martes, 24 de mayo de 2022

Tangorri-Arizko-La Faceria-Elusmendi-Txaparre-Bordaxar-Irulegi ( Desde Aranguren con descenso por Lakidain )

Al Este de la capital navarra se extiende una pequeña sierra conformada por un conjunto de cumbres de más que discreta altura que se extienden en dirección NW-SE elevándose sobre los valles de Egüés y Aranguren, es la Sierra Morena, coloquialmente conocida como Sierra de Aranguren.

La Sierra de Aranguren, unida a la de Tajonar, sirve de límite natural entre los valles de Aranguren, cuyas localidades se extienden bajo la vertiente occidental de la sierra, y los de Egüés, Elorz y Unciti, que lo hacen bajo la vertiente opuesta.

Bajo la “ alargada “ Sierra de Aranguren se extienden los numerosos pueblos que conforman estos términos y, de entre ellos, no son pocos los que sirven habitualmente como punto de partida para los variados itinerarios que podremos “ diseñar “ a nuestro antojo dependiendo de las “ posibilidades “ de cada uno.

Malkaitz ( 771 m ), Tangorri ( 844 m ), Arizko ( 846 m ) e Irulegi ( 890 m ) son algunas de las cumbres “ principales “ de esta sierra que, a pesar de ser poco conocida por los aficionados a la montaña, resulta una “ socorrida “ alternativa para los montañeros pamploneses que pueden “ estirar las piernas “ en la “ puerta de casa “.   

Cabe reseñar que, en la actualidad, tanto la Sierra de Aranguren como la de Tajonar son “ atravesadas “ por la balizada Senda GR-220 o Vuelta a la Cuenca de Pamplona, lo que la hace más accesible si cabe y a su vez más “ concurrida “.

De entre las localidades que habitualmente son tomadas como punto de partida para las ascensiones que buscan alcanzar la parte alta de la sierra y sobre todo si hablamos de las cimas enclavadas en su vertiente septentrional, un “ clásico entre los clásicos “, es la ruta que parte desde la localidad de Ardanaz ( 611 m ), ruta ya publicada en un anterior reportaje: “ Malkaitz-Donatsai-Tangorri ( Desde Ardanaz ) ".

Otro punto de partida habitual para las “ incursiones “ en la sierra es la localidad de Aranguren ( 627 m ) y será esta desde la que nosotros daremos inicio a este itinerario, en el que buscaremos “ coronar “ cumbres tan emblemáticas como Tangorri ( 844 m ), Arizko ( 838 m ) o Irulegi ( 890 m ), siendo esta última la cima en la que “ afloran “ los restos del Castillo de Irulegi. Esta es mi propuesta, espero la disfrutéis.

 

Castillo de Irulegi

 

La primera mención escrita del Castillo de Irulegi data del siglo XIII, sin embargo parece seguro que formara parte de una serie de fortificaciones que, situadas en la Cuenca de Pamplona, defendieron el incipiente Reino de Navarra en época altomedieval.

En aquella época, cuando su fisonomía se reducía a una torre exenta, sufrió probablemente su primera destrucción por parte de las tropas de Abd Al Rahaman III, allá por el año 924.

Desde entonces hasta su derribo en el año 1494, en el Castillo de Irulegi se llevan a cabo diversas ampliaciones, reformas y reconstrucciones parciales.

El Castillo de Irulegi estaba construido sobre un antiguo castro vascón de la Edad del Hierro. Durante la Edad Media este castillo se utilizó como atalaya de vigilancia, puesto desde el que podían recibirse señales de otros castillos más alejados, como el de Leguin, para posteriormente transmitirlas a Pamplona. Desde sus torres podían vigilarse los valles de Izagaondoa, Lizasoáin y Aranguren, importantes rutas de acceso a Pamplona desde el Sur y el Este.

Aunque parece que existía desde el siglo X, el primer alcaide que conocemos fue Martín Ximénez de Aibar, de 1276. Para el siglo XV ya había perdido su valor estratégico.

Fue derribado en el año 1494 por orden real, durante la guerra de bandos, tras expulsar a los beaumonteses que lo ocupaban.

 

Fuente: Aranzadi

 

Resumen del Itinerario

 

Estacionaremos nuestro vehículo junto al Pabellón Municipal de Aranguren, construido junto al Palacio del mismo nombre y ambos enclavados en la localidad homónima ( 627 m ), uno de los 8 núcleos de población que conforman el Valle de Aranguren.

Buscamos alcanzar la iglesia de la localidad, erigida en honor a San Vicente, para desde esta ascender hacia la parte alta de la población, lugar en el que tomaremos por la izquierda ( NW ) el Camino del Monte.

Sin excesivas dificultades y siguiendo en todo momento el notorio camino, balizado con indicadores que señalizan la ruta hacia Tangorri ( 844 m ), desembocaremos en la parte alta de la Sierra Morena. Desde aquí nos “ desviaremos “ tan solamente unos pocos metros por la izquierda ( NW ) hacia la citada cumbre de Tangorri ( 844 m ), punto en el que “ tropezamos “ con las balizas rojiblancas de la Senda GR-220 o Vuelta a la Cuenca de Pamplona.

Junto a las mencionadas balizas caminaremos en dirección SE. por la amplia pista que discurre por la parte alta de la “ cordillera “ aunque en esporádicos tramos la evitaremos por una senda paralela.

Una vez salvado el collado Sariaundi ( 781 m ), desde la citada pista apenas nos desviaremos unos pocos metros para alcanzar la cima de Arizko ( 838 m ), segundo objetivo de este itinerario.

Perdemos altura y alcanzamos de inmediato el collado de los Ariscos ( 809 m ), lugar desde el que continuaremos por la izquierda ( E ) para, en breve, desviarnos hacia la cercana cumbre de La Facería ( 829 m ).

Retomamos nuestro balizado camino y rápidamente desembocamos en el collado de La Facería ( 796 m ), cuello desde el que ascenderemos nuevamente buscando alcanzar la parte alta de la sierra. En esta dejamos a nuestro paso la cima de Elusmendi ( 843 m ) y poco más adelante, sin apenas apreciarlo, la más que discreta cota de Txaparre ( 851 m ).

Continuamos en todo momento por el balizado sendero, desde el que deberemos estar atentos para volver a desviarnos por el notorio “ pasillo herboso “ que da acceso a la cima de Bordaxar ( 851 m ).

Volvemos a retomar la balizada senda que, discurriendo entre pinos y vegetación de monte bajo, termina saliendo a terreno abierto para atravesar el discreto collado ( 792 m ) que se abre bajo la vertiente septentrional de Irulegi ( 890 m ), en cuya cumbre desembocaremos tras un acusado ascenso. Los restos del Castillo de Irulegi destacan en esta estratégica atalaya.

Iniciamos el descenso nuevamente acompañados de las balizas “ rojiblancas “ aunque en breve las abandonaremos definitivamente para tomar el camino que continúa perdiendo altura hacia Laquidáin/Lakidain ( 655 m ), pequeña localidad perteneciente también al Valle de Aranguren.

Dejamos atrás este pequeño núcleo de población por la carreterita que le da acceso aunque de inmediato la abandonaremos por la derecha ( N ) para descender junto a una alambrada hasta alcanzar el Camino de Aranguren, el cual nos devolverá al punto de partida, Aranguren ( 627 m ).

       

Datos del Itinerario

 

Desnivel: 488 m

Tiempo: De 3 h a 4 h

Distancia: 10´29 km

Inicio: Aranguren ( Valle de Aranguren )

Fecha de realización: Febrero 2022

Epoca recomendada: Todo el año 

Cimas: Tangorri ( 844 m ); Arizko ( 838 m ); La Facería ( 829 m ); Elusmendi ( 843 m ); Txaparre ( 851 m ); Bordaxar ( 851 m ); Irulegi ( 890 m )

 

Descripción del Itinerario

 

Accedemos a la localidad de Aranguren ( 627 m ) desde la carretera NA-2314, estrecho vial que nace desde la NA-2310 que enlaza los municipios del Valle de Aranguren.

Estacionamos nuestro vehículo en las inmediaciones del Palacio de Aranguren, junto al que destaca el Pabellón Municipal de Aranguren y donde hay espacio para aparcar.

Comenzamos a caminar por la calle que atraviesa la población y por la que alcanzaremos su iglesia, erigida en honor a San Vicente. Dejando esta a nuestra izquierda ( W ), un vial adoquinado abandona la localidad por su parte alta para posteriormente pasar a ser cementado y bifurcarse de inmediato. Varios postes indicadores y paneles informativos destacan en el lugar.

Obviando el camino que nace al frente ( N ), continuaremos por la izquierda ( W ) en dirección al visible depósito de agua que abastece a Aranguren ( 627 m ). Nuestro camino se vuelve a bifurcar en breve, momento en el que abandonamos el que por la izquierda ( S ) da acceso al citado depósito para continuar de frente ( NW ).

El Camino del Monte, nuestro camino, gana altura en tendido ascenso convertido en pista de tierra. Haciendo caso omiso de un primer camino que nace por nuestra izquierda ( NW ) y posteriormente de un segundo que, también lo hace en la misma dirección ( NW ), continuaremos en todo momento por la notoria pista.

A nuestro paso quedan varios postes indicadores que señalizan el primero de nuestros objetivos, Tangorri ( 844 m ). La pendiente de la pista se acentúa paulatinamente para, tras atravesar un portillo, pasar a convertirse en marcado camino. Este no tarda en alcanzar un cruce, punto en el que deberemos continuar por la derecha ( E ) para, en breve, volver a bifurcarse. Unos postes indicadores destacan en el lugar.

Abandonamos el camino que sigue al frente ( E ) para tomar el que nace por nuestra izquierda ( NE ), el cual acentúa su inclinación para adentrase entre los pinos. Haciendo caso omiso a los diferentes cruces que encontraremos en nuestro ascenso, continuaremos ganando altura hasta salir a terreno despejado, lugar en el que, antes de desembocar en la amplia pista que discurre por la parte alta de la Sierra, “ tropezaremos “ con una marcada senda.

Tomamos el citado sendero por la izquierda ( NW ) para, tras discurrir escasos metros paralelos a la mencionada pista, desembocar en esta a la altura del buzón montañero que señaliza la cima de Tangorri ( 844 m ), enclavado junto a una palomera Abierta panorámica.

Desde la cima de Tangorri ( 844 m ) continuamos por la pista hacia la derecha ( SE ) mientras caminamos “ acompañados “ de las balizas rojiblancas de la Senda GR-220 o Vuelta a la Cuenca de Pamplona. No tardaremos en dejar a nuestro paso una chabola de cazadores y poco más adelante, en el punto en el que la pista cruza una alambrada, será cuando recibamos por la derecha ( W ), a la altura de unos postes indicadores de “ Itinerarios por el Valle de Aranguren “, el camino abandonado anteriormente.

Atravesamos la citada alambrada para, evitando el discurrir por la siempre monótona pista, tomar la notoria senda que desciende, paralela a esta, por su derecha ( W ).

Perdemos altura junto a la línea de palomeras para atravesar el collado Sariaundi ( 781 m ), lugar en el que recibimos por la derecha ( W ) un marcado sendero que aparece señalizado con postes indicadores. Obviamos este para continuar de frente ( S ) por la notoria senda que, tras un corto pero acusado ascenso, desemboca nuevamente en la pista.

Ganamos altura de frente ( SE ) dejando a nuestro paso la línea de palomeras junto a la que alcanzaremos un pequeño alto en la sierra ( 828 m ), lugar en el que, bajo una gran palomera, hay construida una chabola.

Continuamos caminando por la amplia pista para en breve alcanzar otra pequeña cota ( 831 m ), en la que apenas a unos metros de la citada pista, a nuestra derecha ( SW ) destaca un pequeño taco de hormigón.

La pista inicia un corto descenso para posteriormente volver a ganar altura buscando coronar la siguiente altura en la sierra, punto en el que nos desviaremos por la derecha ( SE ) para “ coronar “ de inmediato la cima de Arizko ( 838 m ). Un buzón montañero la identifica. Los pinos que la cubren por su vertiente meridional limitan la panorámica.

Junto al linde del pinar descenderemos en dirección opuesta a la de ascenso, evitando hacerlo por la pista aunque terminaremos desembocando en esta a la altura del paso canadiense que nos da acceso al collado de los Ariscos ( 809 m ). Un poste indicador destaca en el lugar.

Continuaremos por la izquierda ( E ) para cruzar una herbosa campa, lugar desde el que nuevamente iniciamos un corto ascenso para, de inmediato, atravesar un portillo.

Dejado atrás este, el camino gana notoriedad de nuevo y será en este lugar donde lo abandonaremos momentáneamente para buscar alcanzar la cercana cumbre de La Facería ( 829 m ). Para ello nos desviaremos por la izquierda ( N ) para ascender por la, en principio, herbosa ladera en dirección a una alambrada. Junto a esta ganaremos altura para posteriormente y “ obligados “ por los bojes que nos cierran el paso, atravesarla y de esta manera, llevándola a nuestra derecha ( S ), desembocar en la “ cerrada cima.  La Facería ( 829 m ), una placa de “ coto de caza “ destaca en ella. Nula panorámica.

El camino utilizado en el ascenso nos “ devuelve “ al “ principal “, desde el que nos desviamos hacia la cima recién “ conquistada “ y por el que continuaremos, ahora por la izquierda ( SE ), en plácido discurrir entre pinos.

Una baliza “ rojiblanca “ nos invita a abandonarlo nuevamente para tomar el notorio sendero que nace por la izquierda ( E ) y por el que terminaremos desembocando en el collado de La Facería ( 796 m ), herboso cuello al que también llega el camino abandonado anteriormente. Estratégica encrucijada de caminos en la que destacan varios postes indicadores. Una chabola destaca entre los pinos.

Abandonamos el camino “ principal “ que continúa de frente ( S ) para tomar la balizada senda que, por la izquierda ( E ), gana altura en acusado ascenso entre pinos para desembocar de nuevo en la parte alta de la sierra.

La marcada senda, en todo momento escrupulosamente balizada, discurre entre bojes mientras deja a su paso la línea de palomeras, siendo la número 29, sirva como referencia, la que “ corona “ la siguiente cumbre a alcanzar, Elusmendi ( 843 m ). Una pequeña “ placa “ la señaliza. Bella panorámica.

Retomamos nuestro sendero para continuar caminando entre bojes mientras seguimos dejando a nuestro paso numerosas palomeras.

En breve deberemos salvar un corto y sencillo “ destrepe “, el cual nos permite continuar por la balizada senda, por la que “ coronaremos “ sin apenas percibirlo, la más que discreta “ cimita “ de Txaparre ( 851 m ). Sin señal alguna que la identifique. Nula panorámica.

La senda inicia un suave descenso para posteriormente iniciar el flanqueo, bajo su vertiente occidental, de la cima de Bordatxar ( 851 m ), hacia la que también pretendemos “ desviarnos “. Para ello, a la altura de una pequeña baliza de madera, tomaremos el herboso pasillo que se abre a nuestra izquierda ( E ) y por el que ascenderemos en brutal pendiente hasta desembocar en ella. Bordaxar ( 851 m ), una muga que delimita los valles de Aranguren y Lizoáin-Arriasgoiti destaca en ella bajo una gran palomera. Nula panorámica.

El camino utilizado en el ascenso nos devuelve a la balizada senda, por la que continuaremos en plácido discurrir mientras perdemos altura paulatinamente. A nuestro paso dejaremos una primera bifurcación, lugar en el que un poste indicador señaliza el paraje de Bordaxar ( 777 m ).

Seguimos de frente ( S ) para, poco más adelante, “ tropezar “ con un pequeño poste indicador, el cual señaliza un nuevo cruce. Obviamos el sendero que desciende por la derecha ( SW ) hacia Laquidáin/Lakidain ( 655 m ) para continuar de frente ( S ), en todo momento por la notoria y balizada senda.

No tardamos en dejar a nuestro paso una nueva bifurcación, lugar en el que vuelve a destacar un poste indicador. Nuevamente optaremos por continuar al frente ( SE ).

En breve salimos a terreno despejado para atravesar el pequeño collado ( 792 m ) que se abre bajo la vertiente septentrional de Irulegi ( 890 m ), desde el que buscaremos adentrarnos en el pinar que se extiende al frente ( SW ). La en todo momento balizada senda, escalonada en los tramos de mayor inclinación, inicia un brutal ascenso para terminar desembocando en la cima de Irulegi ( 890 m ). Los restos del Castillo de Irulegi destacan en esta estratégica atalaya, desde la que disfrutamos de una abierta y bella panorámica. Un buzón montañero la señaliza.

Iniciamos el descenso por la herbosa ladera opuesta a la de ascenso, perdiendo altura plácidamente en dirección a un “ paso “ abierto entre la vegetación, punto en el que llama nuestra atención un notorio camino y a su vera un panel informativo.

Dejamos atrás este y de inmediato nos topamos con una marcada bifurcación, lugar en el que abandonaremos definitivamente las balizas “ rojiblancas “ que siguen de frente ( S ) mientras tomamos el camino que continúa por la derecha ( SW ).

En cómodo descenso alcanzaremos rápidamente el lugar en el que un hito señaliza el sendero que nace por nuestra derecha ( SW ), el cual deberemos tomar buscando adentrarnos entre los pinos.

Tras cómodo discurrir volvemos a desembocar nuevamente, a la altura de un pequeño indicador, en el camino abandonado anteriormente. Continuamos por la derecha ( NW ) por el amplio y notorio camino para paulatinamente iniciar un paulatino descenso.

Vamos dejando atrás los pinos para adentrarnos en un frondoso hayedo, lugar en el que el camino vuelve a bifurcarse. Hacemos caso omiso del que asciende de frente ( N ) y del que pierde altura por nuestra izquierda ( SW ) mientras continuamos descendiendo entre ambos ( NW ).

El camino se transforma en pista mientras continúa su acusado descenso. No tardaremos en abandonarla para tomar el camino que nace por la izquierda ( NW ), el cual sigue perdiendo altura de frente ( NW ) para nuevamente adentrarse entre pinos.

Atravesamos el “ paso “ que atraviesa nuestro camino mientras buscamos salir a terreno abierto, lugar desde el que daremos vista a la pequeña localidad de Laquidáin/Lakidain ( 655 m ).

Antes de alcanzarla nos topamos con su cementerio, junto al que nos desviaremos por nuestra derecha ( NE ) para desembocar de inmediato, a la altura de un panel informativo, en una amplia pista. Continuaremos por esta en descenso hacia la izquierda ( NW ) y, tras recibir otra por nuestra derecha ( E ), alcanzamos de inmediato la pequeña aldea de Laquidáin/Lakidain ( 655 m ).

Callejeamos por esta para abandonarla tomando la estrecha carreterita NA-2313 que le da acceso, vial que abandonaremos en el punto que este traza una cerrada curva hacia la izquierda ( S ) para tomar la en principio inapreciable y herbosa senda que desciende por nuestra derecha ( N ).

En acusada pendiente perderemos altura junto a la alambrada que tenemos a nuestra izquierda ( S ) buscando desembocar en el Camino de Aranguren, amplia y notoria pista que alcanzaremos a la altura de un pequeño indicador.

Continuamos por la derecha ( N ) para, discurriendo entre extensos campos de labor, terminar desembocando en el lugar en el que dio comienzo este itinerario, la pequeña localidad de Aranguren ( 627 m ).


Track del Itinerario 


Fotos del Itinerario



Esta ruta comienza desde el Palacio de Aranguren, enclavado en la localidad del mismo nombre y junto al que estacionaremos nuestro vehículo ( izda )

Escudo sobre el dintel de la puerta de entrada al Palacio de Aranguren

Estacionamos nuestro vehículo junto al Pabellón Municipal de Aranguren

Tomamos la calle que discurre entre el Palacio de Aranguren y el Pabellón Municipal de Aranguren en dirección al casco urbano de la localidad

No tardamos en alcanzar la iglesia de Aranguren, erigida en honor a San Vicente. Continuaremos por la calle de la derecha

Lavadero y fuente en Aranguren

Lavadero en Aranguren

Fuente con abrevadero en Aranguren

Fuente en Aranguren

Detalle de la fuente de Aranguren

A orillas de la calle tomada llama nuestra atención un panel informativo. Seguiremos de frente

Panel informativo en Aranguren

Detalle del panel informativo que dejamos a nuestro mientras callejeamos por Aranguren

Nada más dejar atrás el casco urbano de Aranguren nos topamos con una marcada bifurcación, lugar en el que destaca un panel informativo y un poste indicador. Continuaremos por la izquierda

Poste indicador enclavado en la bifurcación, al que haremos caso omiso

Panel informativo enclavado en la bifurcación

Detalle del panel informativo enclavado en la bifurcación

Un poste indicador señaliza el camino por el que deberemos continuar

El camino por el que continuamos aparece cerrado por una " sirga ". La atravesamos 

El camino se bifurca de inmediato. Abandonamos el que continúa por la izquierda en dirección al depósito de agua que abastece a la localidad de Aranguren mientras continuamos de frente

Obviamos el camino que da acceso al depósito de agua de Aranguren

Nuestro camino, el Camino del Monte, es una amplia pista con piso de tierra 

Dejamos rápidamente atrás la localidad de Aranguren, desde la que hemos partido y tras la que despunta Irulegi ( izda ), última de las cimas a visitar en este itinerario

Cercana asoma la Balsa de Ezkoriz, tras la que se extiende la Sierra del Perdón

Desde el Camino del Monte nace por la izquierda otro más herboso, el cual obviaremos mientras seguimos ganando altura de frente ( dcha )

En breve damos alcance a una nueva bifurcación, lugar en el que volvemos a hacer caso omiso del camino que nace por la izquierda. Continuamos de frente ( dcha )

Poste indicador enclavado a la orilla de nuestro camino

Paulatinamente nuestro camino se torna más herboso y en breve deja a su paso un panel informativo ( dcha )

Panel informativo que dejamos a nuestro paso junto al camino y que aparece " tiroteado "

El Camino del Monte aparece cerrado por un portillo. Lo atravesamos para continuar ascendiendo al frente

El camino se adentra bajo el frondoso bosque

Volvemos a toparnos con un notorio cruce. Continuamos por la derecha 

Las últimas lluvias nos dejan un camino ligeramente " embarrado "

De inmediato " tropezamos " con una balizada bifurcación, lugar en el que abandonamos el camino que sigue de frente ( dcha ) mientras continuamos por la izquierda 

Indicadores en la bifurcación

Nuestro camino acentúa su pendiente mientras asciende entre pinos

Ganamos altura por el pinar haciendo caso omiso a posibles caminos que nacen desde el nuestro por la derecha 

El camino se torna herboso y abandona el pinar para salir a terreno abierto

A escasos metros de desembocar en la amplia pista que discurre por la parte alta de la sierra nos topamos con un marcado sendero, el cual tomaremos hacia la izquierda

La notoria senda discurre paralela a la pista, intuible a escasos metros a nuestra derecha

En el punto en el que divisamos el buzón cimero ( centro ) que señaliza la cumbre de Tangorri abandonaremos la senda para cruzar la pista y encaminarnos hacia este

Mi hijo Oscar en la cima de Tangorri

Buzón en la cima de Tangorri

Detalle de la placa colocada en el buzón de Tangorri

Dejamos atrás la cima de Tangorri para, ahora si, tomar la amplia pista que discurre por la parte alta de la sierra

Discurrimos en plácido caminar acompañados por las balizas rojiblancas ( dcha ) de la senda GR-220 o Vuelta a la Cuenca de Pamplona

Junto a la pista dejaremos a nuestro paso esporádicos postes indicadores ( dcha ) 

No tardamos en alcanzar una chabola de cazadores que queda a la orilla de la pista

Atrás queda la chabola de cazadores, un buen lugar para efectuar un pequeño descanso o refugiarse en caso de necesidad

Con Izaga ( izda ) y la Higa ( dcha ) despuntando en el horizonte continuaremos en plácido descenso mientras vamos dejando numerosas palomeras a nuestro paso

Mientras descendemos vemos despuntar cercana la cima de Irulegi ( centro ), uno de nuestros objetivos 

En el punto en el que la pista atraviesa un rústico portillo ( izda ) que aparece abierto, obviaremos el camino que recibimos por la derecha para continuar de frente hacia este  

Punto en el que obviaremos el balizado camino que nace por nuestra derecha ( izquierda en la foto )

Una vez salvado el portillo evitaremos continuar por la siempre monótona pista mientras optamos por tomar la senda que discurre paralela a esta 

La marcada senda pierde altura junto a la línea de palomeras mientras discurre paralela a la pista en dirección al collado Sariaundi 

Con La Higa despuntando en el horizonte damos vista al valle, en el que destaca en primer término la localidad de Aranguren ( centro ), desde la que hemos dado comienzo a este itinerario

Aranguren

Mientras perdemos altura por la marcada senda esta amenaza con desembocar en la pista aunque continuará evitándola mientras sigue descendiendo de frente 

La senda atraviesa el collado Sariaundi mientras continúa evitando la pista que discurre paralela a nuestra izquierda  

Atravesamos el notorio sendero que recibimos por la derecha, el cual aparece perfectamente balizado

Postes indicadores señalizan el marcado sendero que recibimos por nuestra derecha, al cual haremos caso omiso

La senda remonta en acusado ascenso

Terminamos desembocando en la amplia pista, por la que continuaremos caminando al frente

La pista por la que caminamos discurre por la parte alta de la sierra dejando a su paso numerosas palomeras

Llama nuestra atención una gran palomera enclavada junto a la pista, lugar desde el que se puede disfrutar de una abierta panorámica  

Mirada hacia el valle, lugar en el que llama nuestra atención la localidad de Aranguren ( izda ) y la Balsa de Ezkoriz ( dcha ) mientras que en el horizonte se extienden la Sierra de Alaiz ( izda ) y la Sierra del Perdón ( dcha ) 

Dejamos atrás la gran palomera asentada junto a la pista, bajo la que se puede apreciar un pequeño refugio

Continuamos caminando por la parte alta de la sierra

A la orilla de la pista, en lo alto de una pequeña cota, llama nuestra atención un pequeño " taco " de hormigón 

Caminamos en plácido discurrir por la parte alta de la sierra. Ante nosotros asoma cercano Arizko ( centro ), nuestro próximo objetivo

La pista alcanza la cima de Arizko

En el punto más elevado de la pista tomaremos el notorio sendero que, por la derecha, busca alcanzar la cercana cumbre de Arziko ( centro )

La senda alcanza de inmediato la cumbre de Arizko

Mi hijo Oscar en la cima de Arizko

Buzón montañero enclavado en la cima de Arizko

Detalle del buzón montañero enclavado en la cima de Arizko

Abandonamos la cima de Arizko dando vista hacia Tangorri ( dcha )

Desde la cima de Arizko descenderemos en dirección opuesta a la de ascenso buscando encaminarnos hacia el collado de Los Ariscos

La senda alcanza la pista que hemos procurado evitar hasta ahora para, a la altura de un paso canadiense, desembocar en el collado de Los Ariscos, bifurcación de caminos en la que destaca un poste indicador. Continuamos por la izquierda

Detalle del poste indicador enclavado en el collado de Los Ariscos

El herboso camino atraviesa una amplia campa para posteriormente convertirse en pista de tierra 

En la pista aparece un portillo que hoy encontramos abierto

Nada más atravesar el portillo abandonaremos momentáneamente nuestro camino buscando alcanzar la más que discreta cima de La Facería

Una no muy notoria senda se encamina hacia una alambrada

Sin excesivas dificultades atravesaremos la alambrada para continuar ascendiendo hacia la cercana cumbre de La Faceria

Llevando la alambrada a nuestra derecha, una notoria senda facilita nuestro ascenso hacia la ya inminente cima de La Faceria

A escasos metros de la cima de La Faceria nos topamos con un pequeño obstáculo, nada que no podamos superar 

Mi hijo Oscar en la cima de La Faceria  

Abandonamos la cima de La Faceria para, utilizando la senda de ascenso, iniciar el descenso

Volvemos a atravesar la alambrada para continuar descendiendo

Dando vista a Irulegi ( izda ) y La Higa ( dcha ) buscamos retomar el camino abandonado anteriormente al " desviarnos " hacia la cima de La Faceria

Nuevamente retomamos nuestro camino 

Nuestro camino busca adentrarse en el pinar 

Procesionaria

Procesionaria

Junto al camino continuaremos dejando a nuestro paso numerosas palomeras

Las balizas de la Senda GR-220 o Vuelta a la Cuenca de Pamplona nos invitan a abandonar el amplio camino para tomar la senda que nace por la izquierda

El notorio sendero, perfectamente balizado, se adentra entre los pinos

La senda atraviesa un amplio claro en el bosque

Entre los pinos vemos a un grupo de jinetes que cabalgan por el camino más amplio y notorio que acabamos de abandonar

El balizado sendero busca encaminarse hacia el ya visible collado de La Faceria

Desembocamos en el collado de La Faceria

Al alcanzar el collado de La Faceria recibimos por la izquierda el camino proveniente de Yelz/Iheltz

Poste indicador junto al camino proveniente de Yelz/Iheltz

Collado de La Faceria, un poste indicador destaca en el lugar

Detalle del poste indicador enclavado en el collado de La Faceria

En el collado de La Faceria las balizas de la Senda GR-220 o Vuelta a la Cuenca de Pamplona nos " invitan " a abandonar el camino más amplio y notorio ( dcha ) para tomar la senda que asciende por la izquierda 

En el collado de La Faceria, " camuflada " entre los pinos, dejaremos a nuestro paso una chabola

La senda por la que ascendemos desde el collado de La Faceria asciende junto al linde del pinar

El notorio sendero acentúa su pendiente conforme se adentra en el pinar

Desembocamos la parte alta de la loma, lugar en el que, ya en terreno despejado, nos " recibe " una palomera

El sendero, perfectamente balizado, se " encierra " entre bojes

La senda aparece en todo momento muy notoria

Las balizas señalizan escrupulosamente el notorio sendero

Vamos dejando a nuestro paso numerosas palomeras 

Desde nuestra senda nos desviamos apenas unos metros hacia la palomera número 29, enclavada en la cima de Elusmendi

Cima de Elusmendi

Mi hijo Oscar en la cima de Elusmendi

Un hito de piedras y una pequeña placa señalizan la cima de Elusmendi

Desde la cima de Elusmendi divisamos Azpa ( izda ) y Ustárroz ( dcha )

Azpa

Ustárroz

Yelz/Iheltz visto desde la cima de Elusmendi

Abandonamos la cima de Elusmendi, en la que, junto a la palomera, asoman el hito y la placa que la señalizan

Retomamos nuestro amplio y notorio sendero

La marcada senda continúa discurriendo por la parte alta de la loma mientras deja a su paso numerosas palomeras

Realizamos un corto y sencillo " destrepe "

Mirada atrás hacia el corto y rocoso destrepe en el momento en el que aparece el primero de los montañeros de un nutrido grupo que no tardará en asomar

Un grupo de montañeros " destrepa " el sencillo tramo de rocas

La senda continúa notoria mientras discurre entre el frondoso entorno
 
Sin apenas percibirlo atravesamos la cima de Txaparre, reconocible por la palomera que destaca en ella

El sendero tras dejar atrás la cima de Txaparre inicia un paulatino descenso

El sendero vuelve a ganar notoriedad 

La marcada senda atraviesa un claro en el bosque, lo que nos permite divisar la ya cercana cima de Irulegi ( dcha )

Las balizas de la Senda GR-220 o Vuelta a la Cuenca de Pamplona señalizan escrupulosamente el camino a seguir. Teniendo como referencia una de estas balizas alcanzamos el desvío, para el que se anime, hacia la cima de Bordaxar 

Nosotros no dudamos en " desviarnos " hacia la cima de Bordaxar

Ganamos altura en acusado ascenso por el amplio y herboso " pasillo " que se abre en el pinar 

En nuestro ascenso hacia Bordaxar nos topamos con algún pequeño " escollo "

En algún corto tramo la alta hierba " entorpece " nuestro ascenso

Mi hijo Oscar en la cima de Bordaxar. Una palomera la " corona "

Muga en la cima de Bordaxar que delimita el Valle de Aranguren y el Valle de Lizoáin-Arriasgoiti 

El camino utilizado en el ascenso hacia la cima de Bordaxar también nos sirve para el descenso

Nuevamente retomamos nuestro camino para continuar discurriendo bajo un frondoso entorno

Son numerosas las palomeras que dejaremos a nuestro paso junto al camino

Salimos a terreno abierto, momento en el que aparece ante nosotros Irulegi ( centro )

A la orilla de nuestro camino, en el paraje de Bordaxar, queda enclavado un poste indicador

Detalle del poste indicador enclavado en el paraje de Bordaxar

No tardamos en " tropezar " con otra señalizada bifurcación. Obviando el camino que nace por la derecha seguiremos de frente

Detalle del poste indicador enclavado en la bifurcación

Nuestro camino alcanza en breve una nueva bifurcación, lugar en el que vuelve a destacar un poste indicador. Continuaremos de frente ( dcha )

Detalle del poste indicador enclavado en la bifurcación

Continuamos en plácido caminar acompañados en todo momento de las balizas " rojiblancas " de la senda GR-220 o Vuelta a la Cuenca de Pamplona

Nuestro camino atraviesa un amplio claro en el bosque buscando iniciar el ascenso hacia Irulegi  

Izaga despunta en el horizonte

La senda vuelve a adentrarse entre los pinos

Los tramos de mayor pendiente los superaremos en cómodo ascenso por una " socorrida " escalinata

Caminamos bajo un " túnel " de vegetación

Nuevamente unas escalinatas nos permitirán afrontar la brutal pendiente hacia la cima de Irulegi

Izaga ( izda ) y La Higa ( dcha ) despuntan en el horizonte

Extensos campos se extienden bajo Izaga ( centro )

La pendiente nos da una " tregua " en la salida a la cima de Irulegi

Cima de Irulegi, coronada por los restos del antiguo castillo

Panel informativo en el Castillo de Irulegi

Detalle de uno de los paneles informativos enclavados en el Castillo de Irulegi

Señal en la cima de Irulegi que indica la ubicación en este lugar de un antiguo castillo

Detalle de la señal que, enclavada en la cima de Irulegi, indica la ubicación en este lugar de un antiguo castillo

Panel informativo en el Castillo de Irulegi

Mi hijo Oscar junto al buzón montañero que señaliza la cima de Irulegi

Detalle de la placa del buzón montañero enclavado en la cima de Irulegi

Panel informativo en el Castillo de Irulegi

Detalle de uno de los paneles informativos enclavados en el Castillo de Irulegi

Mi hijo Oscar aparece sobre los restos del Castillo de Irulegi

Mirada desde Irulegi hacia la Cuenca de Pamplona 

Pamplona visto desde la cima de Irulegi. Las nubes y la bruma dificultan la panorámica

El Castillo de Irulegi aparece muy " concurrido "

El Centro de Residuos Urbanos de Góngora asoma cercano en el valle

Aranguren, localidad en la que ha dado comienzo este itinerario, vista desde la cima de Irulegi

Panel informativo en el Castillo de Irulegi

Panel informativo en el Castillo de Irulegi

Panel informativo en el Castillo de Irulegi

Panel informativo en el Castillo de Irulegi

Detalle de uno de los paneles informativos enclavados en el Castillo de Irulegi

Al Castillo de Irulegi llega continuamente gente así que preferimos irnos 

Rodeamos la muralla que defendía el Castillo de Irulegi

Desde la muralla del Castillo de irulegi divisamos en el horizonte la inconfundible silueta de Izaga

Izaga

Muralla del Castillo de Irulegi

Abandonamos definitivamente la cima de Irulegi e iniciamos el descenso en dirección opuesta a la de ascenso

En nuestro descenso de la cima de Irulegi dejaremos a nuestro paso los restos de unas recientes excavaciones ( dcha )

Las balizas " rojiblancas " señalizan nuevamente el camino a seguir, junto al que aparece un panel informativo ( dcha )

Panel informativo sobre el Castillo de Irulegi

Ultima mirada hacia el Castillo de Irulegi, hoy " soprendentemente " concurrido

Nuestro camino se bifurca, momento en el que abandonaremos definitivamente las balizas de la Senda GR-220 o Vuelta a la Cuenca de Pamplona que continúan por la izquierda mientras nosotros seguimos por la derecha

Descendemos por un amplio camino

No tardaremos en abandonar el camino para tomar la senda que, señalizada con un hito, nace por su derecha

La estrecha pero marcada senda discurre bajo los pinos 

En breve, y a la altura de un indicador, desembocaremos de nuevo en el camino abandonado anteriormente. Continuamos por la derecha

De nuevo en el camino continuaremos en plácido discurrir bajo el pinar

El camino se abre paso en el pinar

Nos adentramos en el hayedo, momento en el que nuestro camino acentúa su inclinación

Nuestro camino alcanza un cruce, lugar en el que obviaremos el que asciende de frente para continuar descendiendo por la izquierda

Nuestro camino se transforma en una amplia pista

Nuevo cruce, lugar en el que abandonamos la pista para continuar descendiendo por la izquierda

Atravesamos el " paso " que cierra nuestro camino

Entre pinos y en acusado descenso nos encaminamos hacia la visible y ya cercana localidad de Laquidain/Lakidain

Antes de entrar en Laquidain/Lakidain alcanzamos su cementerio

Desde el cementerio de Laquidain/Lakidain tomaremos el herboso camino que nace desde su parte alta y que continúa por la derecha ( centro en la foto )

El camino tomado en el cementerio de Laquidain/Lakidain desemboca de inmediato en una amplia pista, lugar en el que destaca un panel informativo. Continuaremos descendiendo por la izquierda

Panel informativo enclavado en las inmediaciones del cementerio de Laquidain/Lakidain

Detalle del panel informativo enclavado en las inmediaciones del cementerio de Laquidain/Lakidain

Detalle del panel informativo enclavado en las inmediaciones del cementerio de Laquidain/Lakidain

La pista por la que descendemos deja a su paso el cruce en el que recibe otra por la derecha

Poco antes de entrar en Laquidain/Lakidain dejaremos a nuestro paso, al borde de la pista, otro panel informativo 

Detalle del panel informativo enclavado a las afueras de Laquidain/Lakidain

A la entrada a Laquidain/Lakidain el camino se bifurca. Continuaremos por la izquierda para " callejear " por esta pequeña localidad del Valle de Aranguren

Iglesia de Laquidain/Lakidain, erigida en honor a San Martín

Callejeamos por Laquidain/Lakidain

Callejeamos por Laquidain/Lakidain

Callejeamos por Laquidain/Lakidain

Bella casona en Laquidain/Lakidain, es la Casa de Orrio

Escudo en la fachada de la Casa de Orrio en Laquidain/Lakidain

Abandonamos la pequeña localidad de Laquidain/Lakidain

Desde Laquidain/Lakidain tomaremos la carretera NA-2313 que le da acceso para descender por ella 

Apenas caminaremos unos pocos metros por la estrecha carretita ya que, a la altura de la primera curva, la abandonaremos por la derecha

A las afueras de Laquidain/Lakidain abandonamos la carretera que da acceso a la localidad por nuestra derecha ( izquierda en la foto ) 

Una herbosa senda pierde altura en fuerte pendiente paralela a la alambrada que destaca a nuestra izquierda

Con la vista puesta en Aranguren ( centro ), localidad hacia la que deberemos dirigirnos, perderemos altura en dirección a la marcada pista que discurre bajo nosotros entre campos de labor

La senda por la que hemos descendido termina desembocando en la amplia pista, el Camino de Aranguren

Un pequeño poste indicador ( izda ) aparece enclavado a la orilla del Camino de Aranguren

Detalle del poste indicador enclavado a la orilla del Camino de Aranguren

El Camino de Aranguren discurre entre campos de labor

Desde el camino de Aranguren echamos una mirada atrás hacia Laquidain/Lakidain, loclaidad por la que acabamos de pasar

Laquidain/Lakidain

El Camino de Aranguren discurre en tendido ascenso

Aranguren asoma ya cercano

Entramos en Aranguren

Talla de madera en la fachada de la Casa Jauregi

Pabellón Municipal de Aranguren, lugar en el que tenemos estacionado nuestro vehículo y punto en el que damos por finalizado este itinerario 

No hay comentarios:

Publicar un comentario