lunes, 17 de septiembre de 2018

San Pelayo-Amunarrizqueta-Peña del Ladrón-El Cascajo-Argain ( Desde Amatriain )

El Valle de Orba, más conocido como Valdorba, queda enclavado en la Zona Media de Navarra y a pesar de su relativa cercanía a importantes núcleos de población como pudieran ser Tafalla o la misma capital navarra, es uno de los lugares menos conocidos de nuestra tierra. Quizás sea ese cercano “ atractivo industrial “ y una teóricamente mejor o mayor “ expectativa laboral “ que a su vez traería consigo una forma de vida más “ cómoda “¨, la causa del éxodo rural que ha sufrido este recóndito paraje de nuestra geografía.
La Valdorba lo conforman los municipios de Barásoain, Garínoain, Leoz, Oloriz, Orísoain, Pueyo y Unzué, ayuntamientos que a su vez agrupan a diferentes concejos, muchos de los cuales han quedado abandonados y otros mantienen, a duras penas, un escaso número de población.
Históricamente, el Valle de Orba, a mitad de camino entre el Pirineo y las Ribera Navarra, ha sufrido un “ ajetreado “ pasado. Escenario de invasiones musulmanas, guerras entre agramonteses y beamonteses, combates en las guerras carlistas y punto de paso de uno de los “ ramales ” del Camino de Santiago,  la Valdorba “ esconde “ un atractivo legado que da fe de esa “ generosa “ actividad. Este pudiera ser otra de los “ alicientes “ por lo que merece la pena acercarnos a visitar este Valle.

Desde el punto de vista “ montañero, el Valle de Orba, de suave orografía, no destaca por sus agrestes y afiladas montañas, todo lo contrario, en él destacan los extensos campos de cereal que se “ resguardan “ bajo las redondeadas lomas cubiertas de pinos y vegetación mediterránea.
De redondeados perfiles y cimas con alturas que rondan los mil metros de altura, estas por lo general no suponen un “ atractivo “ para el montañero aunque habitualmente son una “ socorrida “ alternativa para esos días en los que la “ meteo “ asoma desapacible por las “ tierras del Norte “.

San Pelayo ( 959 m ), cima “ centenaria “, y Amunarrizqueta ( 977 m ) son algunas de las cumbres más destacadas del Valle de Orba y quizás por ello son asiduamente visitadas por los montañeros. En sus inmediaciones apenas llamarán nuestra atención otros pequeños “ oteros “ de suaves formas y que, cubiertos de arbolado, prácticamente pasarán desapercibidos a los ojos del visitante.  
Estas dos cumbres, San Pelayo ( 959 m ) y Amunarrizqueta ( 977 m ), serán el “ reclamo “ para acercarnos a estos “ solitarios “ parajes aunque “ cumplimentaremos “ la visita con la ascensión a otras más “ discretas “ cotas que, a pesar de resultar prácticamente desconocidas, se elevan muy cerca de nuestra ruta. 

Una vez más recurrimos a la Zona Media de Navarra para, en una jornada que amanece con ligera llovizna por “ nuestras tierras “, evitar quedarnos en casa. Esta es mi propuesta, espero la disfrutéis.       

Itinerario

Comenzando a caminar en la pequeña aldea de Amátriain ( 683 m ), perteneciente al municipio de Leoz y enclavada en el Valle de Orba o Valdorba, tomaremos la amplia y balizada pista que nace por la derecha ( E ) de la iglesia de la localidad, erigida en honor a San Esteban.
La pista paulatinamente se irá transformando en un nítido camino que finalmente vuelve a desembocar en una nueva pista, más notoria si cabe, es el Camino de San Pelayo.
Las balizas señalizan “ escrupulosamente “ el camino a seguir, el cual alcanza una zona despejada en la que destaca, a la orilla del camino, un “ paso “ en la alambrada. Este nos da “ opción “ de desviarnos hacia la cercana cima de la Peña del Ladrón ( 908 m ), primera de las cumbres que visitaremos en esta jornada y que alcanzaremos sin dificultad reseñable por estrecho pero “ intuible “ sendero.
Tras corta visita retornamos a nuestro camino, el cual no hará desembocar nuevamente en una amplia pista. Continuaremos por esta hacia nuestra izquierda ( SW ) para, en paulatino ascenso, alcanzar la cima de San Pelayo ( 959 m ), coronada por la ermita del mismo nombre.
Retornamos por la misma pista para, ahora haciendo caso omiso del camino que nos ha hecho desembocar en esta, continuar en dirección al Portillo de Amátriain ( 851 m ), lugar en el que obviaremos el camino que de frente ( NW ) continúa hacia la localidad de Amunarrizqueta ( 652 m ).
Seguiremos por nuestra derecha ( NE ) ascendiendo por la amplia pista que a su vez deja, también por la derecha ( S ), el camino que posteriormente nos llevará a Amátriain ( 683 m ). En paulatino ascenso alcanzamos el “ discreto “ collado ( 940 m ) que se abre entre las cimas del Cascajo ( 956 m ) y Amunarrizqueta ( 977 m ).
Un hito, a nuestra izquierda ( N ), señaliza la senda que en corto “ trecho “ alcanza de inmediato la cima de El Cascajo ( 956 m ). Retornamos al collado ( 940 m ) para, ahora por la derecha ( SE ) y también balizada con hitos, tomar la senda que nos hará alcanzar la cima de Amunarrizqueta ( 977 m ).
Volvemos a alcanzar el collado ( 940 m ) para ahora continuar al frente ( E ) por la marcada pista hasta dar alcance a una señal de “ reserva de caza “. Apenas unos metros antes de alcanzarla, abandonaremos la pista por la derecha ( SE ) para tomar una “ inapreciable “ senda que nos encaminará hacia la cumbre de Argain ( 964 m ), última de las cimas a visitar. 
Retornamos nuevamente a la pista para, por el mismo camino utilizado en el ascenso, desembocar en el Portillo de Amatriain ( 851 m ).
Por nuestra izquierda ( S ), señalizado por un indicador, tomaremos el camino que desciende hacia Amátriain ( 683 m ) dejando a nuestro paso unas balsas para, entre campos de cereal, dar alcance a una marcada bifurcación.
Hacemos caso omiso del Camino de Arana, amplia pista que continúa por la izquierda ( SE ), en la que nuestro camino, el Camino de las Parcelas que nace por la derecha ( SW ), vuelve a desembocar posteriormente.  
Tras corto discurrir, en cómodo descenso, alcanzamos una pista cementada que, sin dificultad reseñable, nos devuelve al punto de partida, la pequeña aldea de Amátriain ( 683 m ).


Desnivel: 440 m.  
Tiempo: De 3 h a 5 h
Distancia: 13 km aprox.
Inicio: Amatriain ( Valle de Orba o Valdorba )
Fecha de realización: Junio 2018
Epoca recomendada: Todo el año
Cimas: Peña del Ladrón ( 908 m ); San Pelayo ( 959 m ); El Cascajo ( 956 m ); Amunarrizqueta ( 977 m ); Argain ( 964 m )

Nuestro itinerario comienza en la pequeña aldea de Amátriain ( 683 m ), perteneciente al municipio de Leoz y enclavada en el Valle de Orba o Valdorba. Estacionaremos el vehículo en la pequeña explanada que, bajo la iglesia, nos encontraremos al entrar en la localidad.
Comenzaremos a caminar tomando la amplia y balizada pista que nace por la derecha ( E ) de la iglesia de la población, erigida en honor a San Esteban. Esta pista se va transformando paulatinamente en un nítido camino que, de inmediato, da alcance a una marcada bifurcación en la que destaca un indicador. Hacemos caso omiso del Camino de Orísoain que nace al frente ( NW ) para continuar por la derecha ( N ), acompañados en todo momento por las balizas verdiblancas de “ sendero local “ ( SL ). En breve recibiremos por nuestra izquierda ( W ) una amplia pista, que obviaremos, y que da acceso a una finca.  
Continuamos por herboso camino hasta desembocar en una nueva pista, más notoria si cabe, es el Camino de San Pelayo. Seguimos por esta al frente ( N ) aunque de inmediato la abandonaremos por la derecha ( NE ) haciendo caso al hito y la baliza de “ sendero local “ que destacan en la bifurcación.
La pista se convierte en marcado camino y las balizas lo señalizan “ escrupulosamente “ por lo que no supone dificultad alguna continuar por este. Nuestro camino se bifurca aunque un indicador en el que se puede leer “ San Pelayo “ evita posibles dudas. Continuamos por la derecha ( NE ) en ascenso.
Paulatinamente ganaremos altura ascendiendo junto a una alambrada que llevaremos a nuestra derecha ( SE ). Salimos a terreno despejado, momento en el que destaca, a la orilla del camino, un “ paso “ en la alambrada. Este “ paso “ nos da “ opción “ de desviarnos hacia la cercana cima de la Peña del Ladrón ( 908 m ), primera de las cumbres que visitaremos en esta jornada.
Un estrecho y en principio inapreciable sendero penetra bajo un frondoso “ bosquete “ bajo el que ganaremos altura atravesando esporádicas zonas más abiertas. Damos alcance a la parte alta de la loma cimera, momento en el que topamos con una inscripción en una roca en el suelo. Se puede leer el nombre del monte “ Peña del Ladrón “ y la altura, en principio “ errónea “, de 902 metros.
Continuaremos por la loma, entre frondosa vegetación para terminar alcanzando un “ muy pequeño claro “ en el que aparece el hito que señaliza el punto más alto. Cima de la Peña del Ladrón ( 908 m ), arbolada y de escasa panorámica.  
Tras corta visita, el mismo “ camino “ utilizado en el ascenso nos devuelve al “ paso “ en la alambrada que volveremos a salvar para retomar nuestro camino, El camino de San Pelayo.
De inmediato alcanzamos una bifurcación en la que, nuevamente un indicador y las balizas de “ sendero local “, no ofrecen lugar a dudas, continuaremos por la izquierda ( N ). Nuestro camino se convierte en un marcado sendero que termina por desembocar nuevamente en una amplia pista.
Seguiremos por esta hacia nuestra izquierda ( SW ) para, en paulatino ascenso, alcanzar la cima de San Pelayo ( 959 m ), coronada por la ermita del mismo nombre y junto a la que destaca un vértice geodésico, el cual se haya “ encaramado “ en lo alto de un “ pilar “ de hormigón de 4 metros de altura. Limitada panorámica debido a la vegetación.
Retornamos por la misma pista utilizada a la subida para nuevamente dar alcance al camino por el que hemos ascendido de Amátriain, el cual evitaremos tomar para continuar de frente ( E ) por la amplia pista. Esta discurre entre pinos para, poco más adelante, recibir por nuestra izquierda el Camino de Artariain, al cual haremos caso omiso.
Continuamos por la marcada pista para terminar alcanzando el Portillo de Amátriain (  851 m ), lugar en el que obviaremos el camino que de frente ( NW ) continúa hacia la localidad de Amunarrizqueta ( 652 m ).
Seguiremos por nuestra derecha ( NE ) ascendiendo por la amplia pista que a su vez deja, también por la derecha ( S ), el camino que posteriormente nos “ devolverá “ a Amátriain ( 683 m ) y al que ahora hacemos caso omiso.
En paulatino ascenso alcanzamos el “ discreto “ y prácticamente inapreciable collado ( 940 m ) que se abre entre las cimas de El Cascajo ( 956 m ), pequeña elevación que se alza a nuestra izquierda ( N ) y Amunarrizqueta ( 977 m ), cumbre que se eleva a nuestra derecha ( SE ).
Un hito, a nuestra izquierda ( N ), señaliza la poco apreciable senda que se “ encajona “ entre vegetación de monte bajo para, de inmediato, salir a terreno despejado y en corto “ trecho “ alcanzar la cima. El Cascajo ( 956 m ), un hito señaliza la pequeña cumbre que apenas nos deja opción de panorámica alguna.
La senda utilizada en el ascenso nos devuelve al collado ( 940 m ) para, ahora por la derecha ( SE ) y también balizada con hitos, tomar la senda que, en sus primeros metros discurre bajo un frondoso arbolado. Rápidamente lo dejaremos atrás para alcanzar la herbosa ladera por la que, sin dificultad reseñable, desembocaremos en la despejada cima. Amunarrizqueta ( 977 m ), un buzón montañero la señaliza. Abierta panorámica.
Volvemos a alcanzar el collado ( 940 m ) para ahora continuar por la marcada pista por la que hemos dado alcance al collado. Por nuestra derecha ( E ) la pista continúa en ligero descenso.
Deberemos estar “ atentos “ al momento en el que, junto al camino, aparece una señal de “ reserva de caza “. Apenas unos metros antes de alcanzarla, abandonaremos la pista por la derecha ( SE ) para tomar una “ inapreciable “ senda que, por lo alto de la herbosa aunque arbolada loma, nos encaminará hacia la cumbre de Argain ( 964 m ), última de las cimas a visitar. Un hito la señaliza. Sin apenas panorámica.
La senda utilizada en el ascenso nos devuelve a la pista y por esta, tras dejar nuevamente a nuestro paso el collado ( 940 m ) abierto entre las cimas de El Cascajo ( 956 m ) y Amunarrizqueta ( 977 m ), retornaremos nuevamente al Portillo de Amátriain ( 851 m ).
Por nuestra izquierda ( S ), señalizado por un indicador, tomaremos el camino que desciende hacia Amatriain ( 683 m ). De inmediato dejaremos a nuestro paso una balsa para en paulatino descenso dar alcance a la parte bajo del valle en el que asoman los extensos campos de cereal.
Nuestro camino se convierte en pista, momento en el que damos alcance a una marcada bifurcación. Hacemos caso omiso del Camino de Arana, amplia pista que continúa al frente ( SE ), en la que nuestro camino, el Camino de las Parcelas que nace por la derecha ( SW ), vuelve a desembocar posteriormente.  
Tras corto discurrir por esta, en cómodo descenso, alcanzamos una pista cementada que recibe por la izquierda ( SE ) el Camino de Olleta. Haremos caso omiso a este para continuar al frente ( W ) y, plácidamente,  sin dificultad reseñable, alcanzar el punto de partida, la pequeña aldea de Amatriain ( 683 m ).


Track del Itinerario


Fotos del Itinerario


Amatriain, pequeña localidad perteneciente al municipio de Leoz que a su vez pertenece al Valle de Orba o Valdorba. Estacionaremos nuestro vehículo a la entrada de la población, bajo la iglesia ergida en honor a San Esteban

Fuente y panel informativo en Amatriain

Detalle del panel informativo situado en las inmediaciones de la igelsia de Amatriain

Baliza de SL ( sendero local ) que señaliza el itinerario que seguiremos al comienzo de nuestra ruta

Comenzaremos a caminar dejando a nuestra izquierda la iglesia de Amatriain, erigida en honor a San Esteban

Dejamos atrás la localidad de amatriain caminando por un amplio carretil cementado

La pista cementada da paso a un amplio camino de tierra

En breve, el amplio camino de tierra se torna más herboso

Dejamos a nuestro paso pequeños campos de cereal

Campos de cereal en las inmediaciones de Amatriain

Bifurcación y poste indicador. Hacemos caso omiso del camino que nace al frente ( Camino de Orisoain ) para continuar por la derecha en dirección a San Pelayo

Detalle del poste indicador. Continuaremos en dirección a San Pelayo

Bifurcación. La baliza ( dcha ) nos " invita " a seguir de frente .................

.................... haciendo caso omiso del amplio y marcado camino que recibimos por la izquierda

El camino asciende paulatinamente discurriendo paralelo a una alambrada

Nuestro camino desemboca en una amplia pista. Seguiremos por esta al frente 

Caminamos entre campos de cereal sobre los que se abren amplios claros

Campo de cereal a la orilla de nuestro camino

Algunas amapolas asoman entre el cereal

Es lo que tiene ir acompañado por un gran aficionado a la fotografía, ....................

...................... no duda en entrar en el sembrado para sacar unas buenas fotos, ......................

...................... y con estilo

Unos metros de caminar por la amplia pista y damos alcance a una marcada bifurcación. Como señaliza la baliza continuaremos por la derecha

La amplia pista ha dado paso a un amplio camino, es el Camino de San Pelayo

El Camino de San Pelayo aparece perfectamente balizado

Indicador en el Camino de San Pelayo

Conforme ascendemos junto a la alambrada echamos una mirada hacia el valle que vemos asoma la fondo

Nuestro camino gana altura junto a una alambrada

Mirada hacia el valle

Nuestro camino pasa a convertirse en sendero

Nuestro camino sale a terreno despejado en el lugar en el que en la alambrada destaca un " paso ". Es el punto en el que, salvando dicho paso, podemos " desviarnos " hacia la Peña del Ladrón

Una vez " salvado " el paso continuaremos por un prácticamente inapreciable sendero que penetra bajo un frondoso arbolado

Camino de la cima de la Peña del Ladrón atravesaremos un pequeño claro en el bosque

Alcanzamos la parte alta de la loma cimera de la Peña del Ladrón

Una piedra destaca con el nombre escrito en ella

Continuaremos por lo alto de la loma cimera

Un hito señaliza el punto más elevado de la loma cimera. Es la " cerrada " cima de la Peña del Ladrón

Un pequeño claro en la cima de la Peña del Ladrón nos permite una bonita panorámica

Las nubes limitan en cierta medida la panorámica

Los aerogeneradores " afean " el paisaje del Valle de Orba

La cima de San Pelayo, nuestro próximo objetivo, destaca cercana

Comenzamos el descenso de la cima de la Peña del Ladrón utilizando para ello el mismo camino empleado en la subida

Algún pequeño claro en el frondoso abolado nos permite abiertas panorámicas hacia los alrededores

Descenso de la cima de la Peña del Ladrón

La senda penetra bajo el frondoso arbolado

Alcanzamos nuevamente el " paso " en la alambrada que nos devuelve al Camino de San Pelayo

Salvamos nuevamente la alambrada para retomar el Camino de San Pelayo

De inmediato topamos con una marcada bifurcación. Continuaremos por la izquierda

Las balizas de SL ( sendero local ) y un indicador señalizan nuestro camino

Indicador y baliza de SL

Panorámica hacia el valle

Marcado sendero camino a San Pelayo

A la altura de un indicador, nuestro sendero desemboca en una amplia pista. Continuaremos por la izquierda

Lugar en que nuestro sendero ( dcha ), señalizado por un indicador, desemboca en una amplia pista

La amplia y marcada pista gana altura en paulatino ascenso

De inmediato divisaremos la ermita erigida en honor a San Pelayo. Junto a esta destaca un gran vértice geodésico

Indicador en las inmediaciones de la ermita de San Pelayo

Ermita de San Pelayo y vértice geodésico

Detalle en la fachada de la ermita de San Pelayo

Puerta de entrada a la ermita de San Pelayo

Mirada desde la parte alta del vértice geodésico

Nos despedimos de la cima de San Pelayo

Retomamos la amplia pista y dejamos a nuestro paso este indicador

Última mirada hacia la ermita que corona la cima de San Pelayo

Perdemos altura por amplia y marcada pista en dirección a nuestro próximo objetivo, Amunarrizqueta

Hay quien se anima con la BTT

Desde la pista por la que venimos caminando damos vista a Amunarrizqueta ( dcha ), próximo objetivo

Recibimos por la izquierda el camino proveniente de Artariain

Un indicador señaliza el camino que recibimos por nuestra izquierda

Hacemos caso omiso del camino que recibimos por nuestra izquierda, el Camino de Artariain

La pista inicia un suave ascenso

Las nubes cubren la Sierra de Alaiz

la Peña Unzué destaca en el horizonte

Alcanzamos el Portillo de Amatriain, lugar en el que destaca una " estratégica " bifurcación. Hacemos caso omiso del camino que continúa al frente hacia la localidad de Amunarrizqueta para continuar por la derecha hacia la cumbre del mismo nombre

Indicador en la bifurcación

Continuaremos por la derecha en acusado ascenso, dejando a nuestro paso, a escasos metros de la bifurcación, el camino que posteriormente tomaremos para regresar a Amatriain

Un indicador señaliza el camino a Amatriain. En principio lo " ignoraremos " para, tras visitar la cima de Amunarrizqueta, regresar a él

La pista hacia Amunarrizqueta continúa en acusado ascenso

Nuestro camino ( izda ) recibe por la izquierda ( derecha en la foto ) otro al que haremos caso omiso

La pista alcanza el collado que separa las cimas de Amunarrizqueta ( dcha ) y El Cascajo ( izda ). Un hito ( izda ) colocado a la orilla de la pista señaliza el desvío hacia esta última cumbre, la cual también vamos a visitar

Hito a la orilla de la pista que señaliza el desvío hacia la cima del Cascajo

El hito señaliza un " discreto " sendero que se encamina hacia la cercana cima del Cascajo

Varios hitos señalizan el sendero a seguir

La senda parece ganar notoriedad

Mi compañero Joxe en la cima del Cascajo

Un hito de piedras señaliza la cima del Cascajo

Cima del Cascajo

Desde la cima del Cascajo divisamos cercano nuestro próximo objetivo, la cima de Amunarrizqueta

Con la cima de Amunarizqueta asomando al fondo, retomamos el camino empleado en el ascenso para ................

.................... retornar a la pista. La atravesamos y tomamos el sendero, señalizado con un hito, que asciende hacia la cima de  Amunarrizqueta

La senda que asciende hacia la cima de Amunarrizqueta aparece bastante marcada

Dejamos atrás el frondoso arbolado para, en fuerte pendiente, salir a terreno despejado

Varios hitos señalizan el camino hacia la cima de Amunarrizqueta. En primer término apenas destaca la arbolada cumbre del Cascajo, la cual acabamos de visitar

Dependiendo de la época del año, la alta hierba puede amenazar con hacer desaparecer el sendero que asciende hacia la cima de Amunarrizqueta. La cima del Cascajo asoma en primer término

Ganamos altura en fuerte pendiente por la herbosa ladera de Amunarrizqueta con su cima asomando ya cercana

Cima de Amunarrizqueta, un buzón la señaliza

Buzón en la cima de Amunarrizqueta

Detalle del buzón situado en la cima de Amunarrizqueta

Buzón en la cima de Amunarrizqueta

Taco geodésico y buzón en la cima de Amunarrizqueta

Panorámica desde la cima de Amunarrizqueta con la localidad de Iracheta destacando en el fondo del valle

Iracheta, visto desde la cima de Amunarrizqueta

Desde la cima de Amunarrizqueta divisamos cercana la arbolada cima de San Pelayo ( centro ), recién visitada

Buzón en la cima de Amunarrizqueta

Mirada hacia el valle desde la cima de Amunarrizqueta

Desde la cima de Amunarrizqueta divisamos cercana la cima recién visitada de San Pelayo ( izda ) mientras que al fondo asoman San Bernabe y la Peña Unzué ( dcha )

Los aerogeneradores destacan sobre los campos de cereal y los pequeños núcleos de población

Dejamos atrás la cima de Amunarrizqueta

Dando vista a la cima del Cascajo descenderemos de la cima de Amunarrizqueta por el mismo camino utilizado en el ascenso

Desembocamos en la pista que atraviesa el collado que separa la cima recién ascendida de Amunarrizqueta de la del Cascajo. Seguiremos por la derecha

Dejamos atrás el collado que separa las cimas de Amunarrizqueta de la del Cascajo

Continuaremos por la amplia pista

Metros antes de alcanzar una placa indicadora de " reserva de caza " deberemos tomar un inapreciable desvío hacia la cima de Argain

Apenas se aprecia el pequeño sendero que aparece " escondido " entre la hierba

Penetramos bajo un frondoso arbolado

El terreno se abre y atravesamos algún que otro pequeño claro

En la parte alta de la loma caminaremos por un abierto pasillo herboso

Dependiendo de la época del año podemos " toparnos " con hierba alta que prácticamente tapa el sendero a seguir

Un corto ascenso nos hará alcanzar la discreta cima de Argain

Mi compañero J.J en la cima de Argain

Hito en la cima de Argain

Amunarrizqueta ( izda ) visto desde la cima de Argain

Amunarrizqueta destaca en primer término con la Peña Unzué ( dcha ) asomando al fondo

Desde la cima de Argain " desandamos " el tramo de camino utilizado en el ascenso

Desembocamos nuevamente en la pista que nos ha traido hasta el desvío hacia la cima de Argain

Con Amunarrizqueta asomando al fondo, volvemos a caminar por la pista que nos encaminará hacia Amatriain

Mariposa

Retornaremos hacia el collado que asoma al fondo y que separa las cimas de Amunarrizqueta y El Cascajo

Una vez alcanzado el collado que separa las cimas de Amunarrizqueta y El Cascajo, desandamos el tramo que ya conocemos de nuestro ascenso .................

...................... y que en suave pendiente, con San Pelayo asomando al fondo, ...................

................ nos devuelve al Portillo de Amatriain. Por nuestra izquierda tomaremos el camino que desciende hacia la localidad del mismo nombre

Poste indicador en el desvío hacia Amatriain

En paulatino descenso, de inmediato dejaremos junto al camino una balsa.

La balsa está llena de ranas

Sus ojos la delatan

Rana en la balsa

El camino por el que descendemos hacia Amatriain es amplio pero aparece bastante " roto "

Descendemos dejando a nuestro paso varios campos de cereal

Bifurcación, continuaremos por la derecha. Tomamos el Camino de las Parcelas

El " croar " de las ranas delata esta otra balsa

El Camino de las Parcelas es amplio y notorio

El Camino de las Parcelas parece perder notoriedad paulatinamente

El Camino de las Parcelas pierde anchura para convertirse en un bonito camino

Amunarrizqueta destaca sobre los campos de cereal

El Camino de las Parcelas discurre entre campos de cereal

Terminamos por desembocar en una amplia pista, es el camino de Arana. Continuamos por la derecha

Amatriain asoma ya cercano

Seguimos caminando entre campos de cereal

La pista se vuelve cementada para dar alcance a una marcada bifurcación. Seguiremos al frente haciendo caso omiso de la pista que nace por nuestra izquierda, el Camino de Olleta

Indicador en la bifurcación

Desde la bifurcación seguiremos al frente en dirección a la cercana localidad. Estas vacas nos reciben

Extensos campos de cereal rodean la localidad de Amatriain

Alcanzamos Amatriain

Las flores lo " invaden " todo

Florecillas

Ruinoso corral en Amatriain

Vieja puerta de acceso al ruinoso corral

Casa palaciega en Amatriain

Escudo en la fachada de la casa palaciega

Curiosa ornamentación en una de las ventanas de la casa palaciega

Iglesia de Amatriain, erigida en honor a San Esteban

Inscripción sobre el dintel de la iglesia de Amatriain

Iglesia de Amatriain, erigida en honor a San Esteban

Vieja estela junto a la entrada a la iglesia de Amatriain

Iglesia de Amatriain

Fuente en Amatriain

Amatriain

Nos despedimos de Amatriain, localidad en la que dio comienzo este itinerario