martes, 28 de abril de 2015

Aritz-Kornieta-Iguzkizko Munoa ( Desde Leiza/Leitza )


Leiza/Leitza ( 465 m ) es una bella localidad situada en el extremo noroccidental de Navarra, muy cerca de los límites con la vecina provincia de Guipuzcoa. Limita al Norte con Goizueta, al Sur con el Valle de Larraún, al Este con Ezkurra ( Valle de Malerreka ) y Beruete ( Valle de Basaburua Mayor ) y al Oeste con Areso y la localidad guipuzcoana de Berástegui/Berástegi. Encajonada en un pequeño vallecito rodeado de montañas por todas sus vertientes, Leiza/Leitza ( 465 m ) históricamente ha sido una localidad eminentemente rural, habiendo sufrido una notoria transformación desde finales del S. XIX, pasando a ser uno de los focos industriales más importantes de la zona. La importancia de la villa, unido a su estratégica situación geográfica ha hecho que Leiza/Leitza ( 465 m ), históricamente haya contado con una importante red de comunicaciones. En la actualidad, la autovía A-15, conocida como autovía de Leizarán, comunica la localidad con Pamplona y San Sebastián, siendo la principal vía de acceso a la villa. La carretera NA-1700, atraviesa el puerto de Huici ( 810 m ) uniéndola por el Sur con localidades como Lekunberri ( 570 m ) o el mismo Huici ( 701 m ). La NA-170 la comunica con Santesteban/Doneztebe ( 122 m ), enlazando los valles de Leizarán y Malerreka a través del Puerto de Usategieta o Tardoa ( 693 m ), conocido en la zona como “ Basakabi “. Este es un estratégico paso de montaña que enlaza las localidades de Leiza /Leitza ( 465 m ), Goizueta ( 154 m ) y Santesteban/Doneztebe ( 122 m ) a través de la carretera NA-170. Una serpenteante y estrecha carreterita que en el ascenso desde Santesteban/Doneztebe ( 122 m ) atraviesa a su paso diferentes municipios del Valle de Malerreka como pueden ser: Elgorriaga ( 144 m ), Ituren ( 156 m ), Zubieta ( 210 m ), Ezkurra ( 519 m ) y dejando a su vera el acceso a las localidades de Saldias ( 553 m ) y Erasun/Eratsun ( 522 m ). Desde el alto de este puerto de montaña, parte la sinuosa NA-4150, estrecho carretil que la comunica con la localidad de Goizueta ( 154 m ). Con la localidad de Berástegui/Berástegi  y por lo tanto con Guipuzcoa/Gipuzkoa, es la NA-1320 la que enlaza ambas villas.
En cuanto a la orografía y como he mencionado anteriormente, Leiza/Leitza ( 465 m ) aparece rodeada de montañas prácticamente por todas sus vertientes. Sobre la vertiente occidental asoma sobre los tejados de la localidad el macizo de Ulizar, mientras que la vertiente meridional aparece cerrada por el macizo de Guratz. Por el Norte destaca el macizo de Iguzkizko Munoa y por el sudeste es el macizo de Aritz-Kornieta el que con su parque eólico llamará nuestra atención. Tanto el macizo de Iguzkizko Munoa como el de Aritz-Kornieta se elevan en dirección Oeste a Este y ambos se alzan paralelos separados entre sí por la carreterita NA-170 que enlaza Leiza/Leitza ( 465 m ) con Santesteban/Doneztebe ( 122 m ) pasando por el Puerto de Usategieta ( 693 m ), collado que une ambos macizos.

Un poquito de historia

La historia de Leitza ha sido extensa y son muchos y muy variados los indicios que nos ha legado. Los vestigios más antiguos datan de la prehistoria, más exactamente de alrededor del año 4.000 a.C., que corresponden al dolmen de dos cámaras situado en Mendibil. Les siguen en antigüedad los crónlechs de Urdola, datados hacia el año 2.000 a.C. Pero no son los últimos indicios que nos advierten de la presencia humana en la prehistoria. Prueba de ello son, por ejemplo, las sepulturas de Atxintxa, Azerilar, Azpalategi, Bi Ahizpen Sepultura, Esitu, Igolitz, Lizarrain y Orin.
La referencia escrita más antigua que hasta ahora se ha conocido sobre Leitza procede de la época del entonces rey del Reino de Pamplona, Sancho el Mayor ( 1004-1035 ). La copia más vieja de este documento que se conserva actualmente data del siglo XIII, y se encuentra en el archivo de la catedral Pamplona. Este documento consta de dos partes: en la primera, están inscritas las propiedades de la catedral de Pamplona, y en la segunda, se describen los límites de la diócesis de Pamplona. En esta última, se mencionan Leitza y Areso junto con otros valles entre Belate y Guipuzcoa. Según el documento, Leitza formó parte de la diócesis en época de Sancho el Mayor, por lo menos legalmente. De todas formas, se podría dudar de la veracidad de dicho documento. Puede que algunas de sus partes sean auténticas, pero también cabe la posibilidad de que fueran falsificadas posteriormente, pues a principios de siglo XI no era habitual realizar descripciones concretas de las diócesis.
El siguiente referente escrito proviene de 1192, cuando Leitza y Areso, actualmente segregados, formaban un solo municipio y recibieron un fuero de manos de Sancho VI el Sabio. Entre los años 1192 y 1194 el rey de Navarra concedió dieciséis fueros en las comunidades de agricultores, y los de Leitza y Areso se encontraban entre ellos.
Según dicho fuero, los habitantes de Leitza y Areso debían pagar dos censos. El primero y más importante era la “ petxa “ ( impuesto ), y en el mismo documento se cita que el rey de Navarra impuso a los agricultores el impuesto de cuatro monedas por casa. De ello se deduce que, por un lado, en Leitza y Areso la cantidad a pagar correspondía a cada casa; y por otro, que los habitantes de estos pueblos realizaban el pago con monedas. Lo anterior está ligado al hecho de que eran pueblos ganaderos, y que por su actividad conseguían dinero ( vendiendo animales y productos derivados de ellos...). De hecho, las mujeres y hombres de Leitza y Areso pagaban la “ petxa “ la última semana de mayo, algo totalmente ligado al ciclo natural de la actividad ganadera, pues los animales de forraje paren en primavera y los animales llevados a lugares más bajos a pasar el invierno, a finales de mayo los volvían subir al monte.
De igual modo que en otros fueros de la zona de la montaña, en el de Leitza y Areso se regulaba el pago correspondiente a las mujeres cabeza de familia de una casa. Según lo expresado en el fuero, aun siendo la mujer viuda si vivía algún hombre en la casa, la dueña debía pagar la “ petxa “ completa. Pero en el caso de las viudas sin ningún hombre en la casa, pagaban la “ petxa “ completa entre cuatro mujeres. Ese debía ser el procedimiento habitual para regular el pago.
Por otro lado, en el mismo documento se puede comprobar que la “ petxa “ no era la única carga fiscal que el rey imponía a los habitantes de Leitza y Areso. También se confirmó el cobro del impuesto sobre el ganado en los dos pueblos, al igual que en otros pueblos de la montaña de Navarra. Los habitantes de alguno de estos pueblos que criaran cerdos, todos los años hacia el 30 de noviembre, día de San Andrés, debían donar un animal. El hecho es que con este privilegio, se regulaban circunstancias de fraude producidos por la situación Por esa razón, si los habitantes de estos pueblos forales mantenían en sus tierras ganado de alguien de fuera, estaban obligados a pagar la quinta parte.
Ésta no fue la única expresión hallada en la concesión foral en torno al ganado. El monarca de Navarra cedió a los habitantes de Leitza y Areso el derecho de pastar libremente en sus tierras. No era un derecho habitual, y de entre los pueblos que recibieron pequeños fueros solamente les correspondió a Leitza y Areso.
Tras describir los pagos de los censos, se puede comprobar que la justicia también ocupa su sitio en la concesión del fuero. Según se expresa en el documento, la administración de justicia estaba en manos del rey y de sus oficiales. Ellos eran quienes tenían la facultad y la obligación de multar a los habitantes de los pueblos, incluidos Leitza y Areso. Las multas más remarcadas en este fuero eran las conocidas como “ calonias y homicidium “, cuyo objetivo era castigar las muertes por accidente y los homicidios.
El siguiente escrito donde aparece el pueblo de Leitza corresponde a la época de la batalla de Baeza ( Jaén ), el día de San Andrés de 1227. Varios vecinos de Leitza fueron a luchar a dicha batalla junto a Lope Díaz de Haro, señor de Bilbao. Y como agradecimiento al apoyo ofrecido el señor de Bilbao donó a Leitza un escudo parecido al de Bizkaia, pero con un único lobo en lugar de los dos que aquél contiene.
Tal y como se puede comprobar en el contenido de la concesión del fuero de Leitza y Areso, en aquella época la ganadería tenía mucha importancia en el territorio, pero sin dejar a un lado la agricultura ni, sobre todo, la industria, basada fundamentalmente en las ferrerías, de las que todavía nos quedan algunos vestigios: Astibia, Eskibar, Urto, Ibero, Irizabal, Matxain, Olaberria, Errezuma, Sarasain y Urdinola son un ejemplo de ello. De aquellas ferrerías se obtenía hierro y clavo, generalmente dirigidos a la flota mercantil.
Continuando en la Edad Media, es de reseñar el papel que jugó la ubicación del pueblo de Leitza. Al estar situado en el límite entre Navarra y Guipuzcoa/Gipuzkoa, la monarquía de Navarra intentó protegerlo. Para ello era imprescindible el mantenimiento del castillo de Leitza. No obstante, el propósito de proteger el territorio no calmó del todo la situación existente. Este hecho queda reflejado en un documento datado en el año 1321, donde se nombraba la zona como " frontera de malhechores ", argumentando que los vecinos de allí llevaban a cabo muchos hurtos valiéndose de la ubicación del territorio. Los problemas limítrofes se prolongaron durante muchos años.
Este tipo de peleas también ocurrieron en el siglo XV. En aquel entonces, Leitza se encontraba en los límites entre los reinos de Navarra y de Castilla, y a consecuencia de ello soportó las secuelas de las luchas entre los reyes de dichos territorios. En el año 1429, los castellanos destrozaron el pueblo, y durante ochos años Leitza estuvo en manos de Castilla, hasta que en 1437 volvió a integrarse en el reino de Navarra. Aunque durante algún tiempo la situación se calmó, en 1444 volvió a prenderse el conflicto y otra vez quedó el pueblo destruido.
De todas formas, no se puede olvidar que Leitza también luchó contra el reino de Castilla fuera de su territorio, como por ejemplo en defensa del reino de Navarra en la batalla de Noain de 1522, decisiva en la pérdida de la independencia de Navarra.
Avanzando en la historia, ocurrió un proceso que condicionó totalmente el desarrollo del pueblo: la segregación de Leitza y Areso, en el año 1770. Como consecuencia, el número de habitantes del pueblo de Leitza se redujo. Pero la separación no fue la única causa de tal pérdida. En aquella época se activaron varias guerras en los alrededores ( la Guerra de la Convención, las Carlistadas...), que hundieron a los habitantes en la cruda miseria y causaron muchas pérdidas entre los vecinos. Asimismo, algunos decidieron huir del pueblo por diversas razones: a por trabajo en los Altos Hornos de Bizkaia, emigrar a América en busca de una vida mejor... Ese descenso es notable si nos fijamos en las cantidades: en el año 1800 tenía 1.724 habitantes y para 1880, se descendió a 1.399.
Fue entonces cuando el número de vecinos comenzó a aumentar y durante el siglo XX se consiguieron en Leitza las cantidades demográficas más altas. ¿Cuáles fueron los factores que incidieron en dicho aumento? El fortalecimiento del hierro, el tren del Plazaola ( pasaba por el pueblo y funcionó hasta 1953 ), la instalación de la papelera... Ésta última ha sido durante muchos años la base de la economía del pueblo, y actualmente lo sigue siendo, y aunque se haya reducido el número de trabajadores, todavía son varios cientos los que trabajan en ella.

*Información obtenida de la página Web del ayuntamiento de Leiza/Leitza

Arte civil

Cinco barrios son los que conforman el pueblo de Leiza: Gorriztaran, Arskiskil, Eureka, Zakulu, y Erasote. La construcción típica de estos barrios es el caserío popular de dos niveles con balcones corridos de madera en el superior y tejado a dos aguas.
En el núcleo urbano, de anárquica distribución, merece la pena señalar la casa parroquial, que viene a sustituir a la casa abacial ( en Leiza al párroco se lo denomina como Abadea ), de considerable tamaño y curiosa distribución interior, la casa Baleztena, elegante bloque exento de sillar, la casa Totachenea o las casas Echeverria y Peritza del siglo XVIII.
Un comentario aparte merece la casa Consistorial. El Ayuntamiento de Leiza es un edificio que data de 1915 y que vino a sustituir al anterior construido a mediados del siglo XVIII. Las obras fueron contratadas en 1739, siendo finalizadas en 1745. Paralelamente a la construcción del edificio se llevó a cabo una importante remodelación urbanística que delimitaba un amplio espacio alrededor del mismo conocido como Plaza Nueva. Sin embargo, fue demolido en su totalidad y construido de nueva planta en 1915, año en que se decidió una reestructuración y ampliación del mismo, para lo cual entregaba proyecto y condiciones el arquitecto vecino de Tolosa Guillermo Eizaguirre. El encargado de llevarlo a efecto fue José Arrarás, arquitecto de Pamplona, finalizando su labor en 1917. La actual edificación, de estilo ecléctico y gran presencia a causa de su sobriedad y pureza de líneas, se compone de dos niveles culminados por una estructura central rematada en frontón partido. El cuerpo inferior queda abierto por nueve arcos de medio punto sostenidos por pilares sobre los que se disponen, ya en el segundo nivel, amplios ventanales delimitados por potentes pilastras y subdivididos a su vez en tres huecos a excepción del central; en el remate superior se abren cinco vanos rectangulares, el central culminado por frontón triangular, sobre el que se dispone un aparatoso escudo de estilo rococó de mediados del siglo XVIII. Culmina el conjunto una moldurada cornisa de piedra y un saliente alero de madera.
Cerca del ayuntamiento queda el lavadero en desuso desde que perdió su funcionalidad y casi olvidado pero interesante por la disposición de las “ askas “. Por su ejecución parece claramente coetáneo al ayuntamiento.

* Fuente: Auñamendi Eusko Entziklopedia

Castillo de Leiza/Leitza

La villa de Leitza contaba en época medieval con una torre o casa fuerte para su defensa, de la que no han quedado vestigios. En 1318 estaba a cargo de ella el merino Juan López de Urroz. Posteriormente, en 1328 aparece como alcaide Fernando Ruiz de Aráiz, que percibía una retenencia de 10 libras y 50 cahices de trigo anuales. Le sucedió Juan García de Reta, fallecido en 1339, y a éste, Gil García de Yániz.
Carlos II Evreux confió la guarda de la fortaleza en 1364 a Pero de Aguerre. Cinco años después, Martín de Odériz, carpintero de Leiza, llevó a cabo reparaciones que costaron más de 30 libras. Era alcalde a la sazón Adán de Urtubia. Por estos años, la retenencia suponía ya únicamente 8 libras y 40 cahices. La reina doña Juana confió la guarda en 1371 al escudero Lope Ibáñez de Eraso, señor del palacio de su apellido, y al año siguiente, a García Pérez de Ax, señor de Narbarte. En 1392 realizó una visita de inspección a la torre el famoso mazonero Martín Pérez de Estella con sus ayudantes. Pese a ello, en 1400 consta que la fortaleza estaba derribada. Unos años más tarde, en 1410, la reina doña Leonor, esposa de Carlos III el Noble, mandó al merino ir a Rentería, a buscar mazoneros para reedificar la torre. En 1429 se hacían obras nuevamente, a cargo de Lope de Cizúrquil, y también en 1450. Por los años 1460-65 aparece como alcaide Martín de Eraso. Posiblemente fue el último, porque en 1471, la fortaleza fue destruida por la artillería de los guipuzcoanos, y ya no volvió a reedificarlos.

* Información obtenida del Archivo del patrimonio inmaterial de Navarra

Ermita de Santa Cruz

La ermita de la Santa Cruz parece que ya existía en el siglo XVI. Fue reformada en el siglo XIX primero y en el XX después. Presenta planta rectangular de gran desarrollo más cabecera recta, más estrecha. La nave no está articulada aunque se separe del presbiterio por medio de una reja. Se cubre la estancia con una bóveda cañón. La sacristía se adosa a la cabecera por el lado de la Epístola. Al exterior, cercana a la puerta de ingreso, existe una aguabenditera con la fecha de 1813. Sobre el volumen de la sacristía se alza una espadaña construida en sillar. La ermita la preside un Crucificado moderno. Se acude a ella el 3 de mayo y el 14 de septiembre.

* Fuente: Auñamendi Eusko Entziklopedia


Cerrando por su vertiente nororiental la localidad de Leiza/Leitza ( 465 m ), el macizo de Iguzkizko Munoa se alza airoso conformado por un conjunto de modestas cumbres, redondeadas y herbosas, entre las que llama nuestra atención la cima que da nombre al macizo, Iguzkizko Munoa ( 1083 m ). Tambien conocida como Eguzkizko Muñoa, esta cumbre se eleva sobre la vertiente septentrional del Puerto de Usategieta ( 693 m ), alzándose sobre la estrecha carreterita que desde este, desciende hacia la bella localidad de Goizueta ( 154 m ). Esta carretera, NA-4150, discurre en su cabecera, encajonada bajo la vertiente oriental de Iguzkizko Muñoa  ( 1083 m ) y la vertiente occidental de Erakurri ( 1142 m ), alcanzando tras sinuoso devenir la citada localidad, sita a orillas del Urumea.
Por otra parte, esta cumbre de Eguzkiko Muñoa ( 1083 m ) junto a su antecima, Petriketa ( 1057 m ), además de las cercanas cumbres de Baztarla ( 942 m ) y Biuztain ( 904 m ), forman un pequeño macizo que cierra por el sur los frondosos bosques de Leizalarrea, espectacular paraje situado en las inmediaciones de la localidad de Leiza/Leitza ( 465 m ).  
Sobre la vertiente sudoriental de la localidad, destaca el macizo de Aritz-Kornieta, “ sembrado “ de aerogeneradores, elementos que han “ destrozado “ la belleza natural del macizo, “ profanando “ un idílico paraje que tuve la suerte de conocerlo “ virgen “ hace ya muchos años, en mi primera “ incursión “ por estos lares. Son numerosas las cumbres que conforman este macizo pero quizás las más destacadas y por lo tanto las más conocidas y visitadas son: Aritz ( 1041 m ), cumbre más occidental del macizo y Zuparrobi ( 1169 m ), la más oriental de las cimas que lo conforman, siendo además la más elevada.


Itinerario

El objetivo de este itinerario es realizar un recorrido circular pasando por las cimas de Aritz ( 1041 m ) e Iguzkizko Munoa ( 1083 m ), las dos cumbres más elevadas y que perteneciendo a dos diferentes macizos, se alzan en el entorno de la localidad de Leiza/Leitza ( 465 m ).
Partiendo desde la citada localidad ( 465 m ) y tomando las balizas amarillas y blancas del PR NA-121, ascenderemos por la vieja calzada que gana altura hacia la coqueta ermita de Santa Cruz ( 679 m ). Obligada visita a esta y continuando el itinerarios balizado, alcanzaremos el cordal que desemboca en la primera cima de la jornada, Aritz ( 1041 m ). Continuaremos por lo alto de la loma, “ pisando “  a nuestro paso algunas de las cumbres que lo conforman. Tras pasar por la discreta y arbolada cima de Artxulo ( 953 m ) descenderemos al Puerto de Usategieta o Tardoa ( 693 m ), conocido en la zona como Basakabi. Tomaremos el carretil asfaltado que asciende hacia la antena que destaca en la cima de Baztarla ( 934 m ) para abandonarlo de inmediato, ascendiendo hacia la cercana cumbre de Loiategiko Kaskoa ( 799 m ). Desde esta, ganaremos altura por la acusada ladera meridional de Petriketa ( 1057 m ) para en las inmediaciones de su cima, evitarla camino de la cumbre de Iguzkizko Munoa ( 1084 m ). En el descenso desde esta última, yendo a buscar la cima de Baztarla ( 934 m ), ahora sí pasaremos por la cima de Petriketa ( 1057 m ). Continuaremos por el cordal para desembocar en la citada cumbre de Baztarla ( 934 m ), desde la cual y siempre en la misma dirección, nos dirigiremos hacia el collado de Deskarga ( 885 m ), situado bajo la poco prominente cima de Biuztain ( 903 m ), la cual hoy no visitaremos. Un corto descenso y alcanzamos Arramiako lepoa ( 793 m ), marcado collado situado bajo la vertiente oriental de la cumbre homónima, Arramia ( 863 m ), la cual tampoco visitaremos. Tomamos el marcado camino que en dirección Sur pierde altura paulatinamente para convertirse en una amplia y marcada pista que en fuerte pendiente nos dejará en el punto de partida, Leiza/Leitza ( 465 m ).


Desnivel: 1350 m
Tiempo: 6 h
Distancia: 21 km aprox.
Inicio: Leiza/Leitza
Epoca recomendada: Todo el año
Cimas: Aritz ( 1041m ); Ansolitzaundi ( 1056 m ); Kornieta ( 1081 m ); Artxulo ( 953 m ); Loiategiko Kaskoa ( 799 m ); Iguzkizko Munoa ( 1084 m ); Petriketa ( 1057 m ); Aizaran ( 1052 m ); Baztarla ( 934 m ) 

Partiremos desde la localidad de Leiza/Leitza ( 465 m ) y en esta vamos a buscar la iglesia, situada en la parte alta de la población y erigida en honor a San Miguel. Por su izquierda tomaremos un camino cementado que se dirige al cementerio de la localidad y en cuyo comienzo aparecen las balizas amarillas y blancas del PR NA-121, marcas que seguiremos durante buena parte del ascenso hacia Aritz ( 1041 m ). Alcanzamos el citado cementerio y por su derecha nace Santakruz bidea, precioso camino con piso de calzada que en paulatino ascenso gana altura dejando a su paso varias cruces de piedra. En sucesivas curvas, el camino asciende a la sombra del arbolado para finalmente salir, encajonado entre prados, a terreno despejado, yendo a alcanzar Zortzikoren Borda. El camino pasa entre los dos edificios que destacan en este bucólico paraje y ante nosotros, en lo alto de la colina que tenemos al frente, asoma la ermita de Santa Cruz. El camino principal bordea el mencionado otero para alcanzar la borda Jaundegia ( 672 m ) pero nosotros lo abandonaremos para tomar el marcado sendero que en ligero ascenso desemboca en el citado edificio de oración y recogimiento. Ermita de Santa Cruz ( 679 m ), visita obligada.
Dejamos atrás el cuidado edificio para continuar por el pasillo herboso que, entre grandes árboles, alcanza tres grandes cruces de piedra en las inmediaciones de la citada borda Jaundegia, allá donde enlazamos con el camino abandonado anteriormente que evita el ascenso a la ermita. En la parte baja del camino asoman otras tres grandes cruces de piedra. Importante encrucijada de caminos.
Hacemos caso omiso del camino, Ganbaranbordako bidea, que desciende hacia la izquierda ( NE ) para tras dejar a la derecha ( W ) la borda Jaundegia, continuar al frente ( SE ) topándonos con tres marcados caminos. Tomaremos el balizado sendero que nace por encima de una fuente-abrevadero, la cual dejamos a nuestra izquierda ( E ) y a su vez pasa ante la borda que tenemos a nuestra derecha ( W ). El herboso sendero, intuible en todo momento, gana altura en acusada pendiente, paralelo al prado que tenemos a nuestra derecha ( W ). Caminamos por Estensoroetako bidea, sendero balizado que conforme gana altura, toma notoriedad para convertirse en un amplio camino hasta alcanzar Putzenborda. La dejamos ligeramente a nuestra derecha ( W ) para continuar ascendiendo, dejando a la izquierda del camino ( E ) otra fuente-abrevadero en la que destacan las balizas amarillas y blancas del PR que seguimos. Un pequeño tramo entre árboles para salir a terreno despejado y tras trazar una marcada curva, caminar entre prados hasta desembocar en las inmediaciones de un pabellón ganadero. Un portillo cierra el camino, obstáculo que salvaremos por el correspondiente “ paso “ que salva la alambrada. Continuaremos por Beordarango bidea, camino que discurre por terreno despejado en suave pendiente para alcanzar un pequeño pinar, a la salida del cual topamos con una bifurcación en la que haremos caso omiso tanto del camino que traemos, que continúa hacia la izquierda ( E ) y que desemboca en Arizko bidea, y del que por la derecha discurre en direción W. por el borde del pinar. Seguiremos ganando altura de frente por terreno herboso y por una intuible senda que toma direción Sur hacia el marcado paso, Mukarraingo Ataka ( 908 m ), que aparece sobre nuestras cabezas y en el que alcanzaremos de nuevo las balizas del PR. “ Tropezamos “ con Arizko bidea, ancha pista que da acceso al parque eólico y la cual intentaremos evitar. La cruzamos para tomar el nítido sendero que discurre paralelo a esta y que pasa por encima del edificio que da servicio al parque eólico citado anteriormente. Continuamos paralelos a la pista, Arizko bidea, para alcanzarla a la altura de una barrera que supuestamente no permite el paso de vehículos y que está situada en el paraje de Pakikuren Belasoro. Un edificio para el ganado destaca en el interior de un prado. Superada la barrera, caminaremos unos metros por el vial cementado para de inmediato abandonarlo por la derecha ( S ), pasando junto a un redil para el ganado y encaminándonos hacia la herbosa loma que destaca al fondo.
Alcanzada esta, caminaremos por terreno despejado en dirección Este, dejando a nuestro paso alguna que otra palomera para ganar altura paulatinamente hacia el inminente aerogenerador que, siendo el más occidental del parque eólico, destaca en la primera de las cumbres a visitar hoy, Aritz ( 1041 m ). Hacia esta nos dirigimos para, en las inmediaciones de la cima, penetrar bajo el arbolado y tras corto tramo por este, desembocar en la citada cumbre. Aritz ( 1041 m ), un viejo vértice geodésico y un buzón montañero señalizan la semidespejada cima. Limitada panorámica.       
Seguiremos por la amplia pista que continúa de frente, en dirección E., dando acceso a los aerogeneradores que “ adornan “ la cima recién visitada de Aritz ( 1041 m ). Dejamos a nuestro paso, a la izquierda de la pista ( N ), un coqueto refugio y haciendo caso omiso del camino que desciende hacia la izquierda ( NW ) tomaremos un intuible sendero que evita el paso por los aerogeneradores ubicados en la cercana cota de Ansolitztxiki ( 1035 m ). Este herboso sendero pierde altura paulatinamente hacia el marcado collado en el que destaca un redil de piedras y que separa la cima recién visitada de la siguiente cota a coronar, Ansolitzaundi ( 1056 m ). Evitamos el ascenso hacia los molinos situados en el extremo occidental de la mencionada cota para tomar un marcado sendero que la bordea bajo su vertiente septentrional y que posteriormente abandonaremos para alcanzar la cima. Ansolitzaundi ( 1056 m ), coronada por un aerogenerador. Limitada panorámica, tan solamente abierta hacia su vertiente septentrional.  
Descendemos campo a través , siempre continuando en la misma dirección ( E ), para descender hacia la pista que da acceso a los aerogeneradores. Con la mirada puesta en la marcada curva que traza la pista, nos dirigimos hacia ella, para una vez alcanzada continuar al frente descendiendo por terreno herboso hacia la depresión en la que destaca un abrevadero, Kornetako Aska. Superado este, continuamos por la herbosa loma que asciende suavemente y en la que apenas se percibe un intuible sendero. Ganamos altura y sobre nuestras cabezas asoma, por encima del último de los aerogeneradores que tenemos a la izquierda ( N ), la cima de Kornieta ( 1081 m ). Sin camino definido, abandonamos la herbosa ladera para desviarnos hacia la citada cumbre, la cual alcanzaremos tras ascender por terreno ligeramente cubierto de rocas y algún que otro arbusto. Kornieta ( 1081 m ), un pequeño taco geodésico destaca ligeramente al W. del punto más alto en el cual apenas destaca un discreto hito. Abierta panorámica.
Bajo la vertiente nororiental de Kornieta ( 1081 m ), destaca por debajo de la pista que accede a los aerogeneradores de Zuparrobi ( 1166 m ), un herboso y discreto vallecito cerrado por su vertiente septentrional y situado bajo un pequeño cordal que conforman las cimas de Atsotegietako Gaina ( 1020 m ) y Akan ( 1056 m ). Descendemos hacia este, atravesando la pista y sin camino definido para, sin excesivas dificultades, desembocar en la amplia vaguada. Un marcado sendero asciende desde este escondido paraje hacia el discreto collado que conforman las dos cimas mencionadas anteriormente. Alcanzado este, el sendero continúa por la otra vertiente en dirección NE. hacia el collado de Karakoleta o Artxulo ( 918 m ), arbolado y que separa la cumbre de Akan ( 1020 m ), sito al Sur y la cima homónima, es decir, Artxulo ( 953 m ), la cual se alza cercana al Norte. Una palomera destaca en este discreto cuello. En dirección Norte, en corto pero acusado ascenso y siguiendo la línea de palomeras, alcanzamos la cumbre de Artxulo ( 953 m ), cubierta por el arbolado y de nula panorámica.
En las inmediaciones de la cima, destaca una palomera en un abierto “ claro “ y por debajo de ella nace una marcada pista que en acusado descenso pierde altura por la vertiente septentrional de Artxulo ( 953 m ). En su comienzo el piso es muy incómodo ya que el suelo está cubierto de piedras de notable tamaño pero conforme perdemos altura, trazando marcadas “ eses “ y dejando a nuestro paso diferentes palomeras, este va tomando mejor cariz. En todo momento por terreno despejado, “ rozando “el borde del arbolado, alcanzamos un viejo refugio de madera encima de cuya puerta aparece su nombre: “ Zugaizpe “. Continuamos por la pista hasta finalmente dejar de descender y penetrar en el bosque, caminando por un agradable tramo llano tras el que saldremos del arbolado. Caminamos por Usategietako bidea para, ahora entre prados, dar alcance al carretil cementado que accede al parque eólico y que nace en el puerto de Usategieta ( 693 m ), paraje al que nos dirigimos. Al topar con el camino cementado, tomaremos a la derecha ( NW ) y por terreno despejado atravesaremos un paso canadiense para penetrar bajo un bosque de pinos. A la sombra de estos y a la izquierda de la pista ( S ) asoman una serie de mesas y bancos de madera en un idílico paraje, ideal para el descanso. Paralelos a la carretera NA-170 y bajo la sombra de los pinos, alcanzaremos el alto de Usategieta o Tardoa, conocido en la zona como Basakabi ( 693 m ).
Desde este punto tomaremos el carretil asfaltado que en dirección NW. nace entre la carretera NA-170 que desciende hacia Leiza/Leitza ( 465 m ) y la carretera NA-4150 que pierde altura hacia Goizueta ( 154 m ). En ligero ascenso y dejando a nuestro paso varias palomeras, enseguida y junto a una borda, atravesaremos un paso canadiense. Nada más cruzarlo, abandonaremos el asfalto para desviarnos a la derecha ( N ) y en fuerte pendiente, comenzar a ascender por la herbosa ladera meridional de Loiategiko Kaskoa ( 799 m ). Junto a la línea de palomeras y pasando junto a un depósito de agua, ganamos altura en fuerte pendiente hasta desembocar en la redondeada, herbosa y amplia cumbre recién mencionada, Loiategiko Kaskoa ( 799 m ). Sin señal alguna que la identifique como tal. Un parapeto de caza destaca en las inmediaciones de la cima. Bella panorámica hacia su vertiente meridional.
Continuaremos en la misma dirección ( N ), descendiendo al cercano y pequeño collado ( 772 m ) que nos separa de la cumbre de Petriketa ( 1057 m ) para desde este ganar altura en fortísima pendiente por la despejada ladera meridional de la mencionada cumbre, ascendiendo por un marcado sendero que discurre junto a la línea de parapetos de caza.  Dejamos a nuestro paso un abrevadero y con la cima de Iguzkizko Munoa ( 1084 m ) a la vista ( NE ), nos encaminamos hacia ella, dejando la visita a la cumbre de Petriketa ( 1057 m ) para el regreso. Ascendemos por la suave ladera occidental de Iguzkizko Munoa ( 1084 m ) para tras superar la alargada loma, desembocar en su amplia cima. Iguzkizko Munoa ( 1084 m ), semidespejada. El hayedo que cubre la vertiente oriental, alcanza la cumbre. Dos buzones destacan en ella, siendo el más viejo de ellos la réplica de un frontón y el más moderno la figura de un levantador de piedra ( harrijasotzaile ).
Descenderemos en dirección W. para sin perder demasiada altura, discurrir por lo alto de la loma hasta la que alcanza el hayedo que cubre la vertiente septentrional. Sin excesivas dificultades, alcanzaremos de inmediato la cercana cumbre de Petriketa ( 1057 m ), en cuyas inmediaciones destaca un depósito de agua. Despejada cima, señalizada con un bonito buzón que viene a ser la figura de un “ Aizkolari “ ( cortador de troncos con hacha ). Bella panorámica hacia la localidad de Leiza ( 465 m ).
Excesivamente cercana y ligeramente al NW. apenas destaca una más que discreta cota  y hacia ella nos acercaremos para de inmediato coronarla. Aizaran ( 1052 m ), despejada cima hasta la que alcanza el hayedo que cubre su vertiente septentrional. Abierta panorámica hacia el Sur.
Continuaremos en la misma dirección ( W ) por Aizarango bidea, camino que desciende por la alargada loma, despejada en un principio pero que luego se cubre de hayedo. Penetramos en este y por marcado camino desembocamos en la carretera que desde el Puerto de Usategieta ( 693 m ) alcanza la antena que “ adorna “ la cima de Baztarla ( 934 m ), la cual asoma cercana.
Cruzamos este carretil asfaltado en el punto en el que es atravesado por Baztarrolako bidea, camino que enlaza la localidad de Leiza ( 465 m ) con el paraje de Leizalarrea. Un abrevadero destaca cercano y por encima de este ascenderemos camino de la cercana cumbre de Baztarla ( 934 m ). En suave pendiente ganamos altura por la herbosa ladera que desemboca en la amplia cima. Baztarla ( 934 m ), un viejo buzón colocado en una roca la señaliza. Bella panorámica.
Desde el buzón ganamos la cercana antena y tras esta, continuaremos por el marcado camino, Pagozelaietako bidea, que discurre junto al borde del hayedo que alcanza lo alto de la loma por su vertiente septentrional. Perdemos paulatinamente altura en dirección NW., dejando a nuestro paso el túmulo de Baztarrola a la vera del camino. Topamos con una bifurcación en la que haremos caso omiso del camino que continúa hacia la izquierda ( SW ), para seguir por la derecha ( NW ) hacia el cercano collado de Deskarga ( 885 m ), situado bajo la vertiente meridional de la cercana cima de Biuztain ( 903 m ), la cual hoy no visitaremos.
Un marcado camino pierde altura por terreno despejado en dirección SW., desembocando a la altura de la renovada Pastaginborda. Junto a esta, el amplio camino penetra en el hayedo para tras pasar junto al dolmen de Arramia, desembocar en el abierto collado del mismo nombre, Arramiako lepoa ( 793 m ), atravesado por Leitzalarreko bidea, camino que asciende desde Leiza ( 465 m ) en dirección al paraje de Leizalarrea. Sobre este collado de Arramia ( 793 m ), al Oeste, destaca la cumbre homónima.
Desde esta abierto collado ( 793 m ), un ancho camino-pista desciende en dirección Sur, paralelo a Leitzalarreko bidea. Perdemos altura paulatinamente hasta alcanzar una marcada bifurcación en la que haremos caso omiso del camino que nace hacia la izquierda ( E ) para continuar descendiendo en acusada pendiente hasta dar alcance a una renovada vivienda. A partir de este punto la pista es cementada, Musungo bidea, y continúa descendiendo en fuerte pendiente, dejando a su paso el caserío homónimo, Musungo Borda, uno de los muchos caseríos que conforman el barrio de Arskiskil y a partir del cual el piso pasa a ser “ adoquinado “. El camino da alcance en una marcada curva a Txaragorriko erreka para discurrir paralelamente hasta desembocar en Leitzalarreko bidea, carretil asfaltado que desde la localidad de Leiza/Leitza ( 465 m ) accede al paraje de Leitzalarrea. Un corto tramo de asfalto y entramos en la localidad entre viviendas de reciente construcción, dejando a escasos metros de nuestro camino la renovada estación del Plazaola. Entre calles daremos alcance al punto en el que hayamos estacionado el vehículo para de esta manera dar por finalizado este itinerario. 




Fotos del Itinerario


Ayuntamiento de Leiza/Leitza, hoy toca " mercadillo "
Fuente junto al viejo lavadero
Indicador en la pared del lavadero
Lavadero de Leiza/Leitza
Camino de la iglesia
Iglesia de Leiza/Leitza erigida en honor a San Miguel
Balizas de PR en el camino hacia el cementerio
La torre de la iglesia asoma sobre los tejados de la localidad
En las inmediaciones del cementerio nace Santakruz bidea
Santakruz bidea, bello camino con piso de calzada
Cruz de piedra a la vera de Santakruz bidea
Baliza de PR y registro junto a Santa kruz bidea
Cruz de piedra ( izda ) junto a Santakruz bidea
Cruz de piedra junto a Santakruz bidea
Marcada curva que traza Santakruz bidea
Ganamos altura lo que nos brinda una bella panorámica sobre la localidad de Leiza/Leitza
El camino en algunos tramos pierde notoriedad y se convierte en sendero
Al alcanzar estos prados haremos caso omiso del camino que continúa al frente para trazar una marcada curva hacia la derecha .........................
.................. y continuar ganando altura
Dejamos a nuestro paso alguna que otra " chabola "
Caminamos por un herboso y marcado camino .......................
................... para dar alcance a Zortzikoren Borda
Oveja con su cordero
Santakruz bidea pasa entre los dos edificios .....................
........................ los dejamos atrás ..........................
...................... y ante nosotros aparece en lo alto de la colina la ermita de Santa Cruz
Ascendemos hacia la ermita de Santa Cruz y entre el arbolado asoma Zortzikoren Borda
Parte trasera de la ermita de Santa Cruz
Cruz de piedra en la trasera de la ermita
Entrada a la ermita, la puerta de la derecha da acceso a un pequeño refugio
Ermita de Santa Cruz
Desde la ermita damos vista al parque eólico que más tarde alcanzaremos
Interior del refugio
Vista desde la ventana del refugio
Piso de piedra en la entrada a la ermita y " aguabenditera " que data del año 1813

Imagen en el interior de la ermita
Interior de la ermita de Santa Cruz
Altar en el interior de la ermita de Santa Cruz
Mirada desde la puerta de entrada a la ermita
Ermita de Santa Cruz
Dejamos atrás la ermita de Santa Cruz
En primer término destaca Zortzikoren Borda con Leiza/Leitza asomando tímidamente entre el arbolado
En agradable caminar por la herbosa loma nos dirigimos hacia Jaundegia
Alcanzamos el camino abandonado anteriormente para ascender hacia la ermita de Santa Cruz, edificio que asoma tímidamente entre el arbolado
Ultimo vistazo a la ermita desde las inmediaciones de Jaundegia
Cruces de piedra en las inmediaciones de Jaundegia
Cruces de piedra en la parte baja del camino que desde Zortzikoren Borda asciende hacia Jaundegia
Jaundegia, tomaremos el sendero que asoma al fondo por encima del camino
El sendero nace entre las hileras de árboles dejando una fuente a la izquierda y una borda a la derecha
Ganamos altura por la despejada ladera siguiendo un no muy marcado pero intuible sendero
Leiza/Leitza asoma en el fondo del valle

Ermita de Santa Cruz vista desde el ascenso por Estensoroetako bidea hacia Putzenborda
Esporádicas balizas aparecen poco antes de alcanzar Putzenborda
El camino gana notoriedad y entre el arbolado asoma Putzenborda en la parte baja de un prado
Las balizas aparecen marcadas en los árboles
Abrevadero junto al camino en las inmediaciones de Putzenborda
Un marcado camino gana altura por encima de Putzenborda saliendo de nuevo a terreno despejado
Herboso camino y balizas junto a este
El camino se encajona entre prados en dirección hacia el pabellón ganadero que asoma al fondo
Portillo y paso en la alambrada en las inmediaciones del pabellón ganadero
A la salida de un pinar haremos caso omiso de los caminos que continúan a izquierda y derecha para ascender por el herboso sendero que apenas se aprecia y que gana altura al frente
El sendero no es muy nítido pero es intuible, ascendiendo hacia ese marcado paso, Mukarraingo Ataka
Metros antes de alcanzar Mukarraingo Ataka aparecen de nuevo las balizas del PR
Cruzamos la pista, Arizko bidea, para continuar por el marcado sendero que nace por encima de esta ( izda )
El sendero discurre por encima ( izda ) de este edificio
" Chabola " junto a la pista cementada, Arizko bidea, en el paraje de Pakikuren Belasoro
Barrera y baliza de PR en ella junto a Arizko bidea
Abandonamos la pista, Arizko bidea, para ascender por la izquierda de este redil para el ganado en dirección a la loma que asoma al fondo
Ganamos altura por la loma entre dispersos arbustos dejando a nuestro paso alguna palomera 

La Sierra de Aralar asoma al fondo con el Parque de Peru-Harri en primer término bajo la arbolada cima de Guratz
Un poquito de zoom hacia Peru-Harri
Herbosa loma hacia la cima de Aritz, en la cual asoman los primeros aerogeneradores
Ultimos metros hacia la cima de Aritz
El sendero penetra en sus últimos metros bajo el arbolado
Salida a la cima
Buzón en la cima de Aritz
Detalle del buzón cimero
Placa en el buzón cimero de aritz
Vértice geodésico y buzón en la cumbre de Aritz
Panorámica desde la cima de Aritz hacia el Este destacando la cima de Kornieta entre las cumbres de Akan ( izda ) y Zuparrobi ( dcha ). Erakurri asoma a la izquierda de la foto
Cima de Aritz
Aerogenerador
Caminamos por la loma cimera de Aritz con Kornieta al fondo entre las cumbres de Akan ( izda ) y Zuparrobi ( dcha ). A la derecha de la foto asoma el macizo de Ireber
Refugio en las inmediaciones de la cima de Aritz

Dejamos atrás la cima de Aritz
En esta marcada curva seguiremos al frente. De izquierda a derecha asoman: Akan, Kornieta, Zuparrobi y Ansolitzaundi
Sendero hacia Ansolitzaundi, cima que asoma en primer término ( dcha )
Herboso collado bajo la cumbre de Ansolitzaundi. A la izquierda asoma Kornieta y al fondo Zuparrobi ( centro ) y Mendaur ( izda )
Redil para el ganado bajo la vertiente oriental de Aritz. Al fondo asoma la Sierra de Aralar
Loma de Kornieta con la cima a la derecha
Cima de Ansolitzaundi
Aerogeneradores en la cima de Ansolitzaundi
Cima de Ansolitzaundi
Desde la cima de Ansolitzaundi descenderemos hacia la curva que traza la pista bajo la loma de Kornieta
Desde la curva de la pista continuaremos de frente bajo la loma de Kornieta ( izda ) con la mirada puesta en su cumbre, la cual asoma sobre el último molino de los que vemos a la izquierda
Ultima mirada hacia Ansolitzaundi
Kornieta ( izda ), Zuparrobi ( centro ) e Ireber ( dcha )
Abrevadero en el fondo del vallecito bajo la cima de Kornieta
Abrevadero bajo la loma de Kornieta, cubierta de aerogeneradores
Intuible sendero hacia Kornieta ( izda )
Ansolitzaundi ( izda ), Aritz ( centro ) y la loma de Kornieta ( dcha ) con la sierra de Aralar al fondo ( izda )
Posible mugarri bajo la cima de Kornieta
Taco geodésico en la cumbre de Kornieta ( 22-11-1967 )
Cima de Kornieta con Zuparrobi asomando al fondo
Hito en la cima de Kornieta con Ansolitzaundi y Aritz en primer término y la Sierra de Aralar como telón de fondo
A la izquierda destaca el vallecito hacia el que descenderemos y que está situado bajo la cima de Akan ( izda ) y Aurritz ( dcha ), redondeada y herbosa en primer término. Al fondo destaca Zuparrobi
Akan asoma en primer término sobre el vallecito hacia el que vamos a descender. Al fondo destacan de izquierda a derecha: Erakurri, Mendaur y Auza
Iguzkizko Munoa en primer término, cumbre principal del macizo por el que posteriormente regresaremos a Leiza/Leitza

Alcanzado el fondo del herboso valle sobre el que destaca la cumbre de Akan
Mirada atrás, Kornieta ( izda ) y Atsotegietako Gaina ( dcha )
Con la cumbre de Atsotegietako Gaina al fondo y desde el herboso valle, nace el sendero, no muy nítido en su comienzo, que asciende hacia el collado que separa esta cima de la de Akan
Conforme ganamos altura el sendero gana en notoriedad
Ultimos metros antes de alcanzar el collado que separa la visible cima de Atsotegietako Gaina de la de Akan
Atsotegietako Gaina en primer término ( dcha ) con Kornieta ( izda ) elevándose sobre ella
Akan en primer término con Zuparrobi al fondo
El barrio de Gorriztaran, perteneciente a Leiza/Leitza, conformado por disperso caserío se asienta bajo el macizo de Iguzkizko Munoa
En primer término asoma la arbolada cima de Artxulo con Iguzkizko Munoa ( izda ) y Erakurri ( dcha ) al fondo

descendemos por este herboso sendero con la cima de Atsotegietako Gaina asomando al fondo
Collado de Karakoleta o Artxulo
Palomera en el collado de Karakoleta o Artxulo
Desde el collado de Karakoleta o Artxulo salvamos el corto repecho que vemos al frente y que asciende hacia la cumbre homónima
Palomera en la salida a la cima de Artxulo
Cima de Artxulo
Palomera en la cima de Artxulo con Iguzkizko Munoa al fondo
Comenzaremos el descenso de Artxulo por esta pedregosa pista con la mirada puesta en Iguzkizko Munoa, cumbre que asoma al fondo
Descendemos por el límite del bosque realizando sucesivas " eses ", dejando a nuestro paso numerosas palomeras
En una de esas marcadas curvas alcanzamos esta vieja " chabola " de madera
Sobre la puerta aparece el nombre con el que fue " bautizada "
Erakurri destaca al fondo sobre una de las palomeras junto a la que pasaremos en nuestro descenso
Por aquí hemos descendido, el desnivel salvado en notorio
Un agardable tramo " llano " por el bosque .....................
.................. y volvemos a salir a terreno despejado
Rebaños de ovejas pastan plácidamente en los prados situados junto al camino, Usategietako bidea
Verdes prados cubiertos de fresca hierba, un remanso de tranquilidad
Alcanzamos la pista cementada que desde Basakabi asciende hacia el parque eólico
Cruzamos este paso canadiense..........................
.............. y en nuestro caminar hacia Basakabi dejamos este bello paraje ornamentado con mesas y bancos de madera, un tranquilo " rincón " en el que sería un placer descansar pero.......................hay que seguir
Alcanzamos la carretera NA-170................
,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,y paralelos a esta, a la sombra de los pinos.......................
.................. desembocamos en el alto del Puerto de Usategieta o Tardoa, conocido en la zona como " Basakabi ". Tomaremos al frente el carretil asfaltado que asciende hacia el repetidor que " adorna " la cumbre de Baztarla.
Dejamos atrás el Puerto de Usategieta

Caballos pastando plácidamente en las inmediaciones del Puerto de Usategieta
Borda junto a un paso canadiense en Aizarango bidea
Palomera y depósito de agua en la vertiente meridional de Loiategiko Kaskoa
Herbosa cima de Loiategiko Kaskoa con Petriketa ( izda ) e Iguzkizko Munoa ( dcha ) al fondo
Collado bajo la vertiente meridional de Petriketa y ante nosostros el último esfuerzo del día
Palomeras en la acusada ladera meridional de Petriketa
Leiza/Leitza visto desde el ascenso hacia Petriketa
Sendero en la ladera meridional de Petriketa........
...... que asciende junto a la línea de palomeras
En primer término asoma la cima de Loiategiko Kaskoa con Aritz,Ansolitzaundi,Kornieta y Artxulo al fondo, el cordal por el que hemos pasado
Parece que la pendiente pierde intensidad
Abrevadero en la vertiente meridional de Petriketa con vista hacia Leiza/Leitza y la Sierra de Aralar al fondo
Nos encaminamos hacia Iguzkizko Munoa
Artxulo y en su ladera septentrional la zigzagueante pista por la que hemos descendido
Caballos pastando en las laderas de Iguzkizko Munoa
Caballo en las laderas de Iguzkizko Munoa
Caballo en las laderas de Iguzkizko Munoa
Taco geodésico en Iguzkizko Munoa con la cima asomando al fondo
Buzones en la cima de Iguzkizko Munoa
Inscripción en el buzón de Iguzkizko Munoa ( colocado el 11-11-11 )
Bonito buzón en la cumbre de Iguzkizko Munoa. Réplica de un levantador de piedra ( harrijasotzaile )
Viejo buzón en la cima de Iguzkizko Munoa
Inscripción en el viejo buzón de Iguzkizko Munoa
Buzones en la cima de Iguzkizko Munoa con Petriketa asomando en primer término 
Comenzamos el descenso hacia la cercana cima de Petriketa. Leiza con la Sierra de Aralar asoman al fondo
Vertiente occidental de Iguzkizko Munoa por la que habremos descendido
Ultimos metros hacia la cima de Petriketa con un rebaño de ovejas pastando en su cumbre
Ovejas en Petriketa
De izquierda a derecha: Kornieta,Ansolitzaundi y Aritz asomando sobre Gorriztaran, uno de los barrios de Leiza/Leitza

Buzón en la cima de Petriketa con Leiza en el valle y la Sierra de Aralar al fondo
Detalle del buzón situado en la cima de Petriketa ( colocado el 05-05-05 )
Buzón en la cima de Petriketa con Iguzkizko Munoa al fondo
Nos alejamos de Petriketa con una mirada hacia Zuparrobi e Ireber, cumbres que aparecen al fondo
Panorámica desde Petriketa hacia leiza/Leitza con la Sierra de Aralar como telón de fondo
Nos encaminamos hacia la cercana cota de Aizaran
Herbosa cima de Aizaran con Petriketa en primer término. Zuparrobi e Ireber asoman al fondo
Descenso por Aizarnago bidea hacia la visible cima de Baztarla ( antena ) con Leiza a la vista
Manada o tropilla de caballos en Aizarango bidea
Manada o tropilla de caballos en Aizarango bidea con la Sierra de Aralar al fondo
 Caballo en Aizarango bidea
Vertiente occidental de Aizaran
Aizarango bidea penetra en el bosque
Caballos en el bosque
Abrevadero en la ladera oriental de Baztarla
Caballos pastando en Baztarla con Petriketa y Aizaran al fondo
Buzón en la cima de Baztarla con Txindoki al fondo
El buzón cimero de Baztarla asoma sobre la localidad de Leiza/Leitza
Buzón en la cima de Baztarla con Petriketa ( dcha ) y Aizaran ( izda ) al fondo
Leiza/Leitza visto desde Baztarla
Nos encaminamos hacia la cercana antena que " adorna " la cima de Baztarla
Yegua con su potrillo en las inmediaciones de Baztarla
Yegua y su potrillo en las inmediaciones de Baztarla con la Sierra de Aralar de fondo
Dejamos atrás la antena cimera de Baztarla
Descendemos por Pagozelaietako bidea, camino que discurre por la loma noroccidental de Baztarla
Inapreciable túmulo de Baztarrola junto a Pagozelaietako bidea
Collado Deskarga con la cima de Biuztain al fondo
Descenso hacia Arramiako lepoa con la cumbre homónima en primer término
Pastaginborda en primer término con Arramia destacando al fondo
Pastaginborda
Dolmen en Arramiako lepoa con la cumbre homónima al fondo
En Arramiako lepoa tomaremos este marcado camino que desciende paralelo a Leitzalarreko bidea
Ovejas pastando en uno de los prados situados en las inmediaciones de Arramiako lepoa
Camino de descenso hacia Leiza/Leitza
Camino de descenso hacia Leiza/Leitza
Alcanzamos esta renovada vivienda
Leiza/Leitza asoma cercana
Musungo Borda
Musungo bidea discurre paralelo a Txaragorriko erreka
Musungo bidea discurre paralelo a Txaragorriko erreka dejando a su paso diferentes chabolas y casetas
Bajo el caserío Astaritzaga alcanzamos Leitzalarreko bidea, carretil asfaltado que desde Leiza/Leitza accede al paraje de Leizalarrea
Poste indicador en la bifurcación
Pasamos bajo el antiguo trazado del Plazaola .....................
.................... para entre bellas viviendas de reciente construcción
Otra de las muchas viviendas de reciente construcción junto a la que pasaremos
Visita obligada a la vieja pero restaurada estación del Plazaola
Callejeando por las afueras de Leiza/Leitza
Ligero descenso hacia el casco urbano de Leiza/Leitza
Bifurcación, venimos de la izquierda y por la derecha se accede a la estación del Plazaola
Entrada a Leiza/Leitza de la carretera NA-170 proveniente de Santesteban, lugar en el que tenía estacionado el vehículo y por lo tanto punto final de este itinerario