de defensa fue hundida por las tropas anglo-hispano-portuguesas de Welington. La obra más importante se sitúa en el lugar llamado Aira-Harri ( 550 m ) y a 600 metros al nordeste de la cumbre llamada Trois Fontaines ( Tres Fuentes ) del tren cremallera de Larhun. El reducto de Maouiz ( Koralhandia ), tiene la forma de una estrella de 6 picos y está construido en losas de gres. Su altura es de 2 metros, tiene 80 centímetros de espesor y se extiende sobre 1040 metros.
Las demás obras de este estilo que se encuentran más o menos bien conservadas son: el Reducto del Hermitage de Larhun, Ermitebaita, Mendibidea. El Reducto de Luis XIV de la capilla de Olhain, cresta fortificada de Argaineko, los reductos del mojón 29 de la frontera de Sainte Barbe de Suhalmendi, de Granada, de Muno-Handia y de Idoyko-Bizkarra.
Actualmente sigue subsistiendo la vida pastoral y los convenios jurídico ( faceries ) que consagran la comunidad de los pastos. Cerca del mojón ( R36 ), en el Puerto de Lizuniaga ( 220 m ), se encuentra el lugar llamado “ Lizuniagako-Mugarria “, una mesa de piedra que bien pudiera ser un menhir volcado o tumbado. A menudo la frontera sigue este tipo de monolito que data de la Prehistoria. Los tratados internacionales han conservado sabiamente como referencia cierto número de estos puntos en los que el hombre prehistórico había colocado un signo material. Sobre esta mesa se celebraban y se siguen celebrando los convenios entre Sara y los pueblos navarros.

   * Fuente: Página web del ayuntamiento de Sara/Sare

Ainhoa

Esta localidad es una de la más bellas, a la vez que típica, del “ País vasco-francés “. Pequeña población, básicamente formada por una sola calle, cuyas casas son el ejemplo perfecto de la arquitectura local, caracterizada por la piedra expuesta en las esquinas y las contraventanas de madera en vivos tonos rojos o verdes. El Camino de Santiago cruza la localidad que además viene a ser un buen lugar de inicio para las numerosas rutas senderistas que se pueden realizar por los alrededores.
La pequeña localidad de Ainhoa cuenta con apenas 650 habitantes y está situada en el interior de la provincia “ vasco-francesa “ de Lapurdi, a menos de 3 kilómetros de la frontera española. Fue construida en el siglo XIII como vicaría del monasterio navarro de Urdax y a lo largo de los siglos ha servido como lugar de hospedaje para los peregrinos en su camino hacia Santiago de Compostela.
El pueblo está formado por una calle principal llena de casas de estilo vasco de una belleza impresionante. Sin embargo, la mayoría de las casas originales fueron destrozadas durante la Guerra de los Treinta Años y las que vemos hoy en día fueron reconstruidas en los siglos XVI y XVII.
El centro de Ainhoa se encuentra justo al lado de esta calle principal y está formado por tres de los elementos más tradicionales de cualquier pueblo vasco: la iglesia rodeada por el cementerio, y al lado, el frontón.
La iglesia de Nª Sª de La Asunción fue construida en el siglo XIII. Fue erigida no solo como iglesia sino también como lugar de refugio para la gente del pueblo en tiempos de guerra.  
El interior de la iglesia posee las características típicas de la mayoría de las iglesias tradicionales de la provincia vasco-francesa de Lapurdi. Está formado por una sola nave con galerías de madera que se extienden a lo largo de las parees laterales y trasera. Estas galerías fueron utilizadas en el pasado por los hombres durante la misa, mientras que las mujeres se sentaban en los bancos de la planta baja.
La iglesia está rodeada por un cementerio, el cual es un bonito ejemplo del arte funerario vasco, ya que está lleno de lápidas tradicionales de los siglos XVI y XVII.
Justamente detrás de la iglesia y el cementerio, en una ubicación privilegiada en el corazón del pueblo, se encuentra el frontón de Ainhoa. Construido en el año 1849, es en él donde se juegan los deportes más populares de la zona, como por ejemplo, cesta punta y pelota mano. El frontón es además un espacio multifuncional que también se utiliza para celebraciones, eventos y otras actividades.
Al final de la calle principal, en dirección a la frontera española, se encuentra el lavadero “ Alaxurruta “. El agua fresca que baja de las montañas fluye en un pequeño tanque cubierto por un tejado donde las mujeres del pueblo solían reunirse a lavar la ropa. Este lavadero es famoso porque fue visitado por Napoleón III y su esposa la emperatriz Eugenia de Montijo durante un viaje por la zona en el año 1858.
Los alrededores de Ainhoa son también muy pintorescos. Además de los verdes pastos, el pueblo presume del llamado “ Bosque de Ainhoa “ formado por más de 430 hectáreas. Aunque algunas partes son utilizadas por los pastores, se trata principalmente de una zona montañosa rica en fauna ( ciervos, jabalíes, cabras, etc ) y vegetación ( robles ). Y como existen múltiples rutas de senderismo en la zona, Ainhoa es la base perfecta para los interesados. Existe una multitud de caminos “ cortos “ ( entre 2 y 5 horas ) conocidos con el nombre de “ Petites Randonnées “ así como otros más largos, como por ejemplo el GR-10 ( Grande Randonnée 10 ) que va desde Hendaya a Arrens ( 260 kilómetros en 17 días ). Otro camino famoso que cruza Ainhoa es el “ Sendero de los Contrabandistas “. 

   * Fuente: Página web del ayuntamiento de Ainhoa


Itinerario

La idea de este itinerario es recorrer el Valle de Xareta, conformado por las localidades de Zugarramurdi y Urdax, en territorio navarro, y Ainhoa y Sara, en tierras labortanas.
Para ello aprovecharemos la ruta balizada con un “ caballo ( pottoka) azul “ que enlaza las cuatro localidades del Valle discurriendo entre verdes prados y frondosos bosques sin superar un excesivo desnivel pero en la que deberemos tener en cuenta la distancia a recorrer, aproximadamente 36 kilómetros.
Comenzaremos nuestro caminar desde el monasterio de San Salvador, situado en la localidad de Urdax ( 95 m ), para tras salvar el río Ugarana tomar Iribehereko bidea. Este camino atraviesa el barrio homónimo yendo a desembocar en la carretera NA-4402, vial que desde la N-121-B da acceso a la localidad desde la que partimos.
Un corto discurrir por esta carretera, siguiendo las balizas amarillas del Camino de Santiago en sentido opuesto al habitual de la marcha hacia Santiago de Compostela, para abandonarla de inmediato tomando un estrecho sendero, Komenduko Sagardiko bidea, que nos hará desembocar en la anteriormente citada carretera N-121-B, ya en las inmediaciones de Dancharinea ( 76 m ).
La cruzaremos para continuar por Landibarko bidea, camino que atraviesa el barrio del mismo nombre discurriendo entre un disperso y cuidado caserío además de numerosas “ ventas “. A la altura de una de estas “ ventas “ atravesaremos Lapitxuriko Erreka, frontera “ natural “ entre los dos países.
Primeramente por marcada senda, para más adelante tomar una ancha pista que termina por desembocar en un carretil asfaltado, nos harán alcanzar la cuidada localidad de Ainhoa ( 108 m ).
La atravesamos por su calle principal en dirección a la frontera para, sin llegar a salir de la localidad, tomar una carreterita asfaltada que la abandona definitivamente camino de Sara ( 63 m ).
Posteriormente dejaremos el asfalto para continuar por nuestro balizado camino que confluye con el trazado de la Senda GR-10. Atravesaremos el río La Nivelle para discurrir un corto tramo junto a su vera, terminando por abandonarla para cruzar la carretera D-4.
De frente continuaremos por amplia pista, la cual evitaremos un corto tramo para posteriormente volver a desembocar en ella y dar alcance nuevamente a la “ línea fronteriza “, paraje en el que destaca la antigua “ Zori-Venta “.
Caminamos un tramo por amplia y balizada pista para posteriormente ir alternando tramos de asfalto. Discurriendo en todo momento entre verdes prados y disperso caserío dejaremos atrás el barrio de “ Borda Aldeak “ para, bajo un frondoso bosque, descender a cruzar Lizuniagako Erreka.
Nuevamente entre prados, nuestro camino atraviesa la carretera D-306 para tomar una calzada empedrada que termina por alcanzar una de las numerosas “ barriadas “ de Sara. En descenso, el camino termina por bifurcarse, momento en el que optamos por desviarnos para, en corto caminar, terminar por alcanzar la citada localidad.
Retornaremos a la mencionada bifurcación para continuar nuestro camino hacia Zugarramurdi ( 206 m ), un largo trazado que alternando tramos de discurrir bajo frondoso arbolado, verdes prados y bastante asfalto nos hace desembocar nuevamente en la carretera D-306.
Corto caminar por esta para abandonarla yendo a atravesar Hiruetako Erreka y posteriormente dar alcance a un “ Parque animal “, lugar desde el que continuaremos en ascenso primeramente para posteriormente, tras corto descenso, terminar por desembocar en las “ Cuevas de Sara “.
Desde aquí, un frecuentado camino que aparece “ enlosado “ en algunos tramos, enlaza con las “ Cuevas de Zugarramurdi “, situadas a las afueras de la localidad.
Dejamos a nuestro paso las citadas cuevas para acceder a la población ( 206 m ) y desde su plaza, dando la espalda a la iglesia erigida en honor a Nª Sª de La asunción, tomar el balizado camino hacia Urdax, cuyo trazado ahora coincide con el de un PR ( pequeño recorrido ) y un SL ( sendero local ).
A nuestro paso quedará la ermita erigida en honor a San Esteban ( S.XVI ) antes de descender a cruzar la carretera NA-4401 que desde la N-121-B da acceso a la localidad que acabamos de visitar, Zugarramurdi ( 206 m ).
La cruzamos para buscar el camino de retorno hacia la localidad desde la que partimos, Urdax ( 95 m ). Dejando atrás varios casas de labor y alternando tramos de asfalto, pista cementada y estrechas sendas, tras dejar a nuestro paso las “ Cuevas de Urdax “, terminaremos por dar alcance al barrio de Leorlás, perteneciente a la citada población.
La carreterita que le da acceso desde la NA-4402 nos servirá a nosotros para alcanzar esta, ya a las afueras de la población desde la que comenzamos este largo itinerario, Urdax ( 95 m ), localidad que alcanzaremos de inmediato.


Desnivel: 710 m.
Tiempo: De 8 h a 10 h
Distancia: 36´50 km aprox.
Inicio: Urdax/Urdazubi ( Navarra )
Fecha de realización: Agosto 2017
Epoca recomendada: Todo el año


Estacionamos el vehículo junto al monasterio de San Salvador de Urdax ( 95 m ) para comenzar a caminar por su lateral, lugar en el que destaca un parque infantil y junto a este la oficina de información de la localidad. Una gran piedra labrada destaca en lugar y en esta se aprecia pintada la baliza que va a acompañarnos en todo nuestra ruta, el “ caballo ( pottoka ) azul “.
En sus inmediaciones divisamos Xardinen Zubia, puente que salva Ugarana Erreka y el cual deberemos atravesar. Bifurcación en la que dejamos por la derecha ( SE ) el balizado Camino de Santiago que asciende hacia el Puerto de Otsondo ( 574 m ) para continuar por la izquierda ( N ) por vial cementado.
De inmediato “ tropezamos “ con un cruce en el que destaca una gran piedra labrada junto a la que dejaremos por la derecha ( NE ) Teileriako bidea para tomar por la izquierda ( N ) Iribehereko bidea.
A nuestro paso dejaremos sobre el camino un visible bunker antes de dar alcance al hotel Irigoienea, casa-torre ( siglo XVIII ) que además de aduana, antiguamente fue casa de carabineros.
Continuamos por camino cementado, Iribehereko bidea, dejando a nuestro paso el cuidado y disperso caserío que conforma el barrio del mismo nombre, Iribehereko Auzoa.
Encontraremos a nuestro paso, a la orilla del camino, una variada colección de piedras labradas y antiguos elementos que con el paso del tiempo han quedado relegados al olvido. Entre estos destacan una antigua calera, un viejo “ potro “ para herrar o un cuidado lavadero. También irán quedando a nuestro paso varias fuentes que nos serán muy útiles en esos días en los que el calor apriete.
La entrada a un bunker, que asoma a la orilla de nuestro camino, o una antigua calera, Alzuko Kisulabea, que data del año 1703, aparecen antes de terminar por desembocar en la carreterita NA-4402, vial que desde la N-121-B da acceso a la localidad de Urdax ( 95 m ).
Nos topamos con las balizas amarillas del Camino de Santiago, las cuales seguiremos en dirección opuesta al sentido natural, es decir, tomaremos por la derecha ( N ) camino de la N-121-B.
De inmediato abandonamos el asfalto por la izquierda ( N ) de la carretera, en todo momento siguiendo las “ amarillas “ balizas del Camino de Santiago, para tomar un amplio camino, Komentuko Sagardiko bidea, que da acceso a un prado. Unos metros antes de alcanzar el portillo que da acceso al citado prado, lugar en el que muere el marcado camino, tomaremos por la izquierda ( NW ) una estrecha senda que discurriendo paralela a Ugaranako Erreka y tras dejar a su paso el puente que da acceso al barrio de Leorlás ( 92 m ), desemboca en un camino cementado, Ugaldeko bidea, el cual alcanza la carretera N-121-B en las inmediaciones de Dancharinea ( 76 m ).
Cruzamos la citada carretera para continuar al frente ( NE ) por Landibarko bidea, camino cementado por el que continuaremos en suave ascenso, haciendo caso omiso de los dos ramales que nacen por nuestra izquierda ( N ). El camino alcanza el barrio de Landibar, grupo de casas junto a las que topamos con una marcada bifurcación, momento en el que continuaremos hacia la izquierda ( N ). Poco más adelante abandonamos el vial cementado para tomar por la derecha ( NE ) un amplio y herboso camino que, discurriendo entre prados, posteriormente vuelve a desembocar en el abandonado anteriormente.
Dejamos una primera “ venta “ a nuestro paso para dar alcance a una segunda, momento en el que nuestro camino efectúa un acusado giro a la derecha para desembocar en su amplio aparcamiento. Desde este, un pequeño puente salva Lapitxuriko Erreka, frontera “ natural “ entre Francia y España.
Una vez en territorio “ galo “ continuamos por la derecha ( E ) por carreterita asfaltada. No caminaremos muchos metros por esta ya que la abandonaremos de inmediato por la izquierda ( N ). De los dos caminos que vemos nacen desde el vial asfaltado tomaremos el sendero de la derecha, el cual alcanza rápidamente un camino más notorio. Nuevamente por la derecha ( N ), en breve, desembocaremos en una explanada que, pareciendo ser una “ zona urbanizada “,  destaca en las inmediaciones de una cantera.
Damos alcance a la carreterita que da acceso al lugar y comenzamos un ligero descenso por la izquierda ( N ) para de inmediato volver a abandonarla por la derecha ( N ) tomando una marcada pista. Esta termina por desembocar en un estrecho carretil asfaltado por el que continuaremos tomando a la izquierda ( N ) hasta dar alcance a la carretera D-20.
Apenas caminamos unos metros por esta ya que de inmediato la volvemos a abandonar por la derecha ( N ) tomando un estrecho carretil que comienza un acusado ascenso. En breve este se bifurca, momento en que continuaremos por la izquierda ( N ) para terminar alcanzando un deshabitado caserón frente al que llama la atención una “ curiosa “ edificación.
El asfalto da paso a una amplia pista que deja a su paso lo que parece ser una vieja cantera. Tras cómodo discurrir termina por desembocar en una nueva carreterita asfaltada, lugar en el que destaca una cruz de piedra. Por la derecha ( SE ) esta asciende hacia la capilla de Aranzazu pero nosotros debemos continuar en descenso por la izquierda ( N ) para en paulatino descenso, entre numerosas villas, terminar por desembocar en Ainhoa ( 108 m ).
Una vez alcanzada la calle principal que atraviesa esta bella localidad continuaremos por la izquierda ( S ) hasta toparnos con la marcada curva que traza la carretera. A la derecha ( S ) y por debajo de esta veremos varios postes indicadores, momento en el que la abandonaremos para descender hacia ellos por unas escaleras de piedra.
Siguiendo las indicaciones damos alcance a un pequeño aparcamiento desde el que nace un estrecho carretil asfaltado por el que deberemos continuar, coincidiendo nuestro caminar con las balizas de la senda GR-10. Nuestro camino se bifurca de inmediato, punto en el que haciendo caso omiso del que por la izquierda ( S ) regresa hacia Urdax ( 95 m ), continuaremos por la derecha ( W ) en dirección a nuestro próximo objetivo, la localidad de Sara ( 63 m ).
Discurrimos entre verdes prados y disperso caserío en agradable caminar. Nada más dejar a nuestro paso la casa Mazondoa, abandonamos el asfalto por la izquierda ( NW ) tomando un balizado camino que desciende para ir perdiendo notoriedad paulatinamente. Alcanzaremos un marcado cruce en el que optamos por continuar por la estrecha senda que nace por la derecha ( NW ) y que discurriendo paralela al río La Nivelle desemboca en una pequeña explanada en la que destaca una pequeña edificación. Desde este punto nace una amplia pista que de inmediato deja a su paso Urrutieneko Errota para posteriormente dar alcance el puente que salva el río anteriormente citado.
Nada más atravesarlo, nuestro camino continúa por la derecha ( NW ) discurriendo junto a su margen izquierda para paulatinamente ir ganando en notoriedad y terminando por convertirse en una amplia pista que desemboca en una pequeña explanada a orillas de la carretera D-4.
Atravesamos esta para continuar al frente ( S ) por amplia pista para a los pocos metros de caminar por ella, hacer caso omiso del camino que nace por la izquierda ( W ). Continuamos paralelos al cauce de La Nivelle hasta que definitivamente lo abandonamos para ir trazando una marcada curva hacia la izquierda. A los pocos metros, dejamos la pista por la derecha ( SW ) tomando un marcado camino, cerrado por unas grandes piedras en su comienzo, que tras discurrir paralelo a un pequeño riachuelo termina por desembocar nuevamente en la pista anteriormente abandonada.
Esta pista cruza el riachuelo, junto al que hemos caminado, por un amplio puente de hormigón para continuar en dirección hacia la ya cercana línea fronteriza, lugar que alcanzaremos rápidamente y en el que destaca la vieja y abandonada “ Zori-Venta “.
Las balizas y la pista continúan en fuerte ascenso por la derecha ( NW ), discurriendo por la hipotética “ línea fronteriza “ hasta alcanzar la parte alta de la loma, lugar por el que continuaremos caminando encajonados entre prados.
Un pequeño descenso nos hace dejar a nuestro paso la casa Olasur-Etxeberria, en cuyas inmediaciones damos alcance a una marcada bifurcación. Continuamos por la derecha ( N ), caminando bajo un frondoso arbolado para desembocar en una estrecha carreterita asfaltada. Topamos con un marcado cruce en el que optaremos por continuar al frente ( W ) por piso asfaltado para discurrir entre prados y campos sembrados de maíz.
De inmediato topamos con un nuevo y balizado cruce en el que continuaremos por la derecha ( NW ) para caminar entre diseminadas villas que iremos dejando a nuestro paso. Estamos en el barrio de Borda Aldeak.
Dejamos atrás la barriada para de inmediato abandonar el asfalto por la derecha ( N ), lugar en el que también dejaremos atrás las balizas de la GR-10. Nuestro camino se bifurca, momento en que optamos por la estrecha senda que desciende por la derecha ( NE ) y que de inmediato desemboca en una amplia pista. Seguimos por la izquierda ( N ) para atravesar el puente que salva un pequeño riachuelo y rápidamente damos alcance a un estrecho carretil asfaltado junto al que iremos dejando a nuestro paso varias casas de campo.
Salvamos Lizuniagako Erreka y tras dejar atrás un pabellón industrial deberemos prestar atención a la bifurcación en la que nuestro camino realiza un fuerte giro a la izquierda ( SW ) para encajonarse entre prados y terminar por desembocar en la carretera D-306, a las afueras de Sara ( 63 m ).
Atravesamos la carreterita para continuar de frente ( W ) tomando un camino empedrado que gana altura en fuerte pendiente. Alcanzamos un cruce y continuamos por la derecha ( W ) para continuar por un tramo de calzada que discurre paralelo a una estrecha carreterita asfaltada. Caminamos entre parados y disperso caserío dejando a nuestro paso la pequeña capilla de Saint Michel para, poco más adelante, desviarnos por la derecha ( NW ) para descender, nuevamente por camino empedrado, hasta dar alcance a una estratégica bifurcación.
Por la izquierda ( S ) nuestro empedrado camino continúa hacia las “ Cuevas de Sara “ y Zugarramurdi ( 206 m ) pero nosotros nos desviamos por la derecha ( N ) hacia la cercana localidad de Sara ( 63 m ).
De inmediato dejamos a nuestro paso la pequeña capilla de Saint Pierre para caminar entre disperso caserío y pequeñas villas. Atravesamos el puente que salva Uharko Erreka, junto al que destaca la pequeña capilla de Saint Isidore, y en cuyas inmediaciones nace una amplia calzada que, en suave ascenso, alcanza la bella localidad de Sara ( 63 m ).
Tras corta visita desandamos el camino hasta retornar a la estratégica bifurcación en la que antes hicimos caso omiso del camino que continuaba hacia Zugarramurdi ( 206 m ) y que ahora sí deberemos tomar.
Una calzada empedrada gana altura en fuerte pendiente para dar alcance a una carreterita asfaltada que atravesaremos para continuar al frente ( S ). De inmediato nos topamos con una bifurcación junto a la casa Larzabalea, lugar en el que continuamos en descenso por la derecha ( S ), en todo momento por asfalto, para desembocar junto a un antiguo caserón, punto en el que muere la carreterita.
Por su derecha, bien balizado, continúa un estrecho sendero tras salvar un pequeño puente de madera. En paulatino ascenso ganaremos altura bajo un frondoso arbolado para salir a terreno despejado a la altura de un prado, momento en el que nuestro camino traza un brusco giro a la derecha ( SW ) para discurrir, primero bajo arbolado y posteriormente encajonados entre prados. Damos alcance a un marcado cruce en el que continuaremos por la derecha ( SW ) nuevamente entre zonas de pasto.
Terminamos por alcanzar un estrecho carretil asfaltado por el que continuaremos al frente ( SE ) en largo trazado, resultando quizás este el tramo más monótono de toda la travesía.
Dejamos atrás Pikasarriko Borda y antes de alcanzar la bifurcación en la que la carretera se desvía hacia Kattinborda, tomaremos por la izquierda ( S ) una marcada pista que comienza a descender bajo el frondoso arbolado para posteriormente encajonarnos entre prados. Nuestro camino penetra nuevamente bajo un pequeño bosque de hayas para alcanzar de inmediato una estrecha carreterita asfaltada. Continuaremos por la derecha ( SE ) en descenso para desembocar rápidamente en la carretera D-306, la cual volveremos a tomar por la derecha ( SW ).
Dejamos atrás Uharteko Borda y topamos con una bifurcación en la que nace una pista por la izquierda ( S ). En dicho cruce destaca un poste indicador señalizando un Parque Animal.
Continuaremos por la citada pista para atravesar de inmediato un paso canadiense y el puente que salva Hiruetako Erreka. Rápidamente daremos alcance al “ Parque Animal “  anteriormente citado, lugar en el que nos desviaremos por la izquierda ( E ) continuando por amplia pista en acusado ascenso.
Alcanzamos un cruce y continuamos por la izquierda ( SE ) para posteriormente atravesar el pequeño riachuelo que cruza la pista. Dejamos por la derecha el desvío hacia Peña Plata ( 758 m ) y paulatinamente la pista va perdiendo notoriedad.
Ya convertida en sendero, este salva Urioko Erreka por un rústico puente de madera para continuar por la derecha ( S ). Nuevamente gana en notoriedad para volver a convertirse en una amplia pista que, tras dejar en una cerrada curva un desvío por nuestra derecha ( SE ), termina por desembocar en una más amplia y notoria con piso de gravilla.
Nuevo cruce en el que continuaremos por la derecha ( S ) ascendiendo en acusada pendiente entre las alambradas que cierran los prados. Cuando la pista pierde inclinación la abandonaremos por la izquierda ( SE ) tomando un amplio camino que discurre bajo la frondosa vertiente septentrional de Peña Plata ( 758 m ). Nuestro camino coincide con otro, también balizado,  que “ visita “ los numerosos monumentos megalíticos que “ siembran “ la zona.
El camino pasa a convertirse en senda y en acusado descenso termina por desembocar en un pequeño aparcamiento asentado a orillas del carretil asfaltado que da acceso a las Cuevas de Sara.
Desde el citado parking continuaremos en ascenso por la derecha ( SE ) yendo a alcanzar las mencionadas “ grutas “. Dejando la entrada a las cuevas a nuestra derecha ( S ) continuaremos por la izquierda en dirección a una cantera.
En una gran explanada aledaña a la citada explotación, lugar en el que vemos continúa un carretil asfaltado que da acceso a varias “ ventas “, nace un camino enlosado que discurre paralelo a este.
El acondicionado camino termina por desembocar en el asfalto, justo metros antes de dar alcance a un cruce en el que el carretil asfalto se bifurca y que viene a ser punto fronterizo.
Continuamos en fortísimo ascenso por la derecha ( S ) para inmediatamente abandonar el asfalto por la izquierda ( E ) yendo a alcanzar una de las típicas “ ventas “ tan numerosas en la zona.
La dejamos a nuestro paso para tomar el marcado camino que, penetrando bajo un frondoso bosque de pinos, deja a su paso una  pequeña “ gruta “ acondicionada para “ comensales “ .
Este tramo de camino enlaza las Cuevas de Sara con las de Zugarramurdi y por consiguiente aparece notablemente marcado, a la vez que erosionado. Abandonamos la sobra del bosque para salir a terreno despejado, momento en el que vuelve a aparecer un corto tramo enlosado antes de dar alcance a una estrecha carreterita.
Corto discurrir por asfalto, debiendo prestar atención para no dejar a nuestro paso la baliza asentada a la orilla del carretil que señaliza el enlosado sendero que nos hará alcanzar las Cuevas de Zugarramurdi.
Desembocamos en una pequeña explanada asentada a orillas de un discreto carretil por el que continuaremos por la derecha ( SE ), dejando a nuestro paso la entrada a las citadas cuevas.
Caminamos por la amplia y abierta calle en la que de inmediato dejaremos a nuestro paso el antiguo “ hospital “, edificio que a día de hoy alberga el “ Museo de las Brujas “.
Entre grandes y viejos caserones desembocamos en la plaza de Zugarramurdi, amplio espacio en el que destaca la iglesia erigida en honor a Nª Sª de La Asunción. Dando la espalda al edificio religioso tomamos un camino cuyo trazado ahora coincide con el de un PR ( pequeño recorrido ) y un SL ( sendero local ).
Entre el cuidado caserío que conforma la localidad, abandonaremos esta para tomar Bizkarrondoko bidea, estrecho camino perfectamente balizado y acondicionado, que tras atravesar un rústico puente de madera y tras corto discurrir entre verdes prados, termina por desembocar en una pista cementada, Iparraldeko bidea, lugar en el que destaca un poste indicador.
Continuamos por la derecha ( SE ) siguiendo las balizas amarillas y blancas de PR para terminar dando alcance, tras corto ascenso, a la ermita de San Esteban ( S. XVI ), enclavada en un alto.
Un corto descenso, entre prados, nos hace alcanzar la carretera NA-4401, vial que da acceso a la localidad de Zugarramurdi ( 206 m ) y el cual deberemos atravesar para continuar al frente en dirección a la casa Etxelekua.
Entre esta y un pabellón ganadero nace por la izquierda ( E ) un vial cementado que tras dejar a su paso la casa Beroberria se convierte en un amplio camino herboso, Berroberriko bidea, que encajonado entre prados posteriormente penetra bajo un frondoso bosque, momento en el que pasa a convertirse en sendero.
Alcanzamos una balizada bifurcación en la que destaca un poste indicador, lugar en el que continuaremos por la izquierda ( N ) en ligero descenso. La senda, con algunos tramos acondicionados, serpentea ganando altura bajo una pared rocosa para posteriormente, tras dejar a su paso un pabellón ganadero, volver a desembocar en la carretera NA-4401.
Sin llegar a pisar el asfalto, nace por la derecha ( E ) un herboso camino que de inmediato desemboca en una amplia pista que da acceso a una cantera. La tomaremos por la izquierda ( N ) para nuevamente alcanzar la misma carretera, es decir, la NA-4401 aunque ahora tampoco llegaremos a pisarla ya que nuevamente nace por la derecha ( E ) un camino cementado, Marrapidetako bidea.
Lo tomamos para descender por este hasta una cerrada curva, lugar en el que lo abandonamos por la derecha ( S ) para desviarnos por un estrecho pero marcado camino que posteriormente vuelve a desembocar en la pista.
A nuestra derecha ( S ), a escasos metros, apenas destaca Kaburuko Iturria, fuente a la que podemos acercarnos en caso de necesidad.
Nuestro camino cementado continúa su plácido discurrir dejando a su paso algún que otro establecimiento hostelero antes de dar alcance a las Cuevas de Urdax. Las dejamos atrás para caminar entre bellas villas y cuidados caserones, terminando por dar alcance finalmente al pequeño núcleo de Leorlás ( 92 m ), barrio de Urdax ( 95 m ).
Dejamos a nuestro paso, junto a la carreterita, el colegio de la localidad para continuar descendiendo por el estrecho vial asfaltado, Leorlasko bidea, que termina por desembocar en la carretera NA-4402, carretera que por la derecha ( S ) y tras corto discurrir, nos hace alcanzar el punto desde el que comenzamos esta ruta, la localidad de Urdax ( 95 m ).


Track del Itinerario     


Fotos del Itinerario


Monasterio de San Salvador en Urdax, junto al que hay una zona de aparcamiento. Comenzaremos a caminar por su izquierda .........

......................... dejando a nuestro paso este parque infantil enclavado junto al citado monasterio

Nos dirigimos hacia el visible Xardinen Zubia, puente que salva Ugarana Erreka, dejando a nuestro paso una gran piedra labrada ( dcha ) que señaliza Xaretako Bidea, es decir, el camino que recorre el Valle de Xareta dejando a su paso las cuatro localidades que lo conforman: Urdax, Ainhoa, Sara y Zugarramurdi. Destaca en dicha piedra una " pottoka azul ", símbolo que baliza la ruta

Panel informativo sobre el Camino de Santiago ..................

................. situado junto a Xardinen Zubia, puente que hemos de atravesar

Ugarana Erreka

Una vez atravesado Xardinen Zubia nos topamos con este poste indicador en el que además de la señalización, destaca la " pottoka azul ". Continuamos por la izquierda ..............

............... dejando a la derecha el Camino de Santiago que asciende hacia el Puerto de Otsondo

De inmediato volvemos a toparnos con una nueva bifurcación en la que nuevamente tomaremos por la izquierda

Gran piedra labrada en la bifurcación: Dejamos por la derecha Teileriako bidea para continuar por la izquierda por Iribehereko bidea

Estamos en zona fronteriza. Sobre Iribehereko bidea destaca este bunker

Damos alcance, para dejarlo a nuestro paso, al Hotel Irigoienea, casa-torre ( S. XVIII ). Tiempo atrás fue aduana y cuartel de carabineros

Escudo de Urdax en la fachada del Hotel Irigoienea

También dejaremos a nuestro paso varias Casas Rurales

Azkar destaca sobre Urdax. Numerosos claros asoman entre un cielo bastante nuboso

Caminamos por Iribehereko bidea, camino cementado que deja a su paso un cuidado caserío

Piedra labrada a la orilla del camino

Tambien dejaremos a nuestro paso una pequeña mesa panorámica

Azkar ( izda ) y Angargoieta ( dcha ), cimas que destacan sobre la localidad de Urdax y su disperso caserío

Continuamos por Iribehereko bidea, camino balizado con marcas de pintura de color verde y blanco de SL ( sendero local )

Piedra labrada que nos indica que caminamos por Xaretako bidea

A nuestro paso dejamos este antiguo " potro " para herrar

Una nueva piedra labrada que aparece en nuestro camino ................

................. y esta otra ................

................ y esta

Otra más

Calera junto al camino que aparece rodeada de numerosas piedras labradas

Continuamos por Iribehereko bidea

Bello y cuidado caserío a la orilla de Iribehereko bidea

Cabras a la orilla del camino

Bello lugar para un pequeño descanso

Fachada de la casa Irigoienea ........... ¿ otra con el mismo nombre ?

Casa Barberenea como así reza la talla de madera colocada en su fachada

Baliza de SL y lavadero junto a Iribehereko bidea sobre el que asoma la casa Tontxenea

Detalle del lavadero

Mirada atrás hacia Azkar, cima que destaca sobre el disperso caserío que rodea Urdax

Fuente a la orilla de nuestro camino

Gaztain Iturria

De inmediato topamos con una nueva fuente junto al camino

Altzuren Iturria como así reza esta piedra labrada

Entrada a un bunker que dejaremos a la orilla de nuestro camino

Piedra labrada y desvío al que haremos caso omiso

Nuestro camino, Iribehereko bidea, desemboca en la carretera NA-4402. Continuamos por la derecha

Piedra labrada en el punto en el que nuestro camino alcanza la carretera

Caminaremos unos metros por la carretera NA-4402

Mirada atrás. Urdax asoma en el fondo del valle bajo Azkar ( dcha ) y Alkurrunz ( centro )

Urdax con Alkurrunz ( dcha ) asomando al fondo

Piedra labrada a la orilla de nuestro camino y baliza del Camino de Santiago

De inmediato abandonaremos la carretera por la izquierda tomando un ancho camino, Komentuko Sagardigo bidea, en descenso

El ancho camino muere a la entrada de un prado aunque metros antes de alcanzar este, lo abandonaremos, nuevamente por la izquierda, continuando por estrecho sendero

Estrecho pero marcado sendero, Komentuko Sagardiko bidea, que discurre por un paraje extremadamente frondoso

Dejamos a nuestro paso el puente, al que haremos caso omiso, que da acceso al barrio de Leorlás salvando el río Ugarana 

Junto al puente destaca esta piedra labrada que señaliza el acceso al barrio de Leorlás

Junto al camino dejaremos atrás el puente que da acceso al barrio de Leorlás y la piedra labrada que lo señaliza

Damos vista a la casa Gaztanbidea, hacia la cual nos dirigimos

Nuestro estrecho sendero, Sagardiko bidea ( dcha ), desemboca en un amplio carretil cementado, Ugaldeko bidea, en las inmediaciones de la casa Gaztanbidea

Nuestro camino, Ugaldeko bidea, deja asu paso la casa Gaztanbidea

Alcanzaremos la carretera N-121-B para atravesarla y continuar al frente por marcado camino cementado, Landibarko bidea

Landibarko bidea discurre entre verdes prados. Mirada atrás hacia Alkurrunz ( izda ), Azkar y Angargoieta ( centro ) y Etxeteko Arriak ( dcha )

 Dancharinea asoma cercano

Bifurcación en la que continuaremos al frente ( dcha ) haciendo caso omiso del camino que nace por la izquierda

Nueva bifurcación y misma decisión, es decir, continuamos al frente ( dcha ) haciendo caso omiso del camino que nace por la izquierda

Dejamos a nuestro paso numerosas casas de campo. Estamos en el barrio de Landibar ( Urdax )

Bello caserón que queda a nuestro paso en el barrio de Landibar

Salen a recibirme. Bifurcación en la que continuaremos por la izquierda

En suave ascenso, con la " pottoka azul " ( dcha ) balizando nuestro camino, continuaremos discurriendo entre cuidados caserones

Bifurcación, abandonamos el camino cementado para tomar por la derecha un amplio y herboso camino

El amplio y herboso camino discurre en ligero descenso entre verdes prados

Desembocamos de nuevo en el camino cementado abandonado anteriormente

A nuestro paso queda la " venta " Bazter Etxea

Bifurcación en la que haremos caso omiso del camino que continúa por la izquierda para efectuar un marcado giro, en descenso, por la derecha

Hacemos caso omiso de este camino que continúa por la izquierda hacia la " venta " Mikelen Borda

Marcado giro que efectúa el camino con la " venta " Bazter Etxea, junto a la que acabamos de pasar, asomando al fondo. Debemos descender hacia la " venta " Pantxo como señaliza el poste indicador

Camino por el que descendemos junto a " venta " Pantxo

Venta Pantxo, la dejamos a nuestro paso

Deberemos cruzar este " puente fronterizo " que salva Lapitxuri Erreka. Atravesado este continuaremos por la derecha por carreterita asfaltada

Lapitxuri Erreka

De inmediato abandonamos la carreterita asfaltada para tomar por la izquierda un marcado camino

Hacemos caso omiso de la estrecha senda que nace por la izquierda para tomar el más amplio camino que lo hace por la derecha

El camino gana altura paulatinamente .................

...................... para terminar desembocando en uno más notorio. Continuamos por la derecha

En las inmediaciones de una cantera alcanzamos lo que parece ser un terreno preparado para urbanizar

Atravesamos el terreno urbanizado

Bifurcación, alcanzamos la carreterita que da acceso a la cantera. Continuamos en descenso por la derecha

Pocos metros de asfalto ya que de inmediato abandonamos la carreterita por la derecha. Baliza en el árbol señalizando el camino

Amplia pista por la que continúa nuestro camino

Salvamos un pequeño riachuelo junto al que aparece un discreto puente

La pista alcanza una carreterita asfaltada, continuamos por la izquierda

La carreterita se bifurca, seguimos por la derecha

Alcanzamos la carretera D-20 que comunica el punto fronterizo de Dancharinea con Ainhoa. Seguimos por la derecha

Tan solamente caminaremos unos pocos metros por la carretera D-20 ya que de inmediato la abandonaremos tomando el carretil asfaltado que nace por la derecha

El carretil asfaltado se bifurca, seguimos por la izquierda

Larhun ( centro ) e Ibantelli ( izda ) destacan al fondo

En acusada pendiente damos alcance a un caserío ( dcha ) y una curiosa edificación ( izda ) bajo la que pasaremos posteriormente

Caserío aparentemente deshabitado que dejamos a nuestro paso junto al camino

La curiosa edificación, junto a la que hemos pasado, parece ser una antigua explotación minera

Dejamos a nuestro paso una antigua mina o cantera

Caminamos por una amplia y " cómoda " pista

Bajo un cielo tormentoso y con Larhun ( izda ) al fondo, asoma en primer término Ainhoa, nuestro próximo objetivo

Alcanzamos un carretil asfaltado. Destaca en la bifurcación una cruz de piedra ( dcha ), señal del Via Crucis que asciende hacia la Capilla de Aranzazu desde Ainhoa. Continuamos en descenso por la izquierda

Baliza a la orilla de la carreterita asfaltada

Bifurcación, la baliza nos señaliza el camino a seguir. Continuamos en descenso por la izquierda

Perdemos altura hacia la ya visible localidad de Ainhoa. La iglesia erigida en honor a Nª Sª de La Asunción destaca sobre los tejados de la localidad

Bifurcación a la entrada de Ainhoa. Continuamos por la izquierda

Capilla de Saint Joseph en Ainhoa, la dejaremos a nuestro paso

Dando la espalda a la capilla de Saint Joseph continuaremos en paulatino ascenso .......................

....................... hasta alcanzar la calle principal de la localidad. Continuaremos por la izquierda

Iglesia de Ainhoa ( S.XIII ), erigida en honor a Nª Sª de La Asunción

En Ainhoa destaca un cuidado caserío

Atravesamos la calle principal de Ainhoa

Caminaríamos en dirección a las afueras de la localidad con Alkurrunz asomando al fondo

La carretera que atraviesa la localidad traza una marcada curva ...............

................ para abandonar la población, momento en que descenderemos por la derecha ..............

................. hacia un grupo de viviendas junto a las que ya divisamos varios postes indicadores

Descenderemos por unas escaleras enlosadas

Postes indicadores

En todo momento caminamos entre las típicas edificaciones labortanas

Dejamos a nuestro paso este " coqueto " gallinero

Amplio aparcamiento a las afueras de Ainhoa junto al que aparecen varios postes indicadores

Postes indicadores

Postes indicadores

Abandonamos Ainhoa por un carretil asfaltado que de inmediato se bifurca. Continuaremos en ascenso por la derecha

Poste indicador en la bifurcación. El camino de la izquierda retorna a Urdax ...............

................ mientras que el de la derecha se dirige hacia Sara, nuestro próximo objetivo

Nuestro camino discurre entre verdes prados con Larhun asomando al fondo

A la orilla del camino aparece la casa Mazondoa

Dejada atrás la casa Mazondoa nos topamos con una marcada bifurcación en la que abandonaremos el asfalto para tomar el camino que nace por la izquierda

Un marcado camino pierde altura paulatinamente

Nuestro camino se bifurca. Aparece una baliza caída en el suelo y nosotros debemos continuar por la derecha en ascenso

El amplio camino se ha convertido en un estrecho pero nítido sendero

Desembocamos en una amplia explanada en la que destaca un pequeño edificio. Continuaremos por amplio camino

Damos alcance a un puente de hormigón que salva el río La Nivelle

La Nivelle

Nada más atravesar el punte que salva La Nivelle deberemos tomar este marcado sendero que nace por la derecha

Paneles informativos a la orilla de La Nivelle

Numerosas balizas señalizan el camino a seguir. Nuestro camino coincide con la senda transpirenaica GR-10

El camino gana en notoriedad discurriendo por un paraje extremadamente frondoso

Desembocamos en una amplia explanada ................

................. a orillas de la carretera D-4. La atravesamos para continuar por la amplia y balizada pista que vemos nace al frente

Salvada la carretera D-4 continuamos por esta amplia pista

La pista se bifurca, momento en que nosotros continuaremos al frente

Esta baliza ( izda ) así lo indica

Bifurcación en la que deberemos abandonar la pista por la derecha tomando un marcado camino

El camino discurre paralelo a un pequeño riachuelo

Salvamos varios " obstáculos

Tras desembocar nuevamente en la amplia pista, esta salva un pequeño arroyo por este puente de hormigón

Nuestra pista, en todo momento perfectamente balizada, inicia un paulatino ascenso

La pista deja de ascender a la altura de una ruinosa edificación junto a la que iniciará un corto descenso

Damos alcance a la antigua Zori-Venta, enclavada en la misma línea fronteriza y actualmente en ruinoso estado

Por la derecha de Zori-Venta continúa nuestro camino. La pista gana altura en fuerte pendiente

Las balizas de la senda GR-10 baliza nuestro camino que ahora discurre entre extensos prados. Caminamos por la línea fronteriza

Numerosas cabezas de ganado pastan en los extensos prados que nos rodean. Al fondo asoma Ibantelli

Larhun asoma en el horizonte

Nuestra pista inicia un suave descenso con la casa Olasur-Etxeberria asomando en primer término mientras que Ibantelli ( izda ) y Larhun ( dcha ) lo hacen en el horizonte

Dejada atrás la casa Olasur-Etxeberria damos alcance a esta bifurcación en la que tomaremos el camino que continúa por la derecha

 El camino-pista discurre entre castaños

Damos alcance a un carretil asfaltado y a una marcada bifurcación en la que optaremos por tomar el vial que continúa al frente

Caminamos entre extensos maizales con Larhun asomando al fondo

Bifurcación, continuamos por la derecha como indica la baliza ( centro )

Ibantelli ( izda ) y Larhun ( dcha ) asoman cecanos sobre los verdes prados y el disperso caserío que nos rodea

Caminamos entre verdes prados con Larhun en todo momento en el horizonte

Bifurcación y baliza en el árbol, continuaremos por la izquierda

La pista por la que caminamos irá dejando a su paso numerosas viviendas

En continuas subidas y bajadas seguiremos discurriendo entre prados y disperso caserío. Bordaberriko Borda asoma en primer término .................

................... como así reza esta piedra labrada colocada en sus inmediaciones

La pista alcanza nuevamente un carretil asfaltado. Bifurcación en la que continuaremos por la derecha ..............

................... como señaliza la baliza

A nuestro paso queda la casa Aizepean, como así reza la piedra labrada colocada en su fachada

También dejaremos a nuestro paso la casa Olhayn-Bichta ...............

...................... como también nos lo indica esta piedra labrada que luce en su fachada

Dejamos a la izquierda del camino un pabellón ganadero sobre el que destaca Larhun

Larhun

Dejamos atrás la barriada de Borda Aldeak

Nada más dejar atrás la barriada de Borda Aldeak, abandonaremos la carreterita asfaltada por la derecha

El amplio camino que nace desde la carretera parece bifurcarse. No haremos caso del que por la izquierda asciende entre el arbolado para continuar por la derecha

Tampoco haremos caso a la baliza de GR, continuaremos al frente

Nueva bifurcación en la que haremos caso omiso del amplio camino ( izda ) que continúa al frente para tomar el estrecho sendero que desciende por la derecha

La senda a pesar de ser estrecha discurre con notoriedad

Rápidamente desembocamos en una amplia pista. Continuaremos por la izquierda

Hacemos caso omiso del camino que por la derecha asciende hasta el cercano pabellón ganadero

Continuaremos por la izquierda hacia este visible puente que salva un pequeño arroyo

La pista desemboca en un estrecho carretil asfaltado. Continuamos por la izquierda

En agradable caminar discurriremos entre disperso y cuidado caserío. Iriarteko Borda asoma en primer término

Nuevo puente que deberemos atravesar salvando Lizuniagako Erreka

  Lizuniagako Erreka

Dejamos a nuestro paso este pabellón industrial

Ojo a la baliza ( centro ) colocada en el poste

La baliza señaliza el amplio camino que nace por la izquierda

Amplio y herboso camino que discurre junto a la alambrada que cierra los prados

Aunque pierde algo de notoriedad, el camino discurre perfectamente claro junto a los prados

Nuestro camino alcanza la carretera D-306 a la altura de un gran caserón

Carretera D-306, la cruzamos

De frente nace un amplio camino

El camino luce un bonito piso de calzada y gana altura en acusada pendiente

Conforme ganamos altura, el camino pasa a ser escalonado

Alcanzamos la parte alta del camino. Continuaremos por la derecha

El camino con piso de calzada discurre paralelo a una amplia pista

Enorme caserón que dejaremos a nuestro paso. La pista que discurría paralela a nuestro camino se convierte en carreterita asfaltada

A nuestro paso dejamos una pequeña palomera ( dcha ). Nuestro camino continuá dicurriendo paralelo al estrecho carretil asfaltado

A nuestro paso dejamos junto al camino esta capilla erigida en honor a Saint Michel

Imagen de Saint Michel en el interior de la capilla

En el interior de la capilla destaca este panel informativo sobre la historia de la misma

Dejada atrás la pequeña capilla de Saint Michel, unos metros más adelante topamos con esta bifurcación en la que tomaremos a la derecha

Teniendo como referencia este indicador ( dcha ), descenderemos por la derecha con Sara asomando al fondo

La torre de la iglesia, erigida en honor a Saint Martín destaca sobre los tejados de Sara

Perdemos altura por camino empedrado, paralelos a un estrecho carretil asfaltado

El carretil asfaltado muere pero nuestro empedrado camino continúa. La baliza así lo indica

 Numerosos bancos de piedra aparecen a la orilla del camino que pierde altura en acusada pendiente

Nuestro empedrado camino ( izda ) desemboca en otro más ancho y notorio. Con la intención de acercarnos a la cercana localidad de Sara, en princio tomaremos a la derecha haciendo caso omiso de este camino que por la izquierda y en ascenso ( derecha en la foto ) posteriormente retomaremos para dirigirnos hacia Zugarramurdi

Poste indicador situado en la estratégica bifurcación

Desde la bifurcación continuaremos en decenso hacia Sara. En primer término asoma la capilla erigida en honor a Saint Pierre

Capilla de Saint Pierre

Interior de la capilla de Saint Pierre

En el interior de la capilla destaca este panel informativo sobre la historia de la misma

Un puente salva Uharka Erreka y junto a este llama nuestra atención la capilla erigida en honor a Saint Isidore

Interior de la capilla de Saint Isidore

En el interior de la capilla destaca este panel informativo sobre la historia de la misma

Cercana asoma la localidad de Sara y hacia esta nos dirigimos por amplio camino

Una amplia calzada gana altura en acusada pendiente camino de Sara

A nuestro paso queda lo que parece debería ser un panel informativo

Accedemos a la localidad de Sara

Alcanzamos su concurrida plaza

En las inmediaciones de la plaza destaca la iglesia de la localidad

Iglesia de Sara, erigida en honor a San Martín

Crucero junto a la iglesia de Sara

Monumento erigido en honor a los vecinos de la localidad caídos en la Primera Guerra Mundial

Imagen que nos encontramos en la entrada a la iglesia de Sara

Interior de la iglesia de Sara

De nuevo en la plaza de Sara, lugar en el que parece hay un pequeño " mercado "

Cuidado caserío en Sara

Tras corta visita a la localidad abandonaremos Sara por el mismo camino por el que la dimos alcance, la cuidada calzada que ahora nos tocará descender

Pues nada, parece que " cuatro horas " de camino nos separan de nuestro próximo objetivo, Zugarramurdi

Baliza a la salida de Sara

Descendemos por la bella y cuidada calzada que deja atrás la bella localidad de Sara

Alcanzamos la parte baja de la calzada, lugar en el que esta se convierte en amplio camino

Cuidado caserón que dejaremos a nuestro paso

Nuevamente alcanzamos la capilla erigida en honor a San Isidore y junto a esta el puente que salva Uharka Erreka

Nuestro camino deja a su paso hermosos caserones. El segundo que vemos es Indartea ..........

................... como así lo indica la piedra labrada que luce en su fachada

Bellas villas de reciente construcción aparecen a la orilla de nuestro camino

Discurrimos entre el disperso caserío que rodea la extensa localidad de Sara

Alcanzamos las afueras de Sara y al fondo vemos asomar el inicio del camino hacia Zugarramurdi

Capilla de Saint Pierre junto al inicio del camino hacia Zugarramurdi

Las balizas señalizan el inicio del camino hacia Zugarramurdi

Un escalonado camino facilita nuestro ascenso

Nuestro camino alcanza una carreterita asfaltada que deberemos atravesar para continuar al frente

Baliza junto al camino. Estamos en el paraje de Fusildegia

Piedra labrada que aparece junto al camino

Cruzaremos la estrecha carreterita para continuar al frente

A los pocos metros, junto a la casa Larzabalea, la carreterita se bifurca. Continuaremos por la derecha en suave descenso

La carreterita asfaltada por la que caminamos muere junto a este antiguo caserón

Por la derecha del gran caserón continúa nuestro camino. Las balizas ( dcha ) así lo indican

Balizas ( izda ) señalizando el camino a seguir

En un paraje un tanto " sucio y cerrado " nuevas balizas señalizan el estrecho camino que debemos seguir

Piedra labrada a la orilla de nuestro camino

Nuestro camino alcanza Lizuniagako Erreka

Puente de madera que salva Lizuniagako Erreka

Nuestro sendero discurre por un paraje extremate frondoso. En este tramo las balizas ( dcha ) son frecuentes

Nuestro camino parece ganar en notoriedad para discurrir paralelo a Lizuniagako Erreka

Muy marcado, el camino gana altura paulatinamente

La senda alcanza el borde de un prado, momento en que sale a terreno despejado

En el punto en el que el camino sale a terreno despejado destaca una marcada bifurcación en la que optaremos por tomar la senda que continúa por la derecha

En la bifurcación, una baliza señaliza el camino a seguir

Nuevamente el camino penetra bajo el frondoso arbolado para continuar en paulatino ascenso

Tras corto tramo de discurrir bajo el arbolado volveremos a salir a terreno despejado para caminar junto a la alambrada que cierra el prado

Larhun ( izda ) y Altxanga ( dcha ) destacan en el horizonte

Nuestro camino alcanza una marcada bifurcación. Continuaremos por la derecha

Nuestro amplio y herboso camino discurre entre verdes prados

Sara, localidad que acabamos de visitar, asoma al fondo

Verdes prados tapizan el entorno

Nuestro camino, en todo momento " encajonado " entre alambradas, gana en notoriedad

A la altura de este caserío, nuestro camino alcanza una estrecha carretrita asfaltada por la que continuaremos tomando a la izquierda ( frente )

En nuestro caminar por carretera asfaltada iremos dejando a nuestro paso un disperso caserío

Bifurcación y baliza, continuaremos al frente por carreterita asfaltada

Sara, cada vez más lejana, asoma en el horizonte

Bifurcación en la que abandonaremos el asfalto para tomar el marcado camino que nace por la izquierda

El marcado camino pierde altura paulatinamente discurriendo perfectamente notorio

Salimos a terreno despejado y con Peña Plata asomando al fondo caminaremos junto a la alambrada que cierra los prados

Nuestro camino, nuevamente " encajonado " entre alambradas, discurre con Ibantelli asomando al fondo

Volveremos a penetrar bajo un frondoso arbolado

A la sombra del bosque el camino discurre perfectamente notorio

El camino termina por alcanzar una estrecha carreterita asfaltada. Seguimos por la derecha

Carretil asfaltado por el que continuaremos en descenso por la derecha

Rápidamente, tras corto descenso, desembocamos en la carretera D-306. Tomaremos a la derecha

Baliza señalizando el camino a seguir

Caminaremos unos metros por asfalto con Ibantelli asomando ante nosotros

Uharteko Borda queda a nuestro paso

Buzón junto al acceso a Uharteko Borda

Dejamos atrás Uharteko Borda y tan solamente unos metros más adelante, con Ibantelli asomando al fondo, topamos con una marcada bifurcación en la que abandonaremos el asfalto por la izquierda en dirección a un " Parque animal ". Una baliza destaca a la derecha de la carretera

Caminamos entre prados en los que pasta numeroso ganado con Ibantelli asomando al fondo

Carretil asfaltado por el que caminaremos. Un paso canadiense destaca en este

Atravesamos el puente que salva Hiruetako Erreka

Hiruetako Erreka

Damos alcance al " Parque Animal "

Junto a la entrada al " Parque animal " torceremos a la izquierda en ligero descenso

Ganamos altura en fuerte pendiente con Peña Plata asomando al fondo

Bifurcación, continuaremos por la izquierda como indica la baliza

Nuestro camino atraviesa un pequeño riachuelo

Balizada bifurcación, continuaremos por la izquierda ( frente )

El amplio y marcado camino deja a nuetsro paso un pequeño corral ( izda )

Este rústico puente salva Urioko Erreka

Conforme vamos ganando altura el sendero gana en notoriedad

Baliza junto al camino

Baliza y bifurcación. Hacemos caso omiso del camino que nace por la derecha para continuar por la izquierda, trazando una cerrada curva, como indica la baliza ( dcha )

Nuestro camino traza un cerrada curva de 180º. Una baliza lo señaliza

Ibantelli ( izda ) y Larhun ( dcha ) asoman al fondo

Nuestro camino, convertido en amplia pista de tierra, discurre con Larhun asomando al fondo

Peña Plata asoma sobre nuestras cabezas

Damos alcance a una marcada bifurcación. Como indica la baliza continuaremos por la derecha

La pista gana altura en acusada pendiente bajo la ladera de Peña Plata

Zugarramurdi, nuestro próximo objetivo, asoma al fondo

Bajo la ladera de Peña Plata damos alcance a una nueva bifurcación. Abandonamos la amplia pista por la izquierda

Mirada atrás hacia las suaves y redondeadas lomas labortanas

Nuestro camino discurre bajo la vertiente septentrional de Peña Plata

Dejamos por la izquierda este herboso sendero en el que vemos asomar al fondo unas balizas azules .............

................ que vienen a señalizar una ruta que visita varios monumentos megalíticos

Alcanzamos una nueva bifurcación en la que continuaremos por la izquierda dejando a nuestro paso más balizas de la Ruta Megalítica

La senda se estrecha para discurrir entre helechos  ....................

.................... aunque de inmediato ganará en notoriedad

Desembocamos en este escalonado sendero

Panel informativo. Nos encontramos en las inmediaciones de las Cuevas de Sara

Nuestro camino alcanza uno más ancho y marcado que termina por desembocar en un amplio aparcamiento situado a orillas de la carretera que da acceso a las Cuevas de Sara

Desde el aparcamiento damos alcance a la estrecha carretera por la que continuaremos por la derecha en suave ascenso. Parece que las cuevas están muy concurridas por lo que evito acercarme a ellas

Dejando el edificio que da entrada a las Cuevas de Sara a nuestra derecha continuaremos por un carretil que gana altura hacia la izquierda. Desde este tomaremos un balizado camino

Marcado camino que evita la carretera ...................

.................... aunque discurre paralelo a esta

Marcado sendero que discurre junto a la estrecha carreterita asfaltada

La carreterita asfaltada recibe otra por la izquierda con Larhun asomando al fondo

Paso en el camino enlosado

El camino finalmente desemboca en la estrecha carreterita

Unos metros de asfalto y damos alcance a una marcada bifurcación y punto fronterizo. Continuamos por la derecha en fuerte pendiente .............

.................... aunque de inmediato la abandonaremos por la izquierda tomando un balizado sendero

El sendero discurre bajo un frondoso arbolado

Dejamos a nustro paso esta " venta ", hoy cerrada

El camino, ancho y notorio además de perfectamente balizado, discurre entre grandes pinos

A nuestro paso dejamos este lugar en el que parece ser que se sirven comidas, hoy cerrado

Panel informativo a la orilla de nuestro camino. Ya sabemos por el tipo de terreno que caminamos

El camino por el que discurrimos, perfectamente notorio, comunica las cuevas de Sara y Zugarramurdi

Enlosado en varios tramos, el camino sale a terreno despejado ....................

.................... dejando a su paso una cuidada área que invita al descanso

Topamos con un carretil asfaltado por el que continuaremos hacia la izquierda. Una baliza lo señaliza

Unos metros de asfalto, en todo momento balizados

Baliza a la orilla de la carreterita que indica el punto en el que deberemos abandonarla por la izquierda

El enlosado camino continúa muy marcado

En descenso toparemos con una bifurcación en la que deberemos continuar por la izquierda

Varios puentes salvan Uraundiko Erreka. Nosotros la atravesaremos por el de la izquierda ya que el de la derecha queda dentro del recinto de las Cuevas de Zugarramurdi

Uraundiko Erreka

El camino discurre bien notorio bajo la alambrada que cierra un prado

La senda bordea el prado para ascender en fuerte pendiente este tramo escalonado

Desembocamos en una estrecha carreterita asfaltada. Varias balizas señalizan el lugar. Hacemos caso omiso del carretil asfaltado que recibimos por la izquierda

Nuestro camino continúa por la derecha

Damos alcance a una amplia calle adoquinada por la que ascendemos paulatinamente. Se adivina la entrada a las Cuevas de Zugarramurdi

Entrada a las Cuevas de Zugarramurdi, la visita la dejaremos para otro día

Indicador y panel informativo junto a la entrada a las Cuevas de Zugarramurdi

Verdes prados y un disperso caserío rodean la localidad de Zugarramurdi. Al fondo asoma el monte Erebi ( dcha ) y en su ladera se aprecia la blanca capilla de Aranzazu

Entramos en Zugarramurdi

Dejamos a nuestro paso el Museo de las Brujas, antiguo hospital

Sobre los tejados de la localidad destaca la torre de la iglesia

A nuestro paso dejamos una fuente ( dcha ) construida con una rueda de molino

En Zugarramurdi destaca su " viejo " pero cuidado caserío

Según la inscripción de la fachada esta casa data del año 1718

Alcanzamos la plaza de la loclaidad, lugar en el que destaca la iglesia erigida en honmor a Nª Sª de La Asunción

Palacio Dutaria en la plaza de Zugarramurdi, dos escudos barrocos flanquean el balcón central de la primera planta

Desde la plaza de Zugarramurdi, dando la espalda a la iglesia de la localidad, tomaremos esta calle balizada con marcas amarillas y blancas de PR ( pequeño recorrido )

Vamos dejando a nuestro paso grandes y cuidados caserones

Bifurcación. Continuaremos por la derecha en descenso

Por amplia calle cementada iremos dejando a nuestro paso numerosas viviendas de reciente construcción

Bonita casa a la orilla del camino

Abandonamos Zugarramurdi y la calle se transforma en un amplio y nítido camino, Bizkarrondoko bidea

Nuestro balizado camino se bifurca. Continuamos por la derecha

El camino, marcado, claro y muy bien acondicionado, pierde altura en un entorno extremadamente frondoso

Deberemos salvar este pequeño puente construido en madera

Nuestro camino discurre entre prados. Salvamos un portillo de hierro que nos cierra el paso

Desembocamos en un camino cementado, Iparraldeko bidea, bifurcación en la que destaca un poste indicador. Continuamos en ascenso por la derecha

Poste indicador en la bifurcación en la que nuestro camino ( izda ) alcanza Iparraldeko bidea ( dcha )

Iparraldeko bidea deja a su paso grandes y cuidadas casonas

Nuestro camino, Iparraldeko bidea, se bifurca y como indica la baliza de PR continuaremos por la derecha

Varias balizas ( izda ) indican el camino a seguir

En la parte alta del camino destaca la ermita de San Esteban

Placa en la fachada de la ermita de San Esteban

En la fachada de la pequeña ermita, en caso de necesidad, tenemos agua

Entrada a la pequeña ermita de San Esteban

Piedra labrada junto a la entrada a la ermita de San Esteban

Dejamos atrás la coqueta ermita de San Esteban, peteneciente a Urdax

Desde la ermita de San Esteban un balizado camino pierde altura hacia la carretera NA-4401

Atravesamos la carretera NA-4401, que da acceso a la localidad de Zugarramurdi, para continuar al frente

Una vez atravesada la carretera NA-4401 echamos una mirada atrás hacia la ermita de San Esteban, pequeño edificio que queda en lo alto de una pequeña colina

Zugarramurdi asoma al fondo bajo las laderas de Peña Plata

Caminamos entre prados en dirección a la casa Etxelekua

Desde la casa Etxelekua haremos caso omiso de la carreterita balizada con marcas de PR que gana altura en fuerte pendiente hacia un pabellón ganadero

Nada más dejar atrás la casa Etxelekua tomaremos por la izquierda la carreterita cementada balizada con " la pottoka azul " colocada en la pata del silo ( dcha )

Atrás queda la ermita de San Esteban ( dcha ) con Larhun asomando al fondo

Discurrimos en plácido caminar por camino cementado

A nuestro paso queda Berroberria, caserío rodeado de pabellones ganaderos

La pista cementada da paso a un amplio camino herboso, Berroberriko bidea, que se encajona entre prados

Las baliza señalizan el camino a seguir

Mirada atrás desde nuestro camino que discurre entre prados. En primer término asoma Berroberria mientras que al fondo destaca Larhun

El camino, encajonado entre prados, gana altura paulatinamente

Nuestro camino penetra en el bosque, momento en que se bifurca. Un poste indicador destaca en la fiburcación. Continuaremos por la izquierda

Detalle del poste indicador

El camino se convierte en una estrecha pero nítida senda

La senda discurre perfectamente acondicionada

Dejamos a nuestro paso grandes paredes de roca en las que destacan diferentes aberturas, ...................

................... algunas de esta aparecen cerradas

La senda discurre por un paraje estremadamente frondoso

Dejamos a nuestro paso un pabellón ganadero

Nuestro camino alcanza uno más ancho y notorio que da acceso al citado pabellón ganadero

El amplio camino desemboca nuevamente en la carretera NA-4401

No llegamos a pisar el asfalto de la carretera NA-4401 ya que a pocos metros, por nuestra derecha, nace un amplio camino herboso

Este camino herboso alcanza de inmediato una amplia pista que por la izquierda da acceso a una cantera. Nosotros continuaremos por la izquierda

Nuevamente alcanzamos la carretera NA-4401 aunque tampoco ahora llegaremos a pisarla ya que por la derecha tomaremos una amplia pista cementada, Marrapidetako bidea

La pista cementada desciende paulatinamente y a la altura de una cerrada curva la abandonaremos por la derecha tomando un marcado camino señalizado con una baliza

El camino pierde altura bajo un frondoso hayedo

Nuevamente alcanzamos la pista cementada abandonada anteriormente. Continuaremos por la derecha

La pista cementada traza una marcada curva y por la derecha nace una amplia pista a cuya orilla destaca una fuente que aparece a la sombra del hayedo

Kaburuko Iturria

Kaburuko Iturria

La pista cementada continúa su cómodo discurrir dando alcance al disperso caserío situado a las afueras de Urdax

A nuestro paso dejamos la casa Ikaburua, establecimiento hostelero

A la orilla del camino, Marrapidetako bidea, aparece la entrada a las Cuevas de Urdax

También dejaremos a nuestro paso el amplio aparcamiento situado junto al acceso a las Cuevas de Urdax

Nuestro camino, Marrapidetako bidea, discurre entre bellos caserones, muchos de ellos de reciente construcción

A nuestro paso queda la escuela de la localidad

Estamos en el barrio de Leorlás, perteneciente a Urdax. Bellos caserones lo conforman

La pista cementada alcanza una bifurcación. Por la izquierda haremos caso omiso del acceso al núcleo del barrio de Leorlás para continuar al frente

La psita cementada se convierte en carretera asfaltada, Leorlasko bidea

En paulatino descenso, Leorlasko bidea, nos acerca hacia nuestro destino final, la localidad de Urdax que ya asoma al fondo bajo la inconfundible silueta de Alkurrunz ( dcha )

Leorlasko bidea desemboca en la carretera NA-4402 que da acceso a la localidad de Urdax. Continuaremos por la derecha hacia la citada población

Por el arcén de la carretera NA-4402 nos acercamos hacia Urdax, localidad que asoma cercana

Entramos en Urdax

A la entrada de la localidad dejamos a nuestro paso la casa Franxistegia

Bifurcación, continuaremos por la izquierda en dirección al ayuntamiento de la localidad

A nuestro paso queda el ayuntamiento de Urdax

Angargoieta o Andargoita, cima coronada por varias antenas, asoma sobre los tejados de Urdax. En primer término asoma la casa Donpedronea

Caminamos por las estrechas calles de Urdax, coincidiendo con el trazado del Camino de Santiago

Panel informativo sobre las casas de Urdax

Molino de Urdax, lo dejamos a nuestro paso

Panel informativo sobre el molino de Urdax

Canal que abastece al molino de Urdax

Asoma el monasterio de San Salvador

Canal con el molino de Urdax asomando al fondo

Fin del itinerario, Monasterio de San Salvador, lugar en el que dio comienzo esta ruta