sábado, 24 de julio de 2021

Peña Plata-Zentinela-GaztañarrikoGaina-Lakain-EguzkietakoGaina-Bagobilleta-MadarikoGaina-IdoietakoGaina ( Desde Lizarieta )

El macizo de Arxuria o Peña Plata se sitúa al norte de Navarra, allá donde confluyen las tierras de Cinco Villas/Bortziriak, Xareta y Baztán, allá donde los Pirineos mueren a orillas del Mar Cantábrico. Este modesto macizo conformado por suaves y redondeadas colinas se eleva discretamente, ejerciendo de frontera natural entre dos países, España y Francia, entre dos territorios, Lapurdi y Navarra. La nimia entidad de las numerosas cumbres que lo conforman hace que habitualmente sus cimas pasen completamente desapercibidas para el montañero, siendo el emblemático Arxuria o Peña Plata ( 758 m ), cima que da nombre al macizo, su cumbre señera.

Atxuria, Arxuria, Aitxuria, Artxuria, Atchuria o Peña Plata ( 758 m ), son numerosos los topónimos utilizados para referirnos a esta destacada cumbre que junto al vecino monte Larhun ( 900 m ), el cercano Alkurrunz ( 934 m ) y las algo más distantes Peñas de Aia, son las elevaciones más “ señaladas “ de entre las montañas situadas a “ orillas del Cantábrico “.  Según parece el nombre de Peña Plata se debe al color blanquecino o grisáceo que desde lejos ofrece su rocosa cresta.

Este paraje fue escenario de una de las últimas derrotas del ejército de Carlos VII en la última Guerra Carlista ( 1872-1876 ).

Como accesos “ montañeros “ más habituales, aunque algo distantes pero no por ello descabellados, resultan los itinerarios que parten desde Echalar/Etxalar ( 100 m ), localidad perteneciente al Valle de Cinco Villas y situada bajo la vertiente sudoccidental del macizo o Urdax ( 95 m ), localidad perteneciente al Valle de Xareta y situada bajo la vertiente oriental del macizo. Esta última localidad fue en su día la opción elegida para realizar un completo itinerario que ya publiqué, “ Peña Plata/Arxuria-Azkar ( Todas las cimas ) Desde Urdax “, y en el que procuré, además de alcanzar la emblemática cumbre de Peña Plata/Arxuria ( 758 m ), pisar todas las cimas que conforman la vertiente oriental del macizo al que da nombre.

Como localidad más cercana que pueda ser utilizada como punto de partida habitual hacia esta cima, destacaríamos Zugarramurdi ( 206 m ), población situada bajo la vertiente nororiental del macizo y sobradamente conocida por su histórico pasado ligado a la brujería. Esta localidad ya me sirvió como punto de partida para realizar una, creo que, interesante ruta circular en la que se “ corona “ esta emblemática cumbre: “ Peña Plata o Arxuria ( Desde Zugarramurdi, el “ Pueblo de las Brujas “ ) ".

Al igual que la cercana localidad de Urdax ( 95 m ), el origen de esta población parece girar en torno al monasterio de San Salvador, ya que Zugarramurdi ( 206 m ) inicialmente debió de ser un poblado de caseríos que, antes de adquirir jurisdicción civil, se edificaron al “ amparo “ del originalmente hospital que fue construido por la orden de San Agustín allá por el siglo X .

Sin embargo, el punto de partida más cómodo y cercano resulta ser el collado de Urbia o Urbiako lepoa ( 433 m ), paso poco transitado que está atravesado por un estrecho carretil asfaltado que comunica la localidad de Zugarramurdi ( 206 m ) con Echalar/Etxalar ( 100 m ) y con el paraje de Orabidea, este último ya en tierras baztanesas. Es, sin lugar a dudas, el acceso recomendado para los menos “ andarines “ o para realizar la ruta con niños: “ Peña Plata o Aixuria-Mendibil-Airagarri ( Desde el collado de Urbia ) “.

Peña Plata/Arxuria ( 758 m ), la necrópolis del collado de Ibañeta ( 512  m), una constante y espectacular panorámica hacia el cercano litoral labortano, además de la “ obligada “ visita a las Cuevas de Zugarramurdi y al Museo de las Brujas, pueden hacer de cualquiera de estos itinerarios una interesante “ excusa “ para acercarnos a estas bellas localidades fronterizas asentadas en el extremo septentrional del territorio navarro y disfrutar de estas, tanto desde el punto de vista histórico, turístico, como montañero.

Otro acceso muy habitual para los que buscan alcanzar la cima de Peña Plata es el collado de Lizarieta ( 442 m ), fronterizo paso de montaña atravesado por la NA-4400, carreterita que enlaza las localidades de Echalar/Etxalar ( 100 m ) en la vertiente sur y Sara/Sare ( 63 m ) en la vertiente norte. Esta opción aunque pueda parecer algo distante resulta muy gratificante, pudiendo visitar, aprovechando la oportunidad, las sobradamente conocidas “ palomeras “ de Echalar/Etxalar además de” cumplimentar “ el itinerario con la “ conquista “ de las numerosas “ cotas “ que ejercen de “ frontera natural “ entre dos países, España y Francia, entre dos territorios, Lapurdi y Navarra.

Esta última opción es la que vamos a utilizar para este itinerario, una ruta en la que, dependiendo del interés o la forma física de cada uno podremos “ coronar “ o no las   diferentes “ cimitas “ que se elevan tímidamente en el entorno de esta altiva cumbre. Esta es mi propuesta, espero que la disfrutéis.

 

Resumen del Itinerario

 

Comenzamos a caminar desde el amplio aparcamiento situado en lo alto del Puerto de Lizarieta ( 442 m ), paso fronterizo atravesado por la NA-4400, carreterita que enlaza las localidades de Echalar/Etxalar ( 100 m ) en la vertiente Sur y Sara/Sare ( 63 m ) en la vertiente Norte.

Tomamos la amplia pista que nace por la derecha ( SE ) para ascender bajo la vertiente oriental de Idoietako Gaina ( 511 m ), cumbre que visitaremos a nuestro regreso.

Dejando varias palomeras a nuestro paso desembocaremos rápidamente en el collado de Xorilepo ( 472 m ), lugar en el que abandonamos la pista y haciendo caso omiso del balizado camino que recibimos por la derecha ( S ), el cual utilizaremos para regresar, continuamos por la herbosa loma por la que en agradable ascenso coronaremos la discreta cota de Usategieta ( 481 m ).

Un corto descenso nos hace alcanzar el collado del mismo nombre, Usategietako lepoa ( 452 m ), desde el que, haciendo caso omiso de la pista, continuaremos ascendiendo en la misma dirección ( E ) para alcanzar la cima de Gaztañarriko Gaina ( 492 m ).

Perdemos altura en dirección opuesta a la de ascenso para atravesar Gaztain lepoa ( 471 m ), collado desde el que alcanzaremos cómodamente la cima de Lakain ( 497 m ).

Descendemos siempre en dirección opuesta a la de ascenso para atravesar el collado Domikusantza ( 472 m ), desde el que, en corto aunque acusado ascenso, alcanzaremos la cima del mismo nombre, Domikusantza ( 499 m ).

Continuamos perdiendo altura hacia el cercano collado de Nabarlatz ( 489 m ), cuello desde el que ascenderemos a la cumbre homónima, Nabarlatsako Gaina ( 524 m ).

Rápido descenso y tras atravesar el estratégico collado de Nabarlatsako lepoa ( 480 m ) volvemos a ganar altura para desembocar en la alargada loma por la que, en tendido ascenso, daremos alcance a la cima de Eguzkietako Gaina ( 529 m ).

Continuamos perdiendo altura hacia el paraje de Bagazelaieta ( 495 m ), lugar en el que atravesaremos una pista para seguir al frente ( E ). No tardamos en alcanzar el poste indicador que señaliza el lugar de Otsobi ( 485 m ), punto en el que tomaremos el camino que, por la derecha ( E ) y tras perder altura, posteriormente inicia un acusado ascenso.

Junto a una borda alcanzamos una amplia pista, por la que seguiremos hacia la izquierda ( N ) un corto tramo ya que, de inmediato y a la altura de un redil, la abandonaremos para ascender por nuestra derecha ( NE ) tomando la estrecha senda que busca alcanzar la base de la pared que defiende la cima de Peña Plata o Arxuria ( 758 m ).

Buscamos el sencillo “ corredor “ que, señalizado con hitos, gana altura en acusado ascenso para terminar por desembocar en la emblemática cumbre Peña Plata o Arxuria ( 758 m ).

Perdemos altura por su balizada vertiente oriental en dirección al  discreto “ colladito “ ( 682 m ) desde el que tomaremos el notorio sendero que desciende por la derecha ( S ) y que posteriormente, tras bifurcarse, discurre bajo la vertiente meridional de Peña Plata o Arxuria ( 758 m ) para desembocar en el collado de Irumuga ( 521 m ).

Seguimos en la misma dirección ( SW ) para, en breve, cruzar una amplia pista que nos atraviesa perpendicularmente. Seguimos de frente ( S ) en tendido ascenso para ganar altura hacia la siguiente cumbre, Zentinela o Centinela ( 676 m ), en la que desembocaremos tras dejar a nuestro paso una señalizada necrópolis.

Descendemos en dirección al prado que se extiende bajo la vertiente meridional de Zentinela o Centinela ( 676 m ) para atravesarlo con la intención de alcanzar la rocosa cima de Bagobilleta ( 627 m ) que despunta no muy lejana.

Tras alcanzarla continuaremos en dirección opuesta a la de ascenso para desembocar rápidamente en el collado de Elordi ( 564 m ), atravesado por la Senda GR-11 y sobre el que despunta la cima de Madariko Gaina ( 587 m ), cumbre que alcanzamos sin dificultad reseñable.

Regresamos nuevamente a la balizada pista para retomar las marcas rojiblancas que ya no abandonaremos hasta alcanzar nuevamente el collado Xorilepo ( 472 m ), por el que pasamos al comienzo del itinerario y desde el que ahora ascenderemos a la cima de Idoietako Gaina ( 511 m ).

En dirección opuesta a la de ascenso perderemos altura por herboso terreno para desembocar rápidamente en el punto de partida, el Puerto de Lizarieta ( 442 m ).

 

Datos del Itinerario

 

Desnivel: 920 m

Tiempo: De 5 h a 7 h

Distancia: 17´20 km aprox.

Fecha de realización: Abril 2021

Inicio: Puerto o collado de Lizarieta

Época recomendada: Todo el año

Cimas: Usategieta ( 481 m ); Gaztañarriko Gaina ( 492 m ); Lakain ( 497 m ); Domikusantza ( 499 m ); Nabarlatsako Gaina ( 524 m ); Eguzkietako Gaina ( 529 m ); Peña Plata o Arxuria ( 758 m ); Zentinela o Centinela ( 676 m ); Bagobilleta ( 627 m ); Madariko Gaina ( 587 m ); Idoietako Gaina ( 511 m )

 

Descripción del Itinerario

 

Este itinerario da comienzo en el amplio aparcamiento situado en lo alto del Puerto de Lizarieta ( 442 m ), paso fronterizo atravesado por la NA-4400, carreterita que enlaza las localidades de Echalar/Etxalar ( 100 m ) en la vertiente Sur y Sara/Sare ( 63 m ) en la vertiente Norte. En nuestro caso, por cercanía, habremos alcanzado el citado aparcamiento desde la bella localidad de Echalar/Etxalar ( 100 m ).

Estacionamos nuestro vehículo en la amplia explanada situada en lo alto del puerto ( 442 m ), a la derecha ( S ) de la carretera, lugar en el que destaca el pequeño edificio que antaño sirvió de aduana.

Desde el citado aparcamiento comenzaremos a caminar por la amplia pista que nace por la derecha ( SE ) y que, en tendido ascenso, deja varias palomeras a su paso mientras discurre bajo la vertiente oriental de Idoietako Gaina ( 511 m ), cumbre que ahora obviaremos para visitarla a nuestro regreso.

No tardaremos en desembocar en el discreto collado de Xorilepo ( 472 m ), cuello en el que abandonamos la siempre monótona pista para, haciendo caso omiso del balizado camino que nace por la derecha ( S ), el cual utilizaremos a nuestro regreso, continuar por la tendida y herbosa loma por la que, en agradable ascenso, coronaremos la discreta cota de Usategieta ( 481 m ). Limitada panorámica debido al arbolado que alcanza su cumbre. Sin señal alguna que la identifique.

En dirección opuesta a la de ascenso iniciamos el corto descenso que nos hará alcanzar rápidamente el collado del mismo nombre, Usategietako lepoa ( 452 m ), lugar en el que, con la llegada del otoño, se colocan las redes para ese ancestral método de caza de paloma. Junto a las palomeras de Sara y algun otro punto de Nafarroa Beherea y Zuberoa, este collado es de los pocos lugares que mantiene este " rito ". En la Península Ibérica es el único lugar que mantiene esta tradición, la cual viene de hace aproximadamente 600 años atrás.

En Usategietako lepoa ( 452 m ) volvemos a alcanzar la pista abandonada anteriormente y la tomamos para, apenas unos pocos metros más adelante y a la altura de la muga nº 46, abandonarla. Un panel informativo destaca en el lugar. Si continuamos unos metros por la citada pista, a su orilla, alcanzaríamos una alta torreta de caza construida en piedra.

Abandonada la pista y haciendo caso omiso del camino que nace por la derecha ( SE ) ascenderemos por la despejada vertiente occidental de Gaztañarriko Gaina ( 492 m ), en cuya cima desembocaremos tras corta pero acusada pendiente. Amplia y despejada cumbre en la que destaca la muga nº 47. Abierta panorámica.

Continuamos nuestro caminar por la loma que gira hacia el Sur y en la que se dibuja un marcado sendero, el cual desciende hacia al cercano cuello de Gaztain lepoa ( 471 m ), el cual nos separa de nuestro próximo objetivo, Lakain ( 491 m ).

La notoria senda atraviesa el citado collado ( 471 m ) para iniciar un corto y cómodo ascenso que termina por hacernos alcanzar la cima de Lakain ( 497 m ). Pequeña y despejada cumbre que aparece coronada por la muga nº 48.

Iniciamos el descenso por la herbosa loma en dirección opuesta a la de ascenso para desembocar rápidamente en el marcado collado de Domikusantz ( 472 m ), lugar en el que destaca un gran poste indicador enclavado a la orilla de la pista que lo atraviesa.

Sin apenas “ pisar “ la citada pista, en corto aunque acusado ascenso, alcanzaremos la discreta cota homónima, Domikusantza ( 499 m ). Amplia y herbosa cima que no tiene señal alguna que la identifique.

Perdemos altura hacia el cercano collado de Nabarlatz ( 489 m ), cuello que también aparece atravesado por la pista y desde el que tomaremos el marcado sendero por el que desembocaremos en la cumbre homónima, Nabarlatsako Gaina ( 524 m ). Amplia y herbosa cima en cuyas inmediaciones, bajo un arbusto, destaca la muga nº 49.

Un rápido descenso, siempre en dirección opuesta a la de ascenso, nos hará atravesar el amplio, herboso, a la vez que estratégico collado de Nabarlatsako lepoa ( 480 m ), cuello en el que destaca un poste indicador que señaliza una encrucijada de caminos. La muga nº 50 aparece enclavada en el lugar.

Hacemos caso omiso de la pista que discurre por nuestra izquierda ( N ) y de cualquiera de los caminos que nacen por la derecha ( S ) mientras iniciamos un corto aunque acusado ascenso por la marcada senda que nos hará desembocar en extremo occidental de la alargada loma cimera de Eguzkietako Gaina ( 529 m ).

Un notorio camino discurre por la herbosa loma iniciando un corto descenso para posteriormente ascender plácidamente dejando a su paso la muga nº 51. Seguimos en la misma dirección para alcanzar el punto más alto de la alargada loma cimera. Unos matorrales destacan en la prácticamente inapreciable cumbre de Eguzkietako Gaina ( 529 m ). Sin señal alguna que la identifique. Limitada panorámica.

El camino gana notoriedad para continuar perdiendo altura hacia el paraje de Bagazelaieta ( 495 m ), lugar en el que dejaremos a nuestro paso la muga nº 52. Un nuevo descenso nos hace alcanzar una amplia pista que atraviesa perpendicularmente, momento en el que la cruzaremos para seguir al frente ( E ) por otra que también aparece perfectamente notoria.

Continuamos en tendido descenso para, tras atravesar una abierta campa herbosa, penetrar en el pinar en el que nuestro camino, a la altura del poste indicador que señaliza el paraje de Otsobi ( 485 m ), se bifurca. Continuamos descendiendo por el camino de la derecha ( E ) para, tras perder altura, atravesar un pequeño riachuelo y antes de iniciar un fuerte ascenso, hacer lo propio con otra pequeña regata.

Ganamos altura por terreno herboso mientras nuestro camino gana notoriedad paulatinamente hasta alcanzar una pista que atraviesa perpendicularmente, lugar en el que a nuestra izquierda ( W ) destaca una borda.

Dejamos a nuestro paso la citada borda mientras continuamos hacia la izquierda ( N ) por la amplia pista aunque solamente lo haremos un corto tramo ya que, de inmediato y a la altura de un redil, la abandonaremos para ascender por nuestra derecha ( NE ) tomando la estrecha senda que paulatinamente se irá “ encerrando “ entre vegetación de monte bajo.

Buscaremos situarnos bajo la base de la pared que defiende la vertiente sudoccidental de Peña Plata o Arxuria ( 758 m ) para intentar buscar el sencillo “ corredor “ que, señalizado con hitos, asciende en acusado ascenso aunque sin dificultad reseñable.

Acompañados en todo momento por los numerosos hitos que balizan la “ vía “ ganaremos altura bajo los escabrosos paredones en los que no resulta dificil encontrar escaladores disfrutando este poco “ transitado “ paraje. Sin excesivas dificultades la senda alcanza terreno abierto para discurrir por terreno herboso bajo el zócalo rocoso que se extiende bajo la cima de Peña Plata ( 758 m ). Los hitos nos encaminan hacia la sencilla y corta “ chimenea “ por la que terminaremos desembocando en la loma cimera a escasos metros de la cumbre de Peña Plata ( 758 m ), visible a nuestra izquierda ( W ) y que alcanzaremos de inmediato. Peña Plata/Arxuria ( 758 m ), un taco geodésico, un buzón y varios hitos de piedras la señalizan. La panorámica es espectacular.

Para el descenso vamos a utilizar la marcada senda que aparece balizada con marcas de pintura de color amarillo que nos hará alcanzar un abierto colladito ( 682 m ) en el que destaca una gran borda en ruinas.

Junto a la citada borda unos hitos de piedras balizan el sendero que nace por la derecha ( S ) y que deberemos tomar para nuestro descenso hacia el collado de Irumuga ( 521 m ).

En breve la citada senda se bifurca, momento en el que abandonaremos la que desciende por la izquierda ( SE ) hacia el collado de Ibañeta ( 512 m ) para tomar la que continúa por la derecha ( SE ) discurriendo bajo la vertiente meridional de Peña Plata ( 758 m ) mientras deja a su paso los mugarris que delimitan los términos del Valle de Baztán y Sara antes de terminar desembocando en el estratégico collado de Irumuga ( 521 m ). En este paraje confluyen los términos del Valle de Baztán, Echalar/Etxalar y Sare/Sara. Como su nombre indica ( Irumuga en euskera significa “ tres mugas “ ) tres mugarris destacan en este abierto collado, uno de ellos es la muga internacional nº 52. 

Continuamos de frente ( S ) tomando un marcado y herboso camino que en breve se verá atravesado perpendicularmente por una amplia pista. Cruzamos esta y comenzamos a ganar altura al frente ( S ) por un notorio camino que paulatinamente se transformará en sendero.

Este asciende camino de la cima de Zentinela ( 676 m ) dejando a su paso una bella necrópolis conformada por numerosos monumentos megalíticos que merece la pena visitar.

Una vez dejada atrás la “ poblada “ necrópolis la senda continúa su tendido ascenso para plácidamente desembocar en la rocosa cumbre de Zentinela o Centinela ( 676 m ). Un viejo buzón junto a otro más reciente adornan la cima. El arbolado que alcanza la cumbre limita en cierta medida la panorámica.

En dirección opuesta a la de ascenso comenzaremos a perder altura por terreno despejado en dirección a la alambrada que delimita el prado que se extiende bajo la vertiente meridional de la cima recién “ conquistada “. Una vez alcanzada esta caminaremos junto a ella hacia la derecha ( W ) hasta alcanzar el “ paso “ que nos permite adentrarnos en el extenso prado.

Lo atravesamos buscando alcanzar el extremo opuesto, lugar en el que un portillo nos permite abandonarlo. Junto a este, fuera del prado, destaca el dolmen de Irazako.   

En principio continuaremos por la derecha ( SW ) junto a la alambrada aunque no tardaremos en abandonarla para seguir en la misma dirección ( SW ) buscando bordear bajo su vertiente septentrional la rocosa cota que aparece ante nosotros.

Desembocamos en un amplio y herboso collado ( 613 m ), en el que también afloran numerosos monumentos megalíticos. Los dejaremos a nuestro paso para continuar ganando altura en plácido ascenso por una “ cerrada “ senda que terminará por hacernos alcanzar la amplia cumbre de Bagobilleta ( 627 m ). Un “ paso “ en la alambrada nos facilita el acceso a la citada cima, lugar en el que destaca un conjunto de grandes rocas, en una de las cuales llama nuestra atención el hito de piedras que señaliza el punto más elevado. Bagobilleta ( 627 m ), un hito, en una de cuyas piedras aparece escrito el nombre del monte en cuestión, la identifica. Abierta panorámica.

Continuaremos en dirección opuesta a la de ascenso mientras descendemos por la herbosa ladera occidental. Desembocamos rápidamente en el collado de Elordi ( 564 m ), atravesado por la Senda GR-11 y sobre el que despunta tímidamente la cima de Madariko Gaina ( 587 m ), nuestro próximo objetivo.

Cruzamos la pista, Irazakuko bidea, que atraviesa el citado collado de Elordi ( 564 m ) para tomar un herboso sendero que evita, discurriendo bajo su vertiente meridional, una herbosa e inapreciable cota  ( 572 m ).

La senda deja a su paso el abierto collado ( 547 m ) abierto entre la citada cota ( 572 m ) y la cima de Madariko Gaina ( 587 m ) para continuar discurriendo bajo la ladera meridional de esta última cumbre.

El sendero deja a su paso una ruinosa borda y termina “ perdiéndose “ entre la cerrada vegetación que “ tapiza “  la vertiente septentrional de Madariko Gaina ( 587 m ), lugar en el que las sendas de ganado nos permiten ganar altura para desembocar en la citada cumbre. Madariko Gaina ( 587 m ), un pequeño taco geodésico y un  hito de piedras la señalizan. Abierta y bella panorámica.

En dirección opuesta a la de ascenso perdemos altura en dirección al abierto collado ( 547 m ) citado anteriormente que nos separa de la cota ( 572 m ) que ahora evitaremos tomando la marcada senda que discurre bajo su vertiente septentrional y que terminará por devolvernos a la pista, Irazakuko bidea, que anteriormente atravesamos a la altura del collado de Elordi ( 564 m ).

Continuamos en plácido descenso por la izquierda ( N ) acompañados en todo momento por las balizas rojiblancas de la Senda GR-11.

No tardaremos en dejar a nuestro paso el poste indicador que señaliza el sendero PR NA-15, camino que continúa por la izquierda ( N ) y que nosotros obviaremos mientras seguimos de frente ( NE ) por Irazakuko bidea.

Nuestro camino pierde altura paulatinamente para terminar dando alcance a una marcada bifurcación, lugar en el que destaca el área de Orainbetasaroi ( 446 m ), conformado por una fuente, mesas para pic-nic y un bunker. Una pista atraviesa perpendicularmente.

Continuamos por la derecha ( NE ) por la amplia y polvorienta pista aunque rápidamente “ tropezaremos “ con un nuevo cruce en el paraje de Orainbeta ( 445 m ). Un poste indicador destaca en el lugar.

Abandonamos la pista por la que veníamos caminando para efectuar un giro de 180º hacia la izquierda ( NW ) mientras continuamos por Maitio bidea.

Las balizas de la Senda GR-11 continúan señalizando nuestro camino, el cual no tarda en dejar a su paso la casa Irisarrigaraia y poco más adelante hace lo propio con la casa Maritoneko Borda.

Nada más dejar atrás esta última casa, una poco visible baliza de la Senda GR-11 nos “ invita “ a abandonar el carretil asfaltado que le da acceso para tomar el camino que nace por la derecha ( NE ) bajo un pabellón ganadero.

Descendemos a atravesar Sansinea Erreka por un bonito puente, momento a partir del cual iniciamos un brutal ascenso hasta alcanzar el paraje de Mugarrimakesbidea, lugar en el que destaca un poste indicador.

Haciendo caso omiso del camino que asciende por la derecha ( N ) hacia Nabarlatsako lepoa ( 480 m ) tomamos el sendero que nace por la izquierda ( SW ) y que discurre perfectamente balizado con las marcas rojiblancas de la Senda GR-11.

En plácido caminar alcanzaremos Lakaingo lepo ( 432 m ), encrucijada de caminos en la que tomaremos el que continúa por la derecha ( N ).

En las inmediaciones de Garaiko Borda nuestro camino vuelve a bifurcarse, momento en el que las balizas nos “ invitan “ a continuar por la izquierda ( W ) dejando bajo este el citado caserón.

Poco más adelante el camino alcanza nuevamente un cruce, punto en el que tomaremos por la derecha ( SW ) el marcado sendero que, en acusado ascenso, alcanza Usategietako Fonda.

Junto al citado local hostelero, actualmente “ cerrado “, nuestro camino tuerce bruscamente hacia la derecha ( NE ) para continuar ganando altura hasta dar alcance a una renovada borda, lugar en el que nuevamente nuestro camino traza una cerrada curva hacia la izquierda ( W ).

El camino paulatinamente se transforma en sendero para, en acusado ascenso, alcanzar nuevamente el collado Xorilepo ( 472 m ), cuello por el que pasamos al comienzo del itinerario y lugar desde el que ahora ascenderemos a la cima de Idoietako Gaina ( 511 m ). Para ello remontamos por la acusada ladera meridional que aparece “ sembrada “ de las  palomeras que iremos dejando a nuestro paso junto al camino.

En fuerte ascenso desembocamos rápidamente en la amplia y herbosa cumbre de Idoietako Gaina ( 511 m ), en la que destaca un pequeño taco geodésico y la muga nº 45. También encontramos un pequeño panel informativo sobre la caza de palomas con red. Abierta panorámica.

Iniciamos el descenso por la herbosa loma en dirección opuesta a la de ascenso para desembocar de inmediato en el lugar en el que dio comienzo este itinerario, el paso fronterizo de Lizarieta ( 442 m ). 


Track del Itinerario


Fotos del Itinerario


Collado de Lizarieta, paso fronterizo entre España y Francia, entre Navarra y Lapurdi, lugar en el que da comienzo este itinerario

Antigua aduana enclavada a orillas de la carretera NA-4400 proveniente de Echalar/Etxalar

Panel en la fachada de la antigua aduana situada en el collado de Lizarieta

Ibantelli (  centro ) despunta sobre el fronterizo collado de Lizarieta

Muga nº 44 en el collado de Lizarieta

Peña Plata, nuestro principal objetivo para este itinerario, visto desde el collado de Lizarieta

Desde el amplio aparcamiento enclavado en lo alto del puerto de Lizarieta tomaremos la amplia y notoria pista que nace bajo la herbosa y redondeada cima de Idoietako Gaina ( dcha ). Un panel informativo y un poste indicador destacan en su comienzo

Detalle del panel informativo situado a la orilla del camino por el que comenzaremos a caminar

Poste indicador enclavado a la orilla de nuestro camino. Señaliza la Senda GR-11

Palomera enclavada a la orilla de nuestro camino con vista hacia Peña Plata

La palomera " Idoikua " queda a nuestro paso

Caminamos por la amplia y marcada pista que discurre bajo la vertiente septentrional de Idoietako Gaina 

No tardamos en alcanzar el collado de Xorilepo

Poste indicador en el collado de Xorilepo, lugar desde el que divisamos Azkua ( izda ) y Mendaur ( dcha )

Detalle del poste indicador enclavado en el collado de Xorilepo

En el collado de Xorilepo obviaremos el balizado sendero que nace al frente, por el cual regresaremos 

En el collado de Xorilepo abandonaremos la pista para continuar por el notorio camino que comienza a ascender por la herbosa loma 

Ascendemos por la herbosa loma de Usategieta

Borda en la loma de Usategieta con vista a Idoietako Gaina ( centro ), cima que asoma en primer término que dejamos para nuestro regreso, mientras que al fondo despuntan las Peñas de Aia 

Amplia y herbosa " cimita " de Usategieta

Desde la cima de Usategieta divisamos Echalar/Etxalar en el fondo del valle mientras que en el horizonte destacan Atzurdi Punta, Mendaur ( centro ) y Mendieder  

Un disperso caserío se extiende en las inmediaciones del collado de Lizarieta mientras que las Peñas de Aia ( dcha ) despuntan en el horizonte

Mirada desde la " cimita " de Usategieta hacia Idoietako Gaina, en primer término, e Ibantelli ( dcha ) 

Desde la " cimita " de Usategieta continuaremos en dirección opuesta a la de ascenso

Por notorio sendero alcanzaremos el collado de Usategieta

Collado de Usategieta, alcanzamos la amplia pista proveniente del collado de Lizarieta que abandonamos anteriormente

Collado de Usategieta, lugar en el que, en época de " pasa " de paloma, se colocan las " conocidas " redes para su caza   

En el collado de Usategieta, lugar en el que destaca una muga y un panel informativo, la amplia pista se bifurca. Haremos caso omiso de esta y de la que nace por la derecha mientras ascendemos de frente

Muga nº 46 enclavada en el collado de Usategieta

Panel informativo enclavado en el collado de Usategieta

Abandonamos la pista en el collado de Usategieta para iniciar un acusado ascenso en busca de la cima de Gaztañarriko Gaina 

Palomera enclavada en las laderas de Gaztañarriko Gaina

En acusado ascenso, ganaremos altura por la herbosa ladera occidental de Gaztañarriko Gaina dejando a nuestro paso algún que otro " mugari " ( izda ) 

Desembocamos en la herbosa cumbre de Gaztañarriko Gaina, herbosa " cimita " en la que aparece la muga nº 47

Dejamos atrás la herbosa cima de Gaztañarriko Gaina, sobre la que despunta Ibantelli ( centro )

En dirección opuesta a la de ascenso continuaremos por la herbosa loma cimera de Gaztañarriko Gaina  mientras que en el horizonte despuntan Zentinela ( izda ), Bagobilleta ( centro ) y Madariko Gaina ( dcha ), cumbres que posteriormente visitaremos

Un notorio sendero pierde altura hacia Gaztain lepoa, collado que nos separa de nuestro próximo objetivo, la cima de Lakain que asoma en primer término

Marcado sendero por el que descendemos de la piramidal " cimita " de Gaztañarriko Gaina

La marcada senda atraviesa Gaztain lepoa con la vista puesta en la cercana cumbre de Lakain ( centro )

Bajo la " cimita " de Lakain el sendero se bifurca. Continuamos de frente en busca de la cumbre  

Entre asfódelos la senda asciende hacia la cercana cima de Lakain

No tardamos en desembocar en la cima de Lakain

La muga nº 48 destaca en la cima de Lakain mientras que en el horizonte destacan Zentinela ( izda ), Bagobilleta ( centro ) y Madariko Gaina ( dcha )

Muga nº 48 enclavada en la cima de Lakain, lugar desde el que damos vista a la redondeada cota de Domikusantza que asoma en primer término y tras la que asoman Nabarlatsako Gaina ( centro ) y Peña Plata 

Descendemos por una herbosa ladera dando vista a la redondeada " cotita " de Domikusantza ( dcha ), nuestro próximo objetivo

Poste indicador enclavado en el collado Domikusantza, abierto bajo la cima del mismo nombre 

Poste indicador en el collado Domikusantza 

Dejamos atrás el collado Domikusantza, sobre el que despunta la cima recién " conquistada " de Lakain

Desde el collado Domikusantza ascenderemos en fuerte pendiente por el marcado sendero que se dibuja en la ladera occidental de la cota del mismo nombre, Domikusantza

Amplia y herbosa cima de Domikusantza con vista a Zentinela ( izda ), Bagobilleta ( centro ) y Madariko Gaina ( dcha )

Mirada hacia Ibantelli, tras el que asoma Larhun, desde la cima de Domikusantza

Desde la discreta " cimita " de Domikusantza descenderemos al collado de Nabarlatz, sobre el que despunta la amplia cumbre de Nabarlatsako Gaina 

Mugarri en la salida a la cima de Nabarlatsako Gaina con vista a Ibantelli ( izda ) y Larhun ( centro )

Amplia y herbosa cumbre de Nabarlatsako Gaina con vista a la campiña gala

Desde la cumbre de Nabarlatsako Gaina es imposible no mirar hacia Peña Plata

En las inmediaciones de la cima de Nabarlatsako Gaina, bajo un pequeño arbusto, destaca una muga

Muga nº 49 en las inmediaciones de la cima de Nabarlatsako Gaina

Muga nº 49

Mirada hacia Peña Plata desde la muga nº 49

Desde la cima de Nabarlatsako Gaina descenderemos en dirección opuesta a la de ascenso camino del collado de Nabarlatsa, sobre el que apenas destaca la cumbre, aparentemente arbolada, de Eguzkietako Gaina y sobre esta, Peña Plata ( centro )

En nuestro descenso hacia el collado de Nabarlatsa no podemos dejar de mirar hacia Larhun 

Collado de Nabarlatsa, lugar en el que la pista se bifurca. Tomaremos la de la derecha, sobre la que despunta Eguzkietako Gaina ( dcha ) 

Un poste indicador ( dcha ), un mugarri ( izda ) y una muga ( centro ) destacan en el collado de Nabarlatsa

Detalle del poste indicador enclavado en el collado de Nabarlatsa

Muga nº 50, situada en el collado de Nabarlatsa

Mirada desde el collado de Nabarlatsa hacia la " cimita " del mismo nombre que acabamos de visitar, Nabarlatsako Gaina 

Muga nº 50, sobre la que despunta nuestro próximo objetivo, Eguzkietako Gaina. Obviaremos los caminos que nacen por la derecha y por la izquierda para tomar la senda que asciende de frente

Un marcado sendero asciende en brutal pendiente

Desde el ascenso hacia Eguzkietako Gaina echamos una mirada atrás hacia la recién visitada cumbre de Nabarlatsako Gaina, de la que nos separa el collado homónimo 

Alcanzamos el extremo occidental de la alargada loma cimera de Eguzkietako Gaina, lugar desde el que damos vista a la cima de Nabarlatsako Gaina, anteriormente visitada. Mendaur ( izda ) despunta en el horizonte

Con Peña Plata despuntando cercana continuaremos caminando por la amplia y herbosa loma cimera de Eguzkietako Gaina

Caminamos por la herbosa loma buscando alcanzar la cercana cima de Eguzkietako Gaina

En nuestro ascenso hacia Eguzkietako Gaina, a nuestra izquierda despuntan Ibantelli ( izda ) y Larhun ( dcha )

Mirada atrás desde nuestro ascenso hacia Eguzkietako Gaina. Ibantelli ( dcha ) y Peñas de Aia ( izda ) despuntan en el horizonte

Junto a nuestro camino aparece la muga nº 51 

Muga nº 51, enclavada en las inmediaciones de la cercana cima de Eguzkietako Gaina, concretamente en su extremo occidental.

El herboso camino deja atrás la muga nº 51( izda )

Junto al camino, a la izquierda, queda la cima de Eguzkietako Gaina mientras que ante nosotros despunta Peña Plata

Nuestro camino gana notoriedad mientras deja atrás la cima de Eguzkietako Gaina

Con Peña Plata despuntando ante nosotros, el camino desciende hacia el paraje de Bagazelaieta

En el paraje de Bagazelaieta dejaremos a nuestro paso la muga nº 52

Desde Bagazelaieta nuestro camino continúa en acusado descenso

Una pista nos atraviesa perpendicularmente en dirección al paraje de Mugarrixurieta ( dcha ). La cruzaremos para continuar al frente por otro marcado camino

El camino tomado continúa en tendido descenso

El camino busca alcanzar el pinar que aparece en primer término

En el interior del pinar, en el paraje de Otsobi, nuestro camino se bifurca. Un poste indicador señaliza la bifurcación

Detalle del poste indicador situado en la bifurcación

En el cruce de camino tomaremos el que desciende por la derecha

Peña Plata despunta en todo momento sobre el camino por el que continuaremos descendiendo

Nuestro camino atraviesa un pequeño riachuelo

De inmediato atraviesa nuestro camino una pequeña regata

El camino, amplio y notorio, asciende en fuerte pendiente

Zentinela ( centro ), cima por la que pasaremos posteriormente, despunta en primer término

La rocosa cumbre de Peña Plata despunta sobre nuestras cabezas

Nos encaminamos hacia una cercana borda

Nuestro camino es atravesado por una pista. Continuamos por esta hacia la izquierda  

La pista tomada deja una borda ( izda ) a su paso

La pista se encajona entre el muro de piedra ( izda ) y la alambrada ( dcha ) que delimitan los prados que dejamos a nuestro paso

Larhun despunta en el horizonte

Abandonamos la pista por la derecha para continuar ganando altura junto a una cercana alambrada en dirección a Peña Plata, cuya imponente cumbre despunta sobre nuestras cabezas

Mientras ascendemos hacia Peña Plata echamos una mirada atrás hacia el cercano caserío de Ainatarbé

Ascendemos junto a la alambrada dejando rápidamente atrás, entre el arbolado, la borda por la que acabamos de pasar. Zentinela ( centro ) despunta cercano

Un herboso y prácticamente inapreciable sendero asciende junto a la alambrada

La senda se " encierra " entre vegetación de monte bajo

El sendero gana notoriedad 

Mientras ascendemos hacia Peña Plata volvemos a echar un mirada atrás para dar vista a Ibantelli ( izda ) y Larhun ( dcha ), cimas entre las que asoma el collado de Ibardin ( centro )  

Buscamos alcanzar la base de la rocosa cumbre de Peña Plata

Mirada hacia Zentinela, cima que destaca en primer término

Desde las inmediaciones de la escabrosa cresta de Peña Plata ( dcha ) damos vista a Larhun ( izda )

La senda pierde inclinación mientras vuelve a " encerrarse " entre la vegetación de monte bajo

Ganamos altura en acusado ascenso en dirección a la pared rocosa

Damos alcance a un notorio " corredor ", algo " sucio " en sus primeros metros, que vamos a utilizar para nuestro ascenso 

Esporádicos hitos balizan el sendero que asciende, sin excesivas dificultades, por el encajonado " corredor "

Ascendemos bajo grandes paredones

Mirada atrás hacia el " corredor " ( centro ) por el que venimos ascendiendo

En el horizonte, en el fondo del valle asoma tímidamente la localidad de Echalar/Etxalar

Echalar/Etxalar

Larhun visto desde las laderas de Peña Plata

Ganamos altura en fuerte pendiente mientras unos escaladores ( izda ) se preparan para iniciar su " particular " ascenso del Pilar Sur 

Pilar Sur de Peña Plata

Escaladores en la base del Pilar Sur de Peña Plata

Hito señalizando el herboso sendero por el que continuamos ascendiendo

Desde el ascenso hacia Peña Plata disfrutamos de la panorámica hacia el valle, sobre el que despunta Ibantelli ( dcha ) 

Los hitos son más numerosos conforme ganamos altura

La estrecha senda discurre bajo los escabrosos paredones que defienden la vertiente meridional de Peña Plata

Los hitos señalizan el sencillo " corredor " ( izda ) que da acceso a la cima de Peña Plata

Corredor de acceso a la cima de Peña Plata que aparece balizado con hitos

Una vez alcanzada la parte alta del " corredor " echamos una mirada hacia este

Prácticamente en la cima de Peña Plata, los hitos señalizan la salida del " corredor " que hemos utilizado en nuestro ascenso

La cima de Peña Plata asoma a escasos metros de la salida del " corredor "

Alcanzamos de inmediato la cima de Peña Plata, coronada por un hito de piedras que aparece " escoltado " por Peñas de Aia ( izda ) y Larhun ( dcha )

Hito de piedras, buzón y placa en la cima de Peña Plata

Detalle de la placa enclavada en la cima de Peña Plata

Hito en la cima de Peña Plata, tras el que asoman Mendaur ( izda ) y Peñas de Aia ( dcha )

Desde el hito cimero de Peña Plata divisamos, en el fondo del valle, la localidad de Echalar/Etxalar

Con Ibantelli ( dcha ) asomando en primer término y Peñas de Aia ( centro ) en el horizonte continuamos por la herbosa loma cimera de Peña Plata hacia su extremo oriental

En el extremo oriental de la loma cimera de Peña Plata destaca un pequeño taco geodésico y un buzón montañero. En primer término asoma la cima de Ibantelli ( dcha ) con Peñas de Aia ( centro ) al fondo

El taco geodésico y el buzón montañero están situados en el extremo oriental de la loma cimera de Peña Plata, a escasos metros del hito cimero

Detalle del buzón montañero y el taco geodésico situados en el extremo oriental de la loma cimera de Peña Plata

Desde el extremo oriental de la cima de Peña Plata divisamos en primer término nuestro próximo objetivo, la cima de Zentinela ( izda ), mientras que en el fondo del valle asoma Echalar/Etxalar

Desde el taco geodésico y el buzón montañero situados en el extremo oriental de la loma cimera de Peña Plata regresaremos hacia el cercano hito que señaliza su cima mientras que en el valle asoma Zugarramurdi ( izda )

Zugarramurdi visto desde la cima de Peña Plata

Mirada hacia Larhun ( izda ) desde la cima de Peña Plata, cumbre bajo la que se extiende Sara y su disperso caserío

Desde la cima de Peña Plata, dando vista a Zugarramurdi ( izda ), iniciamos el descenso por el balizado sendero. Varios hitos lo balizan ( dcha ) 

Atrás queda la cima de Peña Plata

En nuestro descenso, a nuestro paso quedan los hitos que balizan la salida del " corredor " utilizado en nuestro ascenso

Perdemos rápidamente altura dejando atrás la cima de Peña Plata

Dando vista a Zugarramurdi seguiremos perdiendo altura por el balizado sendero. Una marca de pintura de color amarillo situada en la roca ( dcha ) lo señaliza

Conforme descendemos la herbosa y balizada senda gana notoriedad   

Caminamos por el marcado sendero que discurre por una herbosa ladera 

Nuestro sendero alcanza un amplio y herboso " colladito "  

Unos hitos ( dcha ) señalizan el camino por el que continuamos nuestro descenso

El collado en el que hemos desembocado se abre bajo la rocosa vertiente oriental de Peña Plata, lugar en el que nace un notorio sendero

La marcada senda pierde altura en acusada pendiente

De inmediato la senda tomada se bifurca, momento en el que optamos por continuar hacia la derecha

El sendero por el que continúa nuestro descenso sigue siendo muy notorio

Caminamos bajo la rocosa vertiente meridional de Peña Plata

La senda, dependiendo de la época del año, puede aparecer algo " cerrada " por la vegetación de monte bajo

Nuevamente la senda se bifurca. Continuamos por la izquierda 

El sendero atraviesa una pequeña regata

Con Zentinela ( centro ) asomando en primer término, la senda se torna herbosa para continuar perdiendo altura

Con Ibantelli ( izda ) y Larhun ( dcha ) asomando al fondo, dejamos a nuestro paso varios cromlechs

A la orilla del camino aparece la muga que señaliza la " frontera " entre España y Francia mientras que, apenas unos metros más adelante, aparece la que delimita los términos de Sara y el Valle de Baztán

Muga nº 57, enclavada bajo la vertiente sudoccidental de Peña Plata

Muga que delimita los términos de Sara y el Valle de Baztán. La letra " S " de Sara aparece en la cara visible del mugarri

La " B " de Baztán se aprecia en otra de las " caras " del mugarri

La senda continúa su notorio discurrir mientras que, bajo la visible cumbre de Zentinela ( centro ), ya divisamos el collado de Irumuga

La rocosa cumbre de Peña Plata destaca sobre el notorio sendero por el que continuamos descendiendo

Junto al notorio sendero dejaremos a nuestro paso otro de los mugarris que delimita los términos del Valle de Baztán ( Navarra ) y Sara ( Lapurdi )

La letra " B " de Baztán es visible en una de las caras del mugarri mientras que al fondo destacan Ibantelli ( izda ) y Larhun ( dcha ) 

Un tercer " mugarri ", de los que delimita los términos de Sara y Baztán, aparece a la orilla de nuestro camino

Mugarri con vista a Larhun que dejaremos a nuestro paso a la orilla del sendero. La " B " de Baztán se aprecia en una de sus caras

El sendero por el que venimos descendiendo termina desembocando en el collado de Irumuga. Unas jóvenes " reponen fuerzas " en este estratégico cuello

Tres mugarris destacan en el collado de Irumuga, lugar desde el que damos vista a Larhun ( dcha ), cumbre que asoma en el horizonte. En este cuello confluyen los términos de Echalar/Etxalar, Sara y el Valle de Baztán

En el collado de Irumuga tomaremos el camino, Irazakuko bidea, que continúa al frente en dirección a la visible cumbre de Zentinela ( dcha )

Dejamos atrás el collado de Irumuga, sobre el que despunta Peña Plata

No tardamos en alcanzar una nueva encrucijada de caminos. Cruzamos la pista que atraviesa perpendicularmente para continuar por el camino que nace al frente

El marcado camino gana altura en acusado ascenso

Tras breve ascenso damos alcance a una herbosa explanada, lugar en el que el camino se bifurca. Seguimos de frente

Mientras continuamos ascendiendo echamos una mirada atrás hacia la rocosa cumbre de Peña Plata

En algunos tramos el camino se transforma en notorio sendero

Tras un pequeño " respiro " el camino inicia un acusado aunque corto ascenso

En tendido ascenso nuestro camino vuelve a convertirse en sendero

Conforme ganamos altura iremos disfrutando de una bonita panorámica hacia Peña Plata

Continuamos ganando altura por un herboso camino

Con Peña Plata asomando en el horizonte nuestro sendero deja a su paso los cromlechs de Orizki

Placa que señaliza los cromlechs de Orizki

Continuamos nuestro ascenso y junto al camino aparece el menhir de Orizki

Placa señalizando el menhir de Orizki

Una placa y un indicador de madera señalizan el túmulo de Orizki mientras que Ibantelli ( centro ) y Larhun ( dcha ) despuntan en el horizonte

El sendero por el que continuamos ascendiendo se bifurca. Cualquiera de los dos que aparecen ante nosotros nos permite alcanzar el paraje de Altsoroi

Conforme vamos ganando altura ya vemos aparecer la cima de Zentinela ( centro )

Antes de continuar hacia la cima de Zentinela nos desviaremos ligeramente hacia nuestra izquierda para visitar los cromlechs de Altsoroi

Cromlech de Altsoroi con vista a Azkua ( centro ), cumbre tras la que asoman Mendaur y Mendieder

Cromlech de Altsoroi I

Cromlech de Altsoroi III con vista a Peña Plata. Un indicador de madera lo señaliza

Cromlech de Altsoroi I con vista a Peña Plata. Un indicador de madera lo señaliza

Camino de la cima de Zentinela, cumbre que asoma al fondo, nos topamos con el menhir de Altsoroi I 

Una placa señaliza el menhir de Altsoroi I
 
Una placa y un indicador señalizan el menhir de Altsoroi II

Altsoroi II

Dejamos atrás la necrópolis de Altsoroi para continuar por la herbosa loma camino de la visible cima de Zentinela

En nuestro ascenso hacia Zentinela disfrutamos de una bella panorámica hacia Peña Plata

Camino de Zentinela echamos una mirada hacia Larhun ( izda ) cima que despunta sobre el litoral labortano 

Ganamos altura por una herbosa senda

La notoria senda por la que ascendemos desemboca en la cima de Zentinela que ya asoma cercana  

Un buzón asoma entre las rocas que coronan la cima de Zentinela

Cima de Zentinela. Dos buzones la señalizan

Detalle de la placa colocada en el viejo buzón que señaliza la cima de Zentinela 

Nuevo buzón en la cima de Zentinela

Desde la cima de Zentinela echamos una mirada hacia Azkua ( izda ), cumbre tras la que asoman Mendaur y Mendieder

En dirección opuesta a la de ascenso abandonamos la cima de Zentinela para descender hacia la alambrada que cierra un prado cercano 

Alcanzada la alambrada continuaremos junto a esta por la derecha

No tardamos en dar alcance a un " paso " en la alambrada, el cual facilita nuestro acceso al interior del prado

Atravesaremos el prado en dirección al portillo que asoma en el extremo opuesto

Alcanzamos el portillo que facilita nuestra salida del prado. Al fondo, cercana, asoma nuestro próximo objetivo, la cima de Bagobilleta ( dcha )

Junto al portillo que facilita nuestra salida del prado que acabamos de atravesar llama nuestra atención un placa que señaliza el dolmen de Irazako 

Placa que señaliza el dolmen de Irazako

Dolmen de Irazako, enclavado junto a la alambrada que delimita el prado que acabamos de atravesar

Desde el portillo que ha facilitado nuestra salida del prado continuaremos caminando junto a la alambrada con la vista puesta en Bagobilleta, nuestro próximo objetivo

El sendero por el que nos encaminamos hacia Bagobilleta deja a su paso una cota rocosa que se eleva ligeramente a nuestra izquierda ( centro en la foto ) 

La marcada senda nos permite divisar nuestro próximo objetivo, la cercana cumbre de Bagobilleta

Ascendemos por terreno herboso camino de la cima de Bagobilleta

Con Larhun ( centro ) en el horizonte dejaremos a nuestro paso el cromlech de Orizki I

Camino de Bagobilleta echamos una mirada atrás hacia la cota rocosa que acabamos de bordear, tras la que asoma Zentinela ( izda )

Mientras ganamos altura en busca de la cima de Bagobilleta dejamos a nuestro paso el menhir de Pagolleta

Menhir de Pagolleta

Indicadores señalizan el cromlech y menhir de Pagolleta. Al fondo asoma la cima de Zentinela ( dcha )

Ganamos altura plácidamente por la herbosa ladera oriental de Bagobilleta

Conforme ascendemos el sendero se " cierra " entre la vegetación de monte bajo

Ascendiendo hacia Bagobilleta, a nuestra espalda asoma Zentinela ( izda )

No tardamos en desembocar en la rocosa cima de Bagobilleta

Atravesamos la alambrada que nos permite acceder a la cima de Bagobilleta

De las tres cotas rocosas que asoman ante nosotros, un hito despunta en la central. Es la cima de Bagobilleta

Hito e inscripción en la cima de Bagobilleta con vista a Ibantelli y Larhun ( centro ) 

Desde la cima de Bagobilleta continuaremos descendiendo en dirección opuesta a la de ascenso camino de la cercana y visible cumbre de Madariko Gaina ( centro ), cota que asoma en primer término

Dejamos atrás la rocosa cumbre de Bagobilleta mientras perdemos altura por la herbosa ladera occidental

Perdemos altura por la ladera occidental de Bagobilleta camino del collado de Elordi, cuello que nos separa de nuestro siguiente objetivo, Madariko Gaina ( centro )

En las inmediaciones del collado de Elordi dejaremos a nuestro paso una borda y junto a esta un portillo que facilita nuestra salida del prado

Atravesado el portillo que cierra el prado por el que acabamos de descender de la cima de Bagobilleta alcanzaremos el collado de Elordi, cuello atravesado por una pista señalizada con las balizas de la Senda GR-11y sobre el que destaca la cumbre de Madariko Gaina ( izda )

Poste indicador en el collado de Elordi

Poste indicador en el collado de Elordi

Desde el collado de Elordi un poco notorio sendero bordea por la izquierda una herbosa e irrelevante cota ( dcha ) con la intención de alcanzar la cima de Madariko Gaina ( izda ) que asoma detrás

La senda por la que bordeamos la herbosa cota se transforma en un notorio camino, el cual desemboca en el abierto collado sobre el que despunta la cima de Madariko Gaina. Continuaremos por la senda que asciende por la izquierda en dirección al árbol que asoma en su ladera Sur

La notoria senda discurre por la " quemada " ladera meridional de Madariko Gaina 

El sendero alcanza una ruinosa borda enclavada a su vera

Alcanzada la vertiente sudoccidental de Madariko Gaina continuaremos ganando altura por la marcada senda que se abre paso entre la " quemada " vegetación de monte bajo que la cubre. En otra época del año esta vertiente puede aparecer algo " cerrada "

Conforme ascendemos, la ladera aparece algo menos " cerrada "  

Alcanzamos rápidamente el pequeño taco geodésico y el hito que coronan la cima de Madariko Gaina, lugar desde el que divisamos cercanas las cimas de Bagobilleta ( centro ) y Zentinela ( izda )  

Hito en la cima de Madariko Gaina con vista hacia Echalar/Etxalar, localidad que asoma en el fondo del valle

Echalar/Etxalar

Desde el hito cimero que corona la cima de Madariko Gaina continuaremos por la herbosa loma en dirección opuesta a la de ascenso. Al fondo asoman Bagobilleta ( dcha ), en primer término, Zentinela ( centro ) y Peña Plata ( izda )

Perdemos altura hacia el abierto collado por el que pasamos anteriormente, herboso cuello sobre el que despunta Bagobilleta ( centro ) con Zentinela ( izda ) asomando detrás. Ahora pretendemos bordear por la izquierda la herbosa cota que apenas se aprecia en primer término y que antes bordeamos por la derecha

Una vez en el abierto collado, ahora bordearemos por la izquierda la herbosa cota que antes bordeamos por la derecha. En primer término despunta la " afilada " cima de Zentinela mientras que al fondo asoma Peña Plata  

Dejamos atrás el abierto y herboso collado sobre el que despunta la amplia cima de Madariko Gaina, recién visitada 

El collado Nabarlatsa, por el que pasamos anteriormente, se abre en primer término entre las cimas de Nabarlatsako Gaina ( izda ) y Eguzkietako Gaina ( dcha )

Sobre el collado Nabarlatsa, en el horizonte despunta el litoral labortano

La senda por la que caminamos, muy notoria, deja rápidamente atrás la cima de Madariko Gaina

El marcado sendero busca adentrarse en el bosque que asoma en primer término

Nos encontramos algún pequeño obstáculo en el sendero que se encamina hacia la pista que, proveniente del collado de Elordi, vemos atravesar al frente

La marcada senda atraviesa Egiaundiko erreka

El notorio sendero, tras atravesar Egiaundiko Erreka, se bifurca. Ascenderemos por la derecha 

Tras corto ascenso nuestro sendero desemboca en una amplia pista. Es Irazakuko bidea

Las balizas de la Senda GR-11 aparecen a la orilla de Irazakuko bidea

En Irazakuko bidea también tropezamos con algún " pequeño " obstáculo

A la altura de una borda que asoma a la izquierda de nuestro camino, este se bifurca. Seguiremos de frente ( dcha )

Un poste indicador destaca en la bifurcación. Haremos caso omiso del herboso camino, Arrantzelaiko bidea, que deja una borda a su paso 

Detalle del poste indicador situado en la bifurcación

Irazakuko bidea continúa en plácido discurrir a la sombra del frondoso arbolado

Mientras caminamos por Irazakuko bidea vemos asomar en primer término Ibantelli ( izda ) y Larhun ( centro ) al fondo

Apenas a unos pocos metros de alcanzar una marcada bifurcación dejamos a nuestro paso, a la derecha del camino, el área de esparcimiento de Orainbetasaroi  

Un poste indicador destaca en la bifurcación, lugar en el que optamos por continuar por la derecha

Arrantzelaiko bidea ( dcha ), camino por el que venimos, deja a su paso el área de esparcimiento de Orainbetasaroi

Bifurcación sobre la que despunta la última cima " visitada ", Madariko Gaina, lugar en el que nuestro camino, Arrantzelaiko bidea ( izda ), desemboca en una amplia pista. Continuamos por la derecha ( desde donde está sacada la foto )

La amplia pista en la que hemos desembocado inicia un tendido ascenso mientras que Peña Plata despunta al fondo

No tardamos en alcanzar una señalizada bifurcación. Un poste indicador destaca en ella. Es el paraje de Orainbeta

Detalle del poste indicador enclavado en la bifurcación

En la balizada bifurcación efectuaremos un marcado giro de 180º para continuar por nuestra izquierda ( derecha en al foto ) tomando Maitio bidea

El camino tomado discurre plácidamente mientras da vista a las " cimas fronterizas " por las que pasamos al comienzo de este itinerario 

Nuestro camino inicia un tendido descenso para dejar a nuestro paso la casa Irisarrigaraia. Continuaremos en dirección a la casa Maritoneko Borda ( dcha ) que ya vemos asomar al fondo

Frente a la casa Irrisarigaraia dejaremos a nuestro paso un abrevadero. En caso de necesidad tenemos agua

El camino no tardará en alcanzar la casa Maritoneko Borda

Dejamos atrás Maritoneko Borda, lugar en el que abandonaremos el carretil asfaltado que le da acceso ( izda ) para tomar el camino que nace por la derecha. Una baliza de GR ( a la izquierda del portillo ) indica la dirección a seguir 

El camino tomado deja a su paso el pabellón ganadero aledaño a Maritoneko Borda 

Nuestro camino se bifurca, continuaremos en descenso por la izquierda 

El camino tomado penetra bajo el frondoso bosque

Las balizas de la Senda GR-11 señalizan en todo momento el camino a seguir

Bifurcación, lugar en el que las balizas nos señalizan el camino a seguir. Descendemos por la izquierda 

Un puente nos permita salvar Sansinea Erreka

El camino, muy notorio en todo momento, gana altura en brutal pendiente

Algunos árboles amenazan con caer sobre nuestro camino

Tras fuerte ascenso terminamos desembocando en una balizada bifurcación. Un poste indicador la señaliza. Es el paraje de Mugarrimakesbidea. Continuaremos por la izquierda 

Detalle del poste indicador que señaliza la bifurcación 

En la balizada bifurcación, bajo el poste indicador que la señaliza, tomaremos el sendero que nace por la izquierda ( centro en la foto )

La senda tomada discurre muy marcada en el terreno

Zentinela asoma entre el arbolado 

En la marcada senda, por la que caminamos plácidamente, aparece algún pequeño escollo 

A la vera del camino queda algún viejo tronco  

Mirada hacia Zentinela ( izda ), Bagobilleta ( centro ) y Madariko Gaina ( dcha )

La senda ( izda ) deja a su paso una vieja borda ( dcha )

Borda en ruinoso estado que queda a la derecha del camino

Un gran tronco atraviesa nuestro camino

Nos encontramos un grupo de caballos en nuestro camino 

Yegua con sus potrillos

En algún tramo de sendero podemos observar pequeños desprendimientos 

Las casas Irisarrigaraia y Maritoneko Borda ( izda ), por las que hemos pasado anteriormente, destacan bajo la arbolada cumbre de Zentinela ( centro ) 

Alcanzamos Lakaingo Lepo, paraje en el que un poste indicador señaliza una marcada bifurcación. Continuamos por la derecha

Poste indicador en el paraje de Lakaingo lepo

Las balizas de la Senda GR-11 continúan señalizando el camino a seguir

La senda discurre en algún tramo junto a la alambrada  ( izda ) que tenemos a nuestra izquierda  

Bifurcación, obviamos el camino que asciende por la derecha mientras continuamos en tendido descenso hacia la izquierda 

Una baliza señaliza nuestro camino mientras que bajo este ya asoma Garaiko Borda ( izda )

Garaiko Borda ( izda ) asoma bajo el camino

Talla de madera señalizando la bonita casa de Garaiko Borda

Nuestro sendero se bifurca nuevamente. La baliza pintada en el árbol ( izda ) indica el camino a seguir

Un indicador colocado en un árbol también señaliza el camino a seguir

El sendero por el que ascendemos gana notoriedad  

Las balizas de la Senda GR-11 señalizan en todo momento el camino a seguir

La baliza del árbol ( izda ) nos " invita " a continuar por el camino que tuerce a la izquierda

La estrecha senda continúa su ascenso hacia Usategietako Fonda, edificio que ya asoma entre el arbolado

En fuerte ascenso ganaremos altura hacia Usategietako Fonda

En las inmediaciones de Usategietako Fonda la senda vuelve a bifurcarse, momento en el que, como indica la baliza ( izda ), continuaremos por la derecha

En el punto en el que, en las inmediaciones de Usategietako Fonda, la senda por la que ascendemos traza una cerrada curva destaca un poste indicador 

El camino gana notoriedad buscando alcanzar el edificio que asoma al fondo

Atrás queda Usategietako Fonda, actualmente " cerrada "

De inmediato daremos alcance a un edificio, frente al que destaca una palomera. Nuestro camino se bifurca, momento en el que obviaremos el que sigue de frente ( centro ) para continuar por la izquierda 

Nuestro camino, tras  dejar atrás Usategietako Fonda, traza una cerrada curva de 180º. Continuamos ascendiendo

El camino por el que ascendemos desde Usategietako Fonda se transforma en una notoria senda

Conforme ganamos altura el sendero pierde inclinación permitiéndonos un agradable ascenso 

Nuevamente desembocamos en el collado de Xorilepo, cuello abierto bajo la herbosa cima de Idoietako Gaina ( izda ) por el que ya pasamos al comienzo de este itinerario. Un poste indicador destaca en el lugar

Detalle del poste indicador enclavado en el collado de Xorilepo

Desde el collado de Xorilepo, haciendo caso miso de las balizas de la Senda GR-11.3 ( izda ) que señalizan un marcado sendero, ganamos altura por la herbosa ladera sudoriental de Idoietako Gaina 

Dejamos atrás el collado de Xorilepo

El marcado camino por el que ascendemos hacia la cima de Idoietako Gaina gana altura junto a la línea de palomeras 

En acusado ascenso dejaremos rápidamente atrás el collado de Xorilepo

Desembocamos en la amplia y herbosa cumbre de Idoietako Gaina dando vista a Ibantelli ( dcha )

En la cima de Idoietako Gaina destaca un pequeño taco geodésico y una muga

Desde la cima de Idoietako Gaina divisamos en el valle, bajo la cima de Ibantelli, la localidad de Sara

La localidad de Sara se extiende en primer término mientras que en el horizonte asoma la costa labortana

La costa labortana se extiende en el horizonte

Sara

Muga en la cima de Idoietako Gaina con vista a Ibantelli

Dejamos atrás la muga nº 45 en la amplia cumbre de Idoietako Gaina

Panel informativo situado en la cima de Idoietako Gaina

Detalle del panel informativo situado en la cima de Idoietako Gaina

Desde la cima de Idoietako Gaina continuamos perdiendo altura en dirección opuesta a la de ascenso mientras damos vista al collado de Lizarieta, abierto bajo la altiva cumbre de Ibantelli 

Rápidamente desembocaremos en el collado de Lizarieta, paso fronterizo en el que dio comienzo este itinerario 


No hay comentarios:

Publicar un comentario