lunes, 11 de septiembre de 2017

Clarabides y Pico de Gías ( Desde el Refugio de Estós )


Enclavado al Norte de la provincia de Huesca, el macizo Perdiguero-Gourgs Blancs se eleva en pleno cordal fronterizo. En este macizo se concentran el mayor número de “ tresmiles “ de la cordillera “, concretamente 44 cimas ( 20 principales y 24 secundarias ) que sobrepasan tan “ atractiva “ y atrayente altura.
Como su nombre indica, en dicho macizo se puede diferenciar dos sectores, el del Perdiguero, enclavado en su vertiente más oriental y el del Gourgs Blancs que se eleva en su extremo más occidental.
En esta última vertiente, la occidental, se eleva el Clarabide ( 3019 m ), montaña en la que destacan tres cotas, la cima principal, Clarabide o Clarabide Central ( 3019 m ), el Clarabide Occidental ( 3006 m ) y el Clarabide Oriental ( 3017 m ). Estas tres cimas se elevan en plena divisoria fronteriza y si exceptuamos la cota más occidental, la cual tampoco resulta excesivamente complicado coronar, se puede decir que tanto la cima central como la oriental pueden catalogarse como “ fáciles “.
El Puerto de Gías o de Puxebres ( 2927 m ) es un discreto collado que se abre bajo la vertiente oriental de las cimas citadas, separándolas del cercano grupo de cumbres que conforman el cresterío del Gourgs Blancs. En dicho cresterío destacaríamos las cimas del Pic de Saint Saud ( 3004 m ), el Pic de Camboué ( 3042 m ), la Punta Lourde Rocheblave ( 3105 m ), la Torre Armengaud ( 3114 m ), el Pico de Gourgs Blancs ( 3128 m ) y el Pico Jean Arlaud ( 3064 m ).
Desprendida ligeramente al Sur de la línea fronteriza, y separada de esta “ trilogía “ de cumbres de los Clarabides por la Brecha de Gías ( 2966 m ), se eleva el Pico de Gías ( 3013 m ), rocosa cumbre que con su “ atractiva “ silueta atrae la mirada de los montañeros que se acercan a la zona.
La relativa “ escasa “ dificultad que supone la ascensión tanto a los Clarabides como al Pico de Gías ( 3013 m ) hace que habitualmente se aproveche la visita cualquiera de estas cumbres para cumplimentar la ruta con la ascensión de la otra.
La ruta de ascenso habitualmente utilizada para la ascensión a esta parte del macizo Perdiguero-Gourgs Blancs parte bien desde el Refugio del Portillón ( 2568 m ) en la vertiente Norte o desde el Refugio de Estós ( 1890 m ) en la cara Sur.
Este último va a ser el punto de partida que, en una “ mini-jornada “ de aproximación alcanzaremos plácidamente, para al día siguiente realizar la ascensión a estos cuatro sencillos “ tresmiles “.   


Itinerario

Tomaremos como punto de partida el Aparcamiento de Estós ( 1350 m ), lugar que alcanzaremos desde Benasque ( 1138 m ) tras tomar el desvío señalizado que nace desde la carretera A-139 apenas discurridos cuatro kilómetros de la citada localidad.
Desde el Aparcamiento de Estós ( 1350 m ) nace un amplio y marcado camino, balizado con las marcas rojiblancas de GR-11, que paulatinamente irá ganando altura, primeramente junto a la margen izquierda del río Estós para posteriormente, tras cruzarlo  por la Palanca ( puente ) de Aiguacari, continuar por su margen derecha.
Escrupulosamente balizado y en agradable discurrir, tras dejar a nuestro paso la Cabaña de Santa Ana ( 1483 m ) y posteriormente la Cabaña del Tormo ( 1741 m ), y tras atravesar en varias ocasiones el cauce del río Estós por diferentes “ palancas “ o puentes, el camino alcanza sin dificultad reseñable el acogedor Refugio de Estós ( 1890 m ), nuestro “ hotelito “ para esta noche.

Tras hacer noche en el citado refugio ( 1890 m ) comenzamos la ascensión desde el pequeño edificio que alberga los aseos, el cual está a escasos metros del propio refugio.
Un estrecho sendero gana altura hasta alcanzar el Barranco del Forcau de O, el cual remontaremos junto a su margen izquierda para posteriormente atravesarlo y continuar por su margen derecha.
En fuerte pendiente, en todo momento acompañados de los hitos que balizan el sendero, ascenderemos hasta desembocar en el Ibón de Gías ( 2650 m ), lugar desde el que ya divisamos el Puerto de Gías o de Puxebres ( 2927 m ), collado que alcanzamos no sin poco esfuerzo.
Cercana, a nuestra izquierda ( W ), asoma la cima del Clarabide Oriental ( 3017 m ), cumbre que alcanzaremos rápida y cómodamente. Un corto descenso nos deja en el discreto collado ( 2994 m ) que la separa de la cima del Clarabide o Clarabide Central ( 3019 m ), cota que también coronaremos sin dificultad reseñable.
Nuevamente perdemos un poco de altura para tomar el no muy complicado tramo de cresta que nos hará alcanzar la cima del Clarabide Occidental ( 3006 m ), la cota más baja de la “ trilogía “.
La rocosa cima del Pico de Gías ( 3013 m ) asoma cercana y, claro está, no podemos descender sin hacerle una “ pequeña visita “. Para ello, tras retornar prácticamente hasta la anteriormente visitada cima del Clarabide o Clarabide Central ( 3019 m ), perderemos altura hasta la Brecha de Gías ( 2966 m ), abierto collado que las separa.
Nos acercamos a la base de la rocosa mole para, tras superar una sencilla trepada ( I ), desembocar en la cresta cimera que tras corto recorrido nos deja en su cima.
Descendemos por el mismo camino hasta la Brecha de Gías ( 2966 m ) para tomar un discreto pero balizado sendero que en fortísima pendiente nos devuelve al Ibón de Gías ( 2650 m), lugar en el que retomaremos el camino empleado en el ascenso que nos hace alcanzar el Refugio de Estós ( 1890 m ).
El camino que ya conocemos de la jornada anterior nos hará perder altura en paulatino descenso hacia el Aparcamiento de Estós ( 1350 m ), lugar en el que, el día previo, dio comienzo esta ruta.


Primera Jornada: Aparcamiento de Estós-Refugio de Estós

Desnivel: 600 m.
Tiempo: 2 h a 3 h
Distancia: 8´5 km aprox.
Inicio: Aparcamiento de Estós ( Huesca )
Epoca recomendada: Verano y Otoño
Cimas: No se ascienden cimas


A media tarde estacionamos nuestro vehículo en el Aparcamiento de Estós ( 1350 m ), lugar que alcanzaremos desde Benasque ( 1138 m ) tras tomar el desvío señalizado que nace en la carretera A-139 apenas discurridos cuatro kilómetros desde la citada localidad.
Encima del gran aparcamiento principal hay otro más pequeño y menos concurrido que será exactamente donde nosotros daremos comienzo este itinerario.
Varios paneles informativos destacan en el lugar, punto de paso de la senda transpirenaica o GR-11.
Comenzaremos a caminar en fuerte pendiente por un escalonado y marcado camino que de inmediato desemboca en una amplia pista, la Vereda de Estós,  proveniente también del aparcamiento. Continuaremos por esta tomando a la izquierda ( NW ) para, en paulatino ascenso y con piso cementado, ganar altura cómodamente encajonados bajo grandes paredones rocosos.
Bajo nuestro camino dejaremos a nuestro paso el Embalse de Estós, el cual “ almacena “ el agua del río homónimo.
Caminamos junto a la margen izquierda del citado río, el Estós, corriente de agua que discurre por el Valle del mismo nombre.
Damos alcance a la Palanca ( puente ) de Aguacari, puente que salva el caudaloso cauce del río Estós. Ahora junto a la margen derecha del citado río, del cual nos iremos alejando paulatinamente, caminamos plácidamente para ganar altura sin apenas darnos cuenta.
En suave ascenso, en todo momento acompañados de las numerosas balizas de GR, dejaremos atrás un paso canadiense para alcanzar la Cabaña de Santa Ana ( 1483 m ), en cuya fachada destaca una hornacina con la imagen de la Virgen.
En breve, tras plácido caminar, damos alcance a la Fuente de Coronas, coqueto abrevadero de madera con un “ trabajado “ caño por el que cae el agua en este y que queda situada a la izquierda del camino.
Continuamos nuestro agradable caminar para toparnos de inmediato con una marcada y balizada bifurcación. Haciendo caso omiso del camino de la izquierda ( W ), que asciende hacia el Ibonet de Batisielles y por el que en más largo trazado también podríamos alcanzar el Refugio de Estós ( 1890 m ), continuamos al frente ( NW ) por el, en todo momento balizado Camino de Estós, el cual asciende hacia el refugio ( 1890 m ) del mismo nombre.
Discurrimos bajo bellos tramos de frondoso hayedo para alcanzar en breve la Palanca ( puente ) de Batisielles, puente que salva el cauce de la Aigüeta de Batisielles.
Tras atravesar un doble puente volvemos a retomar el amplio y marcado camino que continúa su paulatino ascenso hasta volver a alcanzar una señalizada bifurcación. Con la intención de evitar, aunque sea un corto tramo, la siempre monótona pista, nos desviamos por la derecha tomando un estrecho pero nítido sendero que, por los miradores de las Gorgas Galantes, nos devolverá a la pista en breve.
De nuevo por la amplia y marcada pista, en suave ascenso y en un posterior corto descenso, daremos alcance a un bello enclave pastoril en el que destaca la Cabaña del Tormo ( 1741 m ). En este lugar muere la pista.
Por la izquierda ( W ) de la Cabaña del Tormo ( 1741 m ), ya convertido en estrecho pero marcado camino, continuaremos para rápidamente dar alcance a la Palanca ( puente ) Alta del Tormo, puente que salva nuevamente el cauce del río Estós.
Continuaremos junto a la margen izquierda del citado río para paulatinamente separarnos de este a la vez que la pendiente se acentúa. En los tramos de mayor inclinación el piso del camino pasa  ser empedrado o enlosado mientras que cuando la pendiente lo permite, mantiene su piso de tierra.
Atravesando bellos pinares y en ocasiones verdes y tupidas praderas, sin apenas darnos cuenta, damos alcance a nuestro “ hotelito “, lugar en el que vamos a pasar esta noche, el acogedor Refugio de Estós ( 1890 m ).


Track del Itinerario


Segunda Jornada: Refugio de Estós-Clarabides-Gías Aparcamiento de Estós

Desnivel: 1180 m.
Tiempo: 8 h a 9 h
Distancia: 18´5 km aprox.
Inicio: Refugio de Estós ( Huesca )
Epoca recomendada: Verano
Cimas: Clarabide Oriental ( 3017 m ); Clarabide o Clarabide Central ( 3019 m ); Clarabide Occidental ( 3006 m ): Pico de Gías ( 3013 m )


Desde el Refugio de Estós ( 1890 m ), lugar en el que hemos pasado la noche, tomaremos el estrecho sendero que, desde el edificio aledaño que alberga los aseos,  comienza a discurrir en principio entre la alta hierba que parece querer “ engullirlo “.
En todo momento perfectamente notorio, el sendero, tras dejar atrás una “ toma de agua “ que abastece al Refugio de Estós ( 1890 m ), comienza a ganar altura en “ brutal “ pendiente junto a la margen izquierda del Barranco del Forau de O.
Balizado “ escrupulosamente “ con numerosos hitos, la senda gana altura rápidamente hasta que decide atravesar el cauce del Barranco para continuar su acusado ascenso por la margen opuesta.
La senda paulatinamente se va distanciando del Barranco para continuar ganando altura, sin darnos “ tregua “, hasta que desemboca en el Ibón de Gías o de O ( 2650 m ).
Al frente ( NW ), abierto entre el cresterío del Gourgs Blancs y el de Clarabides, apreciamos claramente el Puerto de Gías o de Puxebres ( 2927 m ), collado que debemos alcanzar camino de nuestros objetivos, los Clarabides.
Continuaremos ganando altura, en todo momento acompañados de los numerosos hitos que balizan el intuible camino que atraviesa un caótico paraje cubierto por grandes piedras.
Paulatinamente iremos dejando atrás este “ incómodo “ paraje para, ya por un terreno más “ amable “, superar el acusado desnivel que nos hará alcanzar el Puerto de Gías o de Puxebres ( 2927 m ). Se abre la panorámica hacia la vertiente septentrional.
Continuaremos por nuestra izquierda ( SW ), en todo momento ganando altura por un cómodo senderito que entre piedra y algún que otro tramo herboso, sin dificultad reseñable, nos hará alcanzar rápidamente la cima del Clarabide Oriental ( 3017 m ). Abierta panorámica en todas las direcciones. Un hito de piedras señaliza la cumbre.
Corto descenso hacia el discreto colladito ( 2994 m ) que separa la cima recién visitada de la siguiente cumbre a alcanzar.
Una vez en el pequeño cuello ( 2994 m ) no nos quedará más que superar la corta y pedregosa ladera que en cómoda pendiente desemboca en la cima del Clarabide o Clarabide Central ( 3019 m ). Un hito señaliza la cumbre. Panorámica similar a la de la anterior cima visitada.
Cercana, al W., asoma el Clarabide Occidental ( 3006 m ), cima de la que nos separa un corto cresterío. Pensando que es la mejor opción, con la idea de evitar este pequeño tramo de cresta en el que aparecen algunos rastros de nieve caida el día anterior, decidimos descender unos metros hacia la vertiente septentrional. Aunque no resultó excesivamente complicado, encontramos pequeñas “ manchas “ de nieve algo helada, lo cual resultó más “ engorroso “ que si hubiéramos seguido por la cresta.
Sin dificultad reseñable retornamos al tramo final de la cresta para así alcanzar la cima del Clarabide Occidental ( 3006 m ). Panorámica similar a la de las dos anteriores cima alcanzadas aunque algo más limitada hacia el Este. Un hito señaliza la cumbre.  
Retornamos, ahora por la cresta, hasta prácticamente la cima del Clarabide o Clarabide Central ( 3019 m ) para, sin llegar a alcanzarla, comenzar el descenso hacia la Brecha de Gías ( 2966 m ), amplio y abierto collado que nos separa de la última de las cumbres a alcanzar en esta jornada, el Pico de Gías ( 3013 m ).
Alcanzamos la Brecha de Gías ( 2966 m ) rápidamente para dejar las mochilas en el lugar y de esta manera ascender más cómodamente.
Nos dirigimos hacia la base de la corta pared de roca que “ defiende “ su cima. Señalizada con hitos, aparece ante nosotros una corta y sencilla trepada que superaremos sin excesiva dificultad. Alcanzamos la parte alta de la “ pared “ y desde aquí no tendremos más que recorrer un corto tramo de sencillo cresterío que de inmediato nos hará alcanzar la pequeña cima. Pico de Gías ( 3013 m ), un hito señaliza su cumbre. Abierta panorámica.
Desandamos el camino para “ destrepar “, ahora sí, con sumo cuidado ya que encontramos alguna pequeña “ mancha “ de nieve caída el día anterior que hace que el descenso sea “ delicado “.
Alcanzamos la base de la rocosa pared y de inmediato retornamos a la Brecha de Gías ( 2966 m ), lugar en el que recuperaremos fuerzas con un pequeño “ tentempié “.
Tras corta parada decidimos perder altura por la pedregosa y acusada ladera oriental que desde la Brecha de Gías ( 2966 m ) desciende hacia el Ibón de Gías o de O ( 2650 m ).
Un estrecho y balizado sendero nos ayuda en este acusado descenso que, debido a las pequeñas manchas de nieve que encontraremos a nuestro paso, resultará más lento y “ delicado “ de lo previsto aunque tampoco excesivamente complicado.
Desembocamos en el camino utilizado en nuestro ascenso para alcanzar el Puerto de Gías o de Puxebres ( 2927 m ) desde el Ibón de Gías o de O ( 2650 m ) y que lógicamente ahora nos devolverá al citado ibón.
Continuaremos nuestro descenso hacia el Refugio de Estós ( 1890 m ) por el camino que ya conocemos de nuestro ascenso, el cual en “ brutal “ pendiente nos devuelve al “ hotelito “ en el que hicimos noche.
Corto descanso y recogemos el resto de nuestro equipaje que dejamos en las taquillas para “ evitar “ subir peso.
Toca “ desandar “ el camino por el que la jornada anterior ascendimos hasta el Refugio de Estós ( 1890 m ) y que ahora en sentido descendente y con una mejor “ meteo “ nos hará disfrutar en todo su esplendor del Valle de Estós.
Plácidamente, con la satisfacción de que todo haya salido según lo previsto, descendemos hacia el lugar en el que la jornada anterior dio comienzo este itinerario, el aparcamiento de Estós ( 1350 m ).  



Track del Itinerario


Fotos del Itinerario


Primera jornada: Aparcamiento de Estós-Refugio de Estós


Llegamos a media tarde al aparcamiento de Estós, muy concurrido como era de esperar

Estacionamos nuestro vehículo en un pequeño parking enclavado sobre el aparcamiento más grande

Panel informativo en el aparcamiento de Estós

Paneles informativos y postes indicadores señalizan el comienzo del camino a tomar

Detalle del poste indicador situado en el inicio el camino hacia el Refugio de Estós

Amplio camino, cementado en algunos tramos, que asciende en acusada pendiente

Panel informativo junto al camino cementado

Damos vista a la pared del Embalse de Estós

El camino discurre bajo grandes paredes de roca

Dejamos a nuestro paso el Embalse de Estós

El camino se ensancha

Caminamos junto a la margen izquierda del río Estós

Atravesaremos la Palanca ( puente ) de Aiguacari para salvar el cauce del río Estós

Río Estós, muy caudaloso a pesar de ser época estival

El camino se ha transformado en pista

Salvamos el paso canadiense y el portillo aledaño

Las marcas rojiblancas del GR-11 balizan nuestro camino

Junto al camino aparece la Cabaña de Santa Ana

Imagen de la Virgen en la fachada de la Cabaña de Santa Ana

Cabaña de Santa Ana

Poste indicador situado junto al camino

Caminamos plácidamente con la intención de llegar para la hora de cenar al Refugio de Estós. Tras una jornada con cielos cubiertos y nieve en cotas altas, para la tarde, supuestamente, comenzaría a mejorar el tiempo

Poste indicador señalizando la Fuente de Coronas

La Fuente de Coronas está situada junto al Camino de Estós

Fuente de Coronas

Detalle de la Fuente de Coronas

Detalle de la Fuente de Coronas

Dejamos atrás la Fuente de Coronas

Topamos con una marcada bifurcación, continuaremos por la derecha

Panel informativo en la señalizada bifurcación

Poste indicador en la señalizada bifurcación

Tranquilo y paulatino ascenso por el Camino de Estós

El Camino de Estós y este puente salvan el cauce seco

 Aigüeta de Batisielles

Palanca ( puente ) de Batisielles que deberemos atravesar para salvar la Aigüeta de Batisielles

Nada más atravesar la Palanca ( puente ) de Batisielles que salva la Aigüeta de Batisielles deberemos cruzar este rústico puente

El Camino de Estós pierde algo de notoriedad aunque continúa perfectamente claro

El Camino de Estós, en algunos momentos, discurre " a la sombra " de los pinos

Tuca Gargallosa

Bifurcación, abandonamos el amplio Camino de Estós para tomar el sendero que nace por la derecha señalizado con un poste indicador

Detalle del poste indicador situado en la bifurcación

Las balizas de GR-11 aparecen junto al estrecho sendero por el que caminamos

Puente sobre el riachuelo que desciende por el Barranco de Montidiego o del Pino

Bifurcación, continuaremos de frente dejando a la derecha el desvío hacia el Mirador de Abajo de las Gorgas Galantes

Nuevo cruce, seguimos de frente dejando a la derecha el desvío hacia el Mirador de Arriba de las Gorgas Galantes

Detalle del poste indicador situado en la bifurcación

Desembocamos nuevamente en el amplio Camino de Estós

Detalle del poste indicador situado en el punto en el que el sendero alcanza la pista

Sobre el Camino de Estós asoma la Tuca Gargallosa

Portillo en el camino de Estós. Un poste indicador señaliza el desvío hacia la Cascada de Gorgas Galantes

Damos vista a la Cabaña del Tormo

Cabaña del Tormo

Detalle del poste indicador situado en las inmediaciones de la Cabaña del Tormo

Cabaña del Tormo con la Tuca Gargallosa ( izda ) y la bella Cascada de Molseret asomando al fondo

Cascada de Molseret

Continúa el Camino hacia Estós por la izquierda de la Cabaña del Tormo. Salvamos un portillo

Una vez dejada atrás la Cabaña del Tormo, la pista pasa a convertirse en marcado sendero. Al fondo asoman la Tuca Gargallosa ( izda ) y la Cascada de Molseret

La Palanca ( puente ) Alta del Tormo salva el Río Estós

Mirada atrás, el cielo va despejándose

El camino, en los tramos de más pendiente, tiene el piso empedrado

El camino discurre en todo momento bien notorio

Amenazan negros nubarrones y caen unas gotas de lluvia

De inmediato, entre los negros nubarrones, penetran unos rayos de sol

Tramo " enlosado " del camino

Se abren " claros "

Aparece el Refugio de Estós

En algunos puntos el cielo aparece prácticamente despejado

Arco Iris

Poste indicador

Detalle del poste indicador

El camino alcanza de inmediato el Refugio de Estós

Últimos metros hacia el Refugio de Estós

Metros antes de alcanzar el Refugio de Estós nos topamos con numerosos paneles informativos

Panel informativo en las inmediaciones del Refugio de Estós

Panel informativo en las inmediaciones del Refugio de Estós

Panel informativo en las inmediaciones del Refugio de Estós

Panel informativo en las inmediaciones del Refugio de Estós

La Aguja de la Paúl o Tuca de Posets ( dcha ) asoma al fondo

Cascada

Refugio de Estós

Placa sobre la puerta de entrada al Refugio de Estós

La Tuca de Molseret vista desde el refugio de Estós

En primer término asoman los aseos del Refugio de Estós junto a los que nace el camino que tomaremos al día siguiente para nuestra ascensión hacia los Clarabides y el Pico de Gías

Montidiego y Cresta de Bardamina ( dcha ) visto desde el Refugio de Estós

Desde la terraza del Refugio de Estós apreciamos como el cielo, a últimas horas de la tarde, va despejando. Mañana se prevé un buen día, en cuanto a la " meteo " se refiere

Segunda jornada: Refugio de Estós-Clarabides-Gías-Aparcamiento de Estós


El día promete

  Refugio de Estós, preparados para ponernos en marcha

Amanecemos con cielos prácticamnente despejados

Tomamos el herboso sendero que nace desde los aseos del refugio, pequeño edificio aledaño a este

Los primeros rayos de sol " iluminan " la Cresta de Bardamina con el Refugio de Estós ( abajo ) asomando en primer término

Rápidamente el terreno gana en inclinación y comenzamos a ganar altura en fortísima pendiente junto a la margen izquierda del Barranco del Forau de O

Conforme ganamos altura la panorámica se amplia. El Refugio de Estós ( abajo ) aparece con la Cresta de Bardamina asomando al fondo

El sendero gana altura junto a la margen izquierda del Barranco del Forau de O

Atravesamos el riachuelo que desciende por el Barranco del Forau de O

Ahora ascendemos por la margen derecha del Barranco del Forau de O

El marcado sendero, balizado con hitos, definitivamente se separa del cauce del Barranco del Forau de O

Conforme ganamos altura, en algunos tramos, volvemos a acercarnos al cauce del riachuelo que desciende por el Barranco del Forau de O

En primer término asoma Montidiego ( izda ) con la Cresta de Bardamina al fondo

Joxerra " estudiando " la ruta de subida

A pesar de lo aparentemente " caótico " del terreno, el sendero a seguir está perfectamente balizado

Montidiego ( izda ) con la Cresta de Bardamina al fondo

A los rayos de sol les cuesta " entrar " en lo más profundo del Valle de Estós, valle por el que ascendimos la jornada anterior

Destaca en primer término Fitas de O ( izda ) con el Pic de Gourgs Blancs y Jean Arlaud ( centro ) asomando al fondo

Fitas de O, lo bordearemos por la derecha

La atractiva silueta de Fitas de O llama poderosamente la atención

El estrecho pero marcado sendero nos hará ganar altura rápidamente

Fitas de O, destaca en primer término, con el Puerto de Gías ( dcha ) asomando al fondo

El Puerto de Gías ( izda ) asoma al fondo bajo la vertiente occidental del Gourgs Blancs ( dcha )

El Pic de Gourgs Blancs y Jean Arlaud ( centro ) destacan sobre el Ibón de Gías

Junto al Ibón de Gías toca abrigarse, el viento de Norte sopla con ganas 

Entre grandes piedras buscamos el sendero que asciende hacia el Puerto de Gías, estratégico collado que asoma al fondo

El sol intenta salir tras el Cap Dera Baquo con el Ibón de Gías asomando en primer término

Alcanzado el sendero ganamos altura en acusada pendiente con el Puerto de Gías asomando en todo momento ante nuestros ojos

Debemos atravesar otro caótico tramo de grandes rocas

Ganamos altura por un tramo algo más " cómodo " y ya con el Puerto de Gías asomando cercano

En nuestro ascenso hacia el Puerto de Gías echamos una mirada hacia el Pico de Gías y la pedrera por la que posteriormente descenderemos

A punto de alcanzar el Puerto de Gías con Clarabide Oriental ( izda ) asomando en primer término

Pico de Gías visto desde el Puerto de Gías

Puerto de Gías, collado abierto bajo la cercana cima de Clarabide Oriental

El Pico de Gías ( izda ) asoma bajo el Clarabide Oriental, cercana cima que asoma en primer término

Desde el Puerto de Gías echamos una mirada hacia el Ibón de Gías, el cual asoma bajo el Cap Dera Baquo ( izda )

El Puerto de Gías, collado abierto bajo la Punta Lourde Rocheblave. Se aprecia un poco de nieve caída la jornada anterior

Desde el Puerto de Gías, mirada hacia el macizo de Bachimala, el cual asoma en primer término

El Pic de Saint Sud ( dcha ) asoma en primer término, visto desde el Puerto de Gías

El macizo de Néouvielle asoma en el horizonte

Dejamos atrás el Puerto de Gías, collado abierto bajo la Punta Lourde Rocheblave

En nuestro ascenso hacia la cima del Clarabide Oriental, en un principio, buscamos el cresterío aunque posteriormente bordearemos ese bloque rocoso por la izquierda

Entre los bloques de piedra un discreto sendero gana altura en fuerte pendiente

En la vertiente " gala " aparecen nubes con el Pic du Midi de Bigorre ( centro ) y el macizo de Néouvielle ( izda ) asomando al fondo

El Cap Dera Baquo ( centro ) asoma sobre el Ibón de Gías

Últimos metros hacia la cima del Clarabide Oriental

Cima del Clarabide Oriental: Joxerra ( izda ), Tomás ( centro ) y Eduardo " Buba " ( dcha )

En primer término destaca la cima de Clarabide y a su derecha el Clarabide Occidental. Al fondo destaca el Posets

En la cima de Clarabide Oriental con Posets al fondo

En primer término destaca el Puerto de Gías bajo el cordal en el que se aprecian las cimas de la Punta Lourde Rocheblave, la Torre Armengaud, Gourgs Blancs y el Pic Jean Arlaud

Asoma en primer término el Lac de Pouchergues con el macizo de Bachimala ( izda ) al fondo

Hito en la cima del Clarabide Oriental

Desde la cima del Clarabide Oriental perdemos altura hacia el pequeño collado que, apareciendo en primer término, nos separa de las cercanas cimas de Clarabide ( centro ) y Clarabide Occidental ( dcha ). Al fondo destaca el Posets 

Descenso hacia el collado que nos separa de las cimas de Clarabide ( centro ) y Clarabide Occidental ( dcha ), al fondo

El grupo en el collado que separa el Clarabide Oriental del Clarabide. El Pico de Gías asoma al fondo

Mis compañeros en su ascenso hacia la cima de Clarabide

En primer término destaca la cima recien visitada del Clarabide Oriental ( izda ) con la Punta Lourde Rocheblave, la Torre Armengaud y Gourgs Blancs asomando en la cresta que divisamos al fondo

Alcanzamos la cima del Clarabide con Posets ( izda ) asomando al fondo

En la cima de Clarabide

Descendemos hacia el collado que nos separa de la cima del Clarabide Occidental con Posets asomando al fondo

En primer término destaca el Pico de Gías ( dcha ) con el Cap Dera Baquo asomando al fondo

Cresteamos hacia la visible y cercana cumbre del Clarabide Occidental ( dcha )

Intentando evitar la cresta hemos descendido unos metros hacia la vertiente septentrional, sombría y en la que quedan restos de nieve caída el día anterior. Toca recuperar los metros perdidos

Mirada atrás hacia la cima recien visitada del Clarabide ( centro )

En la cima del Clarabide Occidental: Tomás ( izda ), Eduardo " Buba " ( centro ) y Joxerra ( dcha )

Posets visto desde el Clarabide Occidental

En la cima del Clarabide Occidental entre Tomás ( izda ) y Eduardo " Buba " ( dcha )

Comenzamos el descenso desde la cima del Clarabide Occidental con la vista puesta en el Pico de Gías ( centro ), nuestro próximo objetivo

Ahora sí recorreremos la cresta que nos separa del Clarabide, hasta prácticamente su cima

En nuestro retorno hacia el Clarabide nos toca realizar alguna trepada corta y sencilla

Descendemos hacia la Brecha de Gías, collado abierto bajo la cima del mismo nombre, nuestro siguiente objetivo

Mirada hacia el Clarabide Oriental ( centro ), cima que asoma sobre el Puerto de Gías ( dcha )

Camino de la cima del Pico Gías nos toca superar cortas y sencillas trepadas

Clarabide ( izda ) y Clarabide Oriental ( dcha )

Seguimos trepando en busca de la cima del Pico de Gías

Corta " chimenea " en la salida a la loma cimera del Pico de Gías

Cresta cimera del Pico de Gías. La cumbre asoma cercana

En la cima del Pico de Gías

Desandamos la cresta cimera del Pico de Gías para descender por la misma ruta utilizada en el ascenso

Destrepamos con cuidado ya que la poca nieve caída la jornada anterior, en algunos puntos está ligeramente helada

Retornamos a la Brecha de Gías, collado abierto bajo Clarabide ( centro ), cima enclavada entre el Clarabide Occidental ( izda ) y Clarabide Oriental ( dcha )

Desde la Brecha de Gías perdemos altura por la acusada y pedregosa ladera oriental

La Punta Lourde Rocheblave, la Torre Armengaud, el Pic de Gourgs Blancs y Jean Arlaud destacan en primer término

Un intuible sendero pierde altura en acusada pendiente por la pedregosa ladera

Vertiente oriental del Pico de Gías por la que estamos descendiendo

Mirada atrás una vez alcanzado un tramo algo más " agradecido "

Debemos perder altura hacia el visible Ibón de Gías, sobre el que asoma el Cap Dera Baquo ( izda )

El discreto sendero por el que hemos descendido desde la Brecha de Gías alcanza un tramo rocoso que deberemos atravesar camino del Ibón de Gías

Numerosos hitos balizan el camino que desciende hacia el Ibón de Gías

Ibón de Gías

Desde el Ibón de Gías, mirada atrás hacia el Puerto de Gías

" Caos " de rocas entre los que todavía " aguanta " algún nevero

El Cap Dera Baquo destaca sobre el Ibón de Gías

Ibón de Gías

La Punta Lourde Rocheblave, la Torre Armengaud, el Pic de Gourgs Blancs y Jean Arlaud destacan en primer término sobre el Ibón de Gías

Pequeño descanso. Si a la subida, en este lugar nos pusimos ropa debido al frío viento que azotaba, ahora toca quitarsela

Visibles hitos balizan el camino a seguir

Marcado sendero por el que debemos descender en dirección al Valle de Estós que asoma al fondo

En primer término, encajonado entre montañas, se intuye el Valle de Estós

Dejamos atrás la esbelta silueta de Fitas de O

Paulatinamente el terreno se va tornando más herboso .................

................... aunque esporádicamente atraviesa pedregosos tramos 

Además de resultar perfectamente notorio, el sendero aparece " escrupulosamente " balizado con hitos

El Valle de Estós se abre a nuestros pies

El sendero discurre por la zona más herbosa de la acusada ladera

El descenso resulta bastante cómodo en alunos momentos

Vemos aparecer al fondo el Barranco del Forau de O, momento en el que el sendero volverá a ganar en inclinación

Nuestro sendero se dirige hacia el Barranco del Forau de O

Atravesamos un pedregoso tramo perfectamente balizado con hitos

Los hitos aparecen a la orilla del marcado sendero

Se abre el Valle de Estós, hacia el que debemos descender

El sendero pierde altura rápidamente hacia el Barranco del Forau de O

Atravesaremos el Barranco del Forau de O ................

................. para descender junto a su margen izquierda

 Barranco del Forau de O, con poco caudal en esta época del año

Parece que definitivamente hemos dejado atrás el piso pedregoso

Asoma al fondo el refugio de Estós, lugar hacia el que nos dirigimos

A pesar de descender por herboso terreno, la pendiente no da " tregua "

Con el Refugio de Estós asomando al fondo, en primer término destaca una toma de agua que parece abastecerlo

Toma de agua que abastece al Refugio de Estós

El Refugio de Estós asoma cercano

Refugio de Estós

Placa sobre la puerta de entrada al Refugio de Estós

Interior del Refugio de Estós

Mirada desde la terraza del refugio de Estós. Al fondo asoma la rocosa cresta del Cap Dera Baquo

El Cap Dera Baquo visto desde el refugio de Estós

Desde el Refugio de Estós tomaremos el marcado sendero que ya conocemos del día anterior

A lo lejos vemos aparecer un quad ................

..................... que de inmediato alcanza el Refugio de Estós

Llegan las provisiones

Definitivamente nos despedimos del Refugio de Estós

Haciendo caso omiso al estrecho sendero que por la derecha se dirige al Ibonet de Batisielles o al refugio Angel Orús continuaremos al frente por el camino más ancho y notorio

Atrás queda el Refugio de Estós

A pesar del cansancio, la relativa " comodidad " del camino nos hará disfrutar del descenso por el valle de Estós

En nuestro descenso atravesaremos herbosas praderas

Cómodo descenso que nos permite una amena " charla "

El río Estós discurre bajo el camino ..................

............... aunque de inmediato lo alcanzaremos. Caminamos junto a su margen izquierda

Hermosos pinos salpican las herbosas praderas que vamos dejando a nuestro paso

Damos vista a la Palanca ( puente ) Alta del Tormo ...............

........................ que alcanzaremos de inmediato. La Palanca ( puente ) Alta del Tormo salva el Río Estós

Río Estós

De inmediato vemos asomar el tejado de la Cabaña del Tormo

Cabaña del Tormo, la dejamos atrás

Una marcada pista da alcance a la Cabaña del Tormo

Dejamos atrás la Cabaña del Tormo, paraje muy concurrido

La pista gana en notoriedad haciendo relativamente " cómodo " nuestro descenso aunque algo monótono

Rápidamente damos alcance a la Palanca ( puente ) de Batisielles 

Palanca ( puente ) de Batisielles que deberemos atravesar para salvar la Aigüeta de Batisielles

Aigüeta de Batisielles

Caminamos a la sombra de un joven hayedo

Dejaremos atrás esta marcada bifurcación ..................

........................ para continuar caminando bajo las hayas

Alcanzamos la Fuente de Coronas, buen lugar para " hidratar "

 Fuente de Coronas

Conforme vamos descendiendo, la pista gana en notoriedad

Mirada atrás, altivas cumbres asoman sobre el cauce del río Estós

Junto a la pista, dejaremos a nuestro paso la Cabaña de Santa Ana

Atravesaremos este paso canadiense con portillo

Atravesaremos la Palanca ( puente ) de Aiguacari para salvar el cauce del río Estós

Río Estós

La pista, ahora cementada, discurre junto a la margen izquierda del río Estós

Damos alcance al Embalse de Estós

El camino discurre bajo una gran pared rocosa

Tramo de camino que discurre bajo la pared de roca y sobre el Embalse de Estós

Dejamos atrás el Embalse de Estós

Bajo el camino aparece la pared del Embalse de Estós

Bifurcación, abandonamos la pista que continúa al frente para desviarnos por la derecha hacia el aparcamiento de Estós

Nuestro camino desemboca en el aparcamiento de Estós

Nosotros estacionamos nuestro vehículo en el pequeño parking enclavado sobre el aparcamiento más grande

Aparcamiento de Estós, punto desde el que iniciamos la marcha la jornada anterior 


No hay comentarios:

Publicar un comentario