jueves, 21 de enero de 2021

Iterrizokoa-Putzuetako Gaina-Txaruta ( Desde Venta Quemada con raquetas )

Históricamente, el Puerto de Belate ( 847 m ) ha sido un estratégico paso para las comunicaciones entre la Península Ibérica y Europa. Frecuentado paso de viajeros y peregrinos, como así lo atestigua el antiguo monasterio-hospital de Santa María, fundado en el año 1160 y de gran importancia hasta que fue saqueado en el siglo XVI. Posteriormente en el año 1764 fue incendiado y en el año 1793 fue devastado por los franceses en la Guerra de la Convención.

Ejércitos, pastores, contrabandistas, han dejado innumerables vestigios que dan fe de la importancia de este paso. Cabe destacar, entre otros, la calzada de incierto origen entre medieval y romano, dólmenes, minas de caolín, la Casa de Carabineros o Venta Quemada, la antigua Venta de la Sangre, la tradicional Venta de Ulzama, etc.

Aunque situados en el Puerto de Belate ( 847 m ), si algo llama nuestra atención, estos son los restos del antiguo castillo, situado en lo alto de una colina, al W. del paso y que perteneció al último monarca navarro. Gazteluzar o Gazteluzarra es el topónimo con el que se conoce la mencionada colina en la que reposan las ruinas del conocido como “ Castillo de Belate “. La Batalla de Belate, los conocidos Bandidos de Lanz, el crimen de Belate, historia, leyendas y hechos que hacen de estos parajes de Belate, un lugar que rebosa historia pises donde pises. Los tradicionales pastos de Belate, la turbera de Belate, todos estos parajes han recuperado su tranquilidad original gracias a los modernos “ Túneles de Belate “ que han desviado el tránsito de vehículos, atravesando las entrañas de estas montañas.

El Puerto de Belate ( 847 m ) es un importante paso de montaña en la divisoria cantábrico-mediterránea. Zona tradicional de pastoreo, constituye el límite natural entre los Valles de Ulzama y Baztán, siendo a su vez zona de transición entre la montaña cantábrica y pirenaica. Hoy en día, es zona LIC ( Lugar de Interés Comunitario ), afectando a 25.193 Ha y convirtiéndose en uno de los más extensos de Navarra.

 

La Batalla de Belate

 

La batalla de Belate, la cual parece ser que tuvo lugar posiblemente el 7/12/1512, consistió en una captura de armamento pesado producido en el Puerto de Belate, entre las tropas forales guipuzcoanas que apoyaban a Fernando el Católico y las gasco-navarras que habían entrado en Navarra con la intención de reponer en el trono al rey de Navarra, Juan III de Albret, que había sido destronado por Fernando el Católico ese mismo año. Los guipuzcoanos atacaron a la retaguardia franco-navarra cuando pasaba el puerto, poniéndola en fuga y apoderándose de su artillería. En una de las versiones se cuestiona el que existiera una verdadera batalla y no un mero enfrentamiento en la toma de los cañones. Las tropas navarro-gasconas tras el fallido sitio y asalto de la ciudad de Pamplona y ante la llegada del invierno, procedieron a replegarse hacia el Baztán, hostigadas por las fuerzas castellanas al mando del capitán Charles de Góngora ( beaumontés ). Góngora capturó a unos centenares de los rezagados y volvió a Pamplona, donde arrastró las banderas de los vencidos. Cabe reseñar que hay diferentes versiones sobre esta “ Batalla “

 

La Turbera de Belate

 

Las “ turberas “ son zonas húmedas especiales que se originan únicamente en determinados ambientes. La vegetación que se desarrolla en las turberas tarda en descomponerse y se acumula sobre el terreno, dando lugar a depósitos de turba que con el tiempo crece en espesor. Actualmente, la turbera de Belate está muy alterada por la acción del hombre ( drenajes, fertilización, presión ganadera, etc.) y se ha detenido el proceso natural de formación de la turba. El lugar ofrece un aspecto de pradera pastizal. No obstante, la turbera de Belate posee un espesor máximo de 3´80 metros de profundidad y todavía mantiene la posibilidad de recuperar su funcionamiento original como turbera. Las turberas son hábitats naturales extremadamente raros en nuestras latitudes, muy sensibles a los procesos del cambio climático y a su destrucción por las actividades del hombre. El análisis del polen acumulado a lo largo de miles de años en el depósito de turba de Belate, permite conocer la evolución histórica de nuestro territorio en los últimos 15000 años. En los diversos microambientes de la turbera, se encuentra una rica variedad de especies de flora silvestre algunas de ellas catalogadas por su rareza y singularidad. En Belate se encuentran tres de las cuatro únicas turberas existentes en Navarra. Las turberas son espacios naturales de interés por lo que la presencia de turberas en Belate justifica la incorporacíón de este espacio a la Red Natura Europea.

Una “ turbera “ es un tipo de humedal ácido en el cual se ha acumulado materia orgánica en forma de turba. Las turberas son cuencas lacustres generalmente de origen glaciar que actualmente están repletas de material vegetal más o menos descompuesto y que conocemos como turba de agua dulce. Las turberas se originan cuando el material orgánico depositado excede al descompuesto en una laguna o pantano. De esta manera la laguna o pantano puede terminar por rellenarse de material orgánico y partes considerables de la turbera pierden contacto con el agua de las vertientes y el agua subterránea por lo que pasan a abastecerse principalmente de agua de lluvia. Cuando esto ocurre, algunas especies de musgos que sobreviven en aguas de pocos nutrientes se ven favorecidas. La acumulación de turba depende de los siguientes factores, productividad, acidez, especies que habitan el lugar y decaimiento aeróbico.

Desde el año 2008 los ayuntamientos de Ulzama y Baztán junto al Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente del Gobierno de Navarra iniciaron un proyecto de recuperación de la Turbera de Belate.

 

Los “ Montes de Belate “ están situados, como he comentado anteriormente, en la divisoria cantábrico-mediterránea y son cimas de suaves formas que rondan los 1000 metros de altura. Las excursiones montañeras que parten desde lo alto del puerto de Belate ( 847 m ), habitualmente buscan la cima de Saioa ( 1418 m ), el gigante de la zona y situado al E. del puerto ( 847 m ) o Txaruta ( 1081 m ), la cumbre más elevada de entre las cimas que se ubican al W. del puerto ( 847 m ).

Este último va a ser el objetivo para nuestra excursión, una corta “ mañanera en la que aprovecharemos la nieve caída recientemente para “ raquetear “ por estos bellos parajes en los que confluyen el Valle de Ulzama, el Valle de Baztán e Ibargoiora ( Donamaría-Gaztelu ). Esta es mi propuesta, espero que la disfrutéis.

 

 

Resumen del Itinerario

 

Sencilla ruta que resulta muy recomendable en cualquier época del año y especialmente “ apetecible “ para, cuando la nieve nos lo permite, realizarla con raquetas.

Aprovechando la nieve caída estos días atrás partiremos desde el aparcamiento aledaño a Venta Quemada ( 831 m ) por la carreterita, hoy cubierta por una buena capa de nieve, que asciende hacia el collado de Indulain ( 898 m ).

En este discreto collado ( 898 m ),obviando el camino que sigue de frente, por el que posteriormente regresaremos, continuamos por la izquierda en busca de la cumbre de Iterrizokoa ( 980 m ), en la que desembocamos plácidamente.

Descendemos hacia el collado de Bentaxar ( 943 m ), amplio cuello engalanado con numerosas palomeras y sobre el que apenas destaca la modesta “ cimita “ de Bentaxarko Gaina ( 958 m ), cota que hoy no visitaremos.

Un rápido descenso nos sitúa en el Portillo de Golbai ( 941 m ), punto en el que confluyen los Valles de Ulzama y Baztán con territorio de Ibargoiora ( Donamaría-Gaztelu ).

Nos topamos con las marcas rojiblancas de la Senda de Euskal Herria o GR-12, balizas que seguiremos mientras caminamos por Mangonadako bidea, amplio camino que discurre bajo la vertiente meridional de la rocosa y arbolada cumbre de Golbaiko Gaina ( 1019 m ).

En paulatino ascenso salimos a terreno despejado, momento en el que abandonaremos Putzuetako bidea, camino por el que posteriormente regresaremos, para continuar junto a las balizas citadas anteriormente que terminan por alcanzar la cercana cumbre de Putzuetako Gaina ( 1063 m ), muga natural entre tierras de Ibargoiora y el Valle de Ulzama.

Descendemos al collado de Uztalakorta ( 1020 m ) camino de la ya visible cima de Txaruta ( 1081 m ), la cumbre más elevada de este itinerario y de esta zona de los Montes de Belate que alcanzaremos tras corto pero acusado ascenso.

Hoy no disponemos de mucho tiempo así que decidimos retornar al collado de Uztalakorta ( 1020 m ), paraje en el que tomamos Putzuetako bidea, camino que nos devuelve a Mangonadako bidea para nuevamente desembocar en el Portillo de Golbai ( 941 m ).

Hacemos caso omiso del camino por el que anteriormente alcanzamos este paraje desde el collado de Bentaxar ( 943 m ), el cual dejaremos a nuestra derecha ( SE ), para seguir de frente ( E ) en dirección al frondoso hayedo.

Discurriendo bajo la vertiente septentrional de Iterrizokoa ( 980 m ) terminamos desembocando en el collado de Indulain ( 898 m ), lugar en el que retomamos el carretil asfaltado que nos devolverá al punto de partida, Venta Quemada ( 831 m ).  

 

Datos del Itinerario

 

Desnivel: 390 m.  

Tiempo: De 3 h a 4 h

Distancia: 10 km aprox.

Inicio: Venta Quemada ( Puerto de Belate )

Fecha de realización: Enero 2021

Época recomendada: Todo el año 

Cimas: Iterrizokoa o Berriozokoa ( 980 m ); Putzuetako Gaina o Putzutekogañe ( 1063 m ); Txaruta o Larrazmendi ( 1081 m )

 

Descripción del Itinerario

 

Estacionaremos nuestro vehículo en el amplio aparcamiento situado junto a la antigua Casa de Carabineros o Venta Quemada ( 831 m ), lugar desde el que tomaremos la estrecha carreterita que, hoy desaparecida bajo una buena capa de nieve, nace bajo este dando acceso a la antena de telefonía que se alza en la cima de Iterrizokoa o Berriozokoa ( 980 m ).

Este estrecho carretil asfaltado parte desde la carretera NA-1210 que atraviesa el Puerto de Belate ( 847 m ), a escasos metros del aparcamiento en dirección a Almandoz ( 400 m ), aunque también podemos alcanzarlo directamente desde el parking tomando un estrecho sendero que desemboca en este a la altura de un paso canadiense.

Salvando de inmediato el citado paso canadiense no tardamos en alcanzar los antiguos depósitos para almacenamiento del caolín extraído en las minas del entorno y que hoy se han “ reconvertido “ en sociedades de pastores y cazadores.

Dejamos a nuestro paso los citados depósitos para almacenamiento del caolín, lugar en el que, por la izquierda ( W ), continúan las marcas rojiblancas del sendero GR-12 o Senda de Euskal Herria, camino que se dirige hacia la “ Turbera de Belate “ pasando antes junto a Benterreko Borda y el cual hoy no tomaremos.

Ascendemos en paulatino ascenso por la carreterita que discurre bajo la vertiente meridional de  Gasteluzar/Gazteluzarra ( 941 m ), cima en la que destacan las ruinas del antiguo Castillo de Belate.

Ganamos altura bajo el desnudo hayedo hasta desembocar en el discreto collado de Indulain ( 898 m ) dejando a nuestro paso, unos pocos metros antes de alcanzarlo, una chabola ( cerrada ) situada a la derecha ( E ) del camino.

Situados en el mencionado collado ( 898 m ), destacada encrucijada de caminos, dejaremos de frente ( NW ) el marcado camino, hoy apenas apreciable bajo el manto de nieve, que discurre bajo la vertiente septentrional de Iterrizokoa o Berriozokoa ( 980 m ) desembocando bien en el collado de Golbai ( 941 m ) o bien en las bordas de Txaruta ( 945 m ), camino por el que regresaremos.

Continuamos hacia la izquierda ( W ) sobre la “ intuible “ carretera para, sin dificultad reseñable, desembocar en la cima de Iterrizokoa o Berriozokoa ( 980 m ). Una caseta y una antena de telefonía destacan en la amplia cumbre. Bonita panorámica.

Dejamos a la derecha ( NE ) la caseta y el “ cerrado “ en el que se ubica la antena para descender hacia el collado de Bentaxar ( 943 m ), cuello en el que destacan unas visibles palomeras de suelo y sobre el que se eleva tímidamente la modesta “ cimita “ de Bentaxarko Gaina ( 958 m ), cercana cota que hoy obviaremos.

Descendemos por Donamariako bidea, camino hoy apenas perceptible que, discurriendo bajo la mencionada “ cimita “, se eleva al otro lado de la alambrada yendo a buscar la línea de palomeras junto a la que caminaremos hasta desembocar en el paraje de Golbai ( 941 m ), lugar en el que confluyen las tierras de Ulzama, Baztán e Ibargoiora (  Donamaría-Gaztelu ).

Abandonamos territorio baztanés atravesando el Portillo de Golbai ( 941 m ), lugar a partir del cual continuaremos por Mangonadako bidea para discurrir bajo la vertiente meridional de la rocosa y arbolada cumbre de   Golbaiko Gaina ( 1019 m ).

El citado camino penetra bajo el hayedo para continuar ganando altura en paulatino ascenso buscando alcanzar el collado de Uztalakorta ( 1020 m ).

Al salir del arbolado nuestro camino se bifurca, momento en el que obviamos el camino que sigue por la izquierda ( W ) mientras continuamos ascendiendo por la derecha ( NW ) hasta situarnos bajo la vertiente sudoriental de Putzuetako Gaina ( 1063 m ), nuestro próximo objetivo.

A la altura de un poste en el que destacan las marcas rojiblancas de la Senda GR-12 abandonaremos el camino para seguir ganando altura por la despejada ladera oriental de Putzuetako Gaina ( 1063 m ), en la que destaca la línea de mugarris, hoy “ desaparecidos “ bajo la capa de nieve, que delimita los territorios del Valle de Ulzama e Ibargoiora,.

En paulatino ascenso y sin dificultad reseñable alcanzamos la mencionada cumbre. Putzuetako Gaina o Putzutekogañe ( 1063 m ), amplia y herbosa cima de abierta panorámica en la que destaca uno de los  mugarris que delimita los territorios de Ulzama e Ibargoiora y una baliza de la Senda de Euskal Herria o GR-12

Bajo la ladera NE. de Putzuetako Gaina ( 1063 m ), se puede visitar ( hoy es inútil buscarlo ya que está cubierto por la nieve ) el dolmen de Etenekogaña ( 1034 m ), uno de los cuatro del sector Otsola-Belate. Levantado con calizas de la zona, el túmulo mide 14 metros de diámetro y un metro de altura, careciendo el cráter de losas de cámara. Fue descubierto en el año 1951 por J. Elósegui.

Descendemos ligeramente en dirección nordeste por suave pendiente para desembocar en el collado de Uztalakorta ( 1020 m ), en cuyas inmediaciones destaca Uztalakortako Borda, resguardada bajo la cima homónima, Uztalakortako Gaina ( 1063 m ).

Atravesamos Putzuetako bidea para, dejando esta edificación a nuestra derecha ( E ), encaminarnos hacia un rocoso y marcado paso que antiguamente era un estrecho sendero y que hoy se ha convertido en una ancha pista que desemboca en el collado meridional de Txaruta ( 1015 m ), en cuyas inmediaciones destaca una balsa y un peculiar monolito.

Salvamos el fuerte aunque corto repecho que, ascendiendo por la ladera sur de Txaruta ( 1081 m ), nos hará desembocar en su cima, coronada por un buzón y un vértice geodésico. Abierta panorámica hacia la vertiente cantábrica de Navarra.

No disponemos de mucho tiempo así que decidimos descender por el mismo camino utilizado en el ascenso y así retornar nuevamente al collado de Uztalakorta ( 1020 m ).

Pasamos sobre Uztalakortako Borda, dejando esta a nuestra izquierda ( N ), y damos alcance a Putzuetako bidea, amplio camino, hoy apenas perceptible, por el que volveremos a desembocar junto a la baliza desde la que anteriormente nos desviamos hacia la cima de Putzuetako Gaina ( 1063 m ).

Ya por Mangonadako bidea, nuevamente alcanzaremos en el Portillo de Golbai ( 941 m ), paraje en el que ahora obviaremos el camino por el que anteriormente descendimos desde el collado de Bentaxar ( 943 m ) mientras continuamos al frente ( E ) con la intención de bordear la cima de Iterrizokoa o Berriozokoa ( 980 m ) bajo su vertiente septentrional.

Una amplia y notoria pista, que hoy aparece cubierta por una buena capa de nieve, se encamina hacia el hayedo para alcanzarlo en breve.

Una vez bajo las hayas, haciendo caso omiso del camino que recibimos por la izquierda ( N ), continuaremos por la derecha ( S ) en acusado descenso.

Nuestro marcado camino discurre plácidamente bajo la cara Norte de  Iterrizokoa o Berriozokoa ( 980 m ) para, tras dejar a nuestro paso una fuente-abrevadero, desembocar en el collado Indulain ( 898 m ), cuello por el que pasamos al comienzo del itinerario y desde el que, utilizando el camino empleado en el ascenso, sin dificultad reseñable, regresaremos al punto de partida, Venta Quemada ( 831 m ). 



Track del Itinerario



Fotos del Itinerario



Venta Quemada, punto de partida de este itinerario
 
Desde el aparcamiento comenzaremos a caminar por la orilla de la carretera en dirección a Almandoz

La carretera NA-1210 que atraviesa el Puerto de Belate aparece en algunos tramos cubierta por una fina capa de nieve

Apenas caminaremos unos pocos metros por la orilla de la carretera ya que de inmediato la abandonaremos por nuestra izquierda ( derecha en la foto ) yendo a tomar un marcado camino

El camino, tras salvar un paso canadiense, alcanza de inmediato los antiguos depósitos para almacenamiento de caolín, hoy reconvertidos en sociedades de pastores y cazadores. Los dejamos a nuestra izquierda para continuar ascendiendo por una estrecha carreterita, hoy desaparecida bajo la nieve

La carreterita discurre sobre los tejados, completamente cubiertos de nieve, de las " renovadas " chabolas mientras que al frente destaca el monte Urdanbidegi  

La carreterita asfaltada, hoy cubierta de nieve, asciende hacia el collado Indulain

El carretil gana altura bajo el desnudo hayedo

A la orilla del camino, no tardamos en dejar a nuestro paso un pequeña chabola 

Mi hijo Oscar a punto de alcanzar el collado de Indulain

En el collado de Indulain nuestro camino se bifurca. Obviamos el que sigue de frente, por el cual regresaremos, para continuar por la izquierda hacia la cima de Iterrizokoa 

Mientras continuamos por la carreterita que asciende hacia la cima de Iterrizokoa la pendiente se acentúa paulatinamente  

Conforme ganamos altura crece notoriamente el espesor de la nieve 

La antena que " corona " la cima de Iterrizokoa asoma cercana ( dcha ). El viento ha " peinado " la nieve haciendo desaparecer completamente la carreterita

Estas piedras, en una de las cuales aparecen las balizas de la " Vuelta a Belate ", indican el discurrir de la " desaparecida " carretera

Mientras ascendemos hacia la cima de Iterrizokoa disfrutamos de una bella panorámica hacia el valle. Karramiztegi ( izda ) y Abartan ( dcha ) destacan en primer término mientras que en el horizonte asoman Legate, Alkurrunz y el macizo de Gorramendi

Mirada atrás en nuestro ascenso hacia Iterrizokoa. En primer término destacan Gazteluzarra ( izda ), bajo Gartzaga, y Aldegi ( centro ) con Okolín al fondo

Alcanzamos la cima de Iterrizokoa o Berriozokoa. Una gran antena y un par de edificios la " coronan ". Atravesamos entre estos para continuar de frente 

Desde la cima de Iterrizokoa echamos una mirada atrás hacia la " desaparecida " carretera por la que hemos ascendido 

Baliza de la " Vuelta a Belate " en la cima de Iterrizokoa. Al fondo asoma la " arbolada " cima de Golbaiko Gaina ( centro ), escoltada por Putzuetako Gaina ( izda ) y Txaruta ( dcha ), estas dos últimas son nuestros objetivos. Garmendi ( dcha ), tras la baliza, despunta en el horizonte

Desde Iterrizokoa perdemos altura hacia el collado de Bentaxar. La discreta cota de Bentaxarko Gaina ( izda ) asoma ante nosotros, mientras que al fondo destaca la arbolada cumbre de Golbaiko Gaina ( centro )

Arbolada cumbre de Golbaiko Gaina, tras la que asoman nuestros próximos objetivos, Putzuetako Gaina ( izda ) y Txaruta ( dcha ) 

Atravesamos el collado de Bentaxar

Con la arbolada " cimita " de Golbaiko Gaina despuntando sobre nuestras cabezas y llevando a nuestra izquierda la línea de palomeras nos encaminamos hacia el Portillo de Golbai

Portillo de Golbai, muga entre el Valle de Baztán, Valle de Ulzama e Ibargoiora ( Donamaría-Gaztelu )

En el collado de Golbai tomamos Mangonadako bidea, amplio y notorio camino que hoy está " desaparecido " bajo un grueso manto de nieve 

Dejamos atrás el Portillo de Golbai, estratégico " paso " desde el que divisamos Iterrizokoa ( dcha ), en primer término, y Gartzaga ( izda ) 

Continuamos en paulatino ascenso por Mangonadako bidea 

Nuestro camino, Mangonadako bidea, deja atrás el hayedo para bifurcarse. Obviaremos el que continúa por la izquierda para seguir ascendiendo al frente ( centro )

A la altura de una " semienterrada " baliza abandonaremos nuestro camino que continúa de frente hacia el paraje de Uztalakorta para desviarnos por la izquierda hacia la cima de Putzuetako Gaina

Ganamos altura en acusado ascenso por la ladera oriental de Putzuetako Gaina

Últimos metros hacia la cima de Putzuetako Gaina

Mi hijo Oscar en la cima de Putzuetako Gaina con Mendaur ( dcha ) asomando en el horizonte

Cima de Putzuetako Gaina con el valle de Ulzama asomando en el horizonte

Desde la cima de Putzuetako Gaina, con fuerte viento, iniciamos el descenso hacia el paraje de Uztalakorta con Txaruta ( centro ), nuestro próximo objetivo, asomando cercano

Descendemos por la vertiente septentrional de Putzuetako Gaina con la mirada puesta en nuestro próximo objetivo, Txaruta ( izda )

Uztalakortako Borda, enclavada en el paraje del mismo nombre,  asoma cercana

En el paraje de Uztalakorta atravesaremos Putzuetako bidea para tomar el camino que busca el estratégico " paso " que nos dará acceso al collado desde el que ascenderemos a Txaruta 

Atravesamos Putzuetako bidea, camino por el que posteriormente regresaremos, con Uztalakortako Borda asomando cercana bajo la cumbre homónima, Uztalakortako Gaina

Uztalakortako Borda destaca bajo la cumbre homónima, Uztalakortako Gaina

Uztalakortako Borda

Ladera septentrional de Putzuetako Gaina, por la que hemos descendido 

Entre el arbolado buscamos el estratégico " paso " que nos dará acceso al collado desde el que ascenderemos a Txaruta

" Paso " tallado en la roca tras el que ya asoma Txaruta

Atravesamos el " paso " dejando atrás el paraje de Uztalakorta

Nos encaminamos hacia Txaruta, cuya cumbre ya asoma cercana

Iniciamos el acusado ascenso hacia la cima de Txaruta dejando a nuestro paso varias palomeras

Dejamos atrás el discreto collado en el que destaca el " paso " ( centro ) que acabamos de atravesar

Últimos metros hacia la ya cercana cima de Txaruta

El " paso " ( centro ) que acabamos de atravesar va quedando rápidamente atrás

Oscar ya ha llegado a la cima de Txaruta

Mi hijo Oscar en la cima de Txaruta

Oscar junto al vértice geodésico que señaliza la cima de Txaruta mientras que el buzón montañero ( dcha ) asoma en el extremo opuesto  de la alargada cumbre

Buzón montañero en la cima de Txaruta con Garmendi asomando cercano

Buzón montañero en Txaruta con Abartán ( dcha ) asomando cercano, cima tras la que asoma Auza

Oscar en la cima de Txaruta

Cima de Txaruta con Mendaur ( dcha ) asomando en el horizonte 

Mi hijo Oscar en la cima de Txaruta con el macizo de Saioa asomando al fondo

Vértice geodésico situado en la cima de Txaruta con vista hacia Mendaur

El sol " ilumina " Mendaur mientras que en el valle asoman Donamaría, en primer término, Santesteban ( centro ) y Sumbilla ( dcha ), al fondo

Larhun ( centro ) visto desde Txaruta

Con Putzuetako Gaina asomando cercana, cima que acabamos de " pisar " hace un momento, iniciamos el descenso en dirección hacia el " paso " que atravesamos anteriormente

Mientras descendemos de Txaruta damos vista al macizo de Saioa, en el que destaca Azkenatz ( centro ), en primer término, tras este Gartzaga ( izda ) y Okolín ( dcha ) y al fondo Saioa ( centro )

No tardamos en dar alcance al " paso " que nuevamente nos dará acceso al paraje de Uztalakorta

Atrás queda Txaruta

Tras atravesar el " paso " nuestro camino se bifurca. Obviamos el camino ( dcha ) por el que anteriormente descendimos de Putzuetako Gaina para desviarnos por la izquierda en dirección a Uztalakortako Borda  

Bajo nuestro camino dejaremos Uztalakortako Borda

Ganamos altura en busca de Putzuetako bidea

Uztalakortako Borda

Atrás queda Uztalakortako Borda mientras que sobre ella asoma tímidamente Txaruta

Sin camino definido, y teniendo como referencia el borde del hayedo, ganamos altura en busca de Putzuetako bidea

Última mirada hacia Txaruta ( centro )

Alcanzamos Putzuetako bidea, camino que discurre paralelo al hayedo 

Perdemos altura en dirección a la baliza ( dcha ) que asoma tímidamente al fondo " semienterrada " en la nieve 

Perdemos altura nuevamente hacia Mangonadako bidea ( izda ), camino por el que ascendimos anteriormente

Una vez alcanzado Mangonadako bidea continuamos en paulatino descenso 

Mangonadako bidea penetra en el hayedo

Agradable discurrir por Mangonadako bidea

No tardamos en alcanzar de nuevo el paraje de Golbai, lugar desde el que damos vista a la cercana cima de Iterrizokoa ( dcha ) y en el horizonte Gartzaga ( izda )

Atrás queda el Portillo de Golbai

En el paraje de Golbai, con Iterrizokoa ( centro ) asomando en primer término, haremos caso omiso del camino ( dcha ) por el que anteriormente vinimos para continuar de frente

El camino aparece muy marcado mientras ante nosotros destaca Karramiztegi ( izda ), tras el que asoma Abartán, y Gartzaga ( dcha )

El camino discurre por terreno abierto en agradable descenso

No tardaremos en adentrarnos en el bosque

En el momento que nos adentramos en el bosque echamos una mirada atrás hacia la discreta cota de Golbaiko Gaina que destaca cercana

Nuestro camino se bifurca al entrar en el hayedo. Continuamos por la derecha

En este primer tramo de discurrir bajo el hayedo el camino inicia un fuerte descenso

Tramo de fuerte pendiente en el hayedo

Un grueso manto blanco cubre por completo el marcado camino

Plácido caminar por el hayedo

Atravesamos una pequeña regata, prácticamente helada, mientras que cercano asoma un abrevadero ( dcha )

A nuestro paso dejaremos esta fuente-abrevadero

A partir del abrevadero nuestro camino inicia un paulatino ascenso

No tardamos en desembocar en el collado de Indulain

Collado de Indulain, un poste indicador ( izda ) señaliza el camino hacia Gazteluzarra, el cual hoy obviaremos

Poste indicador en el collado de Indulain

Desde el collado de Indulain tomaremos el amplio carretil asfaltado que desciende al frente y que utilizamos en nuestro ascenso

Dejaremos a nuestro paso la borda que aparece junto al camino y junto a la que ya pasamos a nuestro ascenso

Continuaremos descendiendo cómodamente bajo el hayedo

De nuevo aparecen bajo nuestro camino los tejados, completamente cubiertos de nieve, de los antiguos depósitos para almacenamiento de caolín, hoy reconvertidos en sociedades de pastores y cazadores

Ante nosotros aparece ya cercana Venta Quemada

Salvamos el paso canadiense que nos dará acceso a la carretera NA-1210 que atraviesa el Puerto de Belate

El camino ( dcha ) desemboca en la carretera en las inmediaciones de Venta Quemada. Continuaremos por la derecha en dirección al cercano aparcamiento en el que tenemos estacionado nuestro vehículo

Venta Quemada, principio y final de este itinerario