domingo, 28 de mayo de 2017

Mendaur ( Desde Aurtiz por la ermita de San Joaquín )


La comarca de Malerreka está situada en la vertiente cantábrica de Navarra, al Norte de la Comunidad Foral. Con una extensión de 222´9 km², lo conforman 12 municipios que se dividen en dos valles: el Valle de Santesteban, históricamente denominado Valle de San Esteban o Santesteban de Lerín, con una superficie de 137´2 km² está integrado por las localidades de Donamaría, Elgorriaga, Ituren, Oiz, Sumbilla, Urroz de Santesteban, Zubieta además del propio Santesteban, y el Valle de Basaburua Menor, históricamente conocido como Valle de Basaburua de Suso o de Lerín, con una superficie de 85´7 km²  está integrado por los municipios de Erasun, Ezkurra, Saldias y Beinza-Labaien.
El Valle de Malerreka limita al Norte con el Valle de Cinco Villas o Bortziriak y Goizueta, al Oeste con Leizarán y Basaburua Mayor, al sur con los Valles de Ulzama y Baztán y al este con el Valle de Bertizarana.
Santesteban, “ capital “ del Valle, es la localidad que cuenta con mayor número de habitantes , siendo históricamente una población de mercaderes. En la actualidad, el comercio sigue siendo la principal actividad económica de la villa. La población del resto del Valle basa su actividad económica en el sector servicios, cumplimentado en muchos casos con actividades ganaderas y agrícolas.
Dominando el Valle de Malerreka, el monte Mendaur ( 1131 m ) es una de las montañas emblemáticas de la provincia y ni que decir tiene que se puede considerar como la cima señera del mencionado Valle. Mendaur ( 1131 m ) es una gran montaña, no quizás en cuanto a altura pero sí en cuanto a tamaño o extensión. Bajo sus laderas se asientan prácticamente la mitad de las localidades que conforman el Valle de Malerreka y no muy lejanas, bajo su vertiente septentrional, “ descansa “ alguna de las localidades que conforman el Valle de Cinco Villas.
El río Ezkurra fluye bajo su vertiente meridional para unirse en Santesteban ( 122 m ) al Ezpelura, formando el Galbaraialde, río de apenas un kilómetro de longitud que de inmediato desagua en el Bidasoa, cauce principal que en su discurrir camino del Cantábrico, lo hace bajo la vertiente oriental de Mendaur ( 1131 m ).
La imagen de Mendaur ( 1131 m ) nos ofrece una doble cima, la del propio Mendaur ( 1131 m ), en cuya cumbre destaca la blanca ermita erigida en honor a la Santísima Trinidad y la vecina cumbre “ gemela “ de Atzurdi Punta ( 1001 m ), erguida ligeramente al Este de la cima principal, quedando separada de esta por el collado de Atzurdiko lepoa ( 949 m ) y ligeramente más baja.
Mendaur ( 1131 m ) da nombre al macizo homónimo en el que destacan cumbres que sobrepasan los mil metros de altura como Mendieder ( 1073 m ), Ekaitza ( 1046 m ) o el anteriormente citado Atzurdi Punta ( 1001 m ). Por debajo de esta altura son numerosas las cimas que pudiéramos visitar aprovechando los variados puntos de acceso que habitualmente son utilizados para la ascensión a esta emblemática cumbre.
Las localidades habitualmente utilizadas como “ campo base “ para la ascensión a Mendaur ( 1131 m ) son: Aranaz/Arantza ( 271 m ), localidad enclavada bajo su vertiente septentrional y perteneciente al Valle de Cinco Villas/Bortziriak, Sumbilla ( 108 m ), población asentada bajo su vertiente oriental a orillas del río Bidasoa y Aurtiz ( 215 m ), barrio de Ituren ( 156 m ), localidad bañada por el río Ezkurra y conocida por sus famosos carnavales.
Otros puntos de partida menos frecuentados pero que no por ello menos interesantes e incluso me atrevería a decir que son “ más recomendables “, ya que evitan las rutas más transitadas, pudieran ser: Elgorriaga ( 144 m ), Ituren ( 156 m ), ambas asentadas bajo la vertiente meridional a orillas del río Ezkurra y Santesteban ( 122 m ), “ capital “ del Valle de Malerreka, la opción más distante y por eso, y desde mi modesto punto de vista, la más atractiva.

Aurtiz ( 215 m ), barrio de Ituren ( 156 m ), es uno de los puntos de partida utilizados habitualmente en muchas de las numerosas ascensiones que buscan la cima de Mendaur ( 1131 m ). Mi intención es evitar los diversos caminos por los que discurren los itinerarios más frecuentados para tomar la menos transitada ruta que, dejando a su paso la ermita de San Joaquín, busca la cima de Mendaur ( 1131 m ) ascendiendo por la vertiente meridional de esta montaña, la más emblemática del Valle de Malerreka.


Ermita de San Joaquín y Santa Ana

Recostada en las primeras rampas del monte Mendaur ( 1131 m ) y a escasa distancia de la parroquia de Ituren ( 156 m ), se encuentra una blanca ermita, cuya alegre silueta se contempla desde la carretera que une a Leiza con Santesteban ( 122 m ). Es la ermita de San Joaquín y Santa Ana.
Por los documentos fundacionales que obran en el archivo parroquial de Ituren, al frente del Libro I de mandatos de visita, sabemos que la iniciativa de edificar una ermita a los padres de la Virgen Santísima partió de todo el vecindario de Ituren, encabezado por el entonces alcalde Juan de Laspidea.
Era el 3 de Agosto de 1687 cuando junto a la parroquia y teniendo ante sus ojos al Mendaur ( 1131 m ), se reunieron el citado alcalde, su jurado, jurados y vecinos de Ituren, para tomar una piadosa resolución. Mientras los pueblos vecinos poseían ermitas a las que acudir procesionalmente, Ituren se encontraba sin ella. Parece que aquel año había sido especialmente lluvioso y húmedo con grandes pérdidas en sus cosechas. Con ánimo de acudir al cielo con intercesión de San Joaquín y Santa Ana y de fomentar su devoción, todos ellos se comprometieron a edificar una ermita y sostenerla perpetuamente “ mientras mundo fuere mundo “ a costa de sus bienes y con cargo a sus herederos. La iniciativa totalmente popular y seglar, en la que sólo como testigos figuran los sacerdotes don Pedro de Irigoyen y D. Juan de Mendiondo, fue registrada solemnemente por el escribano D. Félix de Aniz. La fábrica de la parroquia, cuyo estado era relativamente holgado, adelantaba 30 ducados para las obras, que le serían restituidos cuando buenamente fuera posible.
El 22 de Abril del año siguiente, 1688, el obispo de Pamplona D. Juan Grande Santos de San Pedro daba su autorización para la edificación de la ermita. El entusiasmo popular debió a ser desbordante porque ya el 2 de Julio estaba concluída y se solicitaba autorización episcopal para bendecirla y decir en ella la Santa Misa. No sabemos el día exacto de su inauguración pero es de presumir que sería aquel mismo verano, acaso en la festividad de San Joaquín ( el 26 de Agosto ) si no en la de Santa Ana ( 26 de Julio ). A partir de entonces todos los años se celebran en ella ambas festividades con concurrencia de público.
El mundo resiste más que los compromisos humanos. La ermita necesitaba reparación. En 1956, bajo la dirección del arquitecto D. Cándido Ayestarán y gracias a la generosidad de Doña Benigna Gárate, viuda de D. Gregorio Iturbe, se hicieron obras de importancia, blanqueando la ermita, emplazando un nuevo altar de piedra y retirando sus anteriores altares y retablo de escaso valor.
Pocos años más tarde que la de San Joaquín, la piedad privada y la generosidad del sacerdote de la villa D. Martín de Cortejarena, levantaría en la cima del Mendaur ( 1131 m ) la ermita de la Santísima Trinidad que entonces se encontraba en estado ruinoso.

  *Fuente: J. Ignacio Tellechea Idígoras  

Ermita de la Santísima Trinidad

La Trinidad la fundó Martín de Cortejarena, de casa Ariñarena, rector de la iglesia parroquial de 1680 a 1694, año en que se fue al Crucifijo de Puente la reina. En 1691 pidió licencia a la Junta concejil para levantarla y en Diciembre de 1692 la tramita ante el notario: “ quiere erigirla en la cumbre del Mendaur, Mendaurre o Abelegui, dice María de Ituren, acusada de brujería en 1525 y confiesa que era lugar de conventículos, que por su altura y eminencia domina a los demás montes que circundan al pueblo “. El obispo había dado su licencia el 30 de Enero de 1691. Hizo una fundación de 50 ducados para la ermita que bendijo el 2 de Agosto de 1693, Domingo. El obispo mandó demolerla en Julio de 1781, por la presunción de que “ servía de refugio de bandoleros y a gentes de oscuros negocios “, resume J.I Tellechea, que ha historiado esta ermita junto a la de San Joaquín y Santa Ana. El rector subió al Mendaur ( 1131 m ) con el maestro de escuela y Juan Miguel de Sagardia y se dispuso a cumplir la orden. El alcalde metió en la cárcel a los dos seglares. El obispo reafirmó su mandato, la villa presentó ceñuda capítulas contra el cabildo eclesiástico, éste rebatió aquellas y afeó el incumplimiento de la orden episcopal, pero la ermita subsistió hasta que se demolió y levantó de nuevo en 1963.

  *Fuente: Ermitas de Navarra

En pleno siglo XXI Ituren se ha mostrado digno sucesor  de la tradición y legado piadosos de sus antepasados de finales del siglo XVII. Así lo atestiguan las dos ermitas “ hermoseadas “ que siguen siendo centros de auténtica devoción popular.

Itinerario

Este itinerario parte desde Aurtiz ( 215 m ), barrio de Ituren ( 156 m ), lugar en el que tomaremos el camino cementado que asciende hacia la iglesia de la localidad, edificio que a pesar de quedar a escasos metros de nuestro itinerario, no dudamos en visitar.
Retomamos nuestro camino para ascender paulatinamente hacia la ermita de San Joaquín, pequeño edificio que también queda a escasos metros de nuestra ruta y por lo tanto de “ obligada “ visita.
De nuevo en nuestro camino continuaremos ganando altura en suave pendiente, a la vez que vamos dejando a nuestro paso numerosas bordas asentadas a la orilla de la pista. Esta finaliza junto a Jurdaneneko Borda, a partir de la cual y ya convertida en marcado camino, continúa ascendiendo entre jóvenes plantaciones de pinos.
El camino alcanza un punto en que deja de ganar altura, metros antes de atravesar una pequeña regata. Es en este lugar donde lo abandonaremos por nuestra derecha  ( N ) para penetrar bajo el frondoso hayedo y continuar ascendiendo, en todo momento por un marcado camino que aparece balizado con numerosos hitos.
Terminaremos por dejar atrás el arbolado y tras salir a terreno despejado el camino se transforma en nítido sendero. Este serpentea por la herbosa ladera para superar los últimos metros que, en fuerte pendiente, nos separan de la cima de Mendaur ( 1131 m ), coronada por la ermita erigida en honor a la Santísima Trinidad.
Con la intención de realizar una ruta circular vamos a descender al collado de Bustitz ( 932 m ), importante encrucijada de caminos, desde el que perderemos altura hacia el embalse de Arritzulegi, habitualmente conocido como embalse de Mendaur ( 702 m ). En este punto tomaremos el viejo camino que actualmente balizado como PR y GR, nos devolverá a Aurtiz ( 215 m ), punto de inicio de este itinerario.


Desnivel: 1130 m
Tiempo: De 4 h a 5 h
Distancia: 12´60 km aprox.
Inicio: Aurtiz ( Barrio de Ituren )
Epoca recomendada: Todo el año
Cimas: Mendaur ( 1131 m )


Sin entrar en Aurtiz ( 215 m ) seguimos en dirección a Zubieta ( 215 m ) por la NA-170 para a los pocos metros tomar una pista de hormigón que nace a la derecha ( N ), punto donde podemos estacionar el vehículo. Desde que se construyeran los nuevos depósitos de agua a las afueras de Aurtiz ( 215 m ) ya no hace falta entrar en dicho barrio para ascender a Mendaur ( 1131 m ). 
Desde el lugar en el que estacionamos nuestro vehículo comenzaremos a caminar hacia la carreterita NA-170 por la que accedimos a este para, sin llegar a “ pisarla “, tomar desde ella la calle enlosada que, en suave ascenso, da alcance al barrio de Aurtiz ( 215 m ).
Atravesaremos el recogido y cuidado barrio por su vertiente meridional caminando en todo momento por estrechas calles con piso de losa, yendo a buscar, un indicador la señaliza, la que asciende hacia la iglesia. Antes dejaremos a nuestro paso el albergue, antigua posada, de la localidad, junto al que efectuaremos un giro de 90º en nuestro camino para tomar la calle cementada que gana altura por nuestra izquierda ( NE ).
En nuestro ascenso por la citada calle dejaremos a nuestro paso varias viviendas de reciente construcción yendo a alcanzar su parte alta, lugar en el que topamos con una bifurcación en la que deberemos continuar por la derecha ( E ).
Dejamos atrás Aurtiz ( 215 m ) y de inmediato, junto a un abrevadero, damos alcance a un cruce en el que, haciendo caso omiso del camino que nace por la izquierda ( NE ) continuaremos de frente ( E ).
Apenas unos metros más adelante volvemos a toparnos con una nueva bifurcación en la que a pesar de que nuestro camino continúa por la izquierda ( SE ), tenemos la posibilidad de desviarnos por la derecha ( S ) hacia la visible iglesia. Su visita apenas nos lleva unos pocos minutos. Junto a esta destaca la antigua casa del párroco que data del año 1807.
De nuevo en la bifurcación, ahora sí, retomamos nuestro camino, el cual continúa en suave ascenso “ encajonado “ entre verdes prados. Damos alcance a un cruce en el que recibimos por la derecha ( S ) una amplia pista proveniente de Ituren ( 156 m ). Continuaremos por esta hacia la izquierda ( NW ) en suave ascenso y en todo momento “ encerrados “ entre los viejos muros de piedra que cierran los numerosos prados que nos rodean.
El ascenso resulta muy cómodo aunque el caminar por pista siempre resulte algo monótono. Alcanzamos el desvío que por la izquierda ( SW ) nos invita a visitar la cercana ermita de San Joaquín, pequeño edificio que se levanta a escasos metros de nuestro camino y que por lo tanto apenas supone esfuerzo alcanzar. Junto a la ermita destaca Peroneko Borda, caserío deshabitado, hoy utilizado como borda para el ganado. Merece la pena la visita.
Volvemos a nuestro camino para continuar en tendido ascenso. De inmediato dejaremos a nuestro paso Berueteneko Borda, a la derecha del camino ( E ) y rodeada de prados, y poco más adelante Fresaneko Borda, esta bajo la pista por la que caminamos. Tan solamente unos pocos metros por encima de esta última damos alcance a una cerrada curva en la que destaca un cruce. Dejaremos que continúe la pista por la izquierda ( W ) para tomar al frente ( N ) un amplio y marcado camino que asciende entre prados, dejando a su paso varias bordas y yendo a desembocar nuevamente en esta.
De nuevo en la pista continuaremos en suave ascenso por la derecha ( N ) para ganar altura plácidamente. Damos alcance a Jurdaneneko Borda, borda rehabilitada como vivienda, junto a la que la pista pasa a convertirse en camino. Este, en todo momento muy notorio, gana en pendiente para continuar ascendiendo con un cómodo piso herboso.
Unos metros más arriba una pequeña regata lo atraviesa, momento a partir del cual damos alcance a una joven plantación de pinos que iremos dejando a nuestro paso. Esta termina dando paso a un frondoso arbolado, momento en el que la pendiente pierde inclinación. Sin cruzar la pequeña regata que en época estival pudiera desaparecer y que discurre por el borde del arbolado, coloco un hito para señalizar el, en principio, apenas perceptible sendero que nace por la derecha ( N ).
De inmediato penetramos bajo el frondoso hayedo y el sendero gana en notoriedad para convertirse en amplio y marcado camino. Balizado con numerosos hitos, este gana altura dejando a su paso varias bordas en estado ruinoso. La primera de estas, Izebaneko Borda, es el lugar en el que, junto a una bifurcación, el camino traza una curva de 90º para posteriormente dar alcance a Apezeneko Borda.
Tras esta, el arbolado da paso a terreno despejado, momento en el que el camino pasa a convertirse en un nítido sendero que zigzaguea por la herbosa ladera sobre la que ya divisamos la blanca ermita de La Trinidad.
En acusada pendiente la senda gana altura hacia un visible “ paso “ en la roca que, en el paraje de Eztenarri, nos daría acceso a la vertiente occidental de la montaña por la que discurre el camino habitual que asciende desde el collado de Bustitz ( 932 m ). A pesar de que el camino por el que vamos a continuar nuestro ascenso no resulta excesivamente complicado, la opción de pasar a la citada vertiente creo que pudiera ser la más recomendable para los menos acostumbrados a caminar por terreno “ incómodo “ y sobre todo si el piso estuviera mojado.
Sin camino definido y buscando el terreno más “ cómodo “ evitaremos el citado “ paso “ para continuar ganando altura por la escabrosa ladera meridional de Mendaur ( 1131 m ). En acusada pendiente y salpicada de numerosas rocas iremos ascendiendo por ella sin excesivas dificultades para terminar desembocando bajo el último tramo de escaleras que una vez superado nos hace alcanzar la ermita erigida en honor a la Santísima Trinidad, tras la que, a escasos metros, “ pisaremos “ la cumbre. Mendaur ( 1131 m ), cima de espectacular panorámica, abierta hacia todas las vertientes. Un buzón señaliza el punto más elevado, coronado por rocas. Cabe indicar que la ermita de La trinidad cuenta con un pequeño refugio.
Por las escaleras de piedra que dan acceso al templo, descenderemos hasta alcanzar la parte baja del roquedo en el que este está construido. Desde aquí no tenemos más que perder altura por el zigzagueante sendero, en una de cuyas primeras curvas “ topamos “ con el anteriormente citado “ paso “ en la roca que daría acceso a la vertiente por la que hemos ascendido.
El sendero zigzaguea por la despejada ladera occidental de Mendaur ( 1131 m ) para cómodamente alcanzar el collado de Bustitz ( 932 m ). Un menhir y un poste indicador destacan en el lugar. Ligeramente a la derecha ( NE ) y en el comienzo del “ camino de Sumbilla “ hay una pequeña fuente de la que mana un agua muy fresca que en días de calor puede resultar de gran ayuda.
Desde el collado de Bustitz ( 932 m ) descendemos hacia su vertiente meridional en la que destaca un cerrado de reciente construcción que “ protege “ el Humedal o Turbera de Mendaur. Dejando este a nuestro paso, el camino da alcance a la derruida Argiñeneko Borda para comenzar el descenso hacia el embalse de Arritzulegi ( 702 m ), conocido en la zona como embalse de Mendaur. Un marcado sendero que posteriormente se convierte en un amplio camino, en todo momento balizado, nos hará alcanzarlo sin excesivas dificultades.
El camino se convierte en pista conforme bordea el citado embalse y en el momento que salvamos el sobradero construido en la pared lateral del mismo, abandonaremos dicha pista para tomar, junto a un poste indicador, el viejo camino que con bellos tramos de calzada pierde altura discurriendo paralelo a Ibirritako erreka.
Nuestro camino atraviesa la citada regata para pocos metros más adelante “ tropezar “ con una triple bifurcación. Haremos caso omiso del camino que continúa por la derecha, al frente, y también del que tuerce hacia la izquierda pasando por encima del canal que salva Ibirritako Erreka por una especie de acueducto, yendo a tomar el que, señalizado con un hito, pierde altura para discurrir junto a la margen derecha de la citada regata.
El marcado camino alcanza Mixeltoneko Borda y siguiendo las indicaciones de las balizas colocadas junto a esta, continuaremos hasta desembocar en una amplia pista. Torcemos a nuestra izquierda ( E ) para seguir por ella hasta, antes de desembocar en la principal que asciende desde Aurtiz ( 215 m ), tomar el sendero que nace por la derecha ( S ) señalizado con una baliza de GR.
El sendero pierde altura bien definido y con un bello piso de calzada en algunos tramos para ganar en notoriedad conforme vamos descendiendo. Damos alcance a una triple bifurcación en la que continuaremos al frente ( E ), encajonados entre muretes de piedra por amplia y marcada calzada.
Al alcanzar la parte baja del prado que tenemos a nuestra derecha ( S ) el camino se bifurca antes de desembocar, por la derecha ( S ), junto a Tomaseneko Borda. Continuaremos por nuestra izquierda ( NE ) para dar alcance rápidamente a la estrecha pista que da acceso a la citada borda. En esta volveremos a tomar a la izquierda ( E ) para continuar por ella y tras pasar bajo el tubo por el que circula el agua del embalse hacia la cercana central de Aurtiz, toparemos con un nuevo cruce. Continuamos por la derecha ( E ) en descenso, tomando el camino que discurre paralelo al muro de piedra que cierra el conjunto de prados que tenemos a nuestra derecha.
Desembocamos en una amplia pista cementada, ya en las inmediaciones de Aurtiz ( 215 m ), lugar en el que destacan dos paneles informativos junto a los que tomaremos a la derecha ( SW ) para retornar al punto en el que tenemos estacionados nuestros vehículos.


Track del Itinerario


Fotos del Itinerario


Amanece en Aurtiz bajo un ligero manto de niebla. El día promete

Estacionaremos el vehículo en el comienzo de la pista que asciende hacia el embalse de Arritzulegi o de Mendaur

Una vez estacionado el vehículo regresamos hacia la carretera NA-170 por la que hemos accedido al lugar ..............

................... y sin " pisarla " tomaremos el enlosado camino que nos encamina hacia Aurtiz, barrio de Ituren

Callejeamos por las enlosadas calles de Aurtiz dejando a nuestro paso un poste indicador al que haremos caso omiso

Detalle del poste indicador en Aurtiz

Buscaremos la calle que se dirige a la iglesia

El sol intenta salir entre la niebla

Damos alcance al bar de Aurtiz, antigua posada y a día de hoy albergue

Albergue de Aurtiz

Escudo en la fachada del albergue de Aurtiz

Dándole la espalda al albergue, ascendemos en suave pendiente por la calle cementada dejando a nuestro paso viviendas de reciente construcción

La niebla lo cubre todo

Dejamos a nuestro paso Apezeneberria , cuidado caserón

Inscripción en el dintel

Casa típica en Aurtiz

Escudo en la fachada

En la parte alta de la calle topamos con este muro de piedra, en el que apenas destaca .....................

................ una cuidada fuente, desde la cual continuaremos por la derecha

El sol asoma tímidamente entre la niebla que cubre el camino hacia la iglesia

Dejamos atrás la localidad caminando por camino cementado

Bifurcación en la que continuaremos por la derecha. En esta destaca una fuente con abrevadero

Fuente con abrevadero en la bifurcación

Nueva bifurcación en la que deberemos continuar por la izquierda camino de Mendaur aunque merece la pena desviarse unos metros por la derecha hacia la visible iglesia

Damos alcance a la iglesia de Ituren, erigida en honor a San Martín de Tours. El cementerio aparece adosado a esta

Iglesia de San Martín de Tours junto a la que destaca la vivienda del párroco

Iglesia de Ituren

Iglesia de Ituren

Cruces junto a la iglesia de Ituren

Iglesia de Ituren

Adosada a la iglesia, destaca la vivienda del párroco ............

................. que data, según la inscripción, del año 1807

Dejamos la iglesia de San Martín de Tours entre la niebla para regresar nuevamente a la bifurcación en la que continuaremos por el camino hacia Mendaur

En la bifurcación aparece " incrustada " en el muro que cierra el prado, junto al que discurre el camino hacia Mendaur, una cruz de piedra. Junto a esta aparece una baliza de SL ( sendero local )

El camino discurre junto al murete de piedra que cierra el prado que tenemos a nuestra derecha

Otra cruz de piedra aparece " incrustada " en dicho murete

Alcanzamos bifurcación y continuamos por la izquierda

El camino se " encajona " entre prados

El sol intenta asomar entre la espesa niebla

Los muros de piedra que cierran los prados " encajonan " nuestro camino. Al fondo asoma Peroneko Borda ( centro ) y junto a esta la ermita de San Joaquín

Peroneko Borda ( izda ) y junto a esta la ermita de San Joaquín se dejan ver desde el camino

La niebla parece querer difuminarse y entre esta asoma tímidamente Mendaur ..........

............. con la ermita de La Trinidad coronando la cumbre

El camino por el que venimos ascendiendo ( izda ) deja cercana a su paso la ermita de San Joaquín ( dcha ), edificio que no dudamos en visitar

Ermita de San Joaquín

Peroneko Borda, edificio situado junto a la ermita de San Joaquín

Ermita de San Joaquín

Espadaña de la ermita de San Joaquín

Entrada a la ermita de San Joaquín

Una de las sencillas ventanas de la ermita de San Joaquín

Desde la ermita de San Joaquín se divisa el camino hacia Mendaur y a este regresamos nuevamente

Dejamos atrás la cuidada ermita de San Joaquín

El camino rápidamente da alcance a Berueteneko Borda ...............

............... la cual dejamos atrás de inmediato

Rebaño de ovejas

El camino deja a su paso Fresaneko Borda

Rebaño de ovejas en uno de los numerosos prados que dejaremos a nuestro paso

Bifurcación, dejamos que continúe la pista por la izquierda para tomar el camino de la derecha

De inmediato alcanzaremos Apeztegiko Borda

El amplio y nítido camino asciende en acusada pendiente junto al prado que tenemos a nuestra derecha

Aparecen cercanas Mareneko Borda ( izda ) y Dolareko Borda ( dcha ) con la blanca ermita de La Trinidad asomando al fondo sobre estas

Nuestro camino deja a su paso Mareneko Borda

Burriñeneko Borda ( izda ) asoma desde el camino

Etxeberriko Borda también asoma cercana sobre el prado

Dejamos a nuestro paso el acceso a Burriñeneko Borda ..............

............... para continuar en dirección a la anteriormente citada Etxeberriko Borda. La ermita de La Trinidad asoma al fondo

Desembocamos nuevamente en la pista abandonada en la anterior bifurcación, ...........

............... lugar en el que haremos caso omiso del camino que, al frente, da acceso a otra borda del mismo nombre, Etxeberriko Borda, que vemos asomar al fondo

El espeso manto de niebla lo dejamos por debajo cubriendo el valle

Tomando la amplia pista continuaremos por la derecha en ascenso

En primer término asoman las bordas junto a las que hemos pasado mientras que al fondo aparece el espeso manto de niebla que cubre el valle

La ermita de La Trinidad asoma en todo momento sobre nosotros

Cómodo, aunque siempre monótono, tramo de ascenso por pista

Ganbelar, discreta cima que asoma cercana

Sobre el manto de niebla asoma el barrio de Ameztia, perteneciente a Ituren. Al fondo destacan los montes de Belate

La niebla cubre tan solo la parte más baja del valle mientras que en la parte alta, al fondo asoma Erasun, luce el sol

En la parte más baja del valle, el manto de niebla parece ser más espeso

Alcanzamos Jurdadeneko Borda, ...........

............ el herboso camino continúa por la izquierda

Amplio y marcado camino por el que continuaremos en ascenso

La niebla del valle parece querer difuminarse

Una regata atraviesa nuestro camino

La regata trae poco caudal

El camino deja a su paso una joven plantación de pinos

Entre los pinos el camino parece perder notoriedad ............

............... y en algunos puntos se torna herboso

Los asfódelos abundan en la zona

El camino pierde inclinación, momento en el que teniendo como referencia una roca puntiaguda ( centro ) que destaca junto a este ............

.............. y una pequeña regata que lo atraviesa y que dependiendo de la época del año pudiera desaparecer, ...........

........... nace por la derecha ( coloco un pequeño hito ) un sendero no muy notorio en su comienzo

De inmediato el sendero gana en notoriedad y aparecen numerosos hitos

Conforme ascendemos el camino se ensancha

Marcada curva de 180º que traza el camino

Damos alcance a Izebaneko Borda

Izebaneko Borda, en estado ruinoso

El camino continúa por encima de Izebaneko Borda

Hito ( izda ) señalizando el marcado camino

Otro hito ( dcha ) señalizando el camino

Hito ( dcha ) con Apezeneko Borda, también en estado ruinoso, asomando al fondo

Dejamos atrás Apezeneko Borda

Dejaremos numerosos hitos que balizan el camino a seguir

Atravesaremos un pedregoso tramo ....................

.............. en el que el camino discurre perfectamente balizado

Vamos saliendo del arbolado para divisar el fondo del valle, lugar en el que asoma ..................

................... Ituren y Lasaga/Latsaga

Ituren ( izda ) y Lasaga/Latsaga ( dcha )

Cuando salimos del bosque divisamos sobre nuestras cabezas ...............

........................... ya cercana la ermita de La Trinidad

El sendero a seguir es estrecho pero aparece bien marcado

Zubieta asoma en el fondo del valle

Mientras Zubieta, una de las localidades del Valle de Malerreka, asoma en primer término, Erasun y Saldias aparecen al fondo ocupando la parte alta de este

Santesteban aparece en primer término con el Valle de Bertizarana abriéndose al fondo

El sendero zigzaguea por la herbosa ladera meridional de Mendaur

Ituren, Lasaga/Latsaga y Aurtiz asoman en el fondo del valle con los montes de Belate en el horizonte

Conforme ganamos altura la panorámica hacia Santesteban se abre. Bertizarana y el Valle de Baztán despuntan al fondo bajo la inconfundible silueta de Auza ( izda ) 

La pendiente se acentúa y la ermita aparece tímidamente al fondo escondida tras el " hombro rocoso " que asoma en primer término

El sendero asciende hacia el citado " hombro " rocoso .................

................. alcanzándolo rápidamente. Por la izquierda un " paso " en la roca alcanza el camino de la ruta " normal " que asciende desde el embalse de Arritzulegi. Como vamos a descender por este, haremos caso omiso a esta opción ...............

....................... para continuar ascendiendo por tramo " empinado " pero exento de dificultad

Sin camino definido bordearemos una pared de roca ................

................. buscando en todo momento los tramos más cómodos y menos expuestos

Atzurdi Punta asoma en primer término

Asoma sobre nosotros, ya cercana, la ermita de La Trinidad y en acusado ascenso aunque sin dificultad reseñable .............

............... alcanzaremos la escalera de piedra que le da acceso

Alcanzamos la ermita de La Trinidad

Cima de Mendaur

Atzurdi Punta aparece en primer término con Santesteban asomando en el fondo del valle bajo una pequeña nube de humo

Yanci/Igantzi ( centro ) asoma en primer término bajo Frain con Larhun ( dcha ) al fondo. Ibardin ( centro ) apenas se aprecia en el centro de la imagen mientras que el litoral labortano aparece en el horizonte

Cima de Mendaur con buen tiempo y por lo tanto muy concurrida

Asoma en primer término el collado de Bustitz, enclavado bajo la herbosa cima de Mendieder ( dcha ) y el cordal hacia Ekaitza ( izda ) al fondo

Ermita de La Trinidad, situada en la cima de Mendaur

Montañeros disfrutando de la panorámica desde la cima de Mendaur

Santesteban asoma bajo una ligera nube de humo

El litoral guipuzcoano también se aprecia en el horizonte

Txindoki ( centro ) asoma al fondo " escoltado " por las sierras de Aralar ( izda ) y Aizkorri ( dcha )

Collado de Bustitz, encrucijada estratégica en la que confluyen los numerosos caminos que buscan la cumbre de Mendaur

Mendieder asoma sobre el collado de Bustitz

Buzón en la cima de Mendaur

Buzón en la cima de Mendaur con Larhun ( centro ) y Peña Plata ( dcha ) asomando al fondo

Yanci/Igantzi asoma en primer término con Ibardin ( izda ) y Larhun ( dcha ) al fondo

Yanci/Igantzi, localidad de Cinco Villas/Bortziriak, asoma bajo el monte Frain

Dejamos atrás la ermita de La Trinidad para descender por las escaleras de piedra que le dan acceso

Último tramo de escalones de piedra por los que descendemos de la ermita de La Trinidad

El sendero está muy marcado en el terreno y por este descenderemos hacia el collado de Bustitz con la vista puesta en Mendieder, monte que asoma en primer término, mientras que Peñas de Aia, aparecen al fondo

Asoma el embalse de Arritzulegi o, como se le conoce en la zona, de Mendaur

Dejamos atrás el " paso " escalonado que da acceso a la cima de Mendaur

La ermita de La Trinidad asoma sobre las grandes rocas que coronan la cima de Mendaur

Nítido sendero por el que descendemos de Mendaur

El sendero prácticamente alcanza el " paso " situado en el " hombro rocoso " que anteriormente, en nuestro ascenso, evitamos

" Paso " situado en el " hombro rocoso "

El marcado sendero zigzaguea por la herbosa vertiente noroccidental de Mendaur

El collado de Bustitz, nuestro próximo objetivo, asoma cercano bajo Mendieder

Balizas de GR junto al herboso camino que desemboca en el abierto collado de Bustitz. Ekaitza  asoma en primer término

Un numeroso grupo de montañeros alcanza el collado de Bustitz, cuello sobre el que asoma Mendieder

Vacas en el collado de Bustitz

Menhir en el collado de Bustitz bajo Mendieder

Menhir en el collado de Bustitz

Collado de Bustitz, en el que destaca un poste indicador, con vista a Larhun ( izda )

Menhir en el collado de Bustitz con la placa que lo señaliza en primer término

Mendaur y el zigzagueante sendero que lo alcanza destacan sobre el collado de Bustitz

Vaca en el collado de Bustitz

Mugarri en el collado de Bustitz

Vacas reposando en el collado de Bustitz con un mugarri en primer término y el menhir al fondo. Larhun aparece en el horizonte

Mugarri en el collado de Bustitz. este toro me " mira mal "

Esa mirada de " reojo " no me gusta " na "

¡¡¡ Vale,vale !!! .............., me voy

En nuestro descenso del collado de Bustitz hacia el embalse de Arritzulegi alcanzamos el Humedal de Mendaur. Al fondo asoma Ekaitza

Balizas que señalizan el sendero de descenso hacia el embalse de Arritzulegi, junto al que dejaremos a nuestro paso esta borda en ruinoso estado, Argiñeneko Borda

Un herboso y balizado camino hará más cómodo nuestro descenso hacia el Embalse de Arritzulegi

El camino deja a su paso un bosque de pinos

Damos vista al embalse de Arritzulegi sobre el que destaca la rocosa cumbre de Olzorrotz

Olzorrotz ( izda ), cumbre desprendida bajo la cima de Ekaitza ( dcha )

El camino desemboca junto a una vieja borda que aún mantiene su original tejado de losa

Borda en la que apreciamos ( izda ) balizas de color azul .................

................. señalizando el camino a seguir

Dejamos la borda atrás discurriendo por el amplio camino que le da acceso

Regata en las inmediaciones del embalse de Arritzulegi ......................

...................... que atravesaremos por un puente de hormigón

La regata nace de la unión de Bustitzako Erreka y Eskantxarretako Erreka

Panel informativo y área de esparcimiento en las inmediaciones del embalse de Arritzulegi

Detalle del panel informativo situado en las inmediaciones del embalse de Arritzulegi

Caminamos por la amplia pista que discurre cerca de la orilla del embalse de Arritzulegi . La rocosa cima de Ganbelar destaca sobre este 

La pista rodea el embalse para situarse junto a la pared que lo " cierra " por su vertiente occidental. Continuaremos junto a esta

Embalse de Arritzulegi

Unos metros por la pista que da acceso al embalse de Arritzulegi desde el barrio de Aurtiz para abandonarla de inmediato por la derecha ..................

.................... tomando el marcado camino señalizado por este poste indicador

Amplio y marcado camino de descenso hacia Aurtiz

Esporádicos hitos y balizas de GR señalizan el amplio camino a seguir en nuestro descenso

Deteriorado tramo de calzada en el descenso hacia Aurtiz

Tramo de calzada

Acusado descenso en el que podremos apreciar algunos tramos de calzada bastante deteriorados

Estrecho pero marcado tramo de calzada en el descenso hacia Aurtiz

Calzada

Salvamos Ibirritako Erreka y tras marcado tramo de sendero .................

.................... alcanzaremos la bifurcación que aparece al frente

Dejaremos a nuestra izquierda este canal que salva Ibirritako Erreka, la regata que acabmos de cruzar

Hacemos caso omiso de este camino que continúa junto a la margen izquierda de Ibirritako Erreka

Hito junto al camino ( izquierda junto al árbol ), abandonamos el que continúa al frente ( dcha ) para descender por la izquierda

Marcado camino por el que, en cómodo descenso, continuaremos

El camino gana en notoriedad ................

................ discurriendo paralelos a Ibirritako Erreka

Alcanzamos Mixeltoneko Borda y junto a esta aparece una baliza de GR ............

............ señaliza el camino que deja dicha borda a nuestra izquierda y por el cual continuaremos

Perdemos altura por otro bello tramo de calzada ................

................... que desemboca en una amplia pista. Continuaremos por la izquierda

La pista salva Ibirritako Erreka ( izda ) ...............

..................... encajonada regata que desciende " saltarina "

Baliza ( dcha ) señalizando el lugar en el que debemos abandonar la pista por la derecha, metros antes de desembocar en la que desde Aurtiz da acceso al embalse de Arritzulegi

Junto a la baliza, sobre la que destaca la rocosa cima de Oltzorrotz dominando el lugar, nace un marcado sendero

En acusada pendiente y bastante " roto " en su comienzo, .....................

................. el camino se tranforma en una marcada calzada ................

.............. que en algunos momentos desaparece ............

....................... transformándose en estrecho sendero

La calzada vuelve a aparecer en algunos tramos ...................

.................. aunque con menos notoriedad

Damo alcance a una marcada bifurcación en la que continuaremos al frente por el amplio camino ................

......................... que sigue mostrando esporádicos tramos de calzada

La calzada desciende paulatinamente ...........

.............. hasta desembocar en una bifurcación en la que continuaremos por la izquierda

Hito ( dcha ) junto al camino por el que continuaremos .............

.................. para desembocar de inmediato en el más amplio abandonado en la última bifurcación

Descendemos por el amplio camino, ya convertido en pista 

Pasamos bajo la tubería que atraviesa el camino

Bifurcación, dejamos la pista que continúa al frente ( izda ) hacia un depósito de agua para descender por la derecha ...................

.............. por otro bello tramo de calzada con Aurtiz asomando cercano

Aurtiz

La iglesia erigida en honor a San Martín de Tours asoma sobre este barrio de Ituren

Atravesaremos este portillo que cierra el camino ...............

................... y que de inmediato desemboca en una pista cementada

Paneles informativos situados en el punto en el que el camino alcanza la pista cementada

Verdes prados " tapizan " este bello lugar. El camino por el que acabamos de descender discurre junto al muro de piedra que los cierra por su parte alta ( dcha )

Desde la bifurcación en la que destacan los paneles informativos y con la vista puesta en Atzurdi Punta, cima que asoma al fondo, descendemos por nuestra derecha para desembocar en el punto de partida de este itinerario

Aurtiz, hay quien ya ha comenzado a cortar la hierba


No hay comentarios:

Publicar un comentario