martes, 16 de abril de 2024

Karrobixkarra-Urtaiko Kaskoa-Meatze-Argarai-Belabieta-Mendimotxa-Adarza-Zelaieta-Parakotxeko Bizkarra ( Circular desde Valcarlos )

Sobre la pequeña localidad navarra de Roncesvalles ( 947 m ) asoma el estratégico Puerto de Ibañeta ( 1056 m ), paso de montaña que atraviesa el macizo pirenaico y que “ por lógica “ debiera haber sido la “ frontera natural “ entre España y Francia de no ser por la “ lengua de tierra “ que, desde este, penetra en territorio “ galo “ como si de una pequeña “ península “ se tratara.

Bajo la vertiente septentrional del mencionado Puerto de Ibañeta ( 1056 m ) se encuentra la localidad de Valcarlos/Luzaide ( 362 m ), pequeña población “ rodeada “ de montañas por todas sus vertientes excepto por la septentrional, la que se “ abre “ hacia las Tierras de Ultrapuertos del antiguo Reino de Navarra. Luzaide/Valcarlos ( 362 m ) es uno de los pocos municipios españoles situados en la vertiente Norte del Pirineo.

Sobre Valcarlos/Luzaide ( 362 m ), en el extremo occidental de esta pequeña “ península “ se eleva un largo cordal que sirve de divisoria entre los valles de Alduides, al Oeste, y Valcarlos-Arneguy, al Este, ejerciendo de frontera natural entre España y Francia. Esta pequeña cordillera, conformada por suaves y redondeadas montañas, se desprende del macizo pirenaico desde el paraje de Lindus en dirección Norte, alcanzando su punto culminante, si exceptuamos la cima de Lauriñak ( 1277 m ), en el monte Adarza ( 1250 m ), montaña desde la que comienza a perder paulatinamente altura buscando morir a orillas del río Nive des Alduides en las inmediaciones de Saint Etienne de Baigorri ( 155 m ), en tierras de la Baja-Navarra. La línea de mugas que separa los dos estados discurre por lo alto de la larga loma hasta torcer decididamente, en dirección Este, en las inmediaciones de Adarza ( 1250 m ), más concretamente en la cima de Mendimotxa ( 1226 m ), abandonando definitivamente el cordal y perdiendo altura hasta alcanzar el río Nive d´Arneguy en las inmediaciones de la localidad homónima, Arneguy ( 250 m ). Esto hace que la citada cumbre de Adarza ( 1250 m ) esté situada íntegramente en tierras de la Baja-Navarra mientras que el resto de las cimas que conforman la divisoria, son compartidas entre los dos países.

En tierras de la Baja-Navarra, el monte Adarza ( 1250 m ) se eleva mil metros por encima del Valle de Alduides, destacando en su cima las ruinas de un reducto romano. Desde esta cumbre el cordal se desdobla: hacia el NE. la loma desciende alcanzando la cumbre de Munhoa ( 1021 m ), privilegiado mirador de las tierras de Saint Jean Pied de Port/Donibane Garazi ( 181 m ), capital de la Baja Navarra. En dirección Norte la loma pierde altura paulatinamente salpicada de las discretas cumbres de Arrolako Harria ( 1060 m ), en cuya cima se libró a finales del S.XVIII ( 03-04/06/1793 ) una épica batalla, Urdiako Harria ( 996 m ) y Munhogain ( 924 m ), para culminar en la enorme mole de Oylarandoy ( 933 m ), cima que domina el valle de Baigorri y en cuya cima destaca una bella capilla que data del S.XVIII.

La senda GR-10, sendero que atraviesa el Pirineo enlazando el Mar Mediterráneo con el Mar Cantábrico pero por la vertiente francesa, enlaza la capital de la Baja Navarra, Saint Jean Pied de Port ( 181 m ) con Saint Etienne de Baigorri ( 155 m ), discurriendo en su itinerario por estos bellos e idílicos parajes.

Son numerosas las cimas que conforman este largo cordal y son variados los accesos hacia estas. Destacaríamos los itinerarios que parten desde la vertiente “ gala “, los que se inician en el Puerto de Ibañeta ( 1056 m ), cómodo acceso para las rutas que buscan alcanzar las cimas situadas en la vertiente más meridional de la alargada loma, o los que nacen desde Valcarlos/Luzaide ( 362 m ), punto de partida recomendado sobre todo para las ascensiones que buscan las cumbres más septentrionales.

Esta última opción, la que toma como punto de partida la localidad de Valcarlos/Luzaide ( 362 m ), va a ser la que utilizaremos para el itinerario que nos ocupa. Esta es mi propuesta, espero que la disfrutéis.

 

Resumen del Itinerario

 

Iniciamos este itinerario en el pequeño aparcamiento situado frente al colegio de Valcarlos ( 362 m ), desde el que ascenderemos hacia la calle “ principal “ que atraviesa la localidad. Continuaremos por esta hacia la derecha ( NE ) mientras dejamos a nuestro paso el ayuntamiento, la iglesia y el “ viejo “ frontón de la población, no tardando en alcanzar una bifurcación, lugar en el que nacen por nuestra izquierda ( W ) dos estrechas carreteritas.

Haciendo caso omiso a la que asciende de frente ( NE ) hacia el barrio de Azoleta, por la que posteriormente regresaremos, optamos por tomar la que remonta hacia el barrio de Gaindola. A nuestro paso queda el cementerio ( 393 m ) de la localidad así como alguno de los numerosos caseríos que, enclavados a la orilla del estrecho vial, conforman la citada barriada.  

En “ cómodo “ ascenso buscamos alcanzar la Casa Txapitel, en cuyas inmediaciones abandonaremos el asfalto para tomar la amplia pista que remonta hacia el collado de Iralepo ( 739 m ). No caminaremos mucho tramo por esta ya que en breve la abandonaremos por la izquierda ( E ) para tomar el camino que remonta por la ladera NE. de Karrobixkarra ( 761 m ) y que nos permitirá alcanzar su cumbre.

Un corto descenso por la ladera opuesta a la de subida y, ahora sí, desembocamos en el anteriormente citado collado de Iralepo ( 739 m ), el cual atravesaremos para ascender de frente ( SW ) y en brutal pendiente hacia la cima de Urtaiko Kaskoa ( 1039 m ), la que “ coronaremos “ no sin poco esfuerzo.

Volvemos a perder altura por la vertiente contraria a la empleada en nuestro ascenso camino de Urtaiko lepoa ( 1004 m ), cuello abierto bajo la ladera oriental de Meatze/Mehatze ( 1208 m ), cima “ fronteriza “ que alcanzaremos tras corta aunque acusada subida.

Continuamos en dirección Norte por el alargado cordal que sirve de “ frontera “ con el país “ vecino “ para, tras pasar por el collado de Meatze ( 1131 m ), remontar en dirección a la cercana y alargada cumbre de Argarai ( 1228 m ).

Desde esta perderemos altura, en todo momento en dirección opuesta a la utilizada en nuestro ascenso, hacia el collado de Ehunzaroi ( 970 m ), cuello desde el que volveremos a iniciar una brutal subida camino de la cima de Belabieta ( 1133 m ), alomada cumbre que alcanzaremos con notable esfuerzo.

Un inapreciable descenso nos permite atravesar Usubietako lepoa ( 1117 m ), “ colladito “ desde el que remontaremos hacia la cercana cumbre de Mendimotxa ( 1226 m ), en la que abandonamos la alambrada “ fronteriza “ que desciende por la derecha ( E ) para adentrarnos en territorio galo.

Descenderemos hacia el collado de Urkularte ( 1182 m ), cuello sobre el que despunta Adarza ( 1250 m ), en cuya cumbre desembocaremos tras plácido ascenso.

Nuevamente perderemos altura en dirección opuesta a la utilizada en la subida con la intención de alcanzar una amplia terraza herbosa ( 1209 m ), por la que atraviesa un marcado sendero que tomaremos hacia la derecha ( SE ). Este discurre bajo la vertiente oriental de Adarza ( 1250 m ) y alcanza la ladera Este de Mendimotxa ( 1226 m ), en la que volvemos a “ tropezar “ con la alambrada fronteriza a la altura de la muga nº 178.

Atravesamos esta para iniciar un brutal descenso en dirección al collado de Baigorri ( 919 m ), sobre el que se extiende la alomada cumbre de Zelaieta ( 931 m ), la que atravesaremos para continuar perdiendo altura, en todo momento en sentido opuesto al empleado en la subida.

En breve atravesaremos la más que discreta cota de Parakotxeko Bizkarra ( 916 m ), desde donde el camino continúa descendiendo mientras amenaza con difuminarse en algunos tramos.

No tardaremos en alcanzar una marcada pista, la que posteriormente se transforma en el vial asfaltado que, desde Valcarlos ( 362 m ), da acceso al barrio de Azoleta, estrecha carreterita que nos devolverá al punto de partida. 

       

Datos del Itinerario

 

Desnivel: 1333 m

Tiempo: De 6 h a 8 h

Distancia: 18´64 km

Inicio: Valcarlos/Luzaide ( Navarra )

Fecha de realización: Enero 2024

Epoca recomendada: Todo el año 

Cimas: Karrobixkarra ( 761 m ); Urtaiko Kaskoa ( 1039 m ); Meatze/Mehatze ( 1208 m ); Argarai ( 1228 m ); Belabieta ( 1133 m ); Mendimotxa ( 1226 m ); Adarza/Adartza ( 1250 m ); Zelaieta ( 931 m ); Parakotxeko Bizkarra ( 916 m )

  

Descripción del Itinerario

 

Iniciamos este itinerario en la localidad de Valcarlos/Luzaide ( 362 m ), concretamente desde el pequeño aparcamiento enclavado bajo el ayuntamiento de la localidad y frente a su escuela.

Abandonamos el citado parking para remontar por la calle que le da acceso mientras buscamos desembocar en la carretera N-135 que atraviesa la población, por la que continuaremos hacia la derecha ( NE ) dejando a nuestro paso el ayuntamiento, la iglesia y el “ viejo “ frontón de la localidad.

Apenas unos pocos metros por detrás del mencionado frontón nos topamos con una estratégica bifurcación, lugar en el que nacen por nuestra izquierda ( W ) dos estrechas carreteritas. Obviando la que asciende de frente ( NE ) hacia el barrio de Azoleta, por la que posteriormente regresaremos, trazaremos un giro de 180º para tomar la que remonta hacia el barrio de Gaindola.

El vial asfaltado gana altura en acusado ascenso y en breve deja a su paso el cementerio ( 393 m ) de Valcarlos/Luzaide ( 362 m ) y, por encima de este, un gran caserón. Es la Casa Etxexuria ( 402 m ).

Continuamos remontando en paulatino ascenso, en todo momento por asfalto, y no tardamos en “ tropezar “ con una bifurcación ( 442 m ), lugar en el que destaca un poste indicador y punto en el que haremos caso omiso del carretil que nace por la derecha ( W ) mientras continuamos de frente ( SW ).

La pendiente del vial se acentúa paulatinamente y en breve deja a su paso la Casa Agerria ( 479 m ), por encima de la cual no tardamos en alcanzar un nuevo cruce ( 512 m ). Volvemos a obviar la carreterita que nace por la derecha ( NW ) mientras seguimos remontando de frente ( S ), ahora bajo el arbolado.

El estrecho carretil, tras dejar a su paso y obviar un camino que desciende por nuestra izquierda ( E ), vuelve a dar alcance a una nueva bifurcación ( 548 m ), punto en el que ahora haremos caso omiso al vial que sigue de frente ( S ) mientras tomamos el que continúa por la derecha ( NW ) buscando dar acceso a las casa Lasarra y Txapitel. Un poste indicador las señaliza.

No tardamos en dejar a nuestro paso el camino que, por la izquierda ( S ), da acceso a la primera de las casas citadas, edificio que asoma cercano. La carreterita continúa su ascenso y en breve alcanza el punto en el que, en las inmediaciones de la Casa Txapitel y junto al indicador que señaliza el desvío hacia esta, la abandonaremos para tomar la pista que nace al frente ( SW ) en dirección al collado de Iralepo ( 739 m ).

De inmediato atravesaremos un paso canadiense, junto al que llamará nuestra atención un panel informativo, y nos adentramos bajo el frondoso arbolado. La amplia pista remonta en plácido ascenso y por esta alcanzaremos rápidamente un discreto cruce, en el que un camino nace por nuestra izquierda ( E ). Abandonamos la pista para tomar el marcado camino que, en algunos tramos y dependiendo de la época del año, amenaza con ser engullido por la vegetación de monte bajo.

Atravesamos bajo la vertiente NE. de la discreta “ cimita “ de Karrobixkarra ( 761 m ) y terminamos saliendo a terreno despejado, donde “ tropezaremos “ con otro camino más notorio que atraviesa perpendicularmente, el cual tomaremos para continuar remontando por la derecha ( S ).

El herboso camino gana altura en acusado ascenso por la despejada ladera NE. del citado Karrobixkarra ( 761 m ), en la que cruzaremos uno más amplio que atraviesa perpendicularmente y que también procede de la pista que nosotros hemos abandonado. Superado este continuaremos remontando y terminamos por desembocar, sin dificultad reseñable, en la mencionada cumbre de Karrobixkarra ( 761 m ). Pequeña cima herbosa que nos permite una abierta panorámica hacia el valle. Sin señal alguna que la señalice.

En la vertiente opuesta a la utilizada en el ascenso se abre el collado de  de Iralepo ( 739 m ), en el que destaca un depósito de agua para la extinción de incendios y en el que desembocaremos de inmediato tras un corto y rápido descenso.

Atravesamos el pequeño “ cuello “ ( 739 m ) para tomar el herboso camino que busca remontar por la “ empinada “ ladera nororiental de Urtaiko Kaskoa ( 1039 m ). En breve cruzaremos una pista que se dibuja perpendicularmente en dicha ladera, superada la cual continuamos en brutal ascenso.

El camino busca bordear la cima de Urtaiko Kaskoa ( 1039 m ) bajo su ladera septentrional aunque, en cuanto se adentra en el arbolado que cubre dicha vertiente, lo abandonaremos por la izquierda ( S ) para volver a salir a terreno despejado. Sin camino definido continuaremos remontando y no tardaremos en desembocar en la citada cumbre. Urtaiko Kaskoa ( 1039 m ), pequeña cota herbosa “ salpicada “ de algunas rocas. Un inapreciable hito la señaliza. Abierta panorámica.

Iniciamos el descenso por la ladera opuesta a la utilizada en la subida, por la que atravesaremos entre rocas para terminar desembocando rápidamente en Urtaiko lepoa ( 1004 m ), cuello sobre el que despunta cercana la cima de Meatze/Mehatze ( 1208 m ), nuestro siguiente objetivo. Bajo la vertiente septentrional del abierto “ cuello “ ( 1004 m ) asoma una vieja borda.

Cruzamos el herboso Urtaiko lepoa ( 1004 m ) para continuar remontando por el notorio camino que va dejando a su paso la línea de palomeras que se extiende bajo la vertiente oriental del citado Meatze/Mehatze ( 1208 m ). El camino paulatinamente se transforma en senda y por esta alcanzaremos la loma cimera, por la que seguiremos hasta desembocar en la citada cumbre. Meatze/Mehatze ( 1208 m ), un vértice geodésico y la muga internacional nº 168, bastante deteriorada, destacan en la cima que también aparece atravesada por una alambrada. Bella y abierta panorámica.

En dirección opuesta a la empleada en el ascenso perderemos altura hacia el collado de Meatze o Meatzeko lepoa ( 1131 m ), destacado cuello abierto entre la cima recién ascendida y la próxima cumbre a visitar, Argarai ( 1228 m ). La muga nº 169 destaca en el lugar.

Iniciamos un fuerte pero no muy largo ascenso que nos hará ganar la parte alta de la alargada loma cimera de Argarai ( 1228 m ). Metros antes de alcanzarla nos topamos con la muga nº 170, tras la que desembocamos en la cota meridional, Argaraiko Mendigaina ( 1227 m ).    

En la loma cimera apenas destaca el discreto collado ( 1211 m ) que nos separa de la cumbre principal, la que alcanzaremos sin mayor dificultad. Argarai ( 1228 m ), un hito de piedras la señaliza. En sus inmediaciones destaca la muga nº 171 con las letras “ F “ ( Francia ) y “ E “ ( España ) esculpidas en ella. Abierta panorámica.

Ante nosotros, ahora sí, tenemos un acusado y largo descenso hacia el collado de Ehunzaroi o Euntzaro ( 970 m ). Para ello, perderemos altura por un marcado camino que, separándose de la alambrada fronteriza y “ saltándonos “ la muga nº 172, desciende por herboso terreno dejando a su paso un registro de agua.

Paulatinamente nos acercaremos de nuevo a la alambrada que delimita los territorios navarro y “ galo “ y entre los altos helechos divisamos la “ escondida “ muga nº 173. Nos acercamos a visitarla.

Tras un corto discurrir a la sombra del hayedo volvemos a salir a terreno despejado, momento en el que la pendiente se acentúa nuevamente para terminar desembocando en el marcado collado de Ehunzaroi o Euntzaro ( 970 m ). En sus inmediaciones, en la parte “ gala “, destaca un redil para el ganado y varias bordas de pastores. Una pista atraviesa este estratégico collado ascendiendo desde Banca/Banka ( 283 m ), en la parte francesa, y desde Valcarlos/Luzaide ( 362 m ), en la vertiente navarra. La muga nº 174 destaca en el lugar.

Toca recuperar los metros perdidos y desde el collado de Ehunzaroi o Euntzaro ( 970 m ), paralelos a la alambrada “ fronteriza “ y por la vertiente navarra, comenzamos un fuerte ascenso, no tardando en dejar a nuestro paso un redil para el ganado.

Sin camino definido remontaremos paralelos a la alambrada que se extiende a nuestra izquierda ( W ) y, junto a esta, tras dejar a nuestro paso la muga nº 175, terminaremos desembocando en la cima de Belabieta ( 1133 m ). Amplia y herbosa cumbre que no posee elemento alguno que la identifique como tal.

En dirección opuesta a la empleada en nuestro ascenso y en todo momento discurriendo junto a la alambrada que atraviesa la mencionada cumbre de Belabieta ( 1133 m ) iniciaremos el inapreciable descenso hacia el cercano Usubietako lepoa ( 1117 m ), collado que alcanzaremos de inmediato y en el que “ aflora “ la muga nº 176.

Atravesamos el citado “ cuello “ ( 1117 m ) buscando encaminarnos hacia la herbosa y acusada ladera meridional de Mendimotxa ( 1226 m ). Aprovechando los numerosos senderos de ganado evitaremos el promontorio rocoso que tenemos ante nosotros, buscando bordearlo bajo su vertiente occidental para, una vez superado, dirigirnos nuevamente hacia la alambrada, junto a la que terminaremos alcanzando la mencionada cima de Mendimotxa ( 1226 m ). Un hito de piedras y la muga nº 177, con las letras “ F “ ( Francia ) y “ E “ ( España ) esculpidas en ella, destacan en la amplia cumbre. Es en este punto donde la línea fronteriza “ tuerce “ decididamente a la derecha ( NE ), abandonando definitivamente el cordal y perdiendo altura hasta alcanzar el río Nive d´Arneguy en las inmediaciones de Arneguy ( 250 m ).

En la cima de Mendimotxa ( 1226 m ) abandonamos la línea fronteriza para descender al frente ( NW ) hacia el marcado collado de Urkularte ( 1182 m ), “ cuello “ que nos separa de la cima de Adarza ( 1250 m ) y en el que desembocaremos de inmediato. Lo atravesamos e iniciamos un corto y llevadero ascenso por la herbosa ladera SE. del citado Adarza ( 1250 m ), por la que remontaremos cómodamente hasta alcanzar la parte alta de la loma cimera, la que nos permitirá desembocar en la mencionada cumbre. Adarza ( 1250 m ), amplia y herbosa cima que aparece salpicada de abundante piedras, entre las que destacan las ruinas de un antiguo reducto romano. Varios hitos la señalizan mientras que un obituario destaca en ella. Bella y abierta panorámica.

Una vez más iniciaremos el descenso por la vertiente contraria a la empleada en nuestro ascenso, perdiendo altura por la empinada y herbosa ladera septentrional de la cima que acabamos de visitar.

Sin camino definido buscaremos encaminarnos hacia una pequeña terraza herbosa ( 1209 m ) que, enclavada bajo la vertiente septentrional de Adarza ( 1250 m ), aparece atravesada perpendicularmente por un notorio sendero. Tomamos este y continuamos por la derecha ( SE ) para discurrir por la empinada ladera oriental de la última cima visitada.

Salvada esta, la senda parece encaminarse hacia el collado de Urkularte ( 1182 m ), abierto entre Mendimotxa ( 1226 m ) y Adarza ( 1250 m ), y por el que no pretendemos volver a atravesar.

Evitando dirigirnos hacia el citado “ cuello “ ( 1182 m ) podemos tomar cualquiera de los numerosos senderos de ganado que se dibujan en la herbosa vertiente oriental de Mendimotxa ( 1226 m ), por los que terminaremos desembocando en la alambrada obviada anteriormente que desciende desde la citada cumbre.

Alcanzamos la mencionada alambrada a la altura de la muga nº 178, lugar en el que la atravesaremos para descender paralelos a esta. Llevándola a nuestra izquierda ( N ) nos iremos alejando paulatinamente de ella mientras iniciamos un brutal descenso camino del collado de Baigorri ( 919 m ), fácilmente reconocible por el redil para el ganado enclavado en este.

No tardamos en alcanzar el mencionado “ cuello “ ( 919 m ), lugar en el que un portillo y un “ paso “ en la alambrada nos permitirán atravesarla para, tras dejar a nuestro paso el redil para el ganado citado anteriormente, tomar el herboso camino por el que, en plácido ascenso, alcanzaremos la cima de Zelaieta ( 931 m ). Amplia y herbosa cumbre desde la que disfrutaremos de una limitada panorámica. Sin señal alguna que la identifique.

Iniciamos el descenso por la ladera opuesta a la de ascenso, en la que se dibuja el herboso camino que nos va a permitir alcanzar de inmediato la discreta cota de Parakotxeko Bizkarra ( 916 m ). Herbosa “ cimita “ en la que no hay señal alguna que la identifique. Limitada panorámica.

El herboso camino por el que hemos alcanzado la inapreciable “ cotita “ de  Parakotxeko Bizkarra ( 916 m ) nos va a permitir continuar descendiendo por la vertiente contraria a la de ascenso, en la que parece irá difuminándose paulatinamente.

Sin terminar de perder la notoriedad el camino alcanza un rústico portillo que se abre en una alambrada que atraviesa perpendicularmente. Lo cruzamos para, tras este, dejar a nuestro paso un abrevadero para el ganado, desde el que el camino se “ encerrará “ en un corto tramo entre algunos arbustos.

El camino se transforma paulatinamente en senda de ganado y por esta alcanzaremos una pequeña explanada herbosa, en la que dejaremos a nuestro paso un ruinoso edificio.

Ganando notoriedad de nuevo, el camino se transforma en pista y no tarda en desembocar en otra más amplia y notoria que cruza perpendicularmente, por la que continuaremos hacia la derecha ( S ).

La pista pierde altura plácidamente y en breve alcanza un discreto cruce, lugar en el que obviaremos el camino que nace por nuestra izquierda ( NE ) mientras trazamos una cerrada curva hacia la derecha ( SW ) para continuar descendiendo plácidamente.

La pista pasa a transformarse en un estrecho carretil asfaltado que, procedente desde Valcarlos/Luzaide ( 382 m ), da acceso al barrio de Azoleta, conformado por numerosos caseríos.

Este vial va dejando a su paso algunos de esos caseríos que aparecen enclavados a su orilla, así como diferentes cruces que dan acceso a otros más “ escondidos “. Numerosos paneles informativos señalizan las diferentes bifurcaciones, lo que facilitará nuestro cómodo aunque monótono descenso, en el que terminaremos dando alcance al punto de partida, la localidad de Valcarlos/Luzaide ( 382 m ).


Track del Itinerario  


Fotos del Itinerario


Colegio de Valcarlos. Estacionaremos nuestro vehículo en el pequeño aparcamiento ( dcha ) enclavado frente a este

Pequeño aparcamiento enclavado frente al colegio de Valcarlos

Colegio de Valcarlos

Junto al colegio de Valcarlos llama nuestra atención el monumento erigido en honor al bertsolari Juan Echamendi ( Bordel )

Detalle de la inscripción del monumento erigido en honor al bertsolari Juan Echamendi ( Bordel )

Comenzamos a caminar por la calle que da acceso al colegio de Valcarlos y al pequeño aparcamiento enclavado frente a este, donde habremos estacionado nuestro vehículo

Panel informativo sobre los recorridos señalizados en Valcarlos

Detalle del panel informativo sobre los recorridos señalizados en Valcarlos

La calle que da acceso al colegio de Valcarlos y al pequeño aparcamiento enclavado frente a este, donde habremos estacionado nuestro vehículo, desemboca de inmediato en la calle " principal " que atraviesa la localidad. Continuamos por la derecha

Al desembocar en la calle principal dejaremos a nuestro paso el " monumento al peregrino " ( izda ), un mural ( centro al frente ) y un panel informativo ( al frente derecha ). Continuamos por la derecha

Placa en el " monumento al peregrino "

Dejando el ayuntamiento ( dcha ) de Valcarlos a nuestro paso nos encaminaremos hacia la iglesia de la localidad, erigida en honor a Santiago 

Mural en Valcarlos

Panel informativo en Valcarlos

Detalle de un panel informativo en Valcarlos

Panel informativo en Valcarlos

Panel informativo sobre el Camino de Santiago en Valcarlos

Atrás queda el ayuntamiento de Valcarlos

Mientras caminamos por la calle " principal " que atraviesa Valcarlos en dirección al " viejo " frontón de la localidad dejaremos a nuestro paso otro " monumento " ( dcha )

Monumento en recuerdo de los que lucharon contra Carlomagno

A la orilla de la carretera dejaremos a nuestro paso el " viejo " frontón de Valcarlos

También dejaremos a nuestro paso un monumento erigido en honor a los " Volantes de Valcarlos "

No tardaremos en alcanzar la " estratégica " bifurcación en la que deberemos abandonar la carretera " principal " 

En la " estratégica " bifurcación tomaremos la calle que remonta por la izquierda mientras dejamos para el regreso la que nace por la derecha

" Estratégica " bifurcación, punto en el que abandonaremos la calle " principal " ( izda ) para trazar una curva de 180º y tomar la que nace por la izquierda ( derecha en la foto )

La carreterita que hemos tomado abandona el casco urbano de Valcarlos para dar acceso al Barrio de Gaindola

El vial asfaltado, sobre el que ya asoma al fondo el cementerio de Valcarlos, deja a su paso numerosas estelas

Detalle de la primera de las estelas que dejaremos a nuestro paso

Una " línea " de estelas aparece enclavada a la orilla del vial por el que hemos abandonado Valcarlos

Valcarlos queda rápidamente atrás

A nuestro paso dejaremos el cementerio de Valcarlos

La Casa Etxexuria, enclavada junto a la estrecha carreterita, queda también a nuestro paso

Superada la Casa Etxexuria el vial se bifurca. Continuamos de frente ( izda )

Junto al vial asfaltado por el que remontamos dejaremos a nuestro paso el numeroso grupo de buzones del Barrio de Gaindola  

La estrecha carreterita por la que ascendemos parece perder algo de pendiente

A la derecha del vial asfaltado dejaremos una " abandonada " casita

Desde la carretera por la que continuamos remontando nace una pista por la izquierda, a la que haremos caso omiso. Seguimos de frente por asfalto 

El vial asfaltado se bifurca, lugar en el que destaca un poste indicador ( centro ) y punto en el que deberemos obviar el que nace por la derecha mientras seguimos de frente ( izda )

Detalle del poste indicador enclavado en la bifurcación

La estrecha carreterita remonta " encajonada " entre prados

La Casa Aguerre asoma a la orilla del vial

Un indicador ( dcha ) identifica la Casa Aguerre ( izquierda fuera de foto ) y sus instalaciones ganaderas, entre las que atraviesa la estrecha carreterita

Dejaremos rápidamente atrás la Casa Aguerre, bajo la que asoma Valcarlos

No tardaremos en " tropezar " con un nuevo cruce, lugar en el que deberemos hacer caso omiso del vial que nace por la derecha mientras seguimos de frente ( centro )

Valcarlos asoma en el fondo del valle

Volvemos a dejar a nuestro paso una nueva bifurcación, lugar en el que obviaremos el camino que desciende por la izquierda mientras continuamos ganando altura de frente ( centro )

Ante nosotros, señalizado con varias balizas ( izda ), asoma un nuevo cruce de carreteritas

En el cruce de carreteritas, señalizado con un indicador ( izda ), optamos por obviar la que continúa de frente ( centro ) mientras tomamos la que nace por la derecha

Detalle del poste indicador enclavado en la bifurcación, el cual identifica las casas que vamos a dejar a nuestro paso

El estrecho vial asfaltado parece darnos una pequeña " tregua " perdiendo inclinación paulatinamente 

La estrecha carretera deja a su paso el acceso a la Casa Lasarra ( izquierda fuera de foto ), al que haremos caso omiso 

Obviamos el acceso ( dcha ) a la Casa Lasarra ( centro ) que asoma sobre la carreterita por la que venimos ascendiendo

En las inmediaciones de la Casa Txapitel ( izquierda fuera de foto ) nuestra carreterita se bifurca nuevamente. Hacemos caso omiso del vial ( izda ) que le da acceso mientras tomamos la pista que nace al frente ( centro ) 

Un indicador enclavado a la orilla del camino tomado señaliza el acceso a la Casa Txapitel ( izquierda fuera de foto )

El camino tomado alcanza en breve un paso canadiense, junto al que destaca un panel informativo ( izda )

Panel informativo enclavado junto al paso canadiense ( fuera de foto )

Detalle del panel informativo

Nuestro camino continúa ganando altura en suave ascenso

No tardaremos en alcanzar un cruce, lugar en el que abandonamos la pista amplia pista por la que venimos ganando altura para tomar el camino que nace por nuestra izquierda ( derecha en la foto ) 

El camino tomado pierde entidad aunque en todo momento se dibuja notorio

Un rústico banco aparece a la orilla del camino

Nuestro camino no tarda en salir a terreno despejado, lugar en el que " tropezaremos " con uno más amplio y notorio que atraviesa perpendicularmente. Continuamos remontando por este hacia la derecha

El notorio camino remonta en acusado ascenso por la despejada ladera NE. de Karrobixkarra

El camino ( centro ) por el que buscamos alcanzar la cima de Karrobixkarra es atravesado de nuevo por otro que cruza perpendicularmente. Lo cruzaremos para continuar ganando altura de frente

Sobre el herboso camino que acabamos de cruzar asoman al fondo Belabieta ( centro ) y Mendimotxa ( dcha ), cimas por las que pasaremos posteriormente

Remontamos por la herbosa ladera NE. de Karrobixkarra, prácticamente inapreciable bajo Urtaiko Kaskoa ( izda ), Meatze ( centro ) y Argarai ( dcha )

Salida a la cima de Karrobixkarra, tras la que asoman Urtaiko Kaskoa ( izda ), Meatze ( centro ) y Argarai ( dcha )

Cima de Karrobixkarra con vista a Urtaiko Kaskoa ( centro ) y Meatze ( dcha )

Desde la cima de Karrobixkarra echamos una mirada hacia las " vecinas " tierras de la Baja-Navarra que aparecen cubiertas por un ligero manto de niebla

Desde la cima de Karrobixkarra divisamos nuestros sigueintes objetivos: Urtaiko Kaskoa ( izda ), Meatze ( centro ) y Argarai ( dcha )

Descendemos de la cima de Karrobixkarra por su herbosa ladera SW. camino del pequeño collado de Iralepo, sobre el que despunta Urtaiko Kaskoa ( centro )

En el collado de Iralepo destaca un " depósito de agua " para la extinción de incendios 

Placa en el " depósito de agua " enclavado en el collado de Iralepo

Dejamos atrás el collado de Iralepo, en el que destaca el " depósito de agua " para la extinción de incendios y, sobre este, la recién visitada cumbre de Karrobixkarra ( centro )

Superado el collado de Iralepo nos encaminaremos hacia la " empinada " ladera NE. de Urtaiko Kaskoa, por la que pretendemos remontar hacia su cima

Una amplia pista atraviesa perpendicularmente la parte baja de la ladera NE. de Urtaiko Kaskoa. La cruzaremos para continuar remontando de frente ( centro ) por un herboso camino

Un amplio y herboso camino se dibuja en la " empinada " ladera NE. de Urtaiko Kaskoa

Desde el camino por el que ascendemos hacia la cima de Urtaiko Kaskoa echamos una mirada atrás hacia la recién visitada " cimita " de Karrobixkarra ( centro )

El camino por el que continuamos remontando hacia la cima de Urtaiko Kaskoa paulatinamente irá " buscando " la vertiente septentrional de esta cumbre

El camino se adentra en el hayedo mientras busca bordear la cima de Urtaiko Kaskoa bajo su vertiente septentrional, momento en el que lo abandonaremos para continuar remontando por la izquierda

En el punto en el que el amplio camino se adentra en el bosque será cuando lo abandonaremos por la izquierda ( derecha en la foto )

Abandonado el notorio camino continuaremos remontando por la despejada ladera en acusado ascenso

Desde las laderas de Urtaiko Kaskoa echamos una mirada hacia la recién visitada cumbre de Karrobixkarra ( centro-abajo ) mientras que en el horizonte la niebla continúa cubriendo las tierras de la Baja-Navarra

Desde las inmediaciones de la cima de Urtaiko Kaskoa divisamos la amplia cumbre de Belabieta ( centro ), sobre la que asoma Mendimotxa ( dcha ) y tras esta Adarza

Últimos metros hacia la cima de Urtaiko Kaskoa

Salida a la cima de Urtaiko Kaskoa, tras la que asoman Meatze ( dcha ) e Izoztegi ( izda )

Unos últimos metros herbosos nos separan de las rocas que " coronan " la cima de Urtaiko Kaskoa, sobre la que despunta Meatze ( centro ) 

Desde la loma cimera de Urtaiko Kaskoa divisamos las tierras de la Baja-Navarra en el horizonte

Discreto hito de piedras en la cima de Urtaiko Kaskoa

Abandonamos la cima de Urtaiko Kaskoa

Situados bajo la rocosa cumbre de Urtaiko Kaskoa damos vista a la piramidal silueta de Mendimotxa ( izda )

Desde la cima de Urtaiko Kaskoa descenderemos hacia el collado de Urtaiko lepoa, sobre el que despunta Meatze 

En breve alcanzaremos Urtaiko lepoa, collado en el que asoma una vieja borda ( dcha )

Sobre la borda enclavada en Urtaiko Kaskoa asoma la alomada cumbre de Belabieta ( centro ), Mendimotxa ( dcha ) y, tras esta, Adarza 

Atravesamos Urtaiko lepoa buscando continuar por el marcado camino que, dibujado en la herbosa ladera oriental de Meatze, va dejando a su paso algunas palomeras

Mientras atravesamos Urtaiko lepoa damos vista a las tierras de la Baja-Navarra, todavía cubiertas por un manto de niebla

Urtaiko lepoa queda atrás rápidamente, collado sobre el que despunta la recién visitada cumbre de Urtaiko Kaskoa ( centro )

El herboso camino deja a su paso las palomeras enclavadas en la ladera oriental de Meatze, hacia cuya cumbre pretendemos ascender

La rocosa cumbre de Meatze despunta cercana sobre nuestras cabezas

Camino de la rocosa cumbre de Meatze van quedando varias palomeras

El camino que se dibuja en la ladera oriental de Meatze se transforma paulatinamente en notoria senda

La senda comienza a bordear bajo la vertiente SE. de Meatze mientras que al fondo asoma Izoztegi

Una difusa senda remonta hacia la loma cimera de Meatze

El sendero " zigzaguea " buscando alcanzar el lomo cimero de Meatze

Desde la salida a la loma cimera de Meatze echamos una mirada atrás hacia Urtaiko lepoa, cuello sobre el que destaca la recién visitada cima de Urtaiko Kaskoa

Últimos metros hacia la cima de Meatze

Desde la salida a la cima de Meatze divisamos Argarai ( izda ) y Mendimotxa ( dcha ), cima esta última tras la que asoma Adarza mientras que Iparla ( centro ) se extiende en el horizonte  

Salida a la cima de Meatze

Cima de Meatze, en la que destaca la muga nº 168 junto al vértice geodésico que la señaliza

Muga nº 168 y vértice geodésico en la cima de Meatze, tras la que asoman Argarai ( izda ), Adarza y Mendimotxa ( dcha )

Placa en la base del vértice geodésico enclavado en la cima de Mendimotxa

Muga nº 168 y vértice geodésico en la cima de Meatze

Muga nº 168, enclavada en la cumbre de Meatze y desde la que divisamos la última cima visitada, Urtaiko Kaskoa ( centro )

Abandonamos la cima de Meatze descendiendo en dirección opuesta a la utilizada en el ascenso camino del collado de Meatze, sobre el que despunta Argarai ( centro )

De inmediato alcanzaremos el collado de Meatze, lugar en el que un " paso " en la alambrada nos permitirá salvarla para remontar hacia Argarai, cima que despunta sobre nuestras cabezas, llevándola a nuestra derecha 

En el collado de Meatze, bajo Argarai, destaca otra muga. Es la muga nº 169

Muga nº 169 en el collado de Meatze con vista a Mendimotxa ( centro ) y Adarza ( izda )

Abandonamos el collado de Meatze buscando remontar hacia la cima de Argarai junto a la alambrada

Dejamos atrás el collado de Meatze, cuello sobre el que despunta el monte homónimo del que venimos descendiendo 

Desde el collado de Meatze, bajo Karrobixkarra ( dcha ) y Zelaieta ( izda ), divisamos en el fondo del valle la localidad de Valcarlos ( centro )

Mientras continuamos ascendiendo hacia la cima de Argarai echamos una mirada atrás hacia collado de Meatze que queda rápidamente por debajo, sobre el que despuntan Meatze ( centro ), Urtaiko Kaskoa ( izda ) e Izoztegi ( dcha )  

Remontamos en acusado ascenso y en todo momento junto a la alambrada hacia la cima de Argarai

Una nueva muga destaca en el extremo meridional de la alargada loma cimera de Argarai

Ascendiendo en todo momento junto a la alambrada daremos alcance a la muga nº 170 que aparece enclavada en el extremo meridional de la alargada loma cimera de Argarai

Muga nº 170, desde la que damos vista a Valcarlos en el fondo del valle

Una profunda barrancada, en cuyo fondo asoma Valcarlos ( centro ), se abre entre Karrobixkarra ( dcha ), cima visitada a nuestro ascenso, y Zelaieta ( izda ), alomada cumbre por la que pasaremos en el descenso 

Nos separamos unos metros de la alambrada que se extiende por la loma cimera de Argarai para desviarnos hacia una cercana y discreta cota

Desde la discreta cota divisamos Adi ( izda ), Zuriain ( centro ) y Saioa ( a su derecha )

Desde la modesta cota buscamos retomar la " compañía "de la alambrada que se extiende por la loma cimera de Argarai

Mientras caminamos por la loma cimera de Argarai damos vista a Auza ( dcha ) 

Caminamos junto a la alambrada que se extiende por la alargada loma cimera de Argarai

En nuestro discurrir por la alargada loma cimera de Argarai iremos dejando a nuestro paso varias cotas

Desde una de las cotas que conforman la alargada loma cimera de Argarai damos vista a la doble cumbre de Adarza y Mendimotxa

En nuestro discurrir por la alargada loma cimera de Argarai echamos una mirada atrás, momento en el que llamará nuestra atención la silueta del Adi ( dcha ) 

Desde la loma cimera de Argarai damos vista a Auza ( izda ) e Iparla ( dcha )

Tramo final hacia la cumbre " principal " de Argarai, tras la que despunta Auza ( izda )

Últimos metros hacia la cima de Argarai

Desde la cima " principal " de Argarai echaremos una mirada atrás hacia la alargada loma por la que venimos caminando

Desde la cima " principal " de Argarai iniciaremos un corto descenso mientras buscamos atravesar el collado que nos separa de la cota septentrional

Desde la loma cimera de Argarai damos vista a Adarza ( izda ) y Mendimotxa ( dcha )

Junto a la alambrada que se extiende por la loma cimera de Argarai buscaremos alcanzar su cota más septentrional 

Cota septentrional de Argarai con vista hacia el Adi ( izda ), Zuriain y Saioa ( centro ) 

Desde el extremo más septentrional de la alargada loma cimera de Argarai echamos una mirada atrás hacia la cima " principal " ( centro )

Desde el extremo septentrional de la loma cimera de Argarai iniciaremos el descenso en dirección opuesta a la utilizada en el ascenso, donde ya asoma cercana una nueva muga ( izda )

Iniciamos el descenso desde la cima de Argarai dejando a nuestro paso la muga nº 171. Ante nosotros despuntan Adarza ( izda ) y Mendimotxa ( centro ), nuestros siguientes objetivos

Descendemos de la cima de Argarai por el difuso sendero ( centro ) que discurre paralelo a la alambrada

Conforme descendemos de la cima de Argarai el sendero ( izda ) va ganando notoriedad

Con Belabieta ( centro ) y Mendimotxa ( izquierda detrás ) asomando ante nosotros, dejaremos a nuestro paso junto al camino un registro de agua ( dcha )

La pendiente del herboso camino va perdiendo inclinación paulatinamente mientras que ante nosotros asoman Belabieta ( centro ), Mendimotxa ( detrás ) y Adarza ( izda )

A escasos metros del camino, junto a la alambrada que se extiende a nuestra derecha, asoma una nueva muga ( dcha ). Es la muga nº 173, hacia la que no dudamos en desviarnos

Muga nº 173

Con el collado de Ehunzaroi asomando ante nosotros bajo Belabieta ( centro ), cima tras la que asoman Mendimotxa y Adarza ( izda ), la pendiente nuevamente acentúa su inclinación

Al collado de Ehunzaroi accede desde la vertiente gala un estrecho carretil asfaltado, sobre el que despunta Auza ( centro )

Descendemos junto a la alambrada camino del ya cercano collado de Ehunzaroi, sobre el que se eleva Belabieta ( centro ), nuestro siguiente objetivo

En el collado de Ehunzaroi atravesaremos la alambrada " fronteriza "

En el collado de Ehunzaroi, cuello abierto bajo la vertiente septentrional de Argarai, destaca la muga nº 174

Muga nº 174 en el collado de Ehunzaroi

Desde el collado de Ehunzaroi iniciaremos un fuerte ascenso por la inclinada ladera SW. de Belabieta, en la que se dibuja un herboso camino ( dcha )

En el punto en el que el herboso camino que remonta por la inclinada ladera SW. de Belabieta busca evitar la cumbre por la derecha será donde lo abandonaremos para continuar remontando de frente junto a la alambrada ( izda )

Desde nuestro ascenso por la ladera SW. de Belabieta echaremos una mirada atrás hacia el collado de Ehunzaroi, sobre el que despunta Argarai

En brutal ascenso remontaremos junto a la alambrada que se extiende por la ladera SW. de Belabieta

En nuestro ascenso hacia la cima de Belabieta dejaremos a nuestro paso una nueva muga, tras la que asoman Adarza ( izda ) y Mendimotxa ( dcha ). Es la muga nº 175

Desde la muga nº 175, enclavada en la ladera SW. de Belabieta, divisamos la doble cumbre de Argarai ( centro ) y Meatze ( izda )

Muga nº 175

Dejada atrás la muga nº 175, continuaremos remontando junto a la alambrada  

La pendiente pierde paulatinamente inclinación para terminar desembocando en la alomada cumbre de Belabieta

Cima de Belabieta con vista al macizo de Arbailles ( centro ) y al macizo pirenaico, en el que despunta el Orhy ( dcha )

Sobre la cima de Belabieta despuntan Mendimotxa ( dcha ) y Adarza ( izda ), nuestros siguientes objetivos

Abandonamos la cima de Belabieta para iniciar un corto descenso camino del discreto Usubietako lepoa, cuello que nos separa de Mendimotxa, cumbre que despunta en primer término y tras la que asoma Adarza ( izda )

Desde nuestro descenso de la cima de Belabieta divisamos Zelaieta ( centro ), alargada loma que se extiende en primer término y que visitaremos posteriormente en nuestro descenso hacia Valcarlos

Atravesamos Usubietako lepoa, collado sobre el que despunta Mendimotxa y en el que destaca la muga nº 176

Dejamos atrás la muga nº 176, enclavada en Usubietako lepoa y tras la que asoma la cima recién visitada de Belabieta

Desde la muga nº 176 buscaremos remontar hacia la cima de Mendimotxa ( centro ), tras la que asoma Adarza ( izda ) 

Mientras ascendemos hacia la cima de Mendimotxa echaremos una mirada atrás hacia la alomada cumbre de Belabieta ( centro ), sobre la que despuntan Argarai ( dcha ), Meatze ( centro ) y Urtaiko Kaskoa ( izda )

Desde nuestro ascenso hacia la cima de Mendimotxa disfrutamos de una abierta panorámica hacia la vertiente gala, sobre la que despuntan Auza ( dcha ) y Saioa ( izda )

Para nuestro ascenso hacia la cima de Mendimotxa aprovecharemos cualquiera de los numerosos senderos de ganado que se dibujan en su herbosa ladera meridional

Un marcado sendero se aleja tí,idamente de la alambrada " fronteriza " ( dcha ) y nos permite evitar por la izquierda un rocoso tramo de loma 

Volvemos a acercarnos a la alambrada ( dcha ) para continuar remontando junto a esta 

Desde la loma por la que ascendemos hacia la cima de Mendimotxa damos vista al valle, donde asoma tímidamente Valcarlos mientras que en el horizonte despunta el Orhy ( centro )

Echamos una mirada atrás hacia la alomada cumbre de Belabieta ( centro ), por la que acabamos de atravesar y sobre la que asoma la doble cima de Argarai 

Últimos metros hacia la cima de Mendimotxa

Salida a la cima de Mendimotxa, en la que asoma la muga nº 177

Cima de Mendimotxa, punto en el que la alambrada " fronteriza " traza un ángulo de 90º para continuar extendiéndose por la derecha 

Desde la muga nº 177 que aparece enclavada en la cima de Mendimotxa podemos disfrutar de una abierta panorámica hacia territorio " bajo-navarro ", donde se extiende la localidad de Saint Jean Pied de Port ( centro )

La alambrada " fronteriza " desciende hacia la alomada " cimita " de Zelaieta ( dcha ), por la que pasaremos posteriormente tras visitar antes la cumbre de Adarza

Desde la cima de Mendimotxa damos vista a nuestro siguiente objetivo, Adarza ( izda )

Descendemos de la cima de Mendimotxa en dirección al discreto collado de Urkularte, cuello que nos separa de Adarza ( izda )

Atravesamos el collado de Urkularte en dirección al cercano Adarza

Desde el collado de Urkularte echamos una mirada atrás hacia Mendimotxa, de cuya cumbre venimos descendiendo

Una tendida loma herbosa nos permite remontar plácidamente hacia la cima de Adarza por su vertiente SE.

Mendimotxa queda rápidamente atrás

Conforme ascendemos hacia la cima de Adarza la pendiente se va acentuando 

Varios senderos de ganado nos permiten alcanzar la loma cimera de Adarza, por la que continuaremos ascendiendo " plácidamente "

Últimos metros hacia la cima de Adarza

Un buitre vigila mis movimientos desde la cima de Adarza

Salida a la cima de Adarza

Cima de Adarza

Inscripción en la cima de Adarza

Desde la cumbre de Adarza echamos una mirada atrás hacia las cimas recién visitadas de Mendimotxa ( centro ) y Belabieta ( dcha )

Restos de ruinas en la cima de Adarza, tras las que asoma Auza ( centro ) y el macizo de Gorramendi ( dcha ) mientras que el humo de las quemas delata a Mendaur ( izda ) en el horizonte

Quema en las laderas de Mendaur

Un obituario enclavado en la cima de Adarza llama nuestra atención

Detalle del obituario enclavado en la cima de Adarza

Auza ( centro ), escoltado por Mendaur ( izda ) y Larhun ( dcha ), roba nuestra atención

Abandonamos la cima de Adarza iniciando el descenso por la ladera opuesta a la utilizada en el ascenso

Mientras perdemos altura por la herbosa ladera septentrional de Adarza echamos una mirada atrás hacia su cumbre

Dando vista a Auza ( izda ), al macizo de Gorramendi ( centro ) y a Iparla ( dcha ), buscaremos encaminarnos hacia una amplia " terraza " herbosa ( centro ) que asoma cercana ern primer término 

De inmediato desembocaremos en una amplia " terraza " herbosa ", lugar por el que atraviesa perpendicularmente una notoria senda. Continuaremos por esta hacia la derecha

La senda que hemos tomado se dibuja notoria en la ladera septentrional de Adarza

Bajo la senda por la que discurrimos asoma la rocosa cumbre de Arrolako Harria, Urdiako Harria ( detrás a la izquierda ) y Munhoa ( centro ) 

Mientras avanzamos por el estrecho sendero dibujado en la herbosa vertiente septentrional de Adarza disfrutamos de una abierta panorámica hacia el macizo pirenaico que se extiende en el horizonte

Son numerosos los senderos de ganado que se dibujan en la empinada ladera oriental de Adarza, bajo la que ya asoma nuestro último objetivo del itinerario, Zelaieta ( izda )

Bajo la ladera por la que venimos atravesando asoman la alargada loma de Mataria ( izda ) y Zelaieta ( centro ), entre las que se abre una profunda barrancada, por la que discurre la " fronteriza " regata de Arnegizaharreko Erreka

La marcada senda por la que hemos bordeado Adarza parece querer " devolvernos " al collado de Urkularte ( dcha ), sobre el que despunta la cima ya visitada de Mendimotxa ( centro ). Evitando regresar al citado " cuello " optamos por tomar cualquiera de los senderos que descienden por la izquierda ( centro en la foto ) y que se dibujan bajo la herbosa ladera NE. del mencionado Mendimotxa

Aprovecharemos cualquiera de las numerosas sendas de ganado que se dibujan en la ladera de Mendimotxa para descender hacia el visible Zelaieta ( izda )

Desde las laderas de Mendimotxa echamos una mirada atrás hacia Adarza ( centro )

El marcado sendero busca encaminarse hacia la alambrada que desciende desde la cima de Mendimotxa

La notoria senda desciende hacia una visible muga que aparece enclavada junto a la alambrada, bajo la que se extiende la alomada cumbre de Zelaieta ( centro ) 

En breve alcanzaremos la muga nº 178

Desde la muga nº 178 la alambrada continúa su brutal descenso, es por eso que decidimos atravesarla para continuar perdiendo altura de una manera algo más " cómoda "

Las rocas nos permiten atravesar la alambrada " cómodamente "

Muga nº 178

Miramos atrás desde la " empinada " ladera oriental de Mendimotxa

Son numerosos los senderos de ganado que atraviesan perpendicularmente por la ladera oriental de Mendimotxa, los cuales obviaremos mientras buscamos descender hacia el redil ( izda ) que asoma en el collado de Baigorri, abierto bajo la alomada cumbre de Zelaieta ( centro )

Mirada atrás hacia la " empinada " ladera oriental de Mendimotxa

Mientras perdemos altura por la acusada ladera oriental de Mendimotxa " tropezamos " con un marcado sendero que va a facilitar nuestro descenso hacia el collado de Baigorri ( izda ), sobre el que se extiende la alomada cumbre de Zelaieta ( centro ) 

La alomada cima de Zelaieta se extiende sobre el collado de Baigorri ( izda ), en el que destaca un redil para el ganado

Redil para el ganado en el collado de Baigorri, cuello en el que un portillo y un " paso " en la alambrada nos van a permitir atravesarla para continuar remontando por la herbosa loma en dirección a la cima de Zelaieta ( centro ) 

Un herboso camino se dibuja en la tendida ladera occidental de Zelaieta, nuestro próximo objetivo

Desde la loma de ascenso hacia la " cimita " de Zelaieta damos vista a la majada pastoril enclavada en el vecino collado de Madaria o Madariako lepoa ( centro ), tras la que se extiende el cordal en el que destacan las cimas de Urdiako Harria ( izda ) y Munhoa ( dcha ) 

El marcado camino nos permite un plácido ascenso hacia la cima de Zelaieta ( centro )

Mientras remontamos hacia la cima de Zelaieta disfrutamos de una abierta panorámica hacia Saint Jean Pied de Port ( dcha ), la " capital " de la Baja-Navarra que se extiende bajo Munhoa ( izda )

Tendido tramo final hacia la cima de Zelaieta

Cima de Zelaieta con vista hacia el Puerto de Ibañeta ( centro ) y las montañas entre las que se abre 

Herbosa cumbre de Zelaieta con vista hacia Arrolako Harria ( centro ) y Urdiako Harria ( dcha )

Desde la cima de Zelaieta echamos una mirada atrás hacia el collado de Baigorri ( centro ), sobre el que despuntan Belabieta ( izda ), Mendimotxa ( centro ) y Adarza ( dcha ) 

Abandonamos la cima de Zelaieta para continuar descendiendo por la herbosa loma que se extiende bajo su vertiente oriental

Mientras descendemos de la cima de Zelaieta damos vista a Valcarlos ( centro ), localidad que asoma en el fondo del profundo valle

El herboso camino por el que descendemos de la cima de Zelaieta busca alcanzar la inapreciable cota de Parakotxeko Bizkarra ( centro ) 

Cima de Parakotxeko Bizkarra, desde la que divisamos en el horizonte el macizo de Arbailles ( centro )

Desde la cima de Parakotxeko Bizkarra echamos una mirada atrás hacia la herbosa cumbre de Zelaieta ( centro ), sobre la que despuntan Belabieta ( izda ), Mendimotxa ( centro ) y Adarza ( dcha )

Desde la cima de Parakotxeko Bizkarra buscaremos continuar descendiendo por la vertiente opuesta a la empleada en nuestro ascenso 

Dejamos atrás la cima de Parakotxeko Bizkarra, tras la que asoma la amplia y herbosa cumbre de Zelaieta mientras que Belabieta ( izda ), Mendimotxa ( centro ) y Adarza ( dcha ) despuntan al fondo 

El herboso camino que se dibuja en la ladera oriental de Parakotxeko Bizkarra nos va a permitir continuar descendiendo cómodamente

El herboso camino amenza con difuminarse al alcanzar el extremo oriental de la alargada loma desprendida desde la cima de Parakotxeko Bizkarra 

El camino, algo menos notorio en algunos cortos tramos, continúa su tendido descenso

Nuestro camino no tarda en volver a ganar notoriedad

Mientras descendemos de Parakotxeko Bizkarra daremos vista en todo momento a nuestro destino, la localidad de Valcarlos ( centro )

Un rústico portillo nos cierra el paso. Lo atravesamos

Salvado el portillo dejaremos a nuestro paso, a la izquierda del camino, un abrevadero

El herboso camino se adentra entre vegetación de monte bajo

No tardaremos en volver a salir a terreno despejado, momento en el que nuestro camino se transforma en una difusa senda que desciende entre la alta hierba

El sendero vuelve a hacerse notorio mientras busca encaminarse hacia una pequeña explanada herbosa que se extiende unos metros por debajo

Alcanzada la herbosa explanada nos encaminaremos hacia las ruinas que destacan en esta

A nuestro paso queda este viejo edificio en ruinas

Dejamos atrás el viejo edificio en ruinas para continuar descendiendo por terreno herboso en dirección al " camino " ( centro ) que busca abrirse paso entre los helechos que vemos asomar al fondo

Perdemos altura por un marcado camino herboso

El camino por el que descendemos se bifurca, momento en el que deberemos tomar el que nace por la izquierda 

Nuestro camino termina transformándose en una notoria pista y por esta continuaremos descendiendo

No tardamos en desembocar en una pista más amplia y notoria que cruza perpendicularmente, por la que continuaremos hacia la derecha

Punto en el que nuestro camino ( dcha ) desemboca en una amplia pista que cruza perpendicularmente. Continuaremos por nuestra derecha ( izquierda en la foto )

En breve salvaremos un paso canadiense

La pista por la que descendemos deja a su paso un discreto cruce, lugar en el que obviaremos el camino que nace por nuestra izquierda mientras seguimos por la derecha

La pista se adentra bajo el desnudo arbolado

La pista se transforma en un estrecho carretil asfaltado mientras busca dar alcance a alguno de los dispersos caseríos que conforman el barrio de Azoleta, perteneciente a Valcarlos

El carretil por el que descendemos alcanza un cruce de inmediato, lugar en el que obviaremos el vial que nace por la izquierda mientras seguimos perdiendo altura de frente ( dcha )

Poste indicador enclavado en el cruce. Como es lógico continuaremos en dirección a Valcarlos

La estrecha carreterita por la que buscamos encaminarnos hacia Valcarlos no tarda en volver a dejar a su paso otro de los caseríos que conforman el barrio de Azoleta. Es la casa Andikoberri

Un poste indicador aparece enclavado en la bifurcación en la que haremos caso omiso del carretil que nace por la izquierda para dar acceso a la casa Andikoberri

El indicador señaliza el " desvío " hacia la casa Andikoberri, al que haremos caso omiso

A nuestro paso iremos dejando extensos prados, en los que pastan plácidamente los rebaños de ovejas

A nuestro paso iremos dejando alguno de los numerosos caseríos y bordas que conforman el barrio de Azoleta 

El estrecho vial asfaltado que da acceso a los diferentes caseríos que conforman el barrio de Azoleta nos permite un cómodo aunque monótono descenso

Valcarlos asoma en todo momento en el fondo del profundo valle

Sobre la carreterita asfaltada por la que descendemos despuntan de izquierda a derecha: Karrobixkarra, Urtaiko Kaskoa, Meatze y Argarai

La carreterita se bifurca nuevamente, lugar en el que deberemos obviar el vial que nace por la derecha mientras continuamos descendiendo por la izquierda

Mendimotxa despunta sobre el vial asfaltado por el que caminamos

Son numerosos los caseríos que, a la orilla del vial, conforman el barrio de Azoleta

Nuevo cruce de carreteras, lugar en el que destacan varios indicadores ( izda )

Mirada atrás en el cruce de carreteras, lugar en el que ha desembocado nuestro camino ( izda ) y punto en el que obviaremos el que nace por nuestra izquierda ( derecha en la foto ) 

Detalle de los indicadores enclavados en el cruce de carreteras

Dejamos atrás algunos de los caseríos que conforman el barrio de Azoleta, lugar escrupulosamente señalizado con varios indicadores ( dcha )  

Detalle de uno de los indicadores que quedan a nuestro paso en nuestro descenso hacia Valcarlos

Continuamos el plácido descenso, en el que volvemos a dejar a nuestro paso una nueva bifurcación. Haciendo caso omiso del vial que nace por la izquierda deberemos seguir descendiendo de frente ( centro )

Mirada atrás en la bifurcación, donde obviaremos el vial que, escrupulosamente señalizado, nace por nuestra izquierda ( derecha en la foto )

Detalle del indicador que aparece enclavado en la bifurcación, en la que haremos caso omiso al vial que da acceso a la casa Mariaurra

La estrecha carretera por la que discurrimos vuelve a perder inclinación mientras deja a su paso numerosas regatas ( dcha )

Las últimas lluvias han " cargado " las regatas

En el punto en el que la carreterita traza una cerrada curva hacia la izquierda será donde atravesamos sobre Infernuko Erreka

Infernuko Erreka

Sobre la estrecha carretera continúan quedando a nuestro paso numerosos caseríos

La Casa Bidart queda a nuestro paso sobre el vial asfaltado por el que descendemos hacia Valcarlos

Descenderemos buscando cruzar el puente que vemos atravesar sobre Xatanerreka mientras hacemos caso omiso del vial que remonta por la derecha ( centro en la foto ) para dar acceso al visible caserío

Indicadores enclavados junto al puente que salva Xatanerreka

Cruzamos el puente que atraviesa sobre Xatanerreka

Xatanerreka

Salvado el puente que cruza sobre Xatanerreka nuestro carreterita inicia un acusado ascenso

A la orilla de la estrecha carreterita dejaremos a nuestro paso el poste indicador ( izda ) que señaliza un " sendero local " ( SL ). Es el Sendero de Azoleta, el cual obviaremos mientras continuamos por asfalto

Nos adentramos en Bixkar Auzoa

Atravesamos Bixkar Auzoa

Es numeroso el disperso caserío que conforma Bixkar Auzoa

Bellos caserones quedan a nuestro paso mientras atravesamos Bixkar Auzoa 

La carreterita que da acceso al barrio de Bixkar Auzoa desciende hacia el casco urbano de Valcarlos

Nos adentramos en el casco urbano de Valcarlos dejando a nuestro paso el " consultorio " de la localidad

Ya en Valcarlos desembocaremos en el cruce por el que ya pasamos al comienzo del itinerario, lugar en el que tomaremos la carreterita que atraviesa la localidad y por la que remontaremos en dirección a la iglesia

Caminamos por la calle " principal " que atraviesa Valcarlos

Dejaremos atrás el " viejo " frontón de la localidad

Alcanzamos el ayuntamiento  ( izda ) de Valcarlos

Una fuente destaca en la fachada del ayuntamiento de Valcarlos, junto a la que tomaremos la calle que nace por la izquierda

Detalle de la fuente enclavada junto al ayuntamiento de Valcarlos

La calle que nace desde el ayuntamiento de Valcarlos da acceso al aparcamiento en el que hemos estacionado nuestro vehículo

De inmediato alcanzaremos el aparcamiento ( dcha ) situado frente al colegio de Valcarlos ( izda )

Pequeño aparcamiento enclavado frente al colegio de Valcarlos

Desde la plaza aledaña al ayuntamiento de Valcarlos echamos una mirada hacia este y hacia la iglesia de la localidad en la que ha dado comienzo, y por lo tanto también finaliza, este itinerario