viernes, 29 de marzo de 2024

Axkin-Bunogain-Topillaberro ( Circular desde Santesteban/Doneztebe pasando por Elgorriaga )

Despuntando sobre los tejados de la “ capital “ del Valle de Malerreka, Santesteban ( 122 m ), llama nuestra atención la gran antena enclavada en el monte Axkín ( 557 m ), discreta elevación que se desprende bajo la vertiente SE. de Mendaur ( 1131 m ), sin lugar a duda, la cumbre más emblemática del valle.

Esta “ cercanía “ al citado Mendaur ( 1131 m ) hace que Axkín ( 557 m ) pase prácticamente inadvertido ante la mirada de los montañeros que habitualmente, y como es lógico, buscan “ conquistar “ cumbres más “ altivas “ o de más “ renombre “.

Es por esto que Axkín ( 557 m ), si exceptuamos a los “ lugareños “, es un monte prácticamente desconocido en el “ mundillo “ montañero, lo que no la hace desmerecedora de una visita y más si lo utilizamos como “ complemento “ a una posible ascensión al “ gigante “ de la zona “, el anteriormente mencionado Mendaur ( 1131 m ).

 

En la vertiente opuesta al monte Axkín ( 557 m ) se eleva Topillaberro ( 383 m ), otra de las discretas cimitas que destacan sobre el casco urbano de Santesteban ( 122 m ). Si Axkín ( 557 m ) resulta “ desconocido “ para los montañeros, ¿ qué vamos a decir del citado Topillaberro ( 383 m ) ?

Esta más que “ modesta “ elevación, de nombre prácticamente “ inédito “ incluso entre los “ lugareños “, a pesar de no ofrecer excesivo interés montañero pudiera servir también, al igual que Axkín ( 557 m ), como “ complemento “ a las posibles incursiones a desarrollar por los alrededores de Santesteban ( 122 m ).

 

En este corto itinerario “ enlazaremos “ las mencionadas cimas de Axkín ( 557 m ) y Topillaberro ( 383 m ), además de “ coronar “ la de Bunogain ( 494 m ), una corta y sencilla “ trilogía “ en la que, partiendo desde Santesteban ( 122 m ), pasaremos también por Elgorriaga ( 144 m ), otra de las localidades que conforman el Valle de Malerreka. Esta es mi propuesta, espero que la disfrutéis.

 

Santesteban/Doneztebe

 

Antiguamente conocida como Doneztzobe, Leirine, San Esteban y Santesteban de Lerín, esta localidad situada en la vertiente cantábrica de Navarra es considerada como la “ capital “ del Valle de Malerreka. Cuenta con apenas 8´6 km², siendo una de las localidades del Valle con menor extensión. La mayor parte de este “ territorio “ es de suave orografía y se considera el “ llano “más extenso del Valle. Limita al Norte con Sumbilla, al este con el Valle de Bertizarana, al Oeste con Elgorriaga y al sur con Donamaría y Oiz.

Santesteban ( 122  m ) está situada en lo más profundo del Valle de Malerreka, quedando encajonada bajo montes de pequeña entidad que la “ cierran “ por todas sus vertientes. Oteixon ( 685 m ) es la cima más elevada de las cuatro que rodean la población y estando situada al nordeste de la localidad compartiendo terreno con los términos de Sumbilla y Narvarte/Narbarte. Arregi ( 319 m ) se eleva tímidamente al sur de la población y comparte territorio con Legasa e Ibargoiora ( Gaztelu-Donamaría ), siendo la cima de menor altitud de las que “ encierran “ a Santesteban ( 122 m ). Axkín ( 557 m ) se eleva al Norte de la localidad y en ella destaca una gran antena que la hace facilmente reconocible. Sus laderas comparten terreno con Elgorriaga y Sumbilla. Topillaberro ( 383 m ), conocida coloquialmente en la localidad como “ Ameztia “, topónimo que en realidad hace referencia a un paraje más extenso en el que se ubica esta más que discreta elevación. En sus laderas confluyen los términos de Santesteban, Elgorriaga y Oiz.

 

Resumen del Itinerario

 

Comenzamos a caminar desde la Plaza del Mercado de Santesteban ( 122 m ) para cruzar la carretera N-170 y atravesar el puente que salva el cauce del río Ezpelura mientras buscamos continuar por el paseo que discurre paralelo al río Galbaraialde.

No tardaremos en dar alcance al puente de madera que salva su cauce, el cual atravesaremos para adentrarnos entre dos bloques de viviendas, en cuyo extremo opuesto nace un vial asfaltado que, señalizado con las balizas “ rojiblancas “ de la Senda GR-12.1, da acceso a un grupo de casas de reciente construcción.

Superadas estas, el asfalto da paso a un notorio sendero que, escrupulosamente balizado, remonta por la vertiente SE. del monte Axkín ( 557 m ) dejando a su paso numerosas palomeras, así como una gran antena.

El “ señalizado “ camino continúa ganando altura para posteriormente, “ evitando “ la cima de Axkín ( 557 m ), descender hacia el collado de Zumaleku ( 454 m ). En esta bifurcación será donde nosotros nos desviaremos hacia la citada cumbre ( 557 m ), en la que desembocaremos de inmediato y en la que destaca una vieja caseta para vigilancia de incendios.

En dirección opuesta a la de ascenso tomaremos una notoria senda, la que terminará por hacernos alcanzar un amplio camino. Continuamos hacia la izquierda ( S ) buscando “ retomar “ las balizas “ rojiblancas “ abandonadas anteriormente y que, ahora sí, nos harán descender hacia el anteriormente citado collado de Zumaleku ( 454 m ).

Atravesaremos este abierto “ cuello “ ( 454 m ) para remontar de frente ( W ) hacia la discreta “ cimita “ de Bunogain ( 494 m ), la que alcanzaremos tras corto aunque acusado ascenso.

Volvemos a perder altura en dirección opuesta a la utilizada en nuestra subida para descender hacia el collado de Bostorratz ( 440 m ), en el que tomaremos la amplia pista que lo atraviesa y por la que continuaremos hacia la izquierda ( S ) en dirección a Elgorriaga ( 144 m ).

Apenas descenderemos un corto tramo por la citada pista ya que en breve alcanzaremos un cruce, lugar en el que la abandonaremos por la derecha ( NW ) para tomar el amplio camino que posteriormente aparecerá balizado con marcas de pintura “ azules y blancas “.

Estas nos harán alcanzar Elgorriaga ( 144 m ), localidad que atravesaremos para posteriormente abandonarla cruzando el puente medieval que salva el cauce del río Ezkurra. De este modo “ tropezaremos “ con el Camino del Agua, el cual seguiremos por la izquierda ( E ) en dirección a Santesteban ( 122 m ) aunque en breve lo abandonaremos por la derecha ( SE ) para tomar el que asciende en brutal pendiente y que termina por desembocar en Ameztiko bidea a la altura de Indarteko Borda ( 227 m ).

Continuamos por la derecha ( W ) dejando la citada borda a nuestro paso y en breve tomaremos el sendero que nace por la izquierda ( SW ) y que más adelante vuelve a desembocar en Ameztiko bidea, camino que ya no abandonaremos hasta alcanzar la parte alta de la loma desprendida bajo la vertiente occidental de Topillaberro ( 383 m ).

Seguimos hacia la izquierda ( E ), en todo momento por lo alto de la alargada loma, para alcanzar sin apenas darnos cuenta la inapreciable cumbre citada ( 383 m ).

Un rápido descenso por la vertiente oriental de Topillaberro ( 383 m ), en la que se dibuja Antsakoneko bidea, nos permitirá desembocar en una amplia pista hormigonada, por la que continuaremos hacia la izquierda ( NE ) alcanzando de inmediato el punto de partida de este itinerario, la Plaza del Mercado de Santesteban ( 122 m ).      

       

Datos del Itinerario

 

Desnivel: 696 m

Tiempo: De 3 h a 5 h

Distancia: 10´73 km

Inicio: Santesteban/Doneztebe ( Navarra )

Fecha de realización: Marzo 2024

Epoca recomendada: Todo el año 

Cimas: Axkín ( 557 m ); Bunogain ( 494 m ); Topillaberro ( 383 m )

  

Descripción del Itinerario

 

Iniciamos este itinerario en la localidad de Santesteban ( 122 m ), concretamente desde la Plaza del Mercado, en la que un amplio aparcamiento nos permitirá estacionar nuestro vehículo.

Cruzamos la carretera N-170, por la que le hemos dado acceso, para atravesar por la derecha ( E ) el puente que salva el cauce del río Ezpelura mientras buscamos descender en dirección al casco urbano de la “ capital “ del Valle de Malerreka.

En cuanto atravesamos el citado puente deberemos tomar por la izquierda ( N ) el “ paseo “ que discurre paralelo al cauce del río Galbaraialde. Caminamos plácidamente junto a su margen derecha y no tardamos en dar alcance al puente de madera que nos va a permitir cruzarlo.

Una vez en la margen contraria continuamos por la izquierda ( NW ) aunque tan solamente unos pocos metros ya que de inmediato deberemos “ adentrarnos “ entre los dos bloques de viviendas que tenemos a nuestra derecha ( N ). Entre estos, al fondo, nace un carretil asfaltado que aparece balizado con las marcas “ rojiblancas “ de la Senda GR-12.1, junto a las que remontaremos en brutal pendiente dejando a nuestro paso el conjunto de grandes casonas a las que da acceso.

El vial asfaltado muere junto a la última de estas casas, lugar en el que las balizas nos “ invitan “ a tomar el notorio sendero que, en acusado ascenso, se adentra entre el arbolado para, de inmediato, alcanzar un portillo. Lo atravesamos para, ya sin apenas desnivel, continuar discurriendo por el marcado “ pasillo “ que se abre paso en el bosque.

En breve desembocaremos en un amplio camino que cruza perpendicularmente y que da acceso a una finca que asoma cercana a nuestra derecha ( E ), hacia la que nos dirigiremos aunque apenas unos pocos metros ya que de inmediato deberemos abandonarlo para tomar la balizada senda que nace por la izquierda ( N ).

El notorio sendero acentúa nuevamente su inclinación mientras discurre junto al murete de piedra que cierra la finca citada. No tardaremos en alcanzar un pequeño portillo, tras el que deberemos continuar por la izquierda ( NW ) buscando alcanzar un camino más amplio que da acceso a las viejas bordas que asoman a nuestra derecha ( E ).

En breve alcanzamos el citado camino y el portillo que, a nuestra izquierda ( W ), lo cierra. Lo atravesamos para, de inmediato, “ tropezar “ con una pista de tierra que cruza perpendicularmente, por la que seguiremos apenas unos pocos metros hacia la derecha ( NE ) abandonándola en breve por la izquierda ( N ) para tomar la balizada senda que vuelve a adentrarse entre el arbolado.

La senda, notoria y escrupulosamente balizada en todo momento, acentúa nuevamente su inclinación para desembocar en un camino de hierba que vuelve a atravesar perpendicularmente. Continuaremos por este hacia la derecha ( E ) para, de inmediato, pasar a convertirse en un marcado sendero, el cual se bifurca en breve, momento en el que deberemos remontar por la izquierda ( N ) junto a la línea de palomeras que “ siembra “ la loma.

La senda gana altura en acusado ascenso, no tardando en desembocar en una amplia pista que la cruza perpendicularmente. Continuamos por esta hacia la derecha ( N ) hasta alcanzar su punto más elevado, lugar en el que dejaremos una palomera a nuestra derecha ( E ) mientras tomamos por la izquierda ( NW ) la balizada senda.

Las marcas “ rojiblancas “ señalizan escrupulosamente el nítido sendero, el cual sigue remontando junto a la línea de palomeras para terminar desembocando en una borda de cazadores, un “ socorrido “ refugio en caso de necesidad.

El balizado sendero continúa por encima de la citada borda, en todo momento junto a la línea de palomeras, mientras que paulatinamente va ganando notoriedad. Transformado ya en amplio camino no tardaremos en “ tropezar “ con un cruce, lugar en el que haremos caso omiso del que recibimos por la derecha ( E ) mientras seguimos de frente ( NW ).

En breve, a la altura del punto en el que la amplia pista que cruza perpendicularmente traza una cerrada curva, desembocaremos en esta. Continuamos por la derecha ( NE ) para, de inmediato, alcanzar una pequeña explanada herbosa, la que atravesaremos para continuar remontando en acusado ascenso.

El camino pierde paulatinamente entidad y pasa a transformarse en senda, por la que seguiremos ascendiendo hasta que esta “ amenaza “ con ser engullida por la vegetación. Es en este lugar donde deberemos abandonarla para continuar remontado por la derecha ( N ), en todo momento por balizado sendero y junto a la línea de palomeras, hasta terminar desembocando en la gran antena que aparece enclavada en lo alto de la loma desprendida bajo la vertiente SE. de Axkín ( 557 m ).

Una pista hormigonada le da acceso desde la localidad de Elgorriaga ( 144 m ), vial que obviaremos mientras tomamos el camino que, por la derecha ( N ) y en todo momento balizado, busca discurrir por la parte alta de la loma. En breve alcanzamos un notorio cruce, lugar en el que abandonaremos momentáneamente las balizas “ rojiblancas “ que continúan por la izquierda ( W ) mientras tomamos el camino que nace por la derecha ( NE ) y que sigue remontando por lo alto de la loma

Ganamos altura por el notorio y herboso camino que va dejando a su paso la línea de palomeras que se extiende por lo alto de la loma, no tardando en recibir por nuestra izquierda ( S ) el balizado camino obviado anteriormente.

Continuamos ascendiendo de frente ( NW ) por un camino que irá ganando notoriedad paulatinamente y que no tardará en volver a bifurcarse. Las balizas “ rojiblancas “ señalizan el que continúa por la izquierda ( NW ) buscando descender hacia el collado de Zumaleku ( 454 m ) aunque nosotros lo obviaremos para continuar remontando por la derecha ( N ) con la intención de “ coronar “ la cima de Axkín ( 557 m ).

El camino tomado, amplio y herboso, se abre paso entre la vegetación de monte bajo que paulatinamente lo irá “ encerrando “ hasta convertirlo en senda, por la que, sin dificultad reseñable, terminaremos desembocando en la citada cumbre de Axkín ( 557 m ). Una vieja y obsoleta caseta para vigilancia de incendios destaca en el lugar. Limitada panorámica.

Por detrás de la caseta que ocupa la cima de Axkín ( 557 m ), en dirección opuesta a la utilizada en nuestro ascenso, nace una notoria senda, por la que iniciaremos un corto y acusado descenso.

No tardaremos en desembocar en un amplio camino que cruza perpendicularmente, por el que continuaremos hacia la izquierda ( S ) y por el que, en breve, alcanzaremos el cruce en el que volveremos a “ tropezar “ con las balizas “ rojiblancas “ abandonadas anteriormente. Recibimos estas por la izquierda ( SE ) y junto a ellas descenderemos por la derecha ( W ) por el “ empinado “ camino que, dejando la línea de palomeras a su paso, nos permitirá desembocar en el collado de Zumaleku ( 454 m ). Un mugarri que delimita los términos de Elgorriaga y Sumbilla y un dolmen destacan en este abierto cuello.

Una pista que asciende por la izquierda ( S ) desde Elgorriaga ( 144 m ) da acceso a este “ colladito “ ( 454 m ) mientras que otra lo hace por la vertiente opuesta ( N ) desde Sumbilla ( 108 m ).

El collado de Zumaleku ( 454 m ) se abre entre la cima recién visitada de Axkín ( 557 m ) y la de Bunogain ( 494 m ), discreta cota que se eleva frente a nosotros. ( 453 m ) y que será nuestro siguiente objetivo.

Haciendo caso omiso al balizado sendero que la evita por nuestra derecha ( N ) discurriendo bajo su vertiente septentrional camino del collado de Bostorratz ( 440 m ), optamos por remontar de frente ( W ) por la marcada senda que, en brutal ascenso y dejando a su paso la línea de palomeras, desemboca en su cumbre. Bunogain ( 494 m ), una cruz de piedra y un hito, en una de cuyas piedras se puede leer el nombre del monte en cuestión, la señalizan.

Iniciamos el descenso de la cima de Bunogain ( 494 m ) por la ladera opuesta a la empleada en nuestro ascenso, por la que, en un acusada pendiente y en todo momento junto a la línea de palomeras, desembocaremos rápidamente en el collado de Bostorratz ( 440 m ). Una amplia pista lo atraviesa mientras que una cruz de piedra, una renovada borda y una zona de esparcimiento aparecen enclavadas a su vera.

Continuamos por la citada pista hacia la izquierda ( S ) buscando descender hacia Elgorriaga ( 144 m ) aunque en breve tropezaremos con un notorio cruce, lugar en el que la abandonaremos para tomar el amplio y notorio camino que nace por nuestra derecha ( NW ) para dar acceso a una renovada borda.

Dejamos esta a nuestro paso para, de inmediato, “ tropezar “ con un paso canadiense, tras el que nuestro camino se bifurca y punto en el que deberemos obviar los que nacen por la derecha ( NW ) y por la izquierda ( SW ) mientras seguimos de frente ( W ).

Sin apenas desnivel discurriremos plácidamente y no tardamos en dar alcance a otro paso canadiense, tras el que nuestro camino alcanza las balizas “ azules y blancas “ que señalizan el que, por la izquierda ( S ), asciende desde Elgorriaga ( 144 m ). Tomamos este para iniciar un acusado descenso en dirección a la citada localidad ( 144 m ).

El notorio camino dejará a su paso, en el interior de un prado, Igerateko Borda, no tardando en alcanzar la pista cementada que asciende desde Elgorriaga ( 144 m ) para dar acceso a la antena anteriormente visitada. Atravesamos el vial hormigonado para continuar por el camino que nace de frente ( S ).

Este traza de inmediato una cerrada curva hacia la izquierda ( E ), lugar en el que haremos caso omiso del que nace al frente ( S ) mientras continuamos por el “ principal “ ( E ). En los tramos de mayor pendiente nuestro camino aparece hormigonado y junto a este dejaremos a nuestro paso Andutzeko Borda para poco más adelante alcanzar Araneko Erreka, pequeño riachuelo junto al que perderemos altura para dejar a nuestro paso una cruz de piedra.

En breve desembocaremos, ya a las afueras de Elgorriaga ( 144 m ), junto a una zona acondicionada para el descanso, junto a la que atraviesa perpendicularmente una pista cementada.

Continuamos por esta hacia la izquierda ( SE ) y no tardamos en dejar a nuestro paso un antiguo lavadero. Es el lavadero de Altsukoiturri.

Desde este continuaremos en tendido descenso para adentrarnos en el casco urbano de Elgorriaga ( 144 m ) por estrechas y enlosadas callejuelas.

Cruzamos la carretera NA-170, que desde Santesteban se dirige a Leiza, para continuar “ callejeando “ por la población mientras buscamos el puente medieval que salva el río Ezkurra, lugar por el que abandonaremos la localidad.

Atravesado este, tras dejar junto al camino una fuente, caminaremos entre campos dando la espalda a Elgorriaga ( 144 m ). El camino alcanza un portillo de hierro y una marcada bifurcación, punto en el que nos topamos con el Camino del Agua que cruza perpendicularmente y lugar en el que destaca un poste indicador, un panel informativo, un viejo mugarri circular y un abrevadero.

Hacemos caso omiso del camino que continúa por la derecha ( SW ) hacia Ituren ( 156 m ) mientras continuamos por la izquierda en dirección a Santesteban ( 122 m ). No tardaremos en toparnos con un nuevo cruce, lugar en el que abandonaremos el que continúa por la izquierda ( E ) hacia la citada localidad mientras tomamos el que asciende por la derecha ( SE ). Un “ aspa rojiblanca “ destaca al inicio del camino tomado.

Remontamos en acusado ascenso y lo tramos de mayor inclinación aparecen hormigonados. Paulatinamente la pendiente nos va dando una pequeña “ tregua “, no tardando en dejar a nuestro paso un portillo que nos cierra el paso pero que hoy aparece abierto.

Nuestro camino termina desembocando en una pista de tierra más amplia y notoria que cruza perpendicularmente. Es Ameztiko bidea, por el que continuaremos hacia la derecha ( W ) para dejar a nuestro paso la “ blanca “ Indarteko Borda ( 227 m ).

No discurriremos mucho tramo por el citado camino ya que en breve lo abandonaremos por la izquierda ( SW ) tomando el que se adentra bajo el frondoso bosque. Este gana altura muy marcado en el terreno aunque en un corto tramo aparece completamente “ cerrado “ por un grupo de árboles caídos sobre él. Una senda lo evita por la derecha permitiéndonos alcanzarlo nuevamente unos pocos metros por encima.

Continuamos remontando en acusado ascenso y no tardamos en desembocar nuevamente en Ameztiko bidea, amplio camino por el que continuaremos hacia la izquierda ( E ). En agradable pendiente Ameztiko bidea nos permitirá alcanzar la parte alta de la amplia loma desprendida bajo la vertiente occidental de Topillaberro ( 383 m ), nuestro próximo objetivo.

En este lugar nuestro camino se bifurca, momento en el que abandonaremos el que continúa de frente ( SW ) mientras tomamos el que nace por la izquierda ( S ).

De inmediato “ tropezaremos “ con una “ estratégica “ bifurcación, lugar en el que ahora obviaremos los caminos que nacen por la derecha ( SW ) y de frente ( S ) mientras tomamos el que continúa por la izquierda ( E ). Este se abre paso entre el arbolado para, en plácido ascenso y a la sombra del arbolado, discurrir por lo alto de la loma cimera mientras busca alcanzar su punto más elevado, la inapreciable y cerrada cumbre de Topillaberro o Topillaburu ( 383 m ). Discreta cota de nula panorámica. Sin señal alguna que la identifique

En dirección opuesta a la de subida continuamos caminando por el estrecho pero notorio sendero que se dibuja en todo momento en la parte de la loma cimera, por la que atravesaremos esporádicos tramos despejados que nos permitirán una más amplia panorámica.

Nuestro camino alcanza un bello pinar, en el que, junto al tronco del segundo pino que tenemos a nuestra izquierda ( N ), aparece “ semiescondida “ una gran cruz de piedra.

El camino continúa bien marcado por la loma aunque paulatinamente se irá “ cerrando “ en algunos tramos. Sin tomar desvío alguno terminaremos desembocando en una amplia pista cementada proveniente de Santesteban ( 122 m ) que cruza perpendicularmente y que da acceso a Juan Pedroren Borda, renovado caserío que asoma cercano a nuestra derecha ( SW ).

Tomamos la citada pista por la izquierda ( NE ) y no tardamos en desembocar en Santesteban ( 122 m ), concretamente en el aparcamiento enclavado en la Plaza del Mercado, lugar en el que dio comienzo este itinerario.


Track del Itinerario


Fotos del Itinerario


Aparcamiento aledaño a la Plaza del Mercado de Santesteban, lugar en el que podremos estacionar nuestro vehículo

Sobre la Plaza del Mercado de Santesteban despuntan Mendaur y Atzurdi Punta ( dcha ) y Topillaberro ( izda ). Este último será uno de nuetros objetivos para este itinerario

Paneles informativos y poste indicador enclavados en la Plaza del Mercado de Santesteban

Detalle de uno de los paneles informativos enclavado en la Plaza del Mercado de Santesteban

Poste indicador enclavado en la Plaza del Mercado de Santesteban

Detalle de otro de los paneles informativos enclavado en la Plaza del Mercado de Santesteban

Fuente ( dcha ) y " mirador " ( centro ) hacia el río Galbaraialde en las inmediaciones de la Plaza del Mercado de Santesteban

Comenzaremos a caminar desde la Plaza del Mercado de Santesteban cruzando la carretera que atraviesa el puente que salva el cauce del río Ezpelura

Río Ezpelura

Desde el puente que salva el cauce del río Ezpelura damos vista al " mirador " bajo el que se une al río Ezkurra para " transformarse " en el río Galbaraialde

Tomaremos el " paseo " que, señalizado como " Vía Verde " ( poste indicador ), discurre paralelo al río Galbaraialde. Mendaur ( izda ) despunta al fondo

Caminamos junto a la margen derecha del río Galbaraialde

En breve deberemos tomar el camino que nace bajo la casa ( centro ) que aparece entre los dos bloques de viviendas que asoman al otro lado del río  

El " paseo " por el que discurrimos nos permitirá dar alcance al " puente de madera " que salva el cauce del río Galbaraialde

Atravesamos el " puente de madera " que salva el cauce del río Galbaraialde

Topillaberro ( centro ) despunta sobre el río Galbaraialde

Atravesado el " puente de madera " que salva el cauce del río Galbaraialde continuaremos por la izquierda aunque, de inmediato, nos " adentraremos " entre los dos bloques de viviendas que aparecen ante nosotros

Desde los dos bloques de viviendas ( fuera de foto ) nace un carretil asfaltado que aparece balizado como GR ( marcas rojiblancas ). Ascenderemos por este

Desde el vial asfaltado por el que ascendemos damos vista al casco urbano de Santesteban

Ganamos altura en acusado ascenso por el carretil asfaltado que da acceso a diferentes viviendas

El casco urbano de Santesteban queda rápidamente por debajo mientras que en el horizonte despuntan Garmendi ( izda ) y Monaxketa/Bonotxeta ( dcha )

El vial asfaltado alcanza la última de las viviendas a las que da acceso para " morir " sobre esta

En el punto en el que " muere " el vial asfaltado nace un camino. Las balizas " rojiblancas " lo señalizan

El camino se transforma de inmediato en notorio sendero y por este continuaremos en acusado ascenso 

El sendero alcanza en breve un portillo. Lo atravesaremos 

La balizada y notoria senda se abre paso entre el arbolado

Alcanzamos un camino que atraviesa perpendicularmente y por este continuaremos hacia la derecha

El camino tomado alcanza de inmediato un portillo ( dcha ), momento en el que lo abandonaremos para continuar remontando por la izquierda. Las balizas " rojiblancas " señalizan el sendero a seguir   

El sendero gana altura en fuerte pendiente junto al muro de piedra que se extiende a nuestra derecha

En breve alcanzaremos un pequeño portillo ( dcha ), tras el que deberemos abandonar la " compañía " del muro de piedra para continuar por la izquierda como señalizan las balizas " rojiblancas "

La senda, en todo momento escrupulosamente balizada, se dibuja notoria entre el arbolado para desembocar en un camino que cruza perpendicularmente. Continuaremos por este hacia la izquierda

En el camino aparece un portillo, hoy abierto. Lo atravesaremos

Desembocamos en un amplio camino que cruza perpendicularmente. Lo atravesaremos para seguir de frente por el balizado sendero

Las balizas señalizan en todo momento el notorio sendero

Una vez más alcanzaremos un herboso camino que cruza perpendicularmente. Continuamos por este hacia la derecha

Las balizas " rojiblancas " ( izda ) señalizan en todo momento el camino a seguir

La marcada senda se abre paso entre los helechos

Nuestro sendero se bifurca, punto en el que deberemos obviar el que continúa de frente ( dcha ) para rermontar por la izquierda

La senda acentúa nuevamente su inclinación

Numerosas palomeras asoman sobre nuestro camino

El balizado sendero continúa ganando altura muy marcado en el terreno

La balizada senda alcanza terreno despejado para atravesar una pequeña pradera

Desembocamos en una pista que cruza perpendicularmente. Continuamos por esta hacia la derecha como indican las balizas ( centro )

La pista tomada alcanza un pequeño " alto ", lugar en el que deberemos abandonarla para continuar por el balizado sendero que nace por la izquierda

En el punto en el que abandonamos la pista destaca una palomera, tras la que despunta Oteixon 

El balizado sendero continúa su ascenso muy marcado en el terreno

La notoria senda continúa dejando a su paso numerosas palomeras

Nuestro sendero alcanza la pista que, por la izquierda, da acceso a una borda de cazadores ( centro ). Las balizas nos " invitan " a continuar por la derecha

Borda de cazadores

Interior de la borda de cazadores

El notorio sendero continúa ganando altura junto a la línea de palomeras que se extiende por la ladera

El camino gana notoriedad paulatinamente

Nuestro camino remonta sin darnos tregua 

Alcanzamos un cruce, lugar en el que recibimos otro camino por la derecha, el cual obviaremos mientras continuamos de frente ( centro )

Nuestro camino se torna herboso y pierde inclinación 

Desembocamos en una nueva pista que atraviesa perpendicularmente. Continuamos por esta hacia la derecha

La pista tomada alcanza nuevamente la línea de palomeras, sobre la que destaca una antena ( izda )

Desembocamos en una amplia explanada. La atravesaremos para continuar en dirección al notorio camino que continúa al frente ( centro )

Las balizas ( dcha ) señalizan escrupulosamente el camino a seguir

Entre el arbolado asoma Sumbilla

Sumbilla

El camino vuelve a acentuar notablemente su inclinación

En el punto en el que nuestro camino parece " cerrarse " ( izda ) deberemos tomar la balizada senda que remonta por la derecha

Las balizas ( izda ) señalizan escrupulosamente el sendero por el que caminamos

El marcado sendero busca encaminarse hacia la visible antena ( centro )

Mientras remontamos echamos una mirada atrás hacia el macizo de Saioa ( centro ) que aparece completamente nevado

Saioa ( centro ) asoma en el horizonte

La senda se " encierra " entre vegetación de monte bajo

La antena enclavada en la ladera de Axkin asoma cercana sobre nuestro camino

De inmediato daremos alcance a la gran antena

Una pequeña antena aparece junto a la otra gran antena ( derecha fuera de foto ). Una pista cementada les da acceso

Nuestro camino ( dcha ) desemboca en la antena de Axkin

Antena de Axkin

Desde la antena de Axkin haremos caso omiso a la pista cementada ( izda ) que le da acceso para tomar el camino que nace desde esta ( dcha )

Las balizas ( dcha ) " rojiblancas " continúan señalizando el camino a seguir, ahora más notorio

Nuestro camino no tarda en bifurcarse, punto en el que abandonaremos el " balizado " que continúa por la izquierda mientras tomamos el que asciende por la derecha. En breve ambos vuelven a enlazar  

El camino tomado busca discurrir por la parte alta de la loma

Nuestro camino, desde el que damos vista a Mendaur ( izda ), discurre junto a la línea de palomeras que se extiende por la parte alta de la loma

Desde la ladera de Axkin damos vista a Ituren ( izda ) y Zubieta ( centro al fondo ), localidades sobre las que despunta Aintzingurutze ( izda )

Ituren ( izda ) y el barrio de Lasaga ( dcha )

Zubieta

El herboso camino busca " encerrarse " entre la vegetación de monte bajo 

No tardaremos en recibir por la izquierda el balizado camino que hemos abandonado anteriormente. Seguimos de frente

El balizado camino remonta en brutal pendiente por nuestra izquierda ( centro en la foto )

Las balizas ( dcha ) señalizan nuevamente nuestro amplio camino 

Nuestro camino se bifurca nuevamente, lugar en el que abandonaremos el balizado que continúa por la izquierda en dirección al collado de Zumaleku mientras remontamos por la derecha hacia la cima de Axkin

El herboso camino tomado acentúa su inclinación mientras busca alcanzar la cima de Axkin

Aintzingurutze ( centro ) y Topillaberro ( izda ), cima esta última que visitaremos posteriormente, despuntan sobre Ituren ( centro ) y Zubieta ( dcha ) 

Ituren asoma en el valle bajo Aintzingurutze ( centro )

A la orilla de nuestro camino van quedando más palomeras

 Nuestro camino se encierra entre la vegetación de monte bajo que cubre los metros finales hacia la cima de Axkin, en la que asoma una vieja " caseta " que antiguamente era utilizada para la vigilancia contra incendios

Salida a la " cerrada " cima de Axkin

Caseta enclavada en la cima de Axkin. Una flecha nos " invita " a continuar por la derecha

Caseta en la cima de Axkin, tras la que asoma Atzurdi Punta

Por detrás de la caseta enclavada en la cima de Axkin nace una estrecha senda ( centro )

Abandonamos la cima de Axkin adentrándonos entre la vegetación de monte bajo

La notoria senda se abre paso entre la vegetación de monte bajo mientras damos vista a Atzurdi Punta 

El sendero sale a terreno despejado mientras pierde altura en brutal descenso

La senda por la que descendemos desde la cima de Axkin desemboca en un amplio camino que atraviesa perpendicularmente, por el que deberemos continuar hacia la izquierda

El camino en el que hemos desembocado es amplio y notorio

A la orilla del camino dejaremos a nuestro paso unas " viejas " balizas ( dcha )

Desde nuestro camino damos vista a Aintzingurutze ( dcha ), bajo el que asoma Ituren 

Ituren

Desde nuestro camino divisamos cercana la más que discreta " cimita " de Bunogain ( centro ), sobre la que despunta Atzurdi Punta ( dcha )

El camino ha sido " desbrozado " recientemente

Alcanzamos un marcado cruce, lugar en el que " tropezamos " con el balizado camino que anteriormente abandonamos para desviarnos hacia la cima de Axkin. Lo retomamos para descender por la derecha

Las balizas " rojiblancas " señalizan el camino por el que descenderemos en brutal pendiente

El amplio camino deja a su paso nuevamente una línea de palomeras

Junto a la línea de palomeras descenderemos hacia el collado de Zumaleku, cuello que se abre en primer término bajo Bunogain, " cimita " sobre la que despunta Atzurdi Punta 

Alcanzamos de inmediato el collado de Zumaleku, en el que llama nuestra atención un panel informativo que aparece enclavado a la orilla del camino que asciende desde Elgorriaga

Junto a la pista proveniente de Elgorriaga aparece enclavado un panel informativo ( izda ) y una placa ( centro ) que señaliza el dolmen de Zumaleku ( dcha )

Detalle del panel informativo enclavado en el collado de Zumaleku

Detalle de la placa que identifica el dolmen de Zumaleku

Dolmen de Zumaleku, sobre el que despunta Atzurdi Punta

Muy cerca del dolmen de Zumaleku, en la ladera por la que hemos descendido de Axkin, aparece enclavada una muga ( izda ). Tras esta, entre el arbolado, asoma una chabola de cazadores

Chabola de cazadores enclavada en el collado de Zumaleku

Muga en el collado de Zumaleku. Esta delimita los términos de Elgorriaga y Sumbilla

Desde la muga enclavada en el collado de Zumaleku buscaremos encaminarnos hacia la cercana cima de Bunogain ( izda ), sobre la que despunta Atzurdi Punta ( centro )  

En el collado de Zumaleku, situados bajo la cima de Bunogain ( izda ), obviaremos el camino que la evita por la derecha buscando encaminarse hacia el collado de Bostorratz mientras optamos por ascender hacia ella por el marcado sendero ( centro ) que se dibuja en la ladera

Una estrecha pero marcada senda ( dcha ) remonta en brutal pendiente hacia la cima de Bunogain

El sendero por el que ascendemos hacia la cima de Bunogain deja a su paso una línea de palomeras

Últimos metros hacia la cima de Bunogain, en la que desembocaremos junto a la línea de palomeras

Cima de Bunogain. Una cruz de piedra destaca en ella junto a un gran acebo

Cruz de piedra enclavada en la cima de Bunogain

Cima de Bunogain. Un hito, en una de cuyas piedra aparece el nombre del monte en cuestión, la identifica

Hito e inscripción en la cima de Bunogain

Abandonamos la cima de Bunogain, tras la que asoma Axkin ( izda )

Desde la cima de Bunogain un notorio sendero pierde altura en brutal pendiente hacia el collado de Bostorratz ( abajo ), sobre el que despunta Atzurdi Punta ( centro )

Descendemos hacia el collado de Bostorratz discurriendo junto a la alambrada que se extiende a nuestra izquierda

Ixurneko Borda destaca en el collado de Bostorratz

Ixurneko Borda, enclavada en el collado de Bostorratz y junto a la que destaca una gran cruz de piedra

Una talla de madera identifica la borda enclavada en el collado de Bostorratz

Sobre la cruz enclavada en el collado de Bostorratz destaca la empinada ladera occidental de Bunogain, por la que acabamos de descender

En el collado de Bostorratz destaca una zona de esparcimiento

El collado de Bostorratz aparece atravesado por una amplia pista, por la que continuaremos hacia la izquierda ( centro en la foto ) en dirección a Elgorriaga

La pista por la que abandonamos el collado de Bostorratz de inmediato pasa a ser cementada

El vial hormigonado pierde altura en acusada pendiente y no tarda en bifurcarse, momento en el que deberemos abandonarlo para tomar la pista que nace por la derecha

Punto en el que abandonamos la pista cementada por la que venimos descendiendo del collado de Bostorratz para tomar la pista que, por nuestra derecha ( izquierda en la foto ), da acceso a una renovada vivienda 

La pista tomada da acceso a una renovada vivienda aunque nosotros deberemos continuar de frente ( centro ) por el camino que la deja a su paso. Comienza a llover y alguna gota moja el objetivo

Con Atzurdi Punta despuntando sobre nuestro camino y lloviendo tímidamente, damos alcance a un paso canadiense. Tras este, el camino se bifurca, punto en el que optamos por continuar al frente ( centro ) 

El camino tomado discurre sin apenas pendiente

Desde nuestro camino damos vista a Elgorriaga ( abajo ) y Santesteban ( centro )

Santesteban

No tardaremos en " tropezar " con otro paso canadiense, tras el que nuestro camino vuelve a bifurcarse. Descendemos por la izquierda

Tras atravesar el paso canadiense abandonaremos la pista " principal " para tomar el camino que nace por nuestra izquierda

El herboso camino que hemos tomado desciende junto a la alambrada que cierra el prado que se extiende a nuestra izquierda. Al fondo llueve

Igerateko Borda queda a nuestro paso en el interior de un prado

El camino continúa perdiendo altura entre el desnudo arbolado 

Nuestro camino recibe otro por la derecha, al que haremos caso omiso mientras continuamos descendiendo de frente 

Bajo el camino por el que descendemos asoma tímidamente un pequeño edificio

El camino por el que venimos perdiendo altura deja a su paso una borda 

Bajo nuestro camino atraviesa un pequeño riachuelo

Una pequeña regata queda a nuestro paso

Esporádicos hitos ( dcha ) aparecen a la orilla de nuestro camino

La pendiente de nuestro camino se acentúa y pasa a ser cementado

El camino se bifurca, momento en el que obviaremos el que remonta por la izquierda mientras seguimos perdiendo altura de frente ( dcha )

Sobre nuestro camino asoma una renovada vivienda

Nuestro camino alcanza una amplia pista hormigonada que asciende por la derecha desde Elgorriaga para dar acceso a la antena visitada anteriormente y que aparece enclavada bajo la vertiente SE. de Axkin. La cruzamos para seguir por el camino que continúa de frente ( por detrás del coche )  

Cruzamos la pista hormigonada, junto a la que aparece un poste indicador, para seguir al frente ( dcha )

El camino por el que continuaremos descendiendo hacia Elgorriaga aparece balizado con marcas de pintura " azules y blancas " ( dcha )

Nuestro camino, por el que pretendemos descender hacia Elgorriaga, es una de las rutas habituales hacia Mendaur, como así lo indica la inscripción del árbol ( dcha ) 

El camino alcanza un cruce, punto en el que obviaremos el que nace de frente ( dcha ) mientras trazamos una cerrada curva para continuar por la izquierda

Los hitos ( izda ) continúan balizando nuestro camino

Volvemos a " tropezar " con un cruce de caminos, lugar en el que destaca un hito ( dcha ) y punto en el que haremos caso omiso del que nace por la derecha mientras seguimos de frente ( centro )

En los tramos de mayor pendiente el camino pasa a ser cementado

Andutzeko Borda queda a nuestro paso bajo el camino por el que venimos descendiendo

Las balizas ( fuera de foto ) nos " invitan " a tomar la senda que nace por la derecha aunque nosotros la obviaremos para seguir perdiendo altura de frente ( izda )

El cementado camino pierde altura en brutal pendiente

Una cruz de piedra ( izda ) aparece a la orilla de nuestro camino

El camino cementado desemboca a la altura de un área de esparcimiento en un pista hormigonada que cruza perpendicularmente. Continuaremos por esta hacia la izquierda

A la orilla de nuestro camino aparecen las balizas que señalizan la Ruta del Hongo, sendero local ( SL )

La pista hormigonada en la que hemos desembocado se encamina hacia la cercana localidad de Elgorriaga

A la orilla de nuestro camino aparece un antiguo lavadero. Es el lavadero de Altsukoiturri

Panel informativo situado junto al lavadero de Altsukoiturri

Lavadero de Altsukoiturri

Lavadero de Altsukoiturri

Dejamos atrás el lavadero de Altsukoiturri, sobre el que despunta Atzurdi Punta

La pista por la que hemos alcanzado el lavadero de Altsukoiturri se convierte en calle enlosada, por la que nos encaminaremos hacia Elgorriaga

Nos adentramos en el casco urbano de Elgorriaga

Callejeamos por Elgorriaga

Una estrecha callejuela enlosada nos va a servir para alcanzar la carretera NA-170 que atraviesa la localidad de Elgorriaga

Alcanzamos la carretera N-170, vial que cruzaremos para continuar de frente ( centro )

Calle " principal " de Elgorriaga que aparece atravesada por la carretera N-170

Iglesia de Elgorriaga, erigida en honor a San Pedro y enclavada a orillas de la carretera NA-170 que atraviesa la población

La calle por la que atravesamos el casco urbano de Elgorriaga deja a su paso el frontón de la localidad

Frontón de Elgorriaga

Callejeamos por Elgorriaga

Callejeamos por Elgorriaga

El casco urbano de Elgorriaga lo conforman enormes caserones

Buscaremos abandonar el casco urbano de Elgorriaga atravesando el puente medieval que salva el cauce del río Ezkurra

Puente medieval de Elgorriaga sobre el río Ezkurra

Un poste indicador aparece enclavado en el puente medieval que salva el cauce del río Ezkurra

Detalle del poste indicador enclavado en el puente medieval que salva el cauce del río Ezkurra en Elgorriaga

Río Ezkurra a su paso por Elgorriaga

Abandonamos Elgorriaga, localidad sobre la que despuntan Atzurdi Punta ( centro ) y Mendaur ( izda )

Desde el puente medieval que salva el cauce del río Ezkurra en Elgorriaga damos vista a Topillaberro ( centro ), nuestro próximo objetivo

Dejamos atrás el puente medieval que salva el río Ezkurra

Salvado el puente medieval de Elgorriaga dejaremos a nuestro paso una fuente con abrevadero 

Fuente con abrevadero enclavada a las afueras de Elgorriaga

Abandonamos Elgorriaga por el carretil asfaltado que da acceso a las extensas fincas enclavadas a las afueras de la población

Atzurdi Punta ( centro ) y Mendaur ( izda ) despuntan sobre Elgorriaga

Nuestro camino aparece cerrado por un portillo, tras el que " tropezaremos " con una señalizada bifurcación. Alcanzamos el Camino del Agua  

Cruce de caminos que aparece perfectamente señalizado. Un panel informativo ( izda ) y un poste indicador ( centro ) destacan en el lugar. Continuamos por la izquierda en dirección a Santesteban

Detalle del panel informativo que aparece enclavado junto a nuestro camino

Detalle del poste indicador que aparece enclavado junto a nuestro camino

Bajo el poste indicador enclavado en la bifurcación aparece una muga ( dcha ) y a escasos metros un pequeño abrevadero. Continuamos en dirección a Santesteban

El camino tomado se bifurca de inmediato, punto en el que abandonaremos el que continúa por la izquierda hacia Santesteban mientras remontamos por la derecha en acusado ascenso

Mirada hacia Elgorriaga, localidad que acabamos de atravesar y sobre la que despuntan Atzurdi Punta y Mendaur ( izda )

En los tramos de mayor pendiente el camino es cementado

Nuestro camino pierde inclinación paulatinamente y deja a su paso un portillo que hoy aparece abierto

El camino por el que ascendemos desemboca en Ameztiko bidea, amplia pista que atraviesa perpendicularmente y por la que continuaremos hacia la derecha 

Sobre nuestro camino asoma Indarteko Borda

Indarteko Borda

Ameztiko bidea acentúa paulatinamente su pendiente

Indarteko Borda queda rápidamente atrás

Remontamos por Ameztiko bidea dando vista a Mendaur ( centro ) y Atzurdi Punta ( dcha )

En breve alcanzaremos una bifurcación, lugar en el que abandonaremos Ameztiko bidea para continuar remontando por el camino que nace por la izquierda

El camino que hemos tomado aparece muy marcado en el terreno

Apenas habremos discurrido unos metros por el camino cuando este aparece " cerrado " por un árbol caído. Una senda ( dcha ) busca evitar el tramo " cerrado "

Conforme remontamos el camino vuelve a ganar notoriedad

Mendaur ( centro y Atzurdi Punta ( dcha ) despuntan sobre el Balneario de Elgorriaga ( abajo )

Volvemos a desembocar en Ameztiko bidea, camino por el que continuaremos ganando altura por la izquierda

Punto en el que nuestro camino ( izda ) desemboca en Ameztiko bidea ( dcha ). Continuamos remontando por este último

En Ameztiko bidea aparece algún que otro " pequeño obstáculo ", nada que no podamos superar fácilmente

Ameztiko bidea pierde inclinación paulatinamente para permitirnos un plácido discurrir

Nuestro camino, Ameztiko bidea, alcanza la parte alta de la loma, momento en el que lo volveremos a abandonar para continuar hacia la izquierda

El camino tomado se abre paso bajo el desnudo arbolado

Desembocamos en una estratégica bifurcación, lugar en el que obviaremos los caminos que continúan por la derecha y de frente ( centro ) mientras tomamos el que sigue por la izquierda

Nuestro camino continúa discurriendo entre el desnudo bosque mientras vamos dejando a nuestro paso algunas de las numerosas balizas que lo señalizan

El amplio y notorio camino discurre sin apenas pendiente

Caminamos por la parte alta de una amplia loma que aparece totalmente cubierta por el arbolado

Las balizas ( dcha ) señalizan el camino a seguir

El camino se torna herboso mientras busca discurrir por la loma cimera de Topillaberro

El camino por el que discurrimos deja a su paso la " cerrada " cima de Topillaberro ( dcha )

Cima de Topillaberro, el matorral que nace bajo los pinos la cubre en su totalidad

Dejamos atrás la cima de Topillaberro para continuar caminando por lo alto de la loma en dirección opuesta a la utilizada a nuestro ascenso

El camino va perdiendo notoriedad y pasa a convertirse en senda

Desde nuestro camino damos vista a Mendaur ( izda ) y Atzurdi Punta ( dcha )

Nuestro camino busca alcanzar un pinar

En el linde del pinar llama nuestra atención una gran cruz de piedra ( izda )

Cruz de piedra

Tras visitar la cruz de piedra enclavada bajo los pinos retomaremos nuestro camino, el cual discurre por lo alto de la loma que delimita los términos de Elgorriaga ( izda ) y Santesteban ( dcha )  

Algunos pequeños pinos aparecen caídos sobre nuestro camino

El camino inicia un tendido descenso

Desde nuestro camino damos vista a Santesteban, localidad que asoma en primer término y tras la que aparecen Legasa y Narvarte/Narbarte bajo Auza ( centro )

El camino se torna herboso mientras que acentúa paulatinamente su pendiente

Nuestro camino vuelve a ganar notoriedad mientras continúa su acusado descenso

En algunos tramos el camino se transforma en una estrecha senda que amenaza con ser engullida por la vegetación de monte bajo

Amenaza lluvia

El sendero por el que descendemos desemboca en Antsakoneko bidea, herboso camino que atraviesa perpendicularmente y por el que continuaremos hacia la izquierda

Antsakoneko bidea da acceso por la derecha a unas renovadas bordas, opción que desecharemos

Bordas a las que da acceso Antsakoneko bidea

Antsakoneko bidea continúa perdiendo altura mientras vuelve a ganar notoriedad

Nuestro camino no tarda en volver a amenazar con " cerrarse "

Antsakoneko bidea definitivamente se hace más notorio y por este continuaremos al frente  

Sobre nuestro camino, en el interior de un prado, asoma Apezeneko Borda

Antsakoneko bidea se bifurca, punto en el que deberemos continuar de frente

Nuestro camino deja a su paso algunos prados

Antsakoneko bidea se torna cementado

En las inmediaciones de Juanpedroren Borda, caserío que queda enclavado a la derecha ( fuera de foto ), desembocaremos en la pista cementada que le da acceso. Continuamos por la izquierda

Juanpedroren Borda asoma cercano aunque evitaremos encaminarnos hacia este renovado caserío

Desde las inmediaciones de Juanpedroren Borda tomaremos el vial cementado que desciende hacia Santesteban. Comienza a llover y alguna gota cae en mi objetivo

El camino cementado por el que descendemos hacia Santesteban se bifurca, momento en el que obviaremos el que asciende por la izquierda mientras seguimos perdiendo altura de frente 

La torre de la iglesia de Santesteban  ( centro ) destaca sobre los tejados de la localidad

Santesteban asoma cercano

Alcanzamos Santesteban

El camino por el que hemos desembocado en Santesteban, sobre el que despunta Mendaur, discurre junto a la margen izquierda del río Ezpelura ( dcha )

Caserón que dejaremos a nuestro paso al entrar en Santesteban

Desembocamos en el amplio aparcamiento de la Plaza del Mercado, sobre el que despuntan Mendaur y Atzurdi Punta

 Plaza del Mercado de Santesteban, inicio y final de este itinerario sobre la que despunta la última cima visitada en este itinerario, Topillaberro ( centro )

No hay comentarios:

Publicar un comentario