martes, 5 de octubre de 2021

Azkua-Lakateneko Bizkarra-Azkuko Gaina-Kokori ( Desde Echalar/Etxalar )

Enclavado en la vertiente septentrional de la Comunidad Foral de Navarra, el macizo de Aizkolegi se alza tímidamente sobre el extremo sudoriental del Valle de Cinco Villas o Bortziriak, el cual lo conforman los municipios de Lesaca/Lesaka, Yanci/Igantzi, Vera de Bidasoa/Bera, Aranaz/Arantza y Echalar/Etxalar.

Con una superficie de 262,1 km² el Valle de Cinco Villas/Bortziriak limita al Norte con Francia, al Este con el Valle de Baztán, al Sur con el Valle de Malerreka y al Oeste con Goizueta y la provincia de Guipuzcoa.

El río Bidasoa atraviesa el Valle de Sur a Norte aunque las localidades que lo conforman, a excepción de Vera de Bidasoa/Bera ( 49 m ), se asientan ligeramente “ alejadas “ de su cauce. Son numerosas las regatas que, descendiendo desde los diferentes macizos montañosos del Valle, vierten sus aguas al citado río.

De entre los macizos montañosos que despuntan sobre el Valle de Cinco Villas/Bortziriak destacan sobremanera el de Larhun, Peñas de Aia, Peña Plata, Mendaur y Aizkolegi.

Este último macizo, el de Aizkolegi, es el que “ cierra “ por su vertiente sudoriental el Valle de Cinco Villas/Bortziriak sirviendo de límite natural entre este y el Valle de Malerreka, concretamente con el término de Sumbilla, además de con el Señorío de Bertiz, enclavado en el Valle de Bertizarana.

Buena parte de las numerosas cumbres que conforman el macizo de Aizkolegi despuntan sobre Echalar/Etxalar ( 97 m ), la localidad más oriental de las cinco que conforman el Valle de Cinco Villas/Bortziriak.

El macizo de Aizkolegi toma nombre de la cumbre del mismo nombre, Aizkolegi ( 841 m ), punto más elevado del citado macizo que queda enclavada dentro del Parque Natural del Señorío de Bertiz y desde cuya cima se desprende un alargado cordal que, en dirección NW., pierde paulatinamente altura hasta morir a orillas del río Bidasoa a la altura de la Venta de Echalar/Etxalar ( 55 m ).

En el citado cordal apenas llamarán nuestra atención el numeroso conjunto de discretas “ cimitas “ de modesta relevancia y “ suaves “ formas que lo conforman, entre las que destaca la amplia y herbosa cumbre de Azkua ( 785 m ), cumbre que despunta sobre la localidad de Echalar/Etxalar ( 97 m ).

El punto de partida habitual hacia la mencionada cumbre de Azkua ( 785 m ) no podía ser otro que Echalar/Etxalar ( 97 m ) aunque dicha población ofrece variadas rutas que, desde la localidad, buscan su cima.

Uno de los itinerarios más “ clásicos “ de entre los que buscan alcanzar la cima de Azkua ( 785 m ) partiendo desde Echalar/Etxalar ( 97 m ) es el que, dejando a su paso el cementerio de la localidad, aparece balizado como PR NA-12. Esta será nuestra ruta de ascenso aunque la “ variaremos “ ligeramente buscando “ visitar “ dos de algunas de esas poco conocidas “ cimitas “ que elevan su modesta altura entorno a la cumbre de Azkua ( 785 m ).

Para el descenso emplearemos otra “ vía “ habitual que, actualmente balizada con las marcas rojiblancas del enlace “ E GR11-GR12 “ o Trekking del Bidasoa, se dibuja notoria en la ladera septentrional de Azkua ( 785 m ).

De esta manera, enlazando estas dos rutas balizadas, buscamos realizar un corto y creo que sencillo itinerario “ circular “. Esta es mi propuesta, espero la disfrutéis.

 

Resumen del Itinerario

 

Este itinerario da comienzo en el aparcamiento situado a la entrada de la localidad de Echalar/Etxalar ( 97 m ), lugar desde el que nos adentraremos en su casco urbano para, de inmediato, tomar por la derecha ( S ) la calle que da acceso al cementerio de la población. Las balizas del sendero PR NA-12 señalizan el itinerario a seguir.

Discurrimos por un estrecho carretil asfaltado que abandonaremos a la altura de Iturraldeko Borda, caserío desde el que continuaremos en ascenso por el amplio, notorio y en todo momento balizado camino.

Las balizas amarillas y blancas nos acompañan en nuestro discurrir hasta alcanzar el extremo septentrional de la alargada loma desprendida desde la cima de Azkua ( 785 m ), lugar en el que apenas destaca la rocosa y prácticamente inapreciable “ cota “ de Lakateneko Bizkarra ( 373 m ), hacia la que nos desviaremos tomando el herboso camino que da acceso a Arotzeneko borda.

Tras visitar esta más que discreta “ cimita “ retomaremos nuestro camino, Arotzeneko bidea, para dar alcance al collado de Soalar ( 379 m ), encrucijada de caminos en la que tomaremos el que nace por la derecha ( SE ) para discurrir plácidamente a la sombra del arbolado.

Tras un tramo de cómodo caminar lo abandonamos para ascender por la izquierda ( S ) tomando uno menos notorio que rodea el prado en cuyo interior destaca Arretxeko Borda.

Dejamos la citada borda a nuestro paso para tomar el camino por el que terminaremos desembocando en la alargada loma que se desprende bajo la vertiente occidental de Kokori ( 734 m ), lugar en el que, a la altura de un redil para el ganado, nos desviaremos por la derecha ( NW ) para “ coronar “ la cercana cumbre de Azkuko Gaina ( 569 m ).

Regresamos al redil anteriormente citado para continuar remontando la loma que, en tendido ascenso, termina por desembocar en la cima de Kokori ( 734 m ). 

Tras corto descenso atravesamos el collado de Kokori ( 712 m ) para remontar la acusada y herbosa ladera que, una vez superada, nos hace alcanzar la amplia cumbre de Azkua ( 785 m ), una de las cotas más relevantes del macizo.

Iniciamos el descenso por su herbosa vertiente septentrional siguiendo en todo momento las balizas rojiblancas de GR, junto a las que terminaremos alcanzando el punto de partida, Echalar/Etxalar ( 97 m ).  

 

Datos del Itinerario

 

Desnivel: 755 m

Tiempo: De 3 h a 5 h

Distancia: 12´96 km

Inicio: Echalar/Etxalar ( Cinco Villas/Bortziriak )

Fecha de realización: Junio 2021

Epoca recomendada: Todo el año 

Cimas: Lakateneko Bizkarra ( 373 m ); Azkuko Gaina o Loita ( 569 m ); Kokori ( 734 m ); Azkua ( 785 m )

 

Descripción del Itinerario

 

A las afueras de la localidad de Echalar/Etxalar ( 97 m ), sin necesidad de entrar a su casco urbano, nos encontramos con un amplio aparcamiento situado a la derecha ( SW ) de la carretera NA-4400 que le da acceso.

Desde el citado aparcamiento comenzamos a caminar para, ahora sí, tomar la estrecha carretera que accede a la población aunque de inmediato la abandonaremos por la derecha ( S ) para coger, en el primer cruce, el estrecho carretil que da acceso al cementerio de la localidad.

Este, de inmediato se bifurca, momento en el que unos indicadores enclavados en el muro de piedra que destaca al frente ( S ) nos “ invitan “ a continuar por la derecha ( W ).

Las balizas verdes y blancas de un sendero local ( SL ) señalizan el camino a la ermita de Santa Cruz mientras que las amarillas y blancas del sendero PR NA-12  señalizan el camino hacia Azkua ( 785 m ), una de las cumbres que pretendemos “ coronar “. 

El estrecho carretil asfaltado no tarda en dejar a su paso el cementerio de Echalar/Etxalar, junto al que vuelve a aparecer un poste indicador señalizando un nuevo cruce. Seguimos de frente ( W ).

A nuestro paso, a la orilla del camino, aparecen cruces de piedra que ornamentan la estrecha carreterita que da acceso al disperso y numeroso caserío perteneciente a esta localidad de Cinco Villas/Bortziriak.

Haciendo caso omiso a las diferentes bifurcaciones que nos encontraremos, continuamos caminando en todo momento por asfalto. En uno de estos cruces obviaremos el camino que desciende por la derecha ( W ), balizado con las marcas verdes y blancas en dirección a la ermita de Santa Cruz, mientras seguimos de frente ( SW ).

En tendido ascenso terminamos por desembocar en una señalizada bifurcación. Un poste indicador señaliza el camino a seguir. Continuamos por la derecha ( W ) para alcanzar rápidamente Iturraldeko Borda, caserío junto al que un nuevo poste indicador nos “ invita “ a abandonar el asfalto por la derecha ( SW ).

Desde el citado caserío, junto a su fachada lateral, nace una estrecha carreterita y un notorio camino. Obviaremos la primera para tomar este último, el cual deja de inmediato a su paso una calera.

No tardamos en volver a toparnos con un nuevo cruce, lugar en el que haremos caso omiso del camino que nace por la derecha ( S ) mientras continuamos en tendido ascenso de frente ( SE ).

Nuestro camino, muy notorio en todo momento, acentúa paulatinamente su inclinación para ganar altura y terminar desembocando en el extremo septentrional de la alargada loma que se desprende desde la cima de Azkua ( 785 m ). A nuestra izquierda ( N ) destaca la discreta y rocosa cota de Lakateneko Bizkarra ( 373 m ), “ cimita “ que en algún otro itinerario obviamos pero que hoy pretendo “ visitar “. Para ello, desde nuestro camino tomaremos por la izquierda ( N ) otro más herboso que da acceso a Arotzeneko borda. Nos adentramos por este y de inmediato salvamos un portillo de madera que cuenta con un “ paso “ aledaño.

El camino busca alcanzar la anteriormente citada Arotzeneko borda aunque en el momento en que este traza una cerrada curva hacia la derecha ( E ) nosotros lo abandonaremos para continuar al frente ( N ).

Sin camino definido y, dependiendo de la época del año, “ encajonados “ entre helechos buscaremos alcanzar la base de la rocosa cumbre que despunta sobre nuestras cabezas.

Teniendo la cima ligeramente a nuestra derecha ( E ) nos encaminaremos hacia la “ abertura “ que tenemos al frente ( N ) y por la que, tras corta y sencilla “ trepada “, sin dificultad reseñable desembocamos en la pequeña cima. Lakateneko Bizkarra ( 363 m ), sin señal alguna que la identifique. Nula visibilidad al estar rodeada de arbolado.

La “ vía “ de ascenso nos sirve para regresar a “ suelo firme “, lugar en el que retomaremos nuestro camino, el cual nos hará desembocar nuevamente en la pista por la que veníamos ascendiendo.

Continuamos por esta en plácido ascenso para alcanzar rápidamente el collado de Soalar ( 379 m ), encrucijada de caminos en la que un poste indicador señaliza por la izquierda ( E ) el camino hacia Azkua ( 785 m ), al cual hoy haremos caso omiso.

Continuamos por la derecha ( S ) tomando el amplio y notorio camino, Arotzeneko bidea, que inicia un ligero y agradable descenso para posteriormente iniciar un tendido ascenso.

A la izquierda ( E ) del camino dejamos a nuestro paso una “ fuente natural “ y poco más adelante, también a la izquierda ( E ), una borda para el ganado.

Nuestro camino traza una cerrada curva hacia la derecha ( W ), lugar en el que es atravesado por Burdingurutzeko Erreka, para continuar en paulatino ascenso. No tardamos en alcanzar un apenas perceptible cruce, punto en el que obviaremos el camino que nace por nuestra izquierda ( SW ) mientras continuamos por el “ principal “.

Seguimos en tendido ascenso y en breve nos topamos con una nueva bifurcación, lugar en el que, ahora sí, abandonaremos el “ vial principal “ para continuar ganando altura por la izquierda ( SE ). El camino tomado, Perukiñeneko Ardibordako bidea, gana altura bajo un frondoso arbolado y no tarda en alcanzar el portillo que da acceso al prado en cuyo interior destaca la blanca Arretxeko Borda.

Dejamos el citado portillo a nuestro paso para continuar por el camino, el cual irá perdiendo notoriedad paulatinamente para convertirse en un marcado sendero. Este gana altura junto a la alambrada que cierra el mencionado prado hasta alcanzar su parte alta, lugar en el que, junto a la citada Arretxeko Borda, vuelve a convertirse en camino.

Continuamos al frente ( W ) para penetrar bajo el frondoso bosque, lugar por el que seguimos ascendiendo hasta toparnos con una bifurcación en la que nos atraviesa perpendicularmente otro notorio camino. Tomamos este y continuamos ganando altura por la izquierda ( S ), no tardando en salir del bosque para desembocar en la loma desprendida bajo la vertiente occidental de Kokori ( 734 m ). Un redil para el ganado destaca en el lugar.

Nos desviamos por la derecha ( NW ) tomando el amplio y herboso camino que inicia un placentero descenso mientras a su vera va dejando una línea de palomeras.

Alcanzamos el collado de Loita ( 550 m ), sobre el que ya divisamos la cercana “ cimita “ de Azkuko Gaina ( 569 m ) y lugar en el que obviaremos el herboso camino que nace por nuestra izquierda ( W ) mientras comenzamos a ganar altura por el “ principal “ que continúa de frente ( NW ).

Apenas ascendemos unos pocos metros y ya alcanzamos la parte alta del citado camino, lugar en el que lo abandonaremos por la izquierda ( SW ) para, entre helechos, alcanzar rápidamente la despejada cumbre de Azkuko Gaina ( 569 m ). Un mugarri que delimita los términos de Yanci/Igantzi y Echalar/Etxalar destaca en ella. Abierta panorámica.

Dejamos atrás la citada cima y tomando, ahora sí, el herboso camino que a nuestro ascenso obviamos, perderemos altura para nuevamente desembocar en el collado de Loita ( 550 m ).

Por camino ya conocido regresamos al punto en el que anteriormente alcanzamos la loma por la que ahora caminamos, lugar en el que volveremos a dejar a nuestro paso nuevamente el redil para el ganado.

Continuamos por el amplio y notorio camino que discurre por la despejada loma mientras acentúa su pendiente paulatinamente hasta terminar desembocando en la cima de Kokori ( 734 m ), amplia y herbosa cumbre en la que destaca un pequeño hito. Bella y abierta panorámica.

Perdemos altura en dirección opuesta a la de ascenso para atravesar el amplio y abierto collado de Kokori ( 712 m ), cuello que nos separa de Azkua ( 785 m ), “ principal “ cumbre a visitar en este itinerario. Un mugarri que delimita los términos de Sumbilla y Echalar/Etxalar destaca en el lugar.

Desde el collado de Kokori ( 712 m ), en corto aunque acusado ascenso, alcanzaremos la cima de Azkua ( 785 m ), amplia y herbosa cumbre que aparece “ coronada “ por un vértice geodésico del que solamente queda la base de hormigón. Abierta y bella panorámica.

En la cima de Azkua ( 785 m ) nos topamos con las balizas rojiblancas del enlace “ E GR11-GR12 “ o Trekking del Bidasoa y junto a estas caminaremos por la amplia y herbosa loma en dirección Norte mientras ante nosotros, en el horizonte, despunta Larhun ( 900 m ).

La loma gana inclinación paulatinamente y por esta, acompañados en todo momento por las balizas rojiblancas, iniciamos un acusado descenso. Un marcado sendero se dibuja en la herbosa ladera que, dependiendo de la época del año, puede aparecer cubierta por helechos.

La senda discurre por la herbosa loma y termina por adentrarse en un pequeño grupo de árboles, lugar en el que destaca un indicador y paraje en el que nos desviaremos por la izquierda ( SW ) tomando el amplio camino que de inmediato desemboca en otro más notorio, el cual atraviesa perpendicularmente. Continuamos por este hacia la derecha ( N ) aunque no tardaremos en toparnos con un nuevo cruce, lugar en el que decidimos seguir descendiendo por el camino de la izquierda ( NW ).

El amplio camino acentúa su inclinación mientras desciende entre helechos para, en breve, alcanzar una bifurcación. Un poste indicador nos “ invita “ a abandonar el notorio camino para tomar la senda que nace por la izquierda ( NW ) y que pierde altura entre el tupido “ helechal “.

Tras acusado descenso el camino se adentra bajo la espesura del bosque mientras continúa en todo momento escrupulosamente balizado.

No tardaremos en desembocar en una amplia pista que atraviesa perpendicularmente, lugar en el que la atravesaremos para seguir al frente ( N ) por el camino que aparece señalizado por un indicador. Es Azkuko bidea, camino que de inmediato deja a su paso una vivienda mientras continúa en paulatino descenso “ encerrado “ bajo un túnel de vegetación.

Azkuko bidea no tarda en desembocar en la amplia pista que da acceso a la casa Larrabeta, edificio que queda a nuestra derecha ( N ). Apenas caminaremos unos metros por esta pista hacia la izquierda ( S ) ya que un indicador nos invita a abandonarla de inmediato por la derecha ( W ).

Un herboso sendero nos hará desembocar rápidamente en la pista cementada que da acceso a la casa citada anteriormente, vial por el que continuaremos perdiendo altura por la derecha ( NW ). En la primera y cerrada curva hacia la izquierda ( S ) nace un camino al frente ( NW ), al que haremos caso omiso mientras continuamos por piso hormigonado.

No tardaremos en alcanzar un paso canadiense y un portillo que nos cierra el paso. Lo atravesaremos para continuar perdiendo altura al frente ( NW ) mientras vamos dejando a nuestro paso algunos de los caseríos enclavados a las afueras del, ya cercano, casco urbano de Echalar/Etxalar ( 97 m ), localidad en la que entraremos desde su extremo SE. para, tras callejear por esta, terminar desembocando en el aparcamiento en el que dio comienzo este itinerario.


Track del Itinerario


Datos del Itinerario


Echalar/Etxalar. Nuestro itinerario comienza desde el aparcamiento situado en la entrada de la localidad

Comenzamos a caminar por la calle que se adentra en Echalar/Etxalar 

Nada más entrar en el casco urbano de Echalar/Etxalar de inmediato nos topamos con la carreterita que accede al cementerio de la localidad por la derecha. La tomaremos   

La carreterita tomada gana altura en plácido ascenso

No tardaremos en toparnos con una marcada bifurcación. Continuaremos por la derecha

Indicadores en la bifurcación que nos " invitan " a continuar " por la derecha

El estrecho carretil asfaltado por el que abandonamos Echalar/Etxalar deja a su paso bellos y cuidados caserones

Talla de madera en la fachada de una casa de Echalar/Etxalar

La carreterita por la que caminamos alcanza en breve el cementerio de Echalar/Etxalar  

Panel informativo situado junto al cementerio de Echalar/Etxalar

Nada más dejar atrás el cementerio de Echalar/Etxalar nos topamos con un cruce, momento en el que obviaremos la pista que nace por la izquierda para continuar de frente por el carretil asfaltado

A la orilla del camino iremos dejando a nuestro paso varias cruces de piedra ( izda )

Bifurcación. Hacemos caso omiso de las marcas verdes y blancas ( SL ) que señalizan el camino que nace por la derecha en dirección a la ermita de Santa Cruz. Continuaremos al frente por asfalto

Detalle del indicador enclavado en la bifurcación

La carreterita acentúa su inclinación paulatinamente

Alcanzamos una balizada bifurcación. Como señaliza el indicador continuaremos por la derecha

Indicador en la bifurcación

El estrecho carretil asfaltado pierde inclinación para darnos una " tregua "

La carreterita asfaltada alcanza Iturraldeko Borda, caserío junto al que hay una fuente con abrevadero ( izda )

Junto a Iturraldeko Borda abandonamos la carreterita que asciende al frente ( izda ) para tomar el carretil que nace junto a su fachada lateral. Un indicador lo señaliza. Tomado este carretil, haremos caso omiso del vial que desciende al frente ( centro ) para dar acceso a Domekeneko Borda mientras nos desviamos hacia la izquierda por un camino de tierra 

Cruce junto a Iturraldeko Borda. Obviamos el camino que desciende al frente ( dcha ) para continuar hacia la izquierda por un camino de tierra

Un poste indicador señaliza el camino a seguir

De inmediato nuestro camino deja a su paso una calera

Detalle de la calera que dejamos a nuestro paso

Sobre nuestro camino asoma Lakateneko Borda. Continuamos en plácido caminar

Discreta e inapreciable bifurcación en la que haremos caso omiso del camino que desciende por la derecha. Seguimos de frente

En breve nuestro camino vuelve a bifurcarse. Un indicador nos " invita " a continuar en ascenso al frente ( izda )

Las balizas ( izda ) de la Senda PR NA-12 señalizan en todo momento el camino a seguir

Frain ( centro ), cuyas antenas lo delatan, despunta cercano mientras que en el valle destaca el barrio de Urritzokieta ( Echalar/Etxalar )

Ante nosotros destaca la poco prominente cumbre de Azkuko Gaina ( centro ), una de las cimas a visitar en este itinerario

El camino vuelve a acentuar su inclinación

Nuestro camino alcanza la parte alta de una agradable loma, lugar en el que nuevamente vuelve a perder inclinación

El camino ( izda ) alcanza un cruce, lugar en el que podemos " desviarnos " por la izquierda ( derecha en la foto ) hacia la rocosa " cimita " de Lakateneko Bizkarra. Lo hacemos y para ello tomamos el herboso camino que da acceso a Arotzeneko Borda 

Un portillo nos cierra el paso. Lo salvaremos por el " paso " ( dcha ) colocado para tal efecto  

El camino traza una cerrada curva para continuar por la derecha hacia la cercana Arotzeneko Borda. En dicha curva lo abandonaremos para continuar al frente, sin camino definido, en direción a la rocosa Lakateneko Bizkarra

De inmediato alcanzamos la base de la rocosa cima de Lakateneko Bizkarra

Dependiendo de la época del año, la frondosa vegetación puede dificultar nuestro acceso a la base de la rocosa cumbre de Lakateneko Bizkarra

Una sencilla " trepada " nos facilita el acceso a la cumbre de Lakateneko Bizkarra

Salida a la cima de Lakateneko Bizkarra

Cima de Lakateneko Bizkarra

Tras un sencillo " destrepe " volvemos a alcanzar la base de Lakateneko Bizkarra. En época estival los helechos lo cubren todo

Retomamos el herboso camino que vuelve a dar alcance al portillo que anteriormente atravesamos en nuestro empeño de " coronar " la cima de Lakateneko Bizkarra

Tras salvar el portillo que da acceso a Arotzeneko Borda volvemos a desembocar en el camino por el que anteriormente ascendimos desde Echalar/Etxalar. Continuamos por este hacia la izquierda 

El camino gana altura en agradable ascenso

Las balizas de PR ( dcha ) señalizan en todo momento el camino a seguir

Larhun asoma en el horizonte despuntando sobre los prados que nos rodean

Unos pocos metros antes de que nuestro camino de alcance al collado de Soalar ya divisamos la cima de Kokori ( dcha ), otra de las cumbres a visitar en este itinerario

Desembocamos en el collado de Soalar, estratégica bifurcación en la que confluyen varios caminos  

En el estratégico collado de Soalar haremos caso omiso de los dos caminos que nacen por nuestra izquierda

Desde el collado de Soalar tomaremos el camino que nace por la derecha. Al fondo asoma Arretxeko Borda ( centro ), por la que pasaremos en breve  
 
Paulatinamente el camino se torna más herboso mientras discurre en tendido e inapreciable descenso
 
Nuestro camino aparece flanqueado por robles 

Una " fuente natural " mana a la orilla de la pista 

Sobre nuestro camino dejaremos a nuestro paso una borda

Desde el camino por el que transitamos nace por la izquierda ( derecha en al foto ) el acceso a la borda que dejaremos a nuestro paso

El camino discurre en todo momento muy notorio

Nos topamos con un cruce, momento en el que hacemos caso omiso del camino que nace por la izquierda mientras continuamos de frente por la pista principal

Mirada atrás. Sobre nuestro camino discurre la alargada loma por la que posteriormente discurriremos

El camino gana altura en paulatino ascenso

Ibardin ( izda ), Larhun ( centro ) e Ibantelli ( dcha ) destacan en el horizonte

Nuestro camino nuevamente alcanza una bifurcación, momento en el que lo abandonaremos para tomar el camino que nace por la izquierda 

Bifurcación en la que tomaremos el camino que nace por nuestra izquierda ( derecha en la foto )

El camino tomado, Perukiñeneko Ardibordako Bidea, gana altura llevando un pinar a la izquierda ( derecha en al foto )

Perukiñeneko Ardibordako Bidea gana altura en paulatino ascenso

Sobre el camino dejaremos a nuestro paso un prado

En la parte alta del prado bajo el que caminamos destaca Arretxeko Borda

Conforme avanzamos el camino parece perder notoriedad

El camino se convierte en sendero  

Caminamos junto a la alambrada que delimita el prado en cuyo interior destaca Arretxeko Borda

En la parte alta del prado, en las inmediaciones de la ya cercana Arretxeko Borda, el sendero vuelve a convertirse en notorio camino 

Nuestro camino alcanza por el exterior la parte alta del prado. Seguimos de frente ( izda )

Entre helechos, el camino se adentra bajo el frondoso bosque de hayas 

Bajo el arbolado el camino gana notoriedad

Desembocamos en un camino que atraviesa perpendicularmente. Continuamos en ascenso por la izquierda 

Este es el camino que recibimos por la derecha

Una vez en el camino que nos atraviesa perpendicularmente continuaremos en ascenso por este

Ganamos altura y ya vemos asomar entre el arboldao la loma por la que en breve caminaremos

Buscamos salir del bosque, momento en el que alcanzamos la loma 

Desembocamos en la herbosa loma a la altura de un pinar

Una vez en la loma, por la izquierda vemos el herboso camino por el que ascenderemos hacia la cima de Kokori aunque antes nos desviaremos por la derecha hacia Azkuko Gaina

Hemos desembocado en la loma a la altura de un redil para el ganado. Nos desviamos por el herboso camino ( centro ) que pierde altura en tendido descenso por nuestra derecha

Mendaur, " escoltado " por Atzurdi Punta ( izda ) y Mendieder ( dcha ), asoma en primer término

El marcado camino por el que perdemos altura discurre entre helechos mientras deja a su paso una alarga línea de palomeras

Sobre nuestro camino asoma cercana la cima de Azkuko Gaina ( centro ), en la que destaca una palomera 

Nuestro camino alcanza el discreto collado de Loita, abierto bajo la cercana cumbre de Azkuko Gaina. Dejamos el herboso camino que asciende de frente ( centro ) para el descenso mientras continuamos ganando altura por la marcada pista 

El punto en el que el camino alcanza la parte alta de un pequeño promontorio será donde abandonaremos la pista por la izquierda en dirección a la cercana palomera  

Desde la parte alta del pequeño promontorio tomaremos el notorio sendero que, entre helechos, nace por la izquierda 

Sin camino definido, y dependiendo de la época del año, caminaremos entre helechos buscando alcanzar la parte alta de la redondeada cumbre de Azkuzko Gaina 

En las inmediaciones de la cima de Azkuko Gaina atravesamos el herboso camino que deja a su paso la línea de palomeras. Al fondo asoma Yanci/Igantzi

Entre helechos no tardaremos en alcanzar la cima de Azkuko Gaina, lugar en el que destaca uno de los mugarris que delimitan los términos de Echalar/Etxalar y Yanci/Igantzi. La letra " E " de Echalar/Etxalar se puede ver en una de sus caras

La letra " Y " de Yanci se aprecia en otra de las caras del mugarri

Cima de Azkuko Gaina con vista a Mendaur, cumbre que despunta sobre la carretera N-121-A ( centro ) que discurre por el fondo del valle 

Cima de Azkuko Gaina con vista a Larhun

Desde la cima de Azkuko Gaina tomaremos el herboso camino que la atraviesa para descender por la derecha mientras damos vista a nuestro próximo objetivo, Kokori ( centro ) 

Atrás queda la cima de Azkuko Gaina 

Perdemos altura en dirección al collado de Loita, cuello que se abre en primer término y sobre el que despunta Kokori 

En el collado de Loita retomamos el herboso camino por el que anteriormente nos desviamos hacia Azkuko Gaina

Volvemos a dejar a nuestro paso el redil para el ganado junto al que anteriormente desembocamos. Ahora continuamos de frente

El notorio camino se " encajona " entre helechos para ganar altura en tendido ascenso

Rápidamente dejaremos atrás la cima de Azkuko Gaina ( centro ), en primer término, sobre la que despuntan en el horizonte las Peñas de Aia

Ascendemos entre helechos dando vista a la cima de Kokori ( centro ), nuestro próximo objetivo

El camino asciende buscando alcanzar la loma por la que caminaremos hacia la izquierda en dirección a Kokori 

Paulatinamente el herboso camino acentúa su inclinación

Una vez alcanzada la loma aprovechamos para disfrutar de la abierta panorámica que esta nos permite. En primer término destaca la recién visitada cima de Azkuko Gaina ( dcha ) mientras que tras esta asoma Yanci/Igantzi y en el horizonte las Peñas de Aia ( dcha ) 

Azkuko Gaina, en primer término, con Yanci/Igantzi ( izda ) y Peñas de Aia ( dcha ) en el horizonte 

Desde la loma de ascenso a Kokori damos vista a Manddale ( izda ), Larhun e Ibantelli ( dcha )

El cordal en el que apenas destaca la poco prominente " cimita " de Menditxorrotx ( centro ) asoma cercano 

La arbolada y rocosa cota de Lakateneko Bizkarra, visitada al comienzo de este itinerario, despunta sobre los prados que rodean a Arotzeneko Borda 

La cima de Kokori ( izda ) asoma en primer término sobre nuestro camino mientras que Azkua ( centro ) y Arranokamaineta ( dcha ) despuntan al fondo

Nuestro herboso camino gana altura en dirección a la cercana cima de Kokori

Desde la herbosa loma por la que ascendemos buscando alcanzar la cima de Kokori echamos una mirada atrás hacia el macizo de Mendaur

No tardamos en desembocar en la amplia y herbosa cima de Kokori, desde la que damos vista a Azkua y tras esta a Arranokamaineta ( dcha )
 
Hito en la cima de Kokori con vista a Zentinela y Peña Plata ( izda )
 
Larhun ( centro ) e Ibantelli ( dcha ) despuntan sobre Echalar/Etxalar 

Desde la cima de Kokori descenderemos hacia el collado homónimo que nos separa de Azkua, amplia cumbre que se extiende ante nosotros

No tardamos en desembocar en el collado Kokori, el cual atravesaremos dando vista a Azkua, cuya cumbre despunta sobre nuestras cabezas

En el collado de Kokori llama nuestra atención, a la derecha del camino y entre helechos, un mugarri

Muga en el collado de Kokori que delimita los términos de Sumbilla y Echalar/Etxalar
 
Muga en el collado de Kokori con la cima del mismo nombre asomando al fondo  

Desde la muga enclavada en el collado de Kokori divisamos el " repecho " que deberemos salvar para " encaramarnos " a la cima de Azkua

En nuestro ascenso hacia Azkua echamos una mirada atrás hacia el collado de Kokori, cuello sobre el que despunta la cima homónima

Ascendemos en fuerte pendiente camino de la cima de Azkua

La base del " desaparecido " vértice geodésico que señaliza la cima de Azkua asoma cercana

Alcanzamos la cima de Azkua, en la que destaca la base del vértice geodésico actualmente " inexistente ". Las marcas de pintura señalizan el camino a seguir para descender hacia Echalar/Etxalar

Arranokamaineta asoma cercano. Hoy no lo visitaremos

En la cima de Azkua con Larhun ( izda ) y Peña Plata ( dcha ) asomando al fondo

Dejamos atrás la cima de Azkua, tras la que despunta el macizo de Mendaur
 
Las balizas señalizan escrupulosamente el camino de descenso hacia Echalar/Etxalar
 
Bajo el cordal por el que iniciamos el descenso hacia Echalar/Etxalar se extiende una profunda barrancada

Un disperso caserío perteneciente a Echalar/Etxalar se extiende bajo las frondosas laderas de Bagolea 

Echalar/Etxalar asoma cercano en el fondo del encajonado valle

Acompañados de las balizas de GR perdemos altura por las herbosas laderas de Azkua dando vista a Echalar/Etxalar, localidad sobre la que despunta Larhun ( dcha )

Las balizas señalizan el herboso sendero por el perdemos altura

La senda discurre entre helechos mientras que en el horizonte despunta Peña Plata

El notorio sendero desciende por la loma dando vista en todo momento a Echalar/Etxalar

Mientras descendemos hacia Echalar/Etxalar echamos una mirada atrás hacia la ya distante cima de Azkua que rápidamente va quedando atrás

La senda por la que descendemos en algunos tramos amenaza con desaparecer aunque las balizas no dan lugar a duda

Nuestro sendero continúa escrupulosamente balizado

Entre helechos, nuestra senda termina por adentrarnos en un pequeño grupo de hayas

Un indicador enclavado bajo el pequeño grupo de hayas señaliza el camino hacia Azkua 

Bajo el pequeño grupo de hayas nuestro camino tuerce hacia la izquierda buscando alcanzar la pista que atraviesa cercana 

No tardamos en desembocar en la pista que atraviesa perpendicularmente. Continuaremos por esta hacia la derecha en descenso

Punto en el que nuestro camino ( dcha ) desemboca en la pista por la que continuaremos descendiendo

Las balizas ( dcha ) continúan acompañándonos en nuestro descenso por el notorio camino

Nuestro camino discurre entre helechos con Larhun ( centro ) despuntando en todo momento en el horizonte

Nos topamos con un cruce, momento en el que deberemos continuar descendiendo por la izquierda 

El camino desciende en todo momento entre helechos mientras acentúa paulatinamente su pendiente

Echalar/Etxalar vuelve a aparecer cercano en el fondo del valle

Nos topamos con un cruce. Un poste indicador señaliza el lugar en el que abandonaremos el camino " pricipal " para continuar descendiendo por el que nace por la izquierda  

Detalle del poste indicador enclavado en la bifurcación

Continuamos descendiendo por una notoria senda 

La marcada senda aparece escrupulosamente balizada mientras continúa su acusado descenso hacia Echalar/Etxalar

Echalar/Etxalar extiende su cuidado caserío en el encajonado valle

Echalar/Etxalar

La balizada senda continúa su descenso entre helechos mientras en primer término apenas destaca la discreta cima de Lakateneko Bizkarra ( centro ), cumbre visitada al comienzo del itinerario 

Lakateneko Bizkarra

En fuerte pendiente, con Echalar/Etxalar asomando en el fondo del valle, nuestro sendero continúa su acusado descenso 

La senda termina por adentrarse en el frondoso bosque

Una vez en el interior del frondoso bosque la senda continúa notoria en todo momento

Las balizas rojiblancas nos " acompañan " en todo momento

Nuestro camino desemboca en una pista que atraviesa perpendicularmente. La cruzamos para continuar al frente 

Punto en el que nuestro camino ( izda ) desemboca en la amplia y marcada pista

El poste indicador señaliza Azkuko bidea, notorio camino por el que continuaremos descendiendo

Azkuko bidea discurre bajo un " túnel " de vegetación

Las balizas ( izda ) de GR señalizan en todo momento Azkuko bidea

Paulatinamente nuestro camino gana notoriedad

Atravesamos un paso canadiense

Azkuko bidea desemboca en una amplia pista que da acceso a la casa Larrabeta ( a la derecha fuera de la foto )

Nuestro camino ( dcha ) deja a su paso la casa Larrabeta

Desde la pista que da acceso a la casa Larrabeta, como indica la baliza ( izda ), abandonaremos esta para tomar el sendero que continúa por la derecha

Perdemos altura por un herboso sendero

La herbosa senda pierde altura buscando alcanzar la pista cementada que asoma al fondo

De inmediato desembocamos en la pista cementada que da acceso a la casa Larrabeta. Continuamos por la derecha

Punto el que la herbosa senda ( dcha ) desemboca en la pista cementada. Continuamos en descenso por esta 

La pista cementada traza una cerrada curva. Continuaremos descendiendo por esta haciendo caso omiso del poco perceptible camino que nace por la derecha

Atravesamos el portillo que cierra la pista cementada por la que venimos descendiendo

Sobre la pista cementada por la que continuaremos descendiendo hacia Echalar/Etxalar dejaremos a nuestro paso la casa Elizaldegaraia

a pista cementada continúa descendiendo " encajonada " entre prados

A nuestro paso dejaremos algunos  de los caseríos situados en las inmediaciones del casco urbano de Echalar/Etxalar

Terminamos desembocando en una marcada bifurcación. Continuamos de frente en dirección al casco urbano de Echalar/Etxalar

Mirada atrás hacia la bifurcación en la que nuestro camino ( centro ) nos ha hecho desembocar

Entramos en Echalar/Etxalar

Bifurcación que da acceso al casco urbano de Echalar/Etxalar. Descendemos por la derecha

Panel informativo en Echalar/Etxalar

Callejeamos por Echalar/Etxalar

A nuestro paso dejaremos la iglesia de Echalar/Etxalar, erigida en honor a Nª Sª de la Asunción

Reloj de sol en la fachada de la iglesia de Echalar/Etxalar

Paneles informativos en Echalar/Etxalar

Continuamos callejeando por Echalar/Etxalar

La iglesia de Echalar/Etxalar destaca entre el cuidado caserío de la localidad

Crucero en Echalar/Etxalar

La iglesia de Echalar/Etxalar es visible desde cualquier punto de la localidad

Terminamos desembocando en la bifurcación por la que ya pasamos al comienzo del itinerario. Continuamos descendiendo por la derecha
 
La calle por la que hemos descendido desemboca en la principal que atraviesa la localidad. Ahora continuamos por la izquierda 
 
Una vez en la calle principal buscamos abandonar la localidad, lugar en el que ya vemos asomar al frente el aparcamiento en el que tenemos estacionado nuestro vehículo
 
Aparcamiento situado a las afueras de Echalar/Etxalar, punto de partida y final de este itinerario

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario