martes, 29 de mayo de 2018

De Oronoz-Mugaire a Amaiur/Maya ( Travesía " corta " )

Situado al Norte de Navarra, el Valle de Baztán, con una superficie de 373,55 km²., es el municipio más extenso de la Comunidad Foral. Compuesto por quince localidades, estas se agrupan en cuatro “ cuarteles “: Elizondo ( Elizondo, Elbetea y Lecaroz/Lekaroz ), Erberea ( Oronoz-Mugaire, Irurita, Garzain/Gartzain y Arraioz ), Basaburua ( Aniz, Berroeta, Ziga/Ciga y Almandoz ) y Baztangoiza ( Amaiur/Maya, Errazu, Arizcun y Azpilkueta ).
El Valle de Baztán linda al Sur con Lanz, con los Valles de Ulzama, Anué, Esteribar y Erro, al Oeste con el Valle de Bertizarana, Donamaría y Echalar, al Este con Francia y al Norte también con el país galo, además de las localidades de Urdax y Zugarramurdi.
Con la mayoría de los núcleos de población asentados en el fondo del valle, este queda “ encerrado “ por diferentes macizos que actúan de límite natural con los distintos municipios que lo rodean. En el Valle de Baztán destaca esa abrupta orografía caracterizada por montes de suaves formas, generalmente de modesta altitud, explotados desde tiempos inmemoriales por una población que a duras penas, aún hoy mantiene esa tradición eminentemente agrícola y ganadera que siempre ha caracterizado al Valle. 
Entre estas montañas y macizos, destaca el que cierra el Valle por el Sur, el macizo de Saioa y montes de Belate, el cual aglutina el conjunto de cumbres más elevadas de Baztán, cimas que a pesar de esa relativa altura, mantienen esas suaves formas que caracterizan a las montañas del Valle.
Por el Este, un largo cordal que sirve de límite natural con las tierras del Valle de Aldudes, situado en el país vecino, enlaza las tierras de Quinto Real, dominadas por el monte Adi ( 1459 m ) con los macizos de Auza e Iparla dejando a su paso montañas destacadas como pueden ser Enekorri ( 1174 m ), Okoro ( 1260 m ), Argintzo ( 1209 m ), Peña de Alba ( 1074 m ) o Argañeta ( 1004 m ) entre otras muchas.
Los Montes de Otsondo, entre los que destaca el macizo de Gorramendi, macizo del que se desprende hacia occidente un conjunto de innumerables oteros, con su modesta altitud cierran por septentrión el Valle, separando las tierras baztanesas de los territorios del Valle de Xareta.
Por último, el cordal que enlaza el monte Alkurrunz ( 934 m ) con Legate ( 870 m ) y que dejando atrás este, desciende paulatinamente yendo a morir a orillas del río Baztán en el punto en el que cambia su nombre por el de río Bidasoa, es decir, en Oronoz-Mugaire ( 150 m ), cierra el valle por occidente. Conformado por un número considerable de pequeñas cimas este largo cordal discurre paralelo a la N-121-B, principal vía de comunicación que atraviesa el Valle de Sur a Norte.
Esta compleja orografía, este conjunto de innumerables cumbres más o menos importantes e interesantes, con sus suaves perfiles y esa explotación del territorio hace que sean innumerables los viejos y nuevos caminos que discurren por la totalidad de la comarca, haciendo del Valle de Baztán “ un paraíso “ para el montañero o senderista.

El objetivo de esta “ pequeña “ travesía es enlazar caminando Amaiur/Maya ( 281 m ), la localidad más septentrional del Valle de Baztán y Oronoz-Mugaire ( 150 m ), la más occidental. Para ello atravesaremos prácticamente en su totalidad el largo cordal que se eleva en la vertiente más occidental del Valle, bajo el que quedan asentadas ambas poblaciones y en el que, a pesar de su modesta altitud, destacan dos de las cumbres más emblemáticas del mismo, Legate ( 870 m ) y Alkurrunz  ( 934 m ).

Enclavado en la vertiente noroccidental del Valle de Baztán, Alkurrunz  ( 934 m ) se eleva en el extremo septentrional de una larga “ cordillera “ que desde su cumbre pierde altura paulatinamente en dirección Suroeste para desde la cumbre de Legate ( 870 m ), descender decididamente yendo a morir a orillas del río Baztán a la altura de Oronoz-Mugaire ( 150 m ), punto en el que el citado río pasa a denominarse Bidasoa.
Alkurrunz  ( 934 m ) con su esbelta y piramidal silueta es la cumbre más elevada del mencionado cordal y se sitúa en su extremo septentrional, al W. del Puerto de Otsondo ( 574 m ), paso de montaña de escasa altitud, atravesado por la N-121-B y principal punto de acceso o salida del Valle de Baztán hacia el Norte. Históricamente, el paso de Otsondo ( 574 m ) ha tenido un papel relevante desde el punto de vista de las comunicaciones, convirtiéndose además en una de las principales vías utilizadas por los peregrinos que caminan hacia Compostela. El Camino de Santiago baztanés, proveniente de Bayona ( 12 m ), atraviesa el Puerto de Otsondo ( 574 m ) aprovechando esa menor altitud, si lo comparamos con las principales vías de Roncesvalles o Somport, lo que le convertía en una mejor alternativa sobre todo en épocas de climatología adversa.
Desde la cima de Alkurrunz  ( 934 m ), se desprende hacia el Sur un alargado cordal que paulatinamente va perdiendo altura hasta desembocar en el collado de Beltzuri ( 666 m ), cuello situado bajo la vertiente septentrional de Legate ( 870 m ). En este cordal, apenas destacan un buen número de pequeñas cimas, redondeadas, herbosas, de una no muy relevante prominencia y cuyo suave perfil apenas llama la atención del montañero.  
Bajo la vertiente occidental del citado cordal se esconde el bucólico paraje de Orabidea, salpicado de disperso caserío y al que se accede bien desde el área de Lizarmeaka ( 552 m ) en Otsondo, bien desde las inmediaciones de Oronoz-Mugaire ( 150 m ) a través de la NA-4453 o bien desde Elizondo ( 192 m ) a través del Puerto de Bagordi ( 681 m ). El citado carretil NA-4453, a tramos cementado y a tramos asfaltado, comunica este recóndito rincón del Valle de Baztán con las localidades de Echalar/Etxalar ( 100 m ), Urdax ( 95 m ), Zugarramurdi ( 209 m ) o las antes mencionadas de Oronoz-Mugaire ( 150 m ) o Elizondo ( 192 m ). En este “ escondido “ paraje destaca el marcado collado de Eskisaroi ( 510 m ), estratégico “ paso “  que a día de hoy ha perdido esa importancia de la que gozó años atrás, siendo apenas visitado por unos pocos montañeros, pastores y ganaderos de estas tierras, sin olvidarnos de los cazadores para los que, parece ser, también han pasado sus mejores épocas. El collado de Eskisaroi ( 510 m ) es punto de paso del sendero transpirenaico o GR-11, el cual proveniente de la capital del Valle, Elizondo ( 192 m ), desciende hasta el mencionado “ paso “, camino de Bera/Vera de Bidasoa ( 35 m ), muy cerca del inminente Mar Cantábrico.

Bajo la vertiente oriental de esta pequeña “ cordillera “ discurre la N-121-B, carretera que nace en Oronoz-Mugaire ( 150 m ) para atravesar el Valle de Baztán de extremo a extremo dando acceso a todas las localidades que lo conforman y convirtiéndose en el principal eje de comunicaciones del Valle.
En el extremo septentrional del Valle, a escasamente un kilómetro y ligeramente apartada de esta vía, queda asentada la localidad de Amaiur/Maya ( 281 m ), una de las poblaciones más bellas del mismo.

Estas son las dos localidades que vamos a enlazar en esta travesía, Oronoz-Mugaire ( 150 m ) y Amaiur/Maya ( 281 m ), un sencillo y cómodo itinerario apto para cualquier persona mínimamente acostumbrada a caminar por el monte.

Amaiur/Maya

Amaiur/Maya ( 281 m ) es la localidad más septentrional de las quince que conforman el Valle de Baztán. Ubicada bajo la vertiente SW. del macizo de Gorramendi y bajo la vertiente SE. del macizo de Alkurrunz, Amaiur ( 281 m ) queda cerrada al Norte por los montes de Otsondo mientras que por el Sur se abre hacia el “ cuartel “ de Baztangoiza, uno de los cuatro “ cuarteles “ en los que se divide el Valle de Baztán y al cual pertenece junto a las localidades de Errazu ( 305 m ), Arizcun ( 280 m ) y Azpilkueta ( 367 m ).
La hoy localidad baztanesa se separó del Valle en el año 1665, anexionándose de nuevo tres siglos más tarde, concretamente en el año 1969.
A 789 km de Santiago de Compostela, esta localidad, claro ejemplo de pueblo-calle, es punto de paso de la ruta Jacobea en el conocido como Camino de Santiago baztanés, antigua vía proveniente de Bayonne/Baiona ( 12 m ), olvidada durante mucho tiempo y que en los últimos años ha vuelto a resurgir. El " Camino baztanés ", es una de las variantes del Camino de Santiago y desde Bayona alcanza Pamplona siendo, allá por la Edad Media, una de las rutas más utilizadas por los peregrinos, además de por mercaderes o incluso ejércitos. Sobre los tejados de la localidad destaca en la cima de la pequeña colina de Gaztelu ( 365 m ) el monolito en recuerdo de los navarros que opusieron resistencia en aquel intento de reconquistar el Reino por parte del rey Enrique y en  el que estos defendieron el castillo que coronaba este pequeño otero en uno de los episodios más importantes de la historia de Navarra.

En Amaiur/Maya ( 281 m ) encontramos la ermita de Nª Sª del Pilar ( año 1879 ), situada en la parte alta del pueblo. Según parece sobre su puerta había, creo que ahora no lo hay, una plancha de madera con la inscripción: “ Ama Virgiña Pilarecoin ermita saindua berritucen MDCCCLXXIX urtean “.
Antiguamente debieron existir ermitas en honor a Santa Ana, Santa Bárbara, Santiago y Santa Catalina. Esta última se debió inaugurar el 10 de Octubre de 1786, levantada sobre las ruinas del Castillo de Amaiur. La condesa Dª María Antonia de Indaburu regaló reliquias e imagen de la santa.

   *Fuente: Ermitas de Navarra

Castillo de Amaiur

Como muchas otras cimas, este monte toma su nombre del castillo ( gaztelu en euskera ) que tiempo atrás coronó su cumbre. La primera referencia a la fortificación data del año 1152 cuando figura Garcia de Oriz como teniente en Amaiur/Maya ( 281 m ). No constan sucesos armados hasta el año 1452, durante la Guerra Civil de Navarra. Entonces el responsable del castillo, Juan de Ursua, señor de Echaide, se declara a favor del príncipe Carlos y por tanto rebelde a los ojos del rey Juan II. Mosen Pierres de Peralta dirigirá sus fuerzas contra Amaiur/Maya ( 281 m ) echando a los beamonteses de la fortificación.
En otoño de 1521 las tropas franco-navarras al mando del mariscal Bonivet tomaron el control del castillo, en manos castellanas desde 1512, y desde entonces Jaime Belaz de Medrano será el encargado de su defensa junto a su hijo Luis y otros importantes hombres: Miguel de Jaso, Juan de Olloqui, Juan de Azpilkueta, Luis y Victor de Mauleón hasta completar una lista de 150 hombres. En febrero de 1522 las tropas castellanas comienzan sus incursiones en el valle, en junio conquistan Santesteban/Doneztebe y en julio Amaiur/Maya.
El virrey Conde de Miranda, al mando de las fuerzas castellanas, organizó un gran ejército de 10000 soldados que parten desde Pamplona el día 5 de Julio, llegando al pie del castillo el día 14. Dan cerco a este y tras duros combates, el 19 de Julio de 1522, los 150 hombres que lo protegen, claudican. Las crónicas dan fe de la heróica resistencia de aquellos navarros que intentaron defender el enclave hasta el último momento.
El 22 de Agosto de 1522 el castillo fue incendiado y volado con cargas de pólvora quedando en ruinas hasta 1637 cuando se reconstruyó para proteger la frontera. Se mandó demoler en 1641 y años más tarde se usaron sus restos como pequeño fuerte hasta su desaparición.
400 años más tarde, en el año 1922, concretamente el 30 de Junio, se inaugura un monolito allá donde se alzó el castillo en memoria de los navarros que lo defendieron.

En él se puede leer:

“Navarra agradecida a los postreros defensores de la independencia de Navarra. 1522-1922".
“A los hombres que en el Castillo de Maya pelearon en pro de la independencia de Navarra, luz perpetua. 1522”.
“1522 Juan de Orbara, abad de Urdax. Jaime Vélaz de Medrano, alcalde del Castillo de Maya. Miguel de Jasso, señor de Xavier. Luis Vélaz de Medrano. Juan de Jasso. Víctor de Mauleón. Juan de Aguerre, de Echalar. 1922”

El 26 de julio de 1931 este monolito es dinamitado en un acto terrorista, siendo reinaugurado el 10 de octubre de 1982.
En cada uno de los cuatro frentes del monolito están colocados los escudos de Maya/Amaiur, el Guipuzcoa, el de Vizcaya y el de Alava. Además los escudos de Navarra y otro compuesto por las seis merindades ( Ultrapuertos, Sangüesa, Tudela, Estella, Pamplona y Olite) a mayor tamaño están colocados en dos de los frentes.
Junto a la ermita de Nª Sª del Pilar ( 1879 ), en el comienzo del camino de ascenso a Gaztelu, podemos ver el monumento al Resistente Desconocido, inaugurado el 21 de julio de 2007 y en el que se puede leer:

Pro libertate patria, gens libera estate” ( " De pie la gente libre a favor de la libertad de la patria " )

A día de hoy se pueden ver los restos de los muros de dicho castillo gracias al trabajo arqueológico realizado estos últimos años.


Oronoz-Mugaire

Oronoz-Mugaire ( 150 m ) es la más occidental de las 15 localidades que conforman el Noble Valle y Universidad de Baztán. Mugante con el Valle de Bertizarana, esta bella y alargada localidad, claro ejemplo de pueblo-calle, es la puerta de entrada habitual al Valle. Linda al oeste con el Valle de Bertizarana y al norte con el Señorío de Bertiz, primer Parque Natural declarado en Navarra allá por el año 1984. A las afueras de la localidad encontramos el pequeño barrio de Zozaia/Zozaya ( 303 m ), perteneciente a Oronoz-Mugaire ( 150 m ) y por lo tanto administrativamente dependiente del Valle de Baztán aunque eclesiásticamente lo haga de Oieregi ( 145 m ), Valle de Bertizarana. Entre los edificios de la localidad, destaca el palacio de Arretxea ( S.XVI ), la iglesia erigida en honor a Nª Sª de La Asunción ( S.XVII ) y la casa-torre Jauregía ( S.XVI ), construcción gótica situada en el barrio de Zozaia/Zozaya ( 303 m ).
Oronoz-Mugaire ( 150 m ) es el acceso habitual al Señorío de Bertiz, Parque Natural perteneciente administrativamente al Valle de Bertizarana, y al que accederemos atravesando el puente bajo el que el río de Baztán pasa a denominarse Bidasoa

Señorío de Bertiz

El Señorío de Bertiz está situado al noroeste de Navarra, concretamente en el Valle de Bertizarana y cuenta con una extensión de 2040 ha., lindando al norte con Echalar, al este con el Valle de Baztán, al oeste con el término de Cuatro Pueblos y Bertizarana y estando bañado al sur por las aguas del río Baztán, viendo mutar su nombre a río Bidasoa justo a la entrada del Parque. Las primeras noticias del Señorío de Bertiz datan del año 1392 cuando Pedro Miguel Bertiz fue nombrado Merino Mayor de las Montañas por el rey Carlos III, el noble ( 1361-1425 ). El Señorío permaneció en manos de la familia Bertiz hasta el año 1898 en el que fue adquirido por Dorotea Fernández a cuya muerte fue heredado por su marido don Pedro Ciga Mayo, último propietario particular del Señorío. Este a su muerte, allá por el año 1949, legó la finca al Gobierno de Navarra con la condición de conservarla sin variar sus características y siendo utilizada exclusivamente con fines recreativos, educativos y científicos. En 1984 es declarado Parque Natural, existiendo en su interior, hoy en día, un jardín botánico con 126 especies de árboles y plantas de todo el mundo y el cual está situado en la parte baja del Señorío, siendo el resto de la finca una extraordinaria muestra de bosque atlántico. El punto más elevado del Parque Natural está situado en la cumbre de Aizkolegi ( 841 m ), cima coronada por un palacio de estilo modernista que fue mandado construir por don Pedro Ciga y en el que residía los veranos. Cada año visitan el Parque Natural 70000 personas, siendo Oronoz-Mugaire ( 150 m ) el punto habitual de acceso al Parque.


Itinerario

La localidad baztanesa de Oronoz-Mugaire ( 150 m ) es la más occidental de las 15 que conforman el Noble Valle y Universidad de Baztán. Mugante con el Valle de Bertizarana, esta bella y alargada localidad, claro ejemplo de pueblo-calle, es la puerta de entrada habitual al Valle. Aquí nace la carretera N-121-B, la cual atraviesa todo el Valle de Baztán hasta alcanzar la frontera con Francia a la altura de Dancharinea.
El objetivo de esta travesía es enlazar esta localidad con el pueblo más septentrional del Valle, Amaiur ( 281 m ), otro claro ejemplo de pueblo-calle cuyas casas fueron construidas a la vera del Camino de Santiago. Cabe recordar que por esta localidad discurre el conocido como " Camino baztanés ", una de las variantes del Camino de Santiago que desde Bayona alcanza Pamplona y que allá por la Edad Media fue una de las rutas más utilizadas por los peregrinos, además de por mercaderes o incluso ejércitos. 
Este itinerario parte de la localidad baztanesa de Oronoz-Mugaire ( 150 m ) para comenzar a caminar, en dirección a Elizondo ( 202 m ), por la carretera que la atraviesa hasta dar alcance a la casa Zubialdea tras salvar el río Baztán. 
Por su izquierda tomaremos las marcas amarillas y blancas del sendero balizado como PR NA-2 ( descatalogado ) que asciende en fuerte pendiente yendo a buscar la alambrada que delimita el Señorío de Bertiz y junto a la que ascenderemos en este primer tramo del itinerario.
Alcanzamos la carretera que accede a la visible Goinetxeko Borda, la cual dejamos a la derecha al igual que Garaiko Borda, para tras caminar unos metros por asfalto abandonarla siguiendo al frente por camino. Este continúa junto a la alambrada que cierra el Señorío de Bertiz yendo a desembocar en el carretil hormigonado que da acceso al caserío Ezpondako Borda. 
Caminaremos por dicho carretil, separándonos definitivamente de los límites del Señorío de Bertiz, hasta dar alcance a una marcada curva.
Tan solamente unos metros más adelante dejaremos el hormigón por la izquierda ( N ) para tomar un marcado camino que asciende hasta alcanzar la carreterita NA-4453 Mugaire-Orabidea-Otsondo a la altura del collado Xunbilketa ( 573 m ).
Abandonamos el asfalto por la derecha ( SE ) y por ancho camino dejamos atrás Mitxeleneko Borda para tomar al frente el sendero que lo ataja para confluir de nuevo en este en las inmediaciones de Aldeko Borda. 
Bajo la vertiente septentrional de Larrazu ( 740 m ) continuamos por el camino que tras un pequeño descenso alcanza el collado Arakan ( 630 m ), amplio cuello formado por verdes prados y de abierta panorámica. 
Por la izquierda de Bizarroneko Borda, bien por la ancha pista o bien por el estrecho sendero que asciende también a la izquierda de esta, ascendemos a ganar el pequeño collado ( 774 m ) situado al SE. de la cima de Legate ( 870 m ) en donde se ubica Iturraldeko Borda junto a un menhir tumbado. 
Continuamos por el camino que desde Iturraldeko Borda, bajo la ladera W. de Legate ( 870 m ), alcanza Lazkanberriko Borda, sita en el collado del mismo nombre, es decir, en Lazkanberriko lepoa ( 754 m ). 
Tomamos Beltzuriko bidea y bajo el frondoso bosque alcanzaremos el collado Beltzuri ( 680 m ), punto donde topamos con la carretera que desde Elizondo ( 202 m ) y tras alcanzar el Alto de Bagordi ( 580 m ) desciende a buscar la carreterita de Orabidea. La cruzamos y siguiendo al frente ( NE ) por fuerte pendiente ascendemos hacia la cima de Urruspil ( 822 m ), la cual podemos ascender o bordear por el camino que la evita por la izquierda ( W ). 
Opto por bordearla y así acceder al collado Iñaberri ( 790 m ), punto en el que confluimos con el sendero GR-11, el cual seguiremos para discurrir bajo la vertiente occidental de Larrondo ( 853 m ) y Atxuela ( 828 m ) hasta dar alcance al collado ( 793 m ) que toma el nombre de esta última cumbre. 
En este punto abandonamos las marcas rojiblancas del GR-11 que hacia la izquierda ( W ) se desvían a buscar el collado Eskisaroi ( 509 m ) para continuar al frente por el claro y ancho camino que en dirección NE. va a buscar Andregingo lepoa ( 758 m ) desde donde en ligero descenso alcanzaremos Aizkozko lepoa ( 739 m ). 
En este marcado cuello ( 739 m ) nace hacia la izquierda ( W ) Orabideko Bidea y por la derecha ( E ) Alkurrunzko Bidea, bordeando ambos la cima de Aizkoz ( 844 m ), cumbre que tenemos al frente ( NE ). 
Tomo Alkurrunzko bidea, camino que discurre bajo la vertiente meridional de la mencionada cima de Aizkoz ( 844 m ) yendo a desembocar en Zuetako lepoa ( 748 m ), cuello en el que haciendo caso omiso a diferentes bifurcaciones, continuaremos al frente ( N ). 
Alkurrunzko bidea ahora discurre bajo la vertiente oriental del monte del que toma nombre, Alkurrunz ( 934 m ). Serpentea bajo sus laderas para dejar a su paso Errolan Harria y continuar perdiendo altura camino de la carretera N-121-B aunque nosotros, antes de alcanzarla, deberemos tomar por la derecha ( E ) un desvío que parece encaminarse hacia la cercana “ cimita “ de Muno ( 556 m ). 
Bajo su vertiente meridional, en una marcada bifurcación, continuaremos por la derecha tomando el amplio camino que desciende paulatinamente, buscando también la carretera N-121-B. Antes de alcanzarla nos desviaremos hacia la cercana “ cimita “ de Mendixaar ( 519 m ). 
De nuevo en el camino, terminamos por desembocar definitivamente en la carretera N-121-B a la altura de la casa Marikiteneko Borda, lugar en el que la atravesaremos para continuar por la antigua calzada que, tras dejar a su paso Telleriako Zubia, puente que salva Araneko Erreka, alcanza la parte alta de Amaiur/Maya ( 323 m ), localidad en la que finaliza esta “ cómoda “ travesía.


Desnivel: 905 m
Tiempo: De 5 h a 7 h
Distancia: 21´50 km
Fecha de realización: Abril 2018
Inicio: Oronoz-Mugaire ( Valle de Baztán )
Epoca recomendada: Todo el año
Cimas: Mendixaar ( 519 m )


Este itinerario comienza en la localidad baztanesa de Oronoz-Mugaire ( 150 m ). Una vez estacionado nuestro vehículo, lo podremos hacer en cualquier lugar del núcleo urbano, comenzaremos a caminar en dirección a Elizondo ( 202 m ) por la carretera que atraviesa la población.
Dejaremos a nuestro paso el Palacio de Arretxea ( S. XVI ) y la iglesia de la localidad, erigida en honor a Nª Sª de La Asunción, para dar alcance, ya a las afueras de la población, al puente que salva el río Baztán. Antes de cruzarlo, por la derecha ( E ) nace una pista, en principio cementada, que viene a ser el antiguo trazado del conocido como Tren Txikito, ferrocarril que en su día enlazaba las localidades de Irún y Elizondo.  
Una vez atravesado el citado puente, al frente ( N ) destaca la casa Zubialdea, edificio junto al que nace, por su izquierda ( W ), un amplio y marcado camino balizado con marcas amarillas y blancas. Es la senda PR NA-2, actualmente descatalogada por lo que, a día de hoy, estas balizas no son muy visibles.
Salvamos un pequeño canal y de inmediato deberemos atravesar un portillo tras el que continuaremos por el sendero que asciende al frente ( NE ), desechando los caminos que nacen por la derecha e izquierda.
El estrecho sendero se convierte en ancho camino que, en fuerte pendiente, gana altura yendo a buscar la alambrada que delimita el Señorío de Bertiz y junto a la que ascenderemos en este primer tramo del itinerario.
Damos alcance a la carretera, vial asfaltado proveniente de la NA-4453, que da acceso a Goinetxeko Borda, caserío que dejaremos a nuestra derecha ( S ). Continuaremos al frente ( NE ) para de inmediato dejar a nuestro paso Garaiko Borda, refugio para el ganado enclavado en el interior de un prado.
Unos metros por asfalto para, de inmediato, dar alcance a una cerrada curva que la carretera traza hacia la derecha ( E ), lugar en el que la abandonaremos para continuar al frente ( N ) por marcado camino.
Este camino sigue “ encajonado “ entre la alambrada que limita el Señorío de Bertiz, a nuestra izquierda ( W ), y los muros de piedra que cierran los prados que tenemos a nuestra derecha ( E ).
Topamos con una marcada bifurcación, en la que haremos caso omiso del camino que por la derecha ( E ) se encajona entre muros de piedra, para continuar al frente ( N ), en todo momento junto a la citada alambrada. Dependiendo de la época del año el camino pudiera amenazar con cerrarse pero continúa en todo momento perfectamente marcado.
Discurrimos bajo la vertiente occidental de la discreta cota de Munoa ( 454 m ) encajonándonos nuevamente, tan solo durante escasos metros, entre la alambrada que delimita el Señorío de Bertiz y el muro de piedra que cierra el prado sobre el que destaca la citada cumbre.
De inmediato daremos alcance a un portillo que nos cierra el paso y que tras salvarlo nos da acceso al carretil cementado que da acceso a Ezpondako Borda ( 429 m ), caserío que dejamos a nuestra derecha ( SE ).
Entre verdes prados y separándonos definitivamente de los límites del Señorío de Bertiz, continuaremos por el citado carretil cementado hasta dar alcance a una marcada curva, lugar en el que recibimos por la izquierda ( N ) el cauce de Etxetoko erreka.
Trazamos la citada curva para continuar unos pocos metros más por camino cementado hasta dar alcance al punto en el que este comienza a perder altura. Es en este lugar donde lo abandonaremos por la izquierda ( N ) tomando un amplio y marcado camino que gana altura para, tras dejar más adelante a su paso unos prados, terminar desembocando en la carretera NA-4453.
Continuamos por la izquierda ( NE ) unos metros por asfalto y de inmediato desembocamos en el collado de Xunbilketa ( 573 m ).
En el abierto cuello ( 573 m ) tomaremos la amplia pista que nace por la derecha ( SE ) y que de inmediato se bifurca. Haremos caso omiso del camino que sigue al frente ( SE ) para continuar por la pista principal, encajonados entre prados.  
De inmediato damos alcance a Mitxeleneko Borda y a los pocos metros de dejarla atrás abandonamos nuestro amplio y marcado camino para desviarnos por la izquierda ( N ) junto al muro de piedra que cierra el prado que tenemos también a nuestra izquierda ( W ). En acusada pendiente, el “ atajo “ termina por desembocar, a la altura de Aldeko Borda ( 638 m ), en el camino principal que habiamos dejado.
Continuaremos en paulatino ascenso por la izquierda ( NE ) discurriendo bajo la vertiente septentrional de Larrazu ( 747 m ). De inmediato alcanzamos un frondoso hayedo, el cual atravesaremos para terminar desembocando, tras un pequeño descenso, en el collado Arakan ( 630 m ), amplio cuello formado por verdes prados y de abierta panorámica.
Nos encaminamos hacia la visible Bizarroneko Borda y por su izquierda ( W ) continuaremos ganando altura por la ancha pista en paulatino ascenso hasta dar alcance a un pequeño grupo de hayas. Hacemos caso omiso del camino que sigue al frente ( NE ) para trazar una cerrada curva de 180 º a la izquierda ( W ) y así continuar serpenteando hasta desembocar en un discreto pequeño collado ( 774 m ) abierto bajo la vertiente SE. de Legate ( 870 m ). Aquí da comienzo el Vía Crucis que asciende por nuestra izquierda ( NW ) buscando el altar enclavado en las inmediaciones de la citada cumbre. Un menhir y un cromlech destacan en el lugar.
Nuestro camino sigue al frente ( NE ), dejando a su paso Iturraldeko Borda y poco más adelante, a la izquierda ( N ) del camino, Lazkanberriko Borda, sita en las inmediaciones de Lazkanberriko lepoa ( 754 m ), collado que alcanzamos en paulatino descenso.
Por la izquierda ( NW ) continuaremos por Beltzuriko bidea y bajo el frondoso bosque terminamos por desembocar en Beltzuriko lepoa ( 666 m ), punto donde topamos con la carretera que desde Elizondo ( 202 m ) y tras alcanzar el Alto de Bagordi ( 580 m ) desciende a buscar la carreterita de Orabidea. La cruzamos para continuar al frente ( NE ) en acusado ascenso junto a la alambrada que cierra el prado que tenemos a nuestra derecha ( E ). A nuestro paso queda, bajo un frondoso hayedo, la ruinosa Dendarieneko Borda ( 769 m ).
Nuestro camino sigue ascendiendo en dirección a la visible y cercana cima de Urruspil ( 819 m ), bajo cuya vertiente ( SW ) se bifurca. Continuamos por la izquierda ( N ) para así evitar la citada cumbre discurriendo bajo su vertiente occidental.
La bordeamos por completo para terminar alcanzando el collado Iñaberri ( 795 m ), punto en el que confluimos con el sendero GR-11. El camino continúa al frente ( N ) discurriendo bajo la vertiente occidental de Larrondo ( 853 m ) y poco más adelante, tras dejar a nuestro paso Atxuelako lepoa ( 790 m ), bajo la cumbre del mismo nombre, Atxuela ( 828 m ).
Nuestro camino, abandonando las marcas rojiblancas del GR-11 que hacia la izquierda ( W ) se desvían a buscar el collado Eskisaroi ( 509 m ), continúa al frente ( NE ) por la marcada pista que desciende hacia Andregingo lepoa ( 758 m ) collado desde el que, tras bodear la discreta cota del mismo nombre, Andregingo Gaina ( 774 m ), damos alcance a Aizkozko lepoa ( 739 m ). Un abrevadero y un poste indicador destacan en este pequeño collado.
Evitando la amplia cumbre de Aizkoz o Etsain ( 844 m ), continuaremos por Alkurrunzko bidea, marcado camino que discurre bajo su vertiente meridional para terminar alcanzando Zuetako lepoa ( 748 m ). Nuestro camino se bifurca. Hacemos caso omiso del camino que nace por nuestra izquierda ( N ) y que asciende hacia Zuretako lepoa ( 815 m ) para continuar al frente ( E ) en paulatino descenso.
Nuestro camino, Alkurrunzko bidea, deja de inmediato a su derecha ( S ), resguardado bajo un bosquete de alerces, un coqueto refugio de madera en cuyas inmediaciones encontraremos una fuente. Seguimos descendiendo por Alkurrunzko bidea, camino que traza sucesivas curvas y en el que esporádicamente vemos asomar restos de una antigua calzada.
A nuestro paso queda Errolan Harria, gran peñasco que según cuenta la leyenda fue arrojado por el mítico personaje. Así mismo iremos dejando a nuestro paso numerosos búnkeres excavados a la orilla de nuestro camino.
Metros antes de alcanzar una marcada bifurcación, en la que desde Alkurrunzko bidea nace por la izquierda ( NW ) el desvío hacia el collado de Altzola ( 564 m ), deberemos estar atentos para tomar el discreto y herboso camino que por nuestra derecha ( SE ) desciende hacia la redondeada cima de Muno ( 556 m ), la cual asoma en primer término.
La evitamos por la derecha ( S ) continuando junto a la alambrada que cierra el prado que “ ocupa “ su amplia cima por un, cada vez más, notorio camino. Salvamos un portillo por el “ paso “ habilitado “ para ello y de inmediato topamos con una marcada bifurcación. Giro de 180º a nuestra derecha.
De inmediato salvaremos otro portillo, esta vez de hierro, para continuar en cómodo discurrir. Damos alcance a un discreto collado ( 504 m ) en el que destaca Argineneko Mendia, borda en ruinoso estado. Nuestro camino continúa por la izquierda ( SE ) aunque al frente ( SE ), excesivamente cercana, asoma la discreta cima de Mendixaar ( 519 m ), la cual no me puedo resistir a visitar. Un suave y corto ascenso por terreno herboso nos hace alcanzar su pequeña cumbre, coronada por un dolmen.
De nuevo en el camino, ahora sí, continuaremos descendiendo en acusada pendiente para, tras dejar a nuestro paso un registro de agua, terminar desembocando en el portillo que da acceso al puente que salva Tonbako Erreka. Atravesado este continuaremos por la derecha ( SE ) hacia un cercano pabellón, tras el cual torcemos a la izquierda ( E ) para alcanzar la carretera N-121-B a la altura de Marikiteneko Borda.
Cruzamos la carretera para continuar al frente ( E ), por la derecha ( S ) de la citada casa, en paulatino descenso. Entre disperso caserío damos alcance a una bifurcación, momento en que abandonamos el asfalto por la derecha ( E ). Nuestro camino deja un caserío a su paso para discurrir “ encajonado “ entre los muros de piedra que cierran los extensos prados que nos rodean.
Nueva bifurcación, continuamos por la derecha ( S ) para a los pocos metros toparnos con un nuevo cruce. Seguimos por la izquierda ( SE ), en todo momento entre prados, para alcanzar Telleriko Zubia, puente que salva Araneko Erreka.
El camino inicia un paulatino ascenso para terminar alcanzando la ermita de Nª Sª del Pilar ( año 1879 ), enclavada en la parte alta de Amaiur/Maya ( 323 m ).
Hacemos caso omiso del camino que por nuestra derecha ( W ) asciende hacia el monolito erigido en la cima del monte Gaztelu ( 366 m ) para descender al frente ( S ) atravesando la localidad por su calle principal, esa por la que discurren los peregrimos dejando a su paso bellas y recias casonas, algunas de ellas de arquitectura palaciega.
Abandonaremos la villa bajo su característico arco para alcanzar, a las afueras de la localidad, la iglesia medieval erigida en honor a Nª Sª de La Asunción, junto a la cual admiraremos un bello crucero de finales del S. XVII. En sus inmediaciones se ubica el antiguo pero rehabilitado molino en el que podremos degustar unos talos y recuperar las fuerzas perdidas en esta travesía en la que prácticamente hemos atravesado Baztán de extremo a extremo.


Track del Itinerario


Fotos del Itinerario 


Oronoz-Mugaire

Palacio de Arretxea ( S.XVI )

Escudo en la fachada del Palacio de Arretxea

Iglesia de Oronoz-Mugaire, erigida en honor a Nª Sª de La Asunción

Edificio de viviendas, antiguo colegio, que dejaremos a nuestro paso

A las afueras de la localidad asoma la casa Zubialdea. En primer término destaca el puente que deberemos atravesar y que salva el río Baztán

Río Baztán

Por la izquierda de la casa Zubialdea nace un amplio y marcado camino

Gallo y su " harén " en la casa Zubialdea

Bonitos ejemplares de gallo y gallina en la casa Zubialdea

El marcado camino asciende junto a la alambrada que cierra los prados de la casa Zubialdea

De inmediato topamos con un portillo que cierra nuestro camino, lo atravesaremos

Atravesado el portillo nos topamos con un cruce de caminos, continuaremos al frente

Mirada hacia Oronoz-Mugaire

Colorido primaveral

Camino de Oronoz-Mugaire al collado Xunbilketa

El camino alcanza la alambrada que " cierra " el Señorío de Bertiz. Caminaremos junto a esta

El camino, muy marcado en el terreno, gana altura paulatinamente

Salimos nuevamente a terreno despejado para dar alcance al borde de un prado

El camino se encajona entre prados en dirección a Goienetxeko Borda

Alcanzamos la carreterita asfaltada que da acceso a Goienetxeko Borda, caserío que queda a la derecha ( fuera de foto )

Goienetxeko Borda

Caminamos unos metros por asfalto dejando a nuestro paso Garaiko Borda

De inmediato alcanzamos la curva que traza la carreterita, momento en que abandonaremos esta por la la marcada senda que nace al frente

El camino se encajona entre la alambrada que limita el Señorío de Bertiz ( izda ) y los muros de piedra que cierran los prados  ( dcha )

El camino se bifurca, momento en que deberemos seguir al frente haciendo caso omiso del camino que continúa por la derecha

El camino al que haremos caso omiso se encajona entre prados

Nuestro camino continúa en paulatino ascenso paralelo a la alambrada que cierra el señorío de Bertiz

En algunos momentos la senda amenaza con cerrarse

Junto al camino aparece un, prácticamente inapreciable, mugarri

Mugarri junto al camino

El camino continúa bien marcado al frente discurriendo bajo la ladera occidental de Munoa, cima que hoy " evitaremos "

Desde el camino avistamos la cima de Munoa

Oveja con su cordero en el prado que tapiza la ladera septentrional de Munoa

El camino se encajona entre muros de piedra con Ezpondako Borda asomando en primer término

Árbol en flor en las inmediaciones de Ezpondako Borda

Ha llegado la primavera

Nuestro camino alcanza el carretil cementado que da acceso a Ezpondako Borda

Ezpondako Borda

Dejamos atrás Ezpondako Borda 

Ovejas pastando en las inmediaciones de Ezpondako Borda. Al fondo destaca la piramidal silueta de Peña de Alba ( centro )

Continuaremos por pista cementada

La pista cementada discurre entre prados con Larrazu en el horizonte

A nuestro paso, a la izquierda de la pista, queda un registro de agua

Registro de agua

Lugar en el que la pista cementada traza una marcada curva hacia la derecha. Por la izquierda discurre Etxetoko Erreka, riachuelo que podemos cruzar abandonando la pista por la izquierda para continuar ascendiendo por una marcado sendero que, dependiendo de la época del año, puede aparecer algo cerrado por la vegetación. 

Continuaremos un corto tramo por la pista cementada mientras al fondo asoma Abartán

Rápidamente abandonaremos la pista cementada por la izquierda ( derecha en la foto ) para continuar por un marcado camino sobre el que veremos asomar Arregiko Kaskoa

Esporádicos tramos de calzada afloran en nuestro camino

 Mirada hacia Ezpondako Borda, caserío sobre el que apenas destaca la discreta " cimita " de Munoa

Alcanzamos una marcada bifurcación en la que recibimos por la izquierda, junto a un mugarri, el marcado sendero que nace en la curva de la pista cementada tras atravesar Etxetoko Erreka. Continuaremos hacia la alambrada que cierra el pinar que asoma al frente

Un mugarri y una baliza de PR, al fondo, señalizan el no muy marcado sendero que nace en la curva de la pista cementada tras atravesar Etxetoko Erreka

Por la derecha haremos caso omiso de este amplio y marcado camino

Con Larrazu asomando al fondo, el camino gana en notoriedad

Nuestro camino atraviesa una pequeña regata

Bajo nuestro camino quedan numerosos prados y bordas

El camino continúa bien marcado en el terreno mientras acentúa su pendiente

Desembocamos en el estrecho carretil asfaltado, la carretera NA-4453. Continuaremos por la izquierda

Tan solamente caminaremos unos pocos metros por asfalto ya que de inmediato desembocaremos en el collado de Xunbilketa, punto de partida utilizado habitualmente para las ascensiones más " cómodas " a Legate 

Aizkolegi asoma cercano

En la cima de Aizkolegi se adivina el palacio

En el collado de Xunbilketa abandonaremos la carretera NA-4453 para tomar el marcado camino que nace por nuestra derecha

De inmediato topamos con una marcada bifurcación, continuaremos por la izquierda

Caminamos entre las alambradas que cierran los prados. Mirda atrás hacia Mendaur y Mendieder ( dcha ) que asoman al fondo

Larrazu ( izda ) asoma sobre nuestro camino

Dejamos a nuestro paso Mitxeleneko Borda

Dejada atrás Mitxeleneko Borda, de inmediato abandonamos la pista por la izquierda con Larrazu asomando al fondo

Un herboso camino discurre junto al muro de piedra que cierra el prado que tenemos a nuestra izquierda para continuar en acusado ascenso

Arregiko Kaskoa ( dcha ) destaca en primer término sobre el collado de Xunbilketa mientras que Mendaur y Mendieder ( dcha ) asoman al fondo

El collado de Xunbilketa, en primer término, se abre entre prados

Ciga/Ziga y Aniz asoman al fondo bajo las laderas de Abartán ( centro )

Bajo Larrazu y a la altura de Aldeko Borda, nuevamente alcanzamos la pista abandonada anteriormente

La pista se encamina al hayedo dejando a su paso Aldeko Borda mientras al fondo ya soma Legate ( izda )

Aizkolegi asoma cercano

Alcanzamos un frondoso hayedo

Salvado el tramo de hayedo nuevamente salimos a terreno despejado para descender hacia el abierto collado de Arakan, sobre el que despunta Legate

Sobre el collado de Arakan atrás queda la cima de Larrazu

Dejaremos atrás el collado de Arakan para continuar por la marcada pista hacia la visible Bizarroneko Borda

Dejamos a nuestro paso Bizarroneko Borda con Larrazu asomando al fondo

El camino acentúa su pendiente por las laderas de Legate

Mirda atrás hacia Larrazu, cima bajo la que se abre el collado de Arakan

Continuamos ascendiendo hacia un pequeño grupo de hayas

Alcanzo el grupo de hayas donde coincido con una pareja de montañeros que asciende hacia Legate. La pista traza una marcada curva de 180 º

Nuevamente la pista traza otra cerrada curva de 180 º. Atrás queda el grupo de hayas ( dcha )

Alcanzamos un pequeño collado abierto bajo la ladera SE. de Legate, en la que se adivinan las cruces del Via Crucis que asciende buscando el altar situado en las inmediaciones de su cima

Primera de las cruces del Via Crucis de Legate con Auza asomando al fondo

Menhir de Legate, enclavado bajo la ladera SE. del monte en cuestión. Sobre el menhir se aprecia un nítido cromlech. Las cruces del Via Crucis se adivinan en la ladera, ruta habitual de ascenso hacia la cima. Hoy no lo visitaremos aunque si alguien está interesado, no supone mucho esfuerzo alcanzarla desde aquí

Nuestro camino desciende hacia la cercana Iturraldeko Borda mientras que al fondo asoma Alkurrunz ( centro ), bajo cuyas laderas caminaremos en breve

Atrás queda Iturraldeko Borda y el discreto collado al que llega la pareja con la que he coincidido

Nuestro camino desciende hacia Lazkanberriko lepoa dejando a su paso Lazkanberriko Borda

Lazkanberriko Borda asoma sobre nuestro camino

Lazkanberriko lepoa

Desde Lazkanberriko lepoa echamos una mirada atrás hacia Legate

Desde Lazkanberriko lepoa el camino desciende hacia la izquierda para penetrar en el hayedo

El camino, Beltzuriko bidea, continúa muy notorio bajo las hayas

Cómodo discurrir por el hayedo

Entre las hayas asoma Aizkolegi

El camino, Beltzuriko bidea, se transforma en amplia pista

Peña Plata

Beltzuriko bidea discurre muy marcado en el terreno

En primer término, bajo el camino, asoma Elizegiko Borda con la arbolada cumbre de Unboto al fondo

Larraldeko Borda asoma poco más adelante rodeada de un gran prado

Alcanzamos Beltzuriko lepoa

Beltzuriko lepoa es atravesado por el carretil asfaltado, Arreketako bidea, que enlaza Elizondo con el " recóndito " paraje de Orabidea. Atravesamos la carretera para continuar al frente por el camino de la izquierda

Mientras ganamos altura echamos una mirada atrás disfrutando de una bella panorámica hacia Legate ( izda ) y Aizkolegi ( dcha ) con Mendaur ( centro ) al fondo

El camino gana altura junto a la alambrada que cierra el prado que tenemos a la derecha

A nuestro paso queda Dendarieneko Borda, en ruinas

Ganamos altura bajo la vertiente SW. de Urruspil

Bifurcación. Hoy evitamos el ascenso a la cima de Urruspil ( dcha ) para continuar por la izquierda

Peña Plata ( dcha ) y Larhun ( centro ) destacan en el horizonte

Legate ( izda ) y Aizkolegi ( dcha ) con Mendaur ( centro ) al fondo

Nuestro camino busca el collado de Iñaberri, abierto en la vertiente opuesta y sobre el que asoma al fondo Auza

Vertiente NE. de Urruspil vista desde el collado de Iñaberri

Nuestro camino discurre bajo las herbosas laderas de Larrondo

En paulatino ascenso discurrimos bajo la vertiente occidental de Larrondo

Agradable caminar con Atxuela ( centro ) asomando en primer término mientras que Peña Plata y Larhun ( izda ) aparecen al fondo

Legate ( izda ) y Aizkolegi ( dcha ) aparecen en primer término con Mendaur ( centro ) asomando al fondo

Nuestro camino busca las laderas de Atxuela, cima que aparece en primer término

Bifurcación en Atxuelako lepoa, collado abierto bajo la vertiente meridional del monte homónimo. Seguimos al frente ( izda ) haciendo caso omiso del camino que por la derecha desciende hacia Azpilkueta

Pequeña cruz en Atxuelako lepoa

Baliza de la senda GR-11 junto a nuestro camino

Atrás queda la cima de Larrondo y bajo esta el camino por el que venimos discurriendo

Continuaremos caminando bajo la vertiente occidental de Atxuela

Mientras que vemos asomar al fondo Peña Plata y Larhun ( izda ) vamos dejando a nuestro paso varios búnkeres

Bunker a la orilla del camino. Peña Plata ( centro ) y Larhun ( izda ) asoman al fondo

Desde el bunker, mirada atrás hacia Legate ( izda ) y Aizkolegi ( dcha )

Bifurcación. Abandonamos la senda GR-11 que por la izquierda continúa hacia el collado de Eskisaroi para seguir al frente ( dcha )

Nuestro marcado camino comienza un paulatino descenso hacia Andregingo lepoa mientras que al fondo se intuye Zuretako lepoa, collado que se abre entre Alkurrunz ( izda ) y Peñas de Betarte ( dcha )

La discreta cota de Andregingo Gaina ( centro ) destaca sobre Andregingo lepoa ( izda ), en primer término, mientras que al fondo asoman Alkurrunz ( izda ) y Peñas de Betarte ( dcha )

Andregingo lepoa, herboso collado abierto bajo la discreta " cimita " del mismo nombre

Numerosas cabezas de ganado pastan en Andregingo lepoa

Yegua con su potrillo

Yegua con su potrillo

Desde Andregingo lepoa continuaremos plácidamente por el marcado camino que discurre bajo la vertiente occidental de Andregingo Gaina ( dcha ), en primer término, con Alkurrunz ( izda ) asomando al fondo

Discurrimos bajo la ladera occidental de Andregingo Gaina

Herbosa vertiente septentrional de Andregingo Gaina

Alcanzamos Aizkozko lepoa, collado abierto bajo la vertiente SW.de la cima homónima

Nuestro camino, Alkurrunzko bidea, continúa bajo la vertiente de Aizkoz ( izda ) en busca de Zuetako lepoa, collado abierto bajo las laderas de Peñas de Betarte ( dcha )

Dejamos atrás Aizkozko lepoa y junto a nuestro camino apenas destaca un bunker

Cómodo caminar bajo las laderas de Aizkoz

Zuetako lepoa ( centro ) aparece al fondo bajo Peñas de Betarte ( dcha )

Milano

Bajo nuestro camino dejaremos a nuestro paso las ruinas de Goienetxeko Borda

Zuetako lepoa asoma al fondo bajo Peñas de Betarte ( dcha )

Zuetako lepoa, bifurcación. Hacemos caso omiso del camino de la izquierda para continuar por la derecha en descenso

Atrás queda Zuetako lepoa

Sobre nuestro camino asoma la cima de Alkurrunz

Errekatxipi atraviesa bajo nuestro camino, Alkurrunzko bidea

Alkurrunzko bidea inicia un paulatino descenso mientras que al fondo asoma el macizo de Gorramendi

Las últimas lluvias han dejado regatas con mucho caudal

Peñas de Betarte asoma cercana. Podemos " atajar " por nuestra derecha para descender hacia la pista que vemos continúa por debajo

El macizo de Gorramendi asoma en el horizonte. De izquierda a derecha: Gorramakil, Otanarte, Gorramendi y Aizpitza

Alkurrunzko bidea traza una cerrada curva bajo la cima de Peñas de Betarte, lugar en el que destaca un panel informativo

Detalle del panel informativo que aparece junto a Alkurrunzko bidea

En Alkurrunzko bidea asoman esporádicos tramos de calzada

Junto a nuestro camino asoma Errolan Harria

Bajo el macizo de Gorramendi comienza a aparecer el disperso caserío de Amaiur/Maya

Peñas de Betarte va quedando atrás

Teniendo como referencia el tocón que aparece en primer término junto a Alkurrunzko bidea, tras el que destaca un registro de agua, nace un " atajo " por la derecha que, dependiendo de la época del año, puede aparecer más o menos " limpio ". El sendero desciende yendo a desembocar junto a Argineneko mendia, ruinosa borda enclavada bajo la vertiente septentrional de Mendixaar, junto a la que pasaremos en breve.

El inicio del sendero se ve " nítido " mientras que Mendixaar ( ladera quemada ) asoma cercano

Continuaremos por Alkurrunzko bidea, camino junto al que se aprecian las entradas a los numerosos búnkeres que iremos dejando a nuestro paso

Búnkeres junto a Alkurrunzko bidea

Desde Alkurrunzko bidea vemos asomar cercano el discreto otero de Muno, en primer término, cimita bajo la que se aprecia el camino ( dcha ) hacia el que deberemos descender

Muno  

Desde Alkurrunzko bidea nace por la derecha ( izquierda en la foto ) un herboso camino que deberemos tomar

El camino desciende hacia la discreta cima de Muno

Nuestro camino dejará la cima de Muno a la izquierda para descender junto a la alambrada que cierra el prado cimero

Un portillo, y junto a este un paso que facilitará la manera de salvarlo, cierra nuestro camino

Nuestro camino alcanza una bifurcación. Continuaremos por nuestra derecha

Alkurrunz asoma sobre nuestro camino. Venimos descendiendo por el camino de la derecha y continuaremos por nuestra derecha ( izquierda en al foto )

Un portillo de hierro nos cierra el paso mientras que Peñas de Betarte asoma al fondo

Un riachuelo atraviesa nuestro camino

Una nueva regata vuelve a atravesar nuestro camino

Alcanzamos la vertiente septentrional de Mendixaar y junto al camino asoma Argineneko Borda ( dcha ), en ruinoso estado

Junto a Argineneko Borda, con Alkurrunz asomando al fondo, recibiremos por la derecha el " atajo " citado anteriormente que nace en Alkurrunzko bidea junto al tocón y registro de agua

Nuestro camino continúa por la izquierda de la cima de Mendixaar aunque decido desviarme tan solo unos metros para visitarla

Argineneko Borda, en ruinoso estado

Corto ascenso por la herbosa ladera septentrional y rápidamente alcanzamos la cercana " cimita " de Mendixaar

Dolmen en la cima de Mendixaar con Auza asomando en el horizonte

Sobre el dolmen que " corona " la cima de Mendixaar destaca cercana la cima de Peñas de Betarte

Cima de Mendixaar con Alkurrunz ( izda ) asomando al fondo. Iniciamos el descenso por el mismo lugar por el que hemos ascendido

Atrás queda la cima de Mendixaar con el dolmen destacando en ella. Al fondo asoma Auza

Desde la ladera de Mendixaar apreciamos el discurrir de la carretera N-121-B que asciende hacia el Puerto de Otsondo

En las inmediaciones de Argineneko Borda volvemos a alcanzar el camino por el que veníamos descendiendo y sobre el que destaca la cima de Alkurrunz

Retomamos el camino que desciende hacia Amaiur/Maya. Gorramendi y Aizpitza asoman al fondo

El camino en algunos tramos pierde notoriedad para convertirse en un marcado sendero. Al fondo asoma Auza

El disperso caserío de Amaiur/Maya se extiende bajo el macizo de Gorramendi

El camino se " encierra " bajo una frondosa vegetación

A nuestro paso dejaremos un registro de agua

Nuevamente nuestro camino ganará en notoriedad

Nuestro camino alcanza un portillo y tras este el puente que salva Tonbako Erreka. Continuaremos por la derecha hacia el pabellón que asoma al fondo

Nuestro camino desciende hacia la carretera N-121-B . La atravesaremos para continuar por la derecha de la casa Marikiteneko Borda que asoma al frente

Pequeño lavadero a orillas de la carretera N-121-B

Dejamos atrás la carretera N-121-B y junto a esta el pequeño lavadero

Nuestro camino, carretil asfaltado, desciende paulatinamente entre un disperso caserío

La carreterita asfaltada se bifurca, momento en que continuaremos por la derecha

Mirada atrás. Al fondo destacan Peñas de Betarte ( izda ) y Alkurrunz ( dcha )

La carreterita da acceso a un caserío, a partir del cual pasa a convertirse en amplio y marcado camino

El camino discurre " encajonado " entre los muros de piedra que cierran los prados

Seguimos dejando a nuestro paso varios caseríos

Sobre los tejados de los caseríos que vamos dejando a nuestro paso aparece la alargada cima de Mendixaar ( tramo quemado ) y sobre esta Alkurrunz

El monolito que corona la discreta cima de Gaztelu destaca sobre los verdes prados entre los que caminamos. Al fondo asoma Auza

Peñas de Betarte ( izda ) y Alkurrunz ( dcha )

Nuestro camino se bifurca. Continuamos por la izquierda

El monolito que corona la cima de Gaztelu asoma cada vez más cercano

Peñas de Betarte ( izda ) y Alkurrunz ( dcha ) van quedando atrás mientras continuamos caminando entre muretes de piedra

Nuestro camino busca Telleriako Zubia

Telleriako Zubia salva Araneko Erreka

Telleriako Zubia

Araneko Erreka

Peñas de Betarte ( izda ) y Alkurrunz ( dcha ) asoman sobre Telleriako Zubia

Continuamos caminando entre prados

Numeroso ganado pasta plácidamente en los verdes prados que vamos dejando a nuestro paso

La ermita de Nª Sª del Pilar asoma cercana

Tramo de calzada en las inmediaciones de la ermita de Nª Sª del Pilar

Ermita de Nª Sª del Pilar ( año 1879 )

Desde la ermita de Nª Sª del Pilar nace por la derecha un amplio y marcado camino que asciende hacia la cima de Gaztelu, lugar en el que podemos visitar las ruinas del antiguo Castillo de Amaiur

Panel informativo sobre el Castillo de Amaiur colocado en las inmediaciones de la ermita de Nª Sª del Pilar

Detalle del panel informativo sobre el Castillo de Amaiur

El monolito en recuerdo de los últimos defensores del Reino de Navarra destaca en la cima de Gaztelu

Desde la parte alta de la localidad de Amaiur/Maya iremos descendiendo por la calle principal dejando a nuestro paso grandes caserones

Palacio Borda ( S.XVII ), hoy hotel

Placa en la fachada del Palacio Borda

Las ruinas del Castillo de Amaiur y el monolito en recuerdo de los últimos defensores del Reino de Navarra asoman sobre los tejados de la localidad

Bellos y cuidados caserones flanquean la calle principal que atraviesa Amaiur/Maya

En algunos tramos la calle principal se estrecha entre las casas que la flanquean

Detalle de alguna de las fachadas que iremos viendo a nuestro paso

Piedra labrada en la fachada de una de las casas que dejamos a nuestro paso

Camino del Arco de Amaiur dejamos a nuestro paso una de las numerosas fuentes que " ornamentan "  la calle principal

Fuente y escudo labrado en la fachada de la casa Joanikot Enea

Arco de Amaiur desde el que divisamos la iglesia de la localidad, erigida en honor a Nª Sª de La Asunción

Talle de madera que hace referencia al antiguo pasado de un viejo caserón

Atravesamos bajo el Arco de Amaiur para dejar atrás el casco urbano de la localidad

Panel informativo que hace referencia a la historia del Arco de Amaiur

Iglesia de Amaiur/Maya, erigida en honor a Nª Sª de La Asunción

En las inmediaciones de la iglesia de Amaiur/Maya destaca el canal que abastece al antiguo molino de la localidad

Canal que abastece al antiguo molino de la localidad

Monumento en las inmediaciones del canal que abastece al antiguo molino de Amaiur/Maya

Detalle del texto

Molino de Amaiur/Maya

Panel informativo en las inmediaciones del molino de Amaiur/Maya

Molino de Amaiur/Maya

Fuente en las inmediaciones de la iglesia de Amaiur/Maya

Panel en las inmediaciones del canal que abastece al antiguo molino de la localidad

Iglesia de Amaiur/Maya, erigida en honor a Nª Sª de La Asunción y punto final de esta agradable travesía