jueves, 21 de septiembre de 2017

Auzkue y la ermita de San Marcos ( Desde Oronoz-Mugaire )


En el extremo septentrional del largo cordal que desde la cumbre de Saioa o Sayoa ( 1418 m ) se desprende yendo a morir a orillas del río Baztán, una modesta e inapreciable cumbre se eleva sobre la margen izquierda del mencionado río, en su último “ suspiro “ antes de pasar a llamarse Bidasoa.
Entre los términos de Arrayoz/Arraioz ( 195 m ), Ciga/Ziga ( 353 m ) y Oronoz Mugaire ( 150 m ) se alza Auzkue ( 423 m ), amplia y más que discreta “ cimita “ cuyas suaves laderas aparecen tapizadas por verdes prados.
Sin lugar a dudas, su vertiente septentrional es la más abrupta, la que “ asoma “ sobre el río Baztán, el cual discurre paralelo a la N-121-B , carretera que atraviesa el Valle de Baztán desde su vertiente más occidental hasta su vertiente más septentrional, camino de Dancharinea ( 70 m ), punto fronterizo.

Como es habitual, la mayoría de los pueblos, por no decir todos, tienen un paraje por el que los lugareños salen a pasear y dar sus pequeñas “ caminatas “. En Oronoz-Mugaire ( 150 m ) es este paraje de Auzkue, el lugar por el que la gente realiza sus pequeños paseos, aunque en la localidad sea más conocido como “ La Cruz “, debido a que en las inmediaciones de la cima se ubica una cruz de piedra. Esta cruz ha sido la que ha dado ese “ sobrenombre “, no oficial, al lugar.
Parece ser que antiguamente esta cruz se ubicaba en el punto más elevado de este pequeño monte, es decir, en su cima y hasta ella se subía en Via Crucis. Al cerrarse los prados que actualmente encontramos en este paraje, se dice que la cruz fue “ trasladada “ fuera de estos, enclavándola en el punto en que la encontramos actualmente.

Auzkue, La Cruz o como aparece en el SITNA, Pechorrocoerreka, no pasa de ser una modesta cumbre en la que más que una ascensión, disfrutaremos de un agradable paseo por estos parajes situados en el extremo más occidental del siempre verde Valle de Baztán.

La localidad baztanesa de Oronoz-Mugaire ( 150 m ), localidad en la que resido, es la más occidental de las 15 que conforman el Noble Valle y Universidad de Baztán. Mugante con el Valle de Bertizarana, esta bella y alargada localidad, claro ejemplo de pueblo-calle, es la puerta de entrada habitual al Valle. Aquí nace la carretera N-121-B, la cual atraviesa todo el Valle de Baztán hasta alcanzar la frontera con Francia a la altura de Dancharinea ( 70 m ).

Este cómodo “ paseo “ lo realizo, no a diario, pero sí muy habitualmente, sobre todo esos días de trabajo y que por lo tanto no dispongo de tiempo para objetivos más “ ambiciosos “.
Es por ello que creo que este es un itinerario que pudiera resultar “ apetecible “ para realizarlo con los más pequeños o para aquellos que tan solamente quieran “ estirar las piernas “ y pasearse plácidamente o conocer un poquito más a fondo este siempre verde Valle de Baztán.  


Itinerario

Tomaremos como punto de partida la localidad baztanesa de Oronoz-Mugaire ( 150 m ) con la intención de realizar un corto y asequible “ paseo “ en el que visitaremos la más que discreta “ cimita “ de Auzkue ( 423 m ) y, en sus inmediaciones, la “ humilde “ ermita de San Marcos.
Comenzaremos a caminar desde la plaza de la localidad para discurrir entre los verdes prados que rodean la población más occidental del Valle. Dejaremos a nuestro paso numerosas bordas utilizadas como refugio para el ganado, yendo a ganar altura, en todo momento por marcado camino, hasta alcanzar la parte alta de la pequeña “ meseta “ en la que, rodeada de verdes prados, apenas destaca la cumbre de Auzkue ( 423 m ), conocida en la zona como “ La Cruz “ ya que en sus inmediaciones se ubica una cruz de piedra.
Deambulamos entre prados camino de la “ poco conocida “ ermita de San Marcos, discreto edificio que, de no saber que es un lugar de culto, más parece una borda típica de la zona que un pequeño santuario.
Corta visita ya que la ermita permanece cerrada, motivo por el que deberemos conformarnos con poder echar una “ ojeada “ desde el agujero que aparece en la puerta que da acceso al interior.
Evitando caminar por el interior de los prados daremos alcance a una pista cementada proveniente de la vecina localidad de Ciga/Ziga ( 353 m ) que da acceso a la antena repetidora que destaca sobre Oronoz-Mugaire ( 150 m ).
Sin llegar a esta, en sus inmediaciones tomaremos un estrecho sendero que termina por desembocar en una cómoda pista, la cual, tras dejar a su paso el depósito de agua que abastece a la localidad, nos devolverá al punto de partida de este corto y plácido itinerario, la localidad de Oronoz-Mugaire ( 150 m ).


Desnivel: 320 m.
Tiempo: 2 h a 3 h
Distancia: 7´7 km aprox.
Inicio: Oronoz-Mugaire ( Navarra )
Epoca recomendada: Todo el año
Cimas: Auzkue ( 423 m )


En el centro de la alargada localidad de Oronoz-Mugaire ( 150 m ), claro ejemplo de pueblo-calle, encontramos la plaza, lugar en el que podemos estacionar el vehículo.
Justo frente a esta ( E ) destaca el bello palacio Arretxea ( S. XVI ), renovado caserón por cuyo lateral derecho ( W ) nace el camino cementado que, discurriendo entre prados y tras dejar a nuestro paso la casa Elixandrenea, alcanza el puente que salva la carretera N-121-B.
Evitaremos atravesar bajo dicha carretera para tomar la amplia pista que continúa por la izquierda ( NE ) yendo a desembocar posteriormente, tras corto recorrido, en otra cementada proveniente de la iglesia de la localidad y que tras pasar junto a unas viviendas de reciente construcción abandona definitivamente la población.
Continuaremos por la derecha ( NE ) para de inmediato salvar un paso canadiense. El amplio camino cementado asciende paralelo a la carretera N-121-B, vial que actualmente “ evita “ atravesar la localidad.
A los pocos metros daremos alcance a un nuevo desvío que por la derecha ( SE ), tras pasar bajo otro puente de la mencionada carretera, alcanza la cercana fuente de Azkazkorro, lugar en el que muere el citado desvío.
Dicho esto, continuaremos al frente ( NE ), ganando altura paulatinamente hasta dar alcance a Kaskorroko Borda, pequeño edificio que dejaremos atrás para discurrir junto a la parte superior del cementerio de la localidad.
Superado este, alcanzamos una marcada bifurcación en la que hacemos caso omiso del ancho camino que sigue al frente ( NE ) para continuar por el carretil cementado que asciende en fuerte pendiente dejando a su paso Etxandiko Borda.
Continuamos ascendiendo y por la derecha ( E ) del camino vemos un estrecho sendero que sirve de atajo, evitando así la marcada curva que traza la pista cementada.
Una vez superada la cita curva, lugar en el que a la izquierda de la pista aparecen varias “ leñeras “ y junto a estas un camino al que haremos caso omiso, la pendiente se suaviza para dar alcance a Gorritiko Borda, punto en el que el piso cementado pasa a ser de tierra.
El camino nos da un pequeño descanso, momento en el que junto a su orilla izquierda ( E ) aparecen varias cruces de piedra, concretamente cuatro. Según parece esta no era la ubicación original de las mismas, se colocaron aquí tras convertirse en prados unos terrenos cercanos. También se comenta que había más cruces y que algunas desaparecieron, siendo utilizadas para la construcción de las ventanas de alguna casa.
Dejamos atrás las citadas cruces para toparnos con una marcada bifurcación en la que tomaremos el camino de la izquierda ( SE ), el cual discurre dejando a su paso, a la derecha del camino y en este orden, Etxeberriko Borda, Arotzeneko Borda y Garagarreko Borda, yendo a alcanzar los prados que conforman la parte alta de la amplia loma de Auzkue, no muy lejos de Baratxondoko Borda ( 347 m ).
Alcanzados los mencionados prados, abandonaremos el camino que continúa al frente ( S ) hacia el citado caserío de Baratxondoko Borda ( 347 m ) para girar 180 º y continuar por el herboso camino que discurre por el exterior de los mismos.
Nos topamos con una nueva bifurcación en la que dejaremos a la derecha ( E ) el camino proveniente de Mariñeneko Borda, borda de ganado junto a la que pasaremos posteriormente tras visitar la cima de Auzkue ( 423 m ). 
Continuaremos a la izquierda ( N ) por un marcado sendero que discurre junto a la alambrada que cierra los prados para, una vez alcanzado el extremo noroccidental de estos, girar a la derecha ( E ). Caminamos por un estrecho sendero que, dependiendo de la época del año, puede amenazar con ser engullido por los helechos aunque en todo momento es perfectamente notorio. Llevaremos a nuestra izquierda ( N ) la abrupta vertiente septentrional del monte que nos ocupa que cae vertiginosamente sobre las aguas de río Baztán, curso de agua que discurre por el fondo del valle paralelo a la carretera N-121-B.
Sin mayor dificultad alcanzaremos el punto más elevado del camino, a la derecha ( S ) y en el interior del prado se encuentra la cima de Auzkue ( 423 m ). Abierta panorámica hacia el Valle.
Sin entrar al prado, continuando unos metros por el camino, en breve alcanzamos la cruz de Auzkue. La panorámica hacia el valle se abre.
Nuestro camino comienza un paulatino descenso discurriendo en todo momento lo más cerca posible de la alambrada que cierra el prado que tenemos a nuestra derecha ( S ). El sendero penetra bajo un pequeño arbolado amenazando con difuminarse pero, teniendo como referencia la citada alambrada, desembocaremos sin dificultad reseñable en un herboso y más amplio camino.
Continuamos por la derecha ( S ) encajonados entre las alambradas que cierran los prados y haciendo caso omiso a los posibles caminos que recibiremos por la izquierda ( E ) provenientes de Arrayoz/Arraioz ( 195 m ). Dejando a la derecha ( W ) del camino un pabellón ganadero damos alcance a Mariñeneko Borda, lugar en el que destaca una encrucijada de caminos.
Seguiremos al frente ( S ) para rápidamente dar alcance a la pista cementada proveniente de Ciga/Ziga ( 353 m ) que da acceso al repetidor que, enclavado en las inmediaciones de Katxolako Borda, es claramente visible desde Oronoz-Mugaire ( 150 m ).
Tomaremos la pista cementada hacia la izquierda ( S ) pero tan solamente caminaremos apenas unos metros por ella ya que de inmediato nace por la derecha ( NW ) un herboso camino que pierde ligeramente altura.
Por la derecha ( N ) recibimos el camino proveniente de Arretxeko Borda, caserío que destaca en las inmediaciones. Encajonado entre helechos el camino discurre bajo el prado en el que queda enclavada la humilde ermita de San Marcos, edificio que vamos a visitar.
Nuestro camino alcanza una discreta bifurcación en la que optaremos por tomar el camino que asciende por la derecha ( S ) y que tras salvar un rústico portillo da acceso al prado aledaño al que alberga la ermita.
Una vez en el interior del prado continuaremos los más cerca posible de la alambrada que por la derecha ( N ) sirve de límite entre ambas fincas.
Intentando buscar un acceso al prado que alberga la discreta ermita, rodearemos este hasta situarnos en su vertiente occidental. Teniendo como referencia un pequeño árbol, a escasos metros de este, encontraremos un pequeño “ hueco “ que nos permitirá alcanzar la alambra que deberemos “ saltar “ para acceder al prado.
Una vez superado este pequeño “ escollo “ damos alcance a la “ humilde “ ermita de San Marcos, edificio que más que un lugar de culto parece una típica borda de la zona.
Tendremos que conformarnos con ver su exterior ya que la ermita permanece cerrada aunque un pequeño agujero en la puerta de entrada nos permite “ echar “ una ojeada a su cuidado interior.
Procurando “ molestar “ lo menos posible, alcanzamos nuevamente la alambrada que cierra el prado para caminar junto a ella por el interior de este. Dejamos a nuestro paso varios “ mugarris “ que, junto a la citada alambrada, limitan la finca. De inmediato nos topamos con un viejo “ tocón “ que, evitando tocar la alambrada, facilita nuestra “ salida “ del recinto.
Por el exterior del prado, caminando en todo momento por un marcado sendero que discurre junto a la alambrada que cierra los numerosos prados que “ tapizan “ este bucólico paraje, desembocamos en un amplio “ cortafuegos “ que, en fortísima pendiente, alcanza la pista cementada proveniente de  Ciga/Ziga ( 353 m ) que ya atravesamos anteriormente. Al frente destaca Baratxondoko Borda ( 347 m ), caserío perteneciente a la citada localidad.
Continuamos por la izquierda ( NW ) en paulatino ascenso y por camino cementado hasta alcanzar la parte más alta de este. Un corto descenso y nos topamos con una marcada bifurcación en la que haremos caso omiso del camino que nace por la derecha ( N ), a cuyo inicio destaca Elizaldereneko Borda, para continuar en descenso por pista cementada.
Esta pista da acceso al repetidor que destaca sobre la localidad de Oronoz-Mugaire ( 150 m ) aunque unos pocos metros antes de alcanzarlo deberemos abandonar la pista cementada por la izquierda ( NW ) para tomar un estrecho y en principio inapreciable sendero cuyo comienzo aparece señalizado con un poste de hierro.
Encajonado entre helechos, el sendero gana notoriedad de inmediato para posteriormente descender en acusada pendiente discurriendo entre prados. Una vez alcanzada la parte baja de estos nos topamos con una bifurcación en la que optaremos por seguir hacia la derecha ( NW ) yendo a desembocar en una marcada pista.
Continuamos por la izquierda ( S ) para de inmediato dar alcance a Altzualdeko Borda y en sus inmediaciones un paso canadiense que deberemos salvar. La pista continúa su descenso bordeando un prado para posteriormente, tras salvar un nuevo paso canadiense, dar alcance al depósito de agua que abastece a Oronoz-Mugaire ( 150 m ).
Junto al citado depósito la pista se convierte en carretil cementado y por este continuará nuestro descenso. En principio el camino cementando pierde altura en fortísima pendiente aunque posteriormente esta se suaviza para discurrir paralelamente a la carretera N-121-B.
A la orilla del camino dejaremos a nuestro paso varias fuentes, alguna de las cuales y dependiendo de la época del año, puede aparecer “ seca “.
Superadas estas, daremos alcance al puente que salva la carretera N-121-B y que al comienzo de este itinerario evitamos atravesar.
Ahora sí pasaremos bajo este para tomar el camino utilizado al principio de este “ paseo “ y por el que, tras dejar a nuestro paso la casa Elixandrenea, retornaremos al punto de partida, la localidad de Oronoz-Mugaire ( 150 m ).


Track del Itinerario
 

Fotos del Itinerario



Calle principal de Oronoz-Mugaire. La torre de la iglesia erigida en honor a Nª Sª de La Aaunción asoma sobre los tejados de la localidad
 
Plaza de Oronoz-Mugaire vista desde mi casa. En este lugar daremos comienzo este itinerario

Acceso a la plaza de Oronoz-Mugaire, lugar en el que podemos estacionar nuestro vehículo

Frente a la plaza de Oronoz-Mugaire llamará nuestra atención el Palacio de Arretxea ( Siglo XVI )

Palacio de Arretxea ( Siglo XVI )

Por la derecha del Palacio Arretxea nace un amplio camino que deberemos tomar

Camino cementado que discurre entre verdes prados

Casa Elixandrenea, la dejaremos a nuestro paso

Talla de madera en la fachada de la casa Elixandrenea

El camino cementado continúa discurriendo entre prados

Marcada bifurcación en la que abandonaremos el camino cementado que continúa atravesando bajo el puente sobre el que discurre la variante de Oronoz-Mugaire. Continuaremos por la izquierda sin pasar bajo el puente

Dejamos atrás Oronoz-Mugaire, localidad rodeada de verdes prados

Caminamos por una amplia pista ....................

.................. que desemboca en otra cementada proveniente de la iglesia de la localidad

Continuaremos por la derecha hacia un visible paso canadiense

Deberemos salvar el paso canadiense que aparece en el camino

Nuestro camino continúa al frente haciendo caso omiso del que por la derecha pasa bajo un nuevo puente. Aunque merece la pena desviarse tan solamente unos metros por este para alcanzar el paraje de Azkazkorro

Bajo el puente, resguardada de la lluvia, nos topamos con una maqueta del antiguo " Colegio San Martín ", trabajo presentado para el concurso del Baztandarren Biltzarra, fiesta anual que reune a todas las localidades del Valle de Baztán

Paraje de Azkazkorro

Fuente de Azkazkorro

En este paraje de Azkazkorro, tan solamente a unos metros de nuestro camino, muere el desvío

De regreso hacia nuestro camino, otra foto de la maqueta del " Colegio San Martín ", uno de los dos colegios con los que antiguamente contaba la localidad

Definitivamente dejaremos atrás la localidad de Oronoz-Mugaire

El camino cementado gana altura en acusada pendiente hacia la visible Kaskorroko Borda

Bella panorámica de oronoz-Mugaire

El camino, ya convertido en pista, deja a su paso el cementerio de la localidad

Oronoz-Mugaire

Vista hacia la localidad desde su cementerio

Nos topamos con una marcada bifurcación en la que continuaremos en fuerte ascenso por la derecha, nuevamente por camino cementado

Por la derecha del camino cementado nace un sendero que paralelamente asciende " atajando " un corto tramo. Cualquier opción es válida

Tras fuerte ascenso la pista pierde inclinación salvando una cerrada curva en la que por la izquierda nace un amplio camino al que haremos caso omiso

Al comienzo de este camino, al que haremos caso omiso, destacan varias " leñeras "

Salvada la cerrada curva que traza nuestro camino cementado recibiremos por la derecha ( izquierda en la foto ) el sendero que la " atajaba "

Ganamos altura en un discurrir más tendido .............

..................... para dar alcance a Gorritiko Borda, lugar en el que definitivamente el camino cementado muere

Gorritiko Borda

Auza visto desde las inmediaciones de Gorritiko Borda

Dejamos atrás Gorritiko Borda

Junto al camino aparece una primera cruz de piedra, la mayor de las que vamos a encontrar en unos pocos metros

Detalle de esta primera cruz de piedra

Aparecen tres cruces más a la orilla del camino

Detalle de la segunda cruz, también de piedra

Mirada hacia atrás con las dos primeras cruces en primer término. Al fondo aparece Gorritiko Borda

Aparecen la tercera y cuarta cruz, también a la orilla del camino

Detalle de la tercera cruz

Metros antes de dar alcance a una marcada bifurcación aparece la cuarta cruz. Un grupo de " pottokas " pasta plácidamente en el lugar

Vamos dejando las cruces de piedra a nuestro paso junto al amplio y marcado camino

Cuarta cruz de piedra y bifurcación, continuaremos por la izquierda

Detalle de la cuarta cruz

Con Etxeberriko Borda asomando al fondo, el camino gana altura entre prados ( izda ) y helechales ( dcha )

Etxeberriko Borda

Nuestro camino continúa al frente haciendo caso omiso del que por la derecha da acceso a Etxeberriko Borda

La pendiente se acentúa para continuar " encajonados " entre verdes prados

Con Etxeberriko Borda en primer término vemos asomar al fondo Mendaur

A la derecha del camino asoma Arotzeneko Borda

El camino continúa en fuerte ascenso

Arotzeneko Borda

Arotzeneko Borda destaca en el interior de un prado

Atravesamos un frondoso tramo de arbolado

Aparece Garagarreko Borda

El camino deja Garagarreko Borda a su paso ...............

............... para continuar junto al murete de piedra que cierra el prado aledaño

El camino suaviza su pendiente ..............

.................. aunque, de inmediato, al entrar nuevamente bajo el arbolado vuelve a ganar en inclinación

Frondoso tramo de arbolado que atravesaremos a la vez que ganamos altura en fuerte pendiente

Dejamos atrás la frondosidad del arbolado para salir a terreno despejado, en todo momento por marcado camino

Nuestro camino se bifurca. Por la derecha, al que haremos caso omiso, el camino continúa hacia Baratxondoko Borda mientras que por la izquierda, el que tomaremos trazando un giro de 180º, busca la cima de Auzkue

Bifurcación, venimos ascendiendo por el camino de la izquierda para trazar un giro de 180º y continuar por el de la derecha pegados a la alambrada

El camino se encajona entre las alambradas que cierran los prados ................

.................... para nuevamente ganar en inclinación

Al alcanzar nuestro camino la esquina de la alambrada que cierra el prado que tenemos a nuestra izquierda, nuevamente se bifurca. Hacemos caso omiso del amplio y herboso camino que continúa por la derecha ( frente ) hacia Mariñeneko Borda, paraje que alcanzaremos más tarde, para nosotros torcer a la izquierda camino de Auzkue

Angulo que forma la alambrada en la esquina superior del prado en el que nuestro camino se bifurca. Aparecen Mallurketa o Meateko Kaskoa, en primer término, con Oteixon detrás y Mendaur al fondo

Mallurketa o Meateko Kaskoa, en primer término, con Oteixon ( centro ) y Mendaur al fondo

Mallurketa o Meateko Kaskoa asoma en primer término con Amaburu delante, Oteixon ( centro ) y Mendaur al fondocon Mendieder a su derecha

Este herboso y ancho camino posteriormente se convierte en sendero para bordear el prado que tenemos a la derecha

Mirada hacia el Valle de Bertizarana, abierto bajo las cimas de Amaburu, en primer término, Mallurketa o Meateko Kaskoa ( dcha ), Oteixon y Mendaur ( centro ) al fondo

El disperso caserío de Narvarte/Narbarte asoma en el fondo del valle

Sobre los prados que tenemos a nuestra derecha asoma Abartán

Alcanzamos el ángulo que forma la alambrada que cierra el prado que tenemos a nuestra derecha. El sendero hacia Auzkue discurre paralelo a dicha alambrada

Aunque en principio y dependiendo de la época del año, el sendero amenaza con querer cerrarse ...........

................ este discurre perfectamente notorio en todo momento

Arregiko Kaskoa ( izda ) y Larrazu ( dcha ) asoman a nuestra izquierda

Entre helechos el camino continúa paralelo a la alambrada

Metros por debajo y paralela al cauce del río Baztán, esporádicamente avistamos el discurrir de la carretera N-121-B

Apreciamos el trazado del sendero que discurre paralelo a la alambrada. Auza, entre brumas, asoma al fondo

En algunos cortos tramos, el sendero aparece prácticamente " engullido " por los helechos

El sendero alcanza la cima de Auzkue con Auza asomando al fondo

Cima de Auzkue con Mallurketa o Meateko Kaskoa ( dcha ), Oteixon y Mendaur asomando al fondo

Continuaremos nuestro caminar paralelos a la alambrada con Auza asomando al fondo

Negros nubarrones cubren el cielo baztanés

Vamos dejando atrás la cima de Auzkue y conforme perdemos ligeramente altura la panorámica se abre. En primer témino aparece Lecaroz/Lekaroz ( izda ) con Elizondo ( centro ) al fondo bajo Auza

Caminamos junto a la alambrada que cierra el prado que tenemos a nuestra derecha. En primer término asoma Arrayoz/Arraioz, con Lecaroz/Lekaroz ( izda ), Elizondo ( centro ) y Garzain/Gartzain con alguno de sus barrios ( dcha ) al fondo. Auza ( centro ) y Peña de Alba ( dcha ) destacan en el horizonte

Cruz de Auzkue con Lecaroz/Lekaroz ( izda ), Elizondo ( centro ) al fondo bajo Auza ( izda ) y Peña de Alba ( dcha ) en el horizonte

En primer término asoma Arrayoz/Arraioz con sus dos barrios, Lecaroz/Lekaroz ( centro ) y Elizondo ( dcha ) al fondo bajo Auza 

Dejamos atrás la cruz de piedra situada en las inmediaciones de la cima de Auzkue

Continuaremos nuestro descenso paralelos a la alambrada

La panorámica hacia el Valle es muy abierta

Ariztegi ( izda ), Garzain/Gartzain ( centro ) y Cigaurre/Zigaurre ( dcha ) destacan bajo la inconfundible silueta de Peña de Alba ( dcha )

Garzain/Gartzain

Seguiremos perdiendo altura junto a la alambrada disfrutando de una bella panorámica

El camino se mantiene abierto junto a la alambrada

Rodeamos el prado que tenemos en primer término, descendiendo hacia el camino que aparece en su parte baja. Al fondo asoma Ciga/Ziga, localidad rodeada de verdes prados sobre la que destaca Abartán ( dcha )

Ciga/Ziga, localidad sobre la que destaca Abartán ( dcha )

Un estrecho sendero, en todo momento cercano a la alambrada que cierra el prado que destaca a nuestra derecha, desciende en busca del amplio y herboso camino que asoma al fondo

En el descenso, nuestro sendero atraviesa un pequeño tramo de arbolado

El sendero ( izda ) que desciende de Auzkue termina por desembocar en este herboso camino

Una vez alcanzado el amplio camino continuaremos por la derecha, nuevamente paralelos a la alambrada que cierra el prado

Mirada atrás. Junto a la alambrada que cierra el prado se aprecia el trazado del sendero por el que hemos descendido de Auzkue y que ha terminado por alcanzar el amplio camino por el que discurrimos

Haciendo caso omiso del camino que recibiremos por la izquierda procedente de Arrayoz/Arraioz, continuaremos al frente

En primer término asoma tímidamente Cigaurre/Zigaurre con Peña de Alba ( dcha ) y Larrebeltz ( izda ) al fondo

Elizondo aparece bajo Auza

Herboso y cómodo camino que hace muy agradable nuestro discurrir

Lecaroz/Lekaroz ( izda ) y Elizondo ( dcha ) asoman con Auza destacando en el horizonte. El Puerto de Izpegi ( centro ) y Buztanzelhay ( izda ) aparecen en el horizonte

Ciga/Ziga asoma cercano

Ciga/Ziga

Nuestro camino discurre en todo moemnto encajonado entre prados

Dejaremos a nuestro paso alguna palomera

Se abre la panorámica hacia el Valle. Lecaroz/Lekaroz ( izda ), Elizondo ( centro ) y Garzain/Gartzain ( dcha ) destacan en primer término con Auza, en todo momento, en el horizonte

Ante nuestro herboso camino asoma en primer término Abartán ( izda ) con Gartzaga ( centro ) al fondo

Lecaroz/Lekaroz y Elizondo asoman en primer término con Gorramendi ( izda ), Buztanzelhay e Izpegi ( centro ) y Auza ( dcha ) al fondo

Otra de las palomeras que dejaremos a nuestro paso con Larrazu asomando al fondo

Nuestro herboso camino ( izda ) recibe por la izquierda ( derecha en la foto ) una pista proveniente de Arrayoz/Arraioz

Numeroso ganado pasta plácidamente en los verdes prados que vamos dejando a nuestro paso

Sabateneko Borda ( centro ) asoma en primer término con Ciga/Ziga ( izda ), Abartán ( centro ) y Gartzaga ( dcha ) en el horizonte

Daremos alcance a un pabellón ganadero que destaca junto al camino

Marcada bifurcación junto a Mariñeneko Borda. Seguiremos al frente haciendo caso omiso del camino que por la izquierda desciende hacia Sabateneko Borda y del que recibimos por la derecha proveniente de la bifurcación en la que nos desviamos hacia Auzkue

Sabateneko Borda asoma en primer término

Nuestro camino continúa bien notorio. En primer término asoman entre verdes prados Irigoiengo Ardiborda ( centro ) y Goienetxeko Borda ( dcha ) con Oteixon ( dcha ) y Mendaur ( izda ) al fondo

Con Zozaya/Zozaia ( izda ) asomando al fondo, apenas destaca entre los verdes prados la ermita de San Marcos

La ermita de San Marcos apenas llama la atención ya que más parece una típica borda de ganado enclavada en el interior de un prado

Nuestro camino alcanza una pista cementada proveniente de Ciga/Ziga dando acceso a la antena repetidora que asoma sobre Oronoz-Mugaire. Tomaremos por la izquierda pero tan solamente unos pocos metros

De inmediato nace por la derecha ( izquierda en la foto ) un herboso camino que deberemos tomar

El herboso camino pierde altura paulatinamente ................

................. siendo notorio en todo momento

Nuestro camino ( dcha ) recibe por la derecha ( izquierda en la foto ) otro proveniente de Arretxeko Borda

En el prado que tenemos al frente asoma la ermita de San Marcos ( dcha ). Antiguamente desde nuestro camino ascendía un acceso directamente hacia la ermita. Hoy aparece completamente cerrado por el helecho. Deberemos continuar por el marcado camino que discurre rodeando el prado

En primer término, rodeada de prados, asoma la discreta cima de Azkarate ( dcha ) con Abartán destacando al fondo

Discreta bifurcación en la que continuaremos por la derecha hacia el visible portillo que asoma al fondo

Con Abartán ( izda ) y Gartzaga ( dcha ) asomando al fondo deberemos salvar el portillo que da acceso al prado aledaño al que alberga la ermita de San Marcos

En primer término apenas destaca la discreta cimita de Azkarate con Abartán ( izda ) y Gartzaga ( dcha ) asomando al fondo

Caminaremos junto a la alambrada que por la derecha separa los dos prados

Zozaya/Zozaia aparece rodeado de prados

La ermita de San Marcos asoma cercana en el interior del prado contiguo

Los prados cubren las laderas de Azkarate, cimita que asoma en primer término. Las Peñas de Urlegi ( izda ) e Irreko Harriak ( centro ) destacan bajo las faldas de Abartán ( centro )

Zozaya/Zozaia

Disfrutamos de una privilegiada panorámica hacia la carretera N-121-A, corredor que salvando los Montes de Belate nos comunica con la capital navarra

Mendaur ( izda ), Oteixon ( centro ) y Mallurketa o Meateko Kaskoa ( dcha ) destacan sobre Oyeregui/Oieregi, algunas de cuyas casas asoman en primer término

Bordeamos el prado en cuyo interior destaca la ermita de San Marcos

No hay acceso habilitado al prado, es decir, no queda otra que " salvar " la alambrada por donde mejor podamos

Con Zozaya/Zozaia asomando al fondo, junto al árbol que tenemos en primer término, aparece el " hueco " que hemos aprovechado para salvar la alambrada

Ermita de San Marcos, humilde edificio que más parece una típica borda de la zona

La puerta de acceso a la ermita aparece " protegida ", supongo, del ganado. Junto a la puerta destaca una rústica " aguabenditera " esculpida en la fachada

Detalle de la " aguabenditera " esculpida en la fachada de la ermita de San Marcos

Un agujero en la puerta de la ermita nos permite una foto de su interior, limpio y cuidado

Fachada latertal de la Ermita de San Marcos en la que se aprecia una pequeña ventana

Por la izquierda de la ermita de San Marcos ..............

............. se aprecia el antiguo camino que le daba acceso y que a día de hoy aparece cerrado desde la parte baja del prado

Irigoiengo Ardiborda asoma cercana rodeada de prados

Damos la espalda a la ermita de San Marcos para continuar con nuestro itinerario

Buscaremos el ángulo que forma el prado, lugar en el que destaca un mugarri que señaliza sus límites

Mugarri en el interior del prado

En el interior del prado destaca Irigoiengo Ardiborda ( dcha )

Caminaremos junto al borde del prado dejando a nuestro paso otro mugarri

Aprovecharemos este " tocón " para salir del prado salvando la alambrada

Ya desde el exterior del prado echaremos un último vistazo hacia la ermita de San Marcos

Un estrecho sendero nace en el exterior del prado para discurrir paralelo a la alambrada que lo cierra aunque a escasos metros de esta

El sendero gana en notoriedad para alcanzar la esquina del prado

Salvando algún pequeño obstáculo, el sendero discurre ahora junto a la alambrada que cierra el prado

En nuestro discurrir junto a la alambrada dejaremos a nuestro paso un paso que la salva

Una vez alcanzado el extremo del prado, en todo momento junto a la alambrada, ganaremos altura en fortísima pendiente encajonados entre prados

La ermita de San Marcos asoma en el interior del prado con Abartán al fondo

Amplio camino entre alambradas por el que ganaremos altura en acusada pendiente dando vista a Zozaya/Zozaia

La ermita de San Marcos ( izda ) destaca entre prados con Abartán ( centro ) y Gartzaga ( dcha ) asomando sobre la carretera N-121-A que discurre encajonada entre montes

Zozaya/Zozaia, barrio de Oronoz-Mugaire enclavado en pleno monte

Zozaya/Zozaia

Alcanzamos la pista cementada que, proveniente de Ciga/Ziga, da acceso a la antena repetidora que destaca sobre Oronoz-Mugaire y hacia la cual debemos dirigirnos. Continuaremos por la izquierda

El camino cementado discurre entre prados en suave ascenso

Zozaya/Zozaia asoma bajo las laderas de Gurutzaldea ( dcha ) y Sailuz o Iraperri ( centro )

Santesteban asoma en el fondo del valle con Mendaur ( dcha ) en el horizonte

Santesteban, localidad enclavada entre montes

Santesteban

Zozaya/Zozaia asoma sobre la carretera N-121-A

Bifurcación en la que continuaremos por la izquierda siguiendo la pista cementada. Dejamos por la derecha el camino junto al que destaca Elizaldereneko Borda

El camino cementado alcanza la antena repetidora aunque metros antes de alcanzarla deberemos abandonarlo por la izquierda yendo a tomar un estrecho sendero a cuyo comienzo, sirviendo de " baliza ", destaca un poste de hierro

Poste de hierro señalizando el inicio del sendero que deberemos tomar. En principio el sendero parece cerrarse entre el helecho pero ..............

............................. de inmediato gana en notoriedad

Amplio y marcado camino por el que descendemos  de regreso hacia Oronoz-Mugaire

El sendero alcanza el borde de un prado y discurre junto a la alambrada que lo cierra. En primer término asoma Amaburu ( dcha ) con Mallurketa o Meateko Kaskoa detrás, Oteixon ( centro ) y Mendaur ( izda ) al fondo

Narvarte/Narbarte asoma en el fondo del valle bajo la ladera de Oteixon ( dcha ) con Mendaur ( centro ) al fondo

El camino se encajona entre las alambradas que cierran los prados .............

...................... para terminar desembocando en una amplia pista por la que continuaremos hacia la izquierda

A los pocos metros aparece Altzualdeko Borda ..................

............................ y junto a esta, un paso canadiense que atravesaremos

La pista discurre rodeando el prado que tenemos a nuestra derecha

La pista atraviesa un frondoso tramo de arbolado

Salvamos un nuevo paso canadiense

Depósito de agua que abastece a Oronoz-Mugaire, .......................

.................... lo dejaremos a nuestro paso. La pista vuelve a convertirse en camino cementado ...............

..................... que pierde altura en fortísima pendiente

Haremos caso omiso del camino que nace por nuestra izquierda ( derecha en la foto )

El camino cementado deja a su paso alguna de las casas situadas a las afueras de Oronoz-Mugaire

Damos vista a la piscifactoría de Oronoz-Mugaire

Piscifactoría de Oronoz-Mugaire

Oronoz-Mugaire asoma cercano

Oronoz-Mugaire

Camino cementado por el que descendemos hacia Oronoz-Mugaire

Oronoz-Mugaire

El camino cementado discurre en un corto tramo paralelo a la carretera N-121-B

A la orilla del camino dejamos una fuente

Fuente de la que mana un escaso caudal

Poco más adelante destaca una nueva fuente y junto a esta un banco

Banco y fuente, sin agua en esta época del año

El camino cementado por el que venimos descendiendo se bifurca

En la bifurcación tomaremos por la izquierda el camino que pasa bajo la carretera N-121-B

Puente que salva la carretera N-121-B

Oronoz-Mugaire asoma cercano

Con Oronoz-Mugaire a la vista damos alcance al camino por el que dimos comienzo este itinerario

El camino discurre encajonado entre los muretes de piedra que cierran los prados

Casa Elixandrenea, junto a la que pasamos al comienzo de la ruta

La iglesia erigida en honor a Nª Sª de La Asunción asoma sobre los tejados de la localidad

Amaburu asoma sobre los tejados de la población

Alcanzamos Oronoz-Mugaire

Casa en Oronoz-Mugaire

Escudo en la fachada

Alcanzamos el punto de partida de este corto itinerario, la plaza de Oronoz-Mugaire, ................
..................... lugar sobre el que asoma el monte Amaburu

Calle principal de Oronoz-Mugaire. La torre de la iglesia erigida en honor a Nª Sª de La Aaunción asoma sobre los tejados de la localidad

Atardecer en Oronoz-Mugaire, localidad baztanesa desde la que parte esta pequeña ruta