sábado, 17 de abril de 2021

Menditxorrotx-Kokori-Azkua-Arranokamaineta-Barda-Paretazarreta-Paretazar-Aizkolegi-Bagola ( Desde Echalar/Etxalar )

Enclavado en la vertiente septentrional de la Comunidad Foral de Navarra, el macizo de Aizkolegi se alza tímidamente sobre el extremo sudoriental del Valle de Cinco Villas o Bortziriak, el cual lo conforman los municipios de Lesaca/Lesaka, Yanci/Igantzi, Vera de Bidasoa/Bera, Aranaz/Arantza y Echalar/Etxalar.

Con una superficie de 262,1 km² el Valle de Cinco Villas o Bortziriak limita al Norte con Francia, al Este con el Valle de Baztán, al Sur con el Valle de Malerreka y al Oeste con Goizueta y la provincia de Guipuzcoa.

El río Bidasoa atraviesa el Valle de Sur a Norte aunque las localidades que lo conforman, a excepción de Vera de Bidasoa/Bera ( 49 m ), se asientan ligeramente “ alejadas “ de su cauce. Son numerosas las regatas que, descendiendo desde los diferentes macizos montañosos del Valle, vierten sus aguas al citado río

De entre los macizos montañosos que despuntan sobre el Valle de Cinco Villas o Bortziriak destacan sobremanera el de Larhun, Peñas de Aia, Peña Plata, Mendaur y Aizkolegi.

Este último macizo, el de Aizkolegi, es el que “ cierra “ por su vertiente sudoriental el Valle de Cinco Villas o Bortziriak sirviendo de límite natural entre este y el Valle de Malerreka, concretamente con el término de Sumbilla, además de con el Señorío de Bertiz, enclavado en el Valle de Bertizarana.

Buena parte de las numerosas cumbres que conforman el macizo de Aizkolegi despuntan sobre Echalar/Etxalar ( 97 m ), la localidad más oriental de las cinco que conforman el Valle de cinco Villas/Bortziriak.

El macizo de Aizkolegi toma nombre de la cumbre del mismo nombre, Aizkolegi ( 841 m ), punto más elevado del citado macizo que queda enclavada dentro del Parque Natural del Señorío de Bertiz. Dicho Parque Natural fue declarado como tal en el año 1984 y cuenta con una extensión de 2040 ha. que “ pertenecen “ a Oyeregi/Oieregi ( Valle de Bertizarana ).

El Señorío de Bertiz linda al Norte con Echalar/Etxalar, al Este con el Valle de Baztán, al Oeste con el término de Cuatro Pueblos y Bertizarana, Valle al que como he indicado anteriormente pertenece.

La vertiente más meridional del Parque queda bañada por las aguas del río Baztán y es en dicha vertiente, concretamente en el puente que da acceso al Señorío, el lugar en el que confluyen los términos de Baztán y Bertizarana, y el punto en el que al abandonar el primero de los valles citados, dicho río muta su nombre pasando a denominarse Bidasoa.

Las primeras noticias del Señorío de Bertiz datan del año 1392 cuando Pedro Miguel Bertiz fue nombrado Merino Mayor de las Montañas por el rey Carlos III, el noble ( 1361-1425 ). El Señorío permaneció en manos de la familia Bertiz hasta el año 1898 en el que fue adquirido por Dorotea Fernández a cuya muerte fue heredado por su marido don Pedro Ciga Mayo, último propietario particular del Señorío. Este a su muerte, allá por el año 1949, legó la finca al Gobierno de Navarra con la condición de conservarla sin variar sus características y siendo utilizada exclusivamente con fines recreativos, educativos y científicos. Como ya he mencionado anteriormente, en el año 1984 es declarado Parque Natural, existiendo actualmente en su interior un jardín botánico con 126 especies de árboles y plantas de todo el mundo. Dicho jardín está situado en la parte baja del Señorío, siendo el resto de la finca una extraordinaria muestra de bosque atlántico. El punto más elevado del Parque Natural está situado en la cumbre de Aizkolegi ( 841 m ), cima coronada por un palacio de estilo modernista que fue mandado construir por don Pedro Ciga y en el que residía los veranos. A día de hoy dicho palacio aparece en un estado “ lamentable “.

Cabe reseñar que cada año visitan el Parque Natural del Señorío de Bertiz 70000 personas, siendo Oronoz-Mugaire ( 150 m ) el punto habitual de acceso al mismo.

Desde el punto de vista “ montañero “ son numerosos los lugares habitualmente utilizados como lugar de partida para las ascensiones que buscan alcanzar el punto más elevado del Parque, Aizkolegi ( 841 m ).  

Plazazelai ( 536 m ) es, sin lugar a dudas, el punto de partida de la que podemos considerar ruta más “ corta “ de entre las que pretenden alcanzar la cima de Aizkolegi ( 841 m ). Este discreto collado ( 536 m ) es atravesado por la carreterita NA-4453 Mugaire-Orabidea-Otsondo que tomaremos a las afueras de Oronoz-Mugaire ( 150 m ) en dirección a Elizondo ( 202 m ) y que en apenas 8 kilómetros de sinuoso discurrir le da alcance. Hay lugar para estacionar nuestro vehículo.

Teniendo en cuenta el gran número de visitantes que acceden al Señorío de Bertiz desde su entrada “ original “, situada en Oronoz-Mugaire ( 150 m ), creo que este puede ser el punto de partida “ ideal “ para los interesados en alcanzar la cima de Aizkolegi ( 841 m ). El itinerario quizás pudiera resultar algo largo pero si exceptuamos la ruta que parte desde Plazazelai ( 536 m ), este puede considerarse el más “ cómodo “ de los accesos al “ techo “ del Parque.

Las rutas más “ montañeras “ parten desde Echalar/Etxalar ( 93 m ), localidad enclavada en la vertiente septentrional del Parque, desde la que podemos realizar numerosos e interesantes, aunque relativamente “ largos “ itinerarios.

Intentando realizar una “ completa “ ruta circular en la que pretendemos “ coronar “ el conjunto de principales cumbres que conforman el macizo de Aizkolegi, vamos a tomar a Echalar/Etxalar ( 93 m ) como punto de partida para nuestro itinerario. Esta es mi propuesta, espero la disfrutéis.

 

Resumen del Itinerario

 

Este itinerario da comienzo en el aparcamiento situado a la entrada de Echalar/Etxalar ( 97 m ), desde el que nos adentramos en su casco urbano para de inmediato tomar por la derecha ( S ) la calle que da acceso al cementerio de la población. Las balizas del  sendero PR NA-12 señalizan el itinerario a seguir.

Discurrimos por un estrecho carretil asfaltado que abandonaremos a la altura de Iturraldeko Borda, lugar desde el que continuaremos en ascenso ya por amplio y notorio camino.

Las balizas nos acompañan en nuestro ascenso hasta situarnos bajo la vertiente septentrional de Menditxorrotx, primera de las cumbres que “ coronaremos “ tras “ cómodo “ ascenso por su herbosa ladera noroccidental.

Desde la citada cima continuaremos en dirección a la cercana cumbre de Kokori ( 734 m ), cota que alcanzaremos rápidamente.

Tras corto descenso nos toca remontar la acusada y herbosa ladera que, una vez superada, nos hace desembocar en la amplia cumbre de Azkua ( 785 m ), una de las cotas más relevantes del macizo.

Nuevamente nos toca perder altura para posteriormente volver a recuperar desnivel camino de las cimas de Arranokamaineta ( 752 m ), Barda ( 810 m ) y Larrondozar ( 804 m ), tres cumbres que “ pisaremos “ sin apenas esfuerzo.

Caminando en todo momento por lo alto de la alargada loma, daremos alcance a la alambrada que delimita el Señorío de Bertiz y junto a esta continuaremos para dejar a nuestro paso las cimas de Paretazarreta ( 778 m ) y Paretazar ( 802 m ), cumbre esta última desde la que un “ paso “ nos permite acceder al citado Señorío.

En corto ascenso desembocamos en Aizkolegiko Errepidea, amplio camino que, desde el aparcamiento del Parque de Bertiz ( 137 m ), da acceso al Palacio de Aizkolegi.

Atravesamos el citado camino para continuar por un notorio sendero, el cual no tarda en desembocar en el mencionado “ palacio “, edificio actualmente en ruinoso estado que “ corona “ la cima homónima, Aizkolegi ( 841 m ).

Tras disfrutar de la panorámica y de un pequeño descanso retomamos Aizkolegiko Errepidea para descender por este hasta alcanzar una cerrada curva, lugar en el que destaca un gran panel informativo y donde nos desviaremos por la izquierda ( N ) para continuar nuestro descenso.

Buscando alcanzar la cima de Bagolea o Bagola ( 712 m ) no tardamos en volver a dejar el camino, el cual abandonaremos a la altura de una curva para, sin sendero definido, alcanzar lo alto de la  loma. Una vez alcanzada esta, un “ paso “ nos permite abandonar el Señorío de Bertiz para, en cómodo ascenso, “ coronar “ la cima de Bagolea o Bagola ( 712 m ).

Desde esta última cumbre “ recomiendo “ retomar el camino abandonado para continuar el descenso hacia el punto de partida aunque nosotros, viendo que la loma se presenta despejada, decidimos continuar por esta en direción opuesta a la de ascenso, ¡¡¡ error !!!

En principio el descenso es agradable ya que discurre por terreno herboso pero paulatinamente se irá “ cerrando “ haciéndolo bastante “ incómodo “.

Finalmente terminamos por desembocar en una pista y por esta no tardamos en alcanzar el carretil cementado que alcanza la carreterita que comunica Echalar/Etxalar ( 97 m ) con Zugarramurdi ( 206 m ).

Apenas caminamos unos pocos metros por esta ya que de inmediato la abandonaremos por la derecha ( NW ) tomando el balizado camino que termina por desembocar en Antsolokueta, barrio de Echalar/Etxalar ( 97 m ) desde el que daremos alcance al casco urbano de la localidad y posteriormente al aparcamiento en el que dio comienzo este itinerario.  

 

Datos del Itinerario

 

Desnivel: 1075 m

Tiempo: De 6 h a 8 h

Distancia: 20´82 km

Inicio: Echalar/Etxalar ( Cinco Villas/Bortziriak )

Fecha de realización: Diciembre 2020

Época recomendada: Todo el año 

Cimas: Menditxorrotx ( 596 m ); Kokori ( 734 m ); Azkua ( 785 m ); Arranokamaineta ( 752 m ); Barda ( 810 m ); Larrondozar ( 804 m ); Paretazarreta ( 778 m ); Paretazar ( 802 m ); Aizkolegi ( 841 m ); Bagolea o Bagola ( 712 m )

 

Descripción del Itinerario

 

A las afueras de la localidad de Echalar/Etxalar ( 97 m ), sin necesidad de entrar a su casco urbano, nos encontramos con un amplio aparcamiento a la derecha ( SW ) de la carretera NA-4400 que le da acceso.

Desde el citado aparcamiento comenzamos a caminar para, ahora sí, tomar la estrecha carretera que accede a la población aunque de inmediato la abandonaremos por la derecha ( S ) para tomar, en el primer cruce, el estrecho carretil que da acceso al cementerio de la localidad.

Este, de inmediato se bifurca, momento en el que unos indicadores enclavados en el muro de piedra que destaca al frente ( S ) nos “ invitan “ a continuar por la derecha ( W ).

Las balizas verdes y blancas de un sendero local ( SL ) señalizan el camino a la ermita de Santa Cruz mientras que las amarillas y blancas del sendero PR NA-12  señalizan el camino hacia Azkua ( 785 m ), una de las cumbres que pretendemos “ coronar “. 

El estrecho carretil asfaltado no tarda en dejar a su paso el cementerio de Echalar/Etxalar, junto al que vuelve a aparecer un poste indicador señalizando un nuevo cruce. Seguimos de frente ( W ).

A nuestro paso, a la orilla del camino, aparecen cruces de piedra que ornamentan la estrecha carreterita que da acceso al disperso y numeroso caserío perteneciente a esta localidad de Cinco Villas.

Haciendo caso omiso a las diferentes bifurcaciones que nos encontraremos, continuamos caminando en todo momento por asfalto. En uno de estos cruces abandonamos por la derecha ( W ) el camino que, balizado con las marcas verdes y blancas, continúa hacia la ermita de Santa Cruz. Seguimos de frente ( SW ).

En tendido ascenso terminamos por desembocar en una señalizada bifurcación. Un poste indicador señaliza el camino a seguir. Continuamos por la derecha ( W ) para alcanzar rápidamente Iturraldeko Borda, caserío junto al que un nuevo poste indicador nos “ invita “ a abandonar el asfalto por la derecha ( SW ).

Desde el citado caserío, junto a su fachada lateral, nace una estrecha carreterita y un notorio camino. Obviaremos la primera para tomar este último, el cual deja de inmediato a su paso una calera.

No tardamos en volver a toparnos con un nuevo cruce, lugar en el que haremos caso omiso del camino que nace por la derecha ( S ) mientras continuamos en tendido ascenso de frente ( SE ).

Nuestro camino, muy notorio en todo momento, acentúa paulatinamente su inclinación para ganar altura y terminar desembocando en el extremo septentrional de la alargada loma que se desprende desde la cima de Azkua ( 785 m ). A nuestra izquierda ( N ) destaca la discreta y rocosa cota de Lakateneko Bizkarra ( 373 m ), “ cimita “ que hoy obviaremos. Continuamos por la derecha ( SE ) como señaliza un poste indicador.

No tardaremos en volver a toparnos con una primera bifurcación, momento en el que decidimos continuar al frente ( E ) para, en breve, dar alcance a un nuevo cruce, lugar en el que un poste indicador “ invita “ a abandonar el camino para continuar por el más herboso que nace por la derecha ( SE ).

El camino inicia un acusado ascenso por la despejada ladera septentrional de Menditxorrotx ( 596 m ), cota que terminaremos bordeando bajo su vertiente occidental hasta terminar desembocando en el discreto “ colladito “ ( 592 m ) abierto bajo su ladera meridional. Desde este apenas supone esfuerzo alcanzar la cercana cumbre. Menditxorrotx ( 596 m ), pequeña y herbosa “ cimita “ coronada por un hito. Abierta panorámica.

Volvemos al “ colladito “ ( 592 m ) para, acompañados de las balizas amarillas y blancas de PR, continuar en agradable ascenso por el herboso camino que busca alcanzar la siguiente cumbre del cordal y en la que no tardamos en desembocar. Kokori ( 734 m ), amplia y herbosa cumbre en la que destaca un pequeño hito. Bella y abierta panorámica.

Perdemos altura en dirección opuesta a la de ascenso para atravesar el amplio y abierto collado ( 712 m ) que nos separa de Azkua ( 785 m ), tercera cumbre a visitar. Un corto aunque acusado ascenso nos hace alcanzar su cima. Azkua ( 785 m ), amplia y herbosa cumbre que aparece “ coronada “ por un vértice geodésico del que solamente queda la base de hormigón. Abierta y bella panorámica.

En la cima de Azkua ( 785 m ) nos topamos con unas balizas rojiblancas de GR y junto a estas perderemos altura por su ladera sudoriental. Realizamos un fuerte descenso que nos hace desembocar rápidamente en el “ colladito “ ( 705 m ) que nos separa del largo cordal por el que pretendemos alcanzar la cima de Aizkolegi ( 841 m ).

Desde el citado “ cuello “ ( 705 m ) iniciamos un corto ascenso por el estrecho sendero que, dejando a su paso unas palomeras, no tardará en alcanzar la discreta “ cimita “ de Arranokamaineta ( 752 m ). Pequeña cota de limitada panorámica. Sin señal alguna que la identifique.

En dirección opuesta a la de ascenso continuaremos por el notorio sendero que de inmediato vuelve a acentuar su inclinación. Un corto repecho nos hace alcanzar la cercana cima de Barda ( 810 m ). Un hito la señaliza.

Continuamos por la tendida loma para, en corto descenso y tras un apenas relevante ascenso, alcanzar la cercana y discreta cota de Larrondozar ( 804 m ). Sin señal alguna que la identifique.

Acompañados en todo momento por las balizas rojiblancas, nuestro sendero inicia un largo y agradable descenso en dirección al abierto collado ( 742 m ) que nos separa de la cima de Paretazarreta ( 778 m ), en cuya cumbre desembocaremos tras cómodo ascenso. Un hito la señaliza.

En dirección opuesta a la de ascenso la senda inicia un corto pero acusado descenso para alcanzar rápidamente la alambrada que delimita el Señorío de Bertiz. Un mugarri enclavado a la orilla del sendero señaliza el lugar.

Con la mencionada alambrada a nuestra izquierda ( N ), dejando a nuestro paso numerosas palomeras, daremos alcance a Iparleko lepoa ( 731 m ), collado que nos separa de la cima de Paretazar ( 802 m ). Un corto pero acusado ascenso nos permite alcanzarla. Paretazar ( 802 m ), sin señal alguna que la identifique. Limitada panorámica.

Un paso en la alambrada que delimita el Señorío de Bertiz nos permite acceder a su interior para, caminando en todo momento por lo alto de la loma y continuando en la misma dirección que traíamos, iniciar un suave y prácticamente inapreciable descenso.

Un marcado sendero, Urrizburuko bidea, atraviesa Aizkolegiko lepoa ( 759 m ), inapreciable “ colladito “ desde el que iniciaremos un tendido ascenso para terminar desembocando en Aizkolegiko Errepidea. Este camino asciende por la izquierda ( N ) desde el aparcamiento situado en el Parque de Bertiz ( 137 m ) para dar acceso al Palacio de Aizkolegi, enclavado en la cima del mismo nombre, Aizkolegi ( 841 m ), nuestro próximo objetivo.

Atravesamos el citado camino para tomar el marcado sendero que nace de frente ( E ) adentrándose en el hayedo y en corto ascenso terminar desembocando en la cima de Aizkolegi ( 841 m ). Un palacio de estilo modernista, actualmente en lamentable estado, ornamenta la cima. Una mesa panorámica destaca junto a la fachada del viejo edificio. Preciosas vistas hacia los montes del Valle de Baztán mientras que hacia otras vertientes quedan algo más limitadas debido al arbolado que rodea la cumbre.

Desde la citada mesa panorámica tomaremos la senda que, dejando el Palacio de Aizkolegi a nuestra izquierda ( W ), penetra en el hayedo para devolvernos nuevamente al camino, en el punto en el que anteriormente atravesamos Aizkolegi Errepidea. Un rústico banco de madera, sirva como referencia, destaca en este lugar.

Obviando el sendero, Urrizburuko bidea, por el que accedimos anteriormente desde Paretazar ( 802 m ), ahora continuaremos por la derecha ( E ) por el amplio y notorio camino, Aizkolegiko Errepidea.

En agradable descenso perderemos altura cómodamente hasta que el camino traza una cerrada curva hacia la derecha ( E ). Un gran panel informativo destaca en el lugar.

Será en este punto donde abandonamos Aizkolegiko Errepidea para tomar por la izquierda ( NE ), entre unos rústicos bancos de madera, el herboso camino que nuevamente busca adentrarse en el hayedo.

Flanqueado por algunos pinos y numerosas hayas el camino inicia un tendido descenso y por este continuaremos hasta que traza una marcada curva hacia la izquierda ( NW ), momento en el que lo abandonaremos para, sin camino definido, ascender por la derecha ( N ) buscando alcanzar la parte alta de la cercana loma, en la que no tardaremos en desembocar.

Un amplio y marcado “ cortafuegos “ se abre en esta y será por este por el que continuaremos por la izquierda ( N ) en agradable ascenso hasta toparnos con la alambrada que delimita el Señorío de Bertiz. Un “ paso “ nos facilita la labor de atravesarla.

Ya fuera del citado Señorío alcanzamos de inmediato la cima de Bagolea o Bagola ( 712 m ), amplia y herbosa cumbre en la que destaca un hito de piedras. Limitada panorámica.

Para un descenso más “ cómodo “ recomiendo retornar al camino desde el que nos hemos desviado a esta cumbre.

Nosotros, viendo que “ aparentemente “ la ladera septentrional de Bagolea ( 712 m ), la opuesta a la de ascenso, se presenta despejada, decidimos continuar por esta en agradable descenso.

Perdemos altura caminando plácidamente por lo alto de la despejada loma, en principio sin dificultad reseñable, aunque conforme descendemos intuimos que paulatinamente la ladera se va cubriendo de vegetación de monte bajo.

Alcanzamos una ruinosa borda que dejaremos a nuestro paso, lugar a partir del cual “ la cosa “ se complica ya que el terreno se termina de “ cerrar “. Instintivamente y sin prácticamente darnos cuenta abandonamos lo alto de la loma por la que veníamos descendiendo para continuar perdiendo altura por la “ incómoda “ ladera que tenemos a nuestra izquierda ( W ).

Intentando continuar nuestro descenso por el terreno más “ limpio “ conseguimos retomar lo alto de la loma, algo menos “ sucia “. Así es como terminamos desembocando en un amplio y notorio camino que nos atraviesa perpendicularmente.

Dicho camino “ invita “ a continuar por él y más después del penoso descenso que acabamos de realizar pero no, un difuso sendero, en principio muy notorio, nos “ convence “ para continuar por él. Va a ser verdad eso de que “ el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra “.

Nuevamente, tras un corto tramo de agradable caminar por el estrecho pero marcado sendero, “ la cosa “ vuelve a complicarse. Intentamos buscar los tramos más “ caminables “ y, no sin poco esfuerzo, conseguimos desembocar en una amplia pista.

Continuaremos por esta hacia la izquierda ( N ), ya en “ cómodo “ descenso, para terminar dando alcance a un estrecho carretil cementado. Tomamos este por la derecha ( N ) y seguimos en agradable discurrir junto al cauce de la regata Tximista, riachuelo que atravesaremos en varias ocasiones hasta desembocar en la carreterita que comunica las localidades de Echalar/Etxalar ( 97 m ) y Zugarramurdi ( 206 m ).

Ya por asfalto continuaremos por la izquierda ( NW ) en suave descenso mientras dejamos a nuestro paso varios caseríos.

Apenas caminamos unos metros por la estrecha y poco transitada carretera ya que de inmediato la abandonaremos por la derecha ( NW ) tomando un amplio y herboso camino, en cuyo inicio destaca un poste indicador.

Dicho camino no tarda en dar alcance al bello puente con piso de calzada que salva Argarateko Erreka para entrar en Antsolokueta, barrio de Echalar/Etxalar que atravesaremos dejando a nuestro paso su bello y cuidado caserío, además de un antiguo lavadero y la bonita presa que salva la regata Tximista.

Dejamos atrás el barrio de Antsolokueta para desembocar en la carretera NA-4400 que, desde la N-121-A asciende hacia el paso fronterizo de Lizarieta/Lizaieta ( 442 m ). Por dicha carretera continuaremos por la izquierda ( S ) para, de inmediato, entrar en el casco urbano de Echalar/Etxalar / 97 m ), el cual atravesaremos para, ya a su salida, desviarnos por la izquierda ( SW ) hacia el aparcamiento en el que dio comienzo este itinerario.


Track del Itinerario


Fotos del Itinerario


Amanece en Echalar/Etxalar. Aparcamiento situado a la entrada de la localidad

Comenzamos a caminar por la calle que se adentra en Echalar/Etxalar y de inmediato la abandonaremos para tomar, en el primer cruce con el que nos topamos, la que nace por nuestra derecha

Tomamos la calle que da acceso al cementerio de Echalar/Etxalar

Nuestra calle se bifurca. Al frente destacan unos indicadores. Continuamos por la derecha

Indicadores en la bifurcación 

La carreterita por la que caminamos da alcance al cementerio de Echalar/Etxalar para dejarlo a nuestro paso
 
Los indicadores señalizan en todo momento el camino a seguir

Dejado atrás el cementerio, a la orilla de nuestro camino, van apareciendo cruces de piedra 

Nos topamos con un cruce, momento en el que obviaremos la pista que nace por la izquierda para continuar de frente por el carretil asfaltado

Acompañados de las numerosas cruces de piedra ( izda ) que " flanquean " la estrecha carreterita, continuaremos en todo momento por asfalto  

Bifurcación. Hacemos caso omiso de las marcas verdes y blancas ( SL ) que señalizan el camino que nace por la derecha hacia la ermita de Santa Cruz para continuar al frente por asfalto

Nuestra carretera se bifurca. Como señaliza el indicador continuaremos por la derecha

Indicador enclavado en la bifurcación que señaliza el camino a seguir

La carreterita asfaltada alcanza Iturraldeko Borda, caserío junto al que abandonaremos el asfalto para continuar por el amplio camino que nace por su izquierda 

Junto a Iturraldeko Borda abandonamos la carreterita que asciende al frente ( izda ) para tomar el carretil que nace junto a su fachada lateral. Un indicador lo señaliza. Tomado este carretil, haremos caso omiso del vial que desciende al frente para dar acceso a Domekeneko Borda mientras nos desviamos hacia la izquierda por un camino de tierra 

De inmediato, nuestro camino deja a su paso una calera

Calera en las inmediaciones de Iturraldeko Borda

Nuestro camino vuelve a bifurcarse en breve. Un indicador nos " invita " a continuar en ascenso al frente ( izda )

El camino acentúa su pendiente mientras gana altura bajo el arbolado

Frain ( centro ) cuyas antenas lo delatan, despunta cercano

Bajo nuestro camino damos vista a parte del disperso caserío de Echalar/Etxalar

El camino se transforma en amplia pista para continuar en acusado ascenso

La pista por la que caminamos nos da una pequeña " tregua "

La pista traza una cerrada curva, punto en el que se bifurca. un poste indicador destaca en el lugar. Continuaremos por la derecha siguiendo las marcas amarillas y blancas de ( PR )

Algunas nubes " adornan " el cielo azul
 
El disperso caserío de Echalar/Etxalar siembra las laderas que tenemos enfrente mientras que Larhun asoma tímidamente al fondo

Larhun asoma cercano

El collado de Ibardin también asoma en el horizonte

La cima de Frain, " delatada " por la antenas que coronan su cima, aparece en primer término mientras que al fondo destacan las Peñas de Aia ( dcha )

Bifurcación y poste indicador. Tomamos el camino, Azkuko bidea, que nace por la derecha, el cual comienza el ascenso hacia Menditxorrotx, cumbre que despunta sobre nuestras cabezas

Echalar/Etxalar asoma en el fondo del valle

Un herboso camino asciende por la vertiente NW. de Menditxorrotx

La cima de Menditxorrotx asoma cercana sobre nuestras cabezas

Ganamos altura en acusado ascenso por la herbosa ladera de Menditxorrotx

Desembocamos en el pequeño collado abierto bajo la vertiente meridional de Menditxorrotx. La cima asoma cercana

Mis compañeros Joxerra ( izda ), Tomás ( centro ) y Txomin ( dcha ) en la cima de Menditxorrotx. Un hito la señaliza

Desde la cima de Menditxorrotx disfrutamos de una bonita panorámica hacia Echalar/Etxalar, localidad que asoma en el fondo del valle mientras que Ibantelli ( centro ) y Larhun ( a su izquierda ) despuntan al fondo
 
Volvemos a descender al herboso collado abierto bajo la vertiente meridional de Menditxorrotx para continuar ascendiendo hacia Kokori, redondeada cumbre que asoma en primer término

Abandonamos las balizas de PR para continuar ganando altura por lo alto de la herbosa loma

Mientras ganamos altura hacia Kokori el sol nos da en la cara

Esporádicamente la ladera nos " protege " de los rayos de sol

No tardamos en alcanzar la amplia y herbosa cima de Kokori

Desde Kokori echamos una mirada hacia el Valle de Malerreka, el cual aparece " escondido " bajo un manto de niebla mientras que Mendaur ( dcha ) despunta sobre este 

Un grueso banco de nubes cubre los montes de la divisoria

Dejamos atrás la cima de Kokori ( centro ) para descender por amplio y herboso camino

Desde la cima de Kokori no tardaremos en alcanzar el collado que nos separa de Azkua, amplia cumbre que se extiende ante nosotros 

Ascendemos en fuerte pendiente camino de la cima de Azkua

Desde la ladera de Azkua echamos una mirada atrás hacia Kokori, cumbre recién visitada

Mis compañeros en la cima de Azkua. Al fondo asoman Larhun ( izda ) y Peña Plata ( dcha  )

La piramidal silueta de Mendaur ( dcha ) llama nuestra atención

Iniciamos el descenso de la cima de Azkua

Descendemos por la acusada ladera SE. de Azkua en dirección al collado sobre el que despunta la cercana cima de Arranokamaineta

Un marcado sendero se dibuja en la acusada ladera SE. de Azkua en nuestro descenso hacia el discreto collado que la separa de Arranokamaineta

Superado el collado que separa las cimas de Azkua y Arranokamaineta iniciamos el ascenso hacia esta última

Mirada atrás, hacia la cima de Azkua, desde el ascenso hacia Arranokamiantea. A nuestro paso, junto al camino, comienzan a aparecer varias palomeras 

Ganamos altura por el notorio sendero dibujado en la ladera NW. de Arranokamaineta

Las balizas rojiblancas señalizan el camino a seguir

Cima de Arranokamaineta. La senda pasa prácticamente junto a la cumbre

Desde la cima de Arranokamaineta retomamos la senda que pasa a escasos metros de ella para continuar por la loma hacia la cercana cumbre de Barda que asoma en primer término

Descendemos hacia el discreto collado que nos separa de la cima de Barda

Mirada atrás hacia Arranokamaineta

En corto pero acusado ascenso buscamos " coronar " la cima de Barda

Mis compañeros en la cima de Barda mientras que las Peñas de Aia asoman en el horizonte

Desde la cima de Barda continuaremos por la herbosa loma

Tras perder ligeramente altura atravesaremos el discreto collado que nos separa de la cercana cota de Larrondozar

Cima de Larrondozar

Desde Larrondozar apreciamos la alargada loma que nos separa de Aizkolegi, cumbre que despunta en el centro de la imagen

Desde Larrondozar continuamos en " plácido " descenso por la amplia y herbosa loma

El camino discurre por la loma mientras que en primer término ya asoma la cima de Paretazarreta ( centro )  

Mirada atrás desde el notorio sendero por el que descendemos de Larrondozar, lugar desde el que divisamos Barda ( izda )

La marcada senda inicia el ascenso hacia Paretazarreta, en cuya cumbre pastan numerosas cabezas de ganado

Desde el ascenso a Paretazarreta echamos una mirada atrás hacia Barda ( izda ) y Larrondozar ( centro ) 

Mis compañeros en la cima de Paratezarreta

Desde la cima de Paretazarreta continuamos por la " cómoda " loma en dirección a la siguiente cumbre a visitar, Paretazar ( dcha ). Al fondo asoma Aizkolegi ( centro ) 

Descendemos de Paretazarreta

En el descenso de Paretazarreta nuestro sendero alcanza la alambrada que delimita el Señorío de Bertiz 

Mugarri junto a la alambrada que delimita el Señorío de Bertiz, lugar sobre el que, en primer término, despunta Paretazar ( dcha ) con Aizkolegi ( centro ) asomando al fondo

Junto a la alambrada que delimita el Señorío de Bertiz, dejando a nuestro paso varias palomeras, perdemos altura hacia Iparleko lepoa 

Mirada atrás desde Iparleko lepoa, collado en el que destacan varias palomeras y sobre el que despunta la herbosa cima de Paretazarreta

Atravesamos Iparleko lepoa para iniciar un tendido ascenso hacia la cima de Paretazar ( dcha )

Desde el ascenso a Paretazar echamos una mirada atrás hacia Paretazarreta ( centro ), Barda y Larrondozar ( dcha )

El notorio sendero se encamina hacia la ya cercana cumbre de Paretzar ( centro )

La senda gana altura bajo las hayas

En corto pero acusado ascenso alcanzamos la cima de Paretazar, lugar en el que coincidimos con un pequeño grupo de gente

Desde Paretazar echamos una mirada hacia el cordal que venimos recorriendo. En primer término, sobre Iparleko lepoa, destaca la cima de Paretazarreta mientras que al fondo asoman Barda y Larrondozar. En el horizonte despuntan las Peñas de Aia ( centro ) e Ibardin ( dcha ) 

Mis compañeros en la cima de Paretazar

El " paso " situado en la cima de Paretazar nos permite acceder al Señorío de Bertiz

Una vez que hemos accedido al Señorío de Bertiz iniciamos un ligero descenso entre pinos mientras que, entre estos, asoma nuestro próximo objetivo, Aizkolegi ( centro )

Entre pino, por un marcado sendero, continuaremos en suave ascenso en busca de la cima de Aizkolegi

La herbosa senda gana altura flanqueada por las hayas ( izda ) y los pinos ( dcha )

Nuestro sendero desemboca en Aizkolegiko Errepidea, camino proveniente desde el aparcamiento del Señorío de Bertiz que da acceso al cercano Palacio de Aizkolegi. Lo cruzamos

Cruzamos Aizkolegiko Errepidea para tomar el sendero que nace al frente

La senda penetra en el hayedo para continuar un corto pero acusado ascenso

Mientras ascendemos por el hayedo, no tardaremos en dar vista al Palacio de Aizkolegi

Rápidamente alcanzaremos el Palacio de Aizkolegi

Mis compañeros en la cima de Aizkolegi

Recuperamos fuerzas en la escalinata que da acceso al Palacio de Aizkolegi, actualmente en lamentable estado

Mesa panorámica en la cima de Aizkolegi, desde la que damos vista a Legate ( izda ) y Larrazu ( centro ) mientras que en el horizonte las nubes cubren los montes de la divisoria

Fachada lateral del Palacio de Aizkolegi

Desde la fachada lateral del Palacio de Aizkolegi buscamos el marcado sendero que nace desde su parte trasera

En la parte trasera del Palacio de Aizkolegi tomamos un marcado sendero por el que vamos a iniciar el descenso

La notoria senda penetra en el hayedo

Nos despedimos del Palacio de Aizkolegi

El sendero discurre muy marcado entre el hayedo

No tardamos en desembocar nuevamente el Aizkolegiko Errepidea, en el punto en el que anteriormente lo atravesamos. Un rústico banco ( dcha ) nos puede servir de referencia. Ahora continuaremos por la derecha en descenso

Continuamos en agradable descenso por Aizkolegiko Errepidea

Cómodo caminar por Aizkolegiko Errepidea

En el punto en el que Aizkolegiko Errepidea traza una cerrada curva hacia la derecha y teniendo como referencia un gran panel informativo, nuestro camino se bifurca. En este lugar abandonaremos el camino " principal " para tomar el que nace por la izquierda entre unos bancos de madera  

Panel informativo que nos sirve de referencia a la hora de abandonar Aizkolegiko Errepidea

Detalle del panel informativo situado a orillas de Aizkolegiko Errepidea, justo en el lugar en el que abandonamos este

Abandonamos Aizkolegiko Errepidea para tomar el herboso camino que nace entre unos bancos de madera

Nuestro compañero Tomás nos deja para continuar descendoiendo hacia el collado de Plazaxelai ya que tiene que volver a casa para mediodía

Nosotros continuamos en agradable discurrir por un amplio y herboso camino 

Nuestro camino discurre plácidamente entre el desnudo hayedo

En el punto en el que nuestro amplio y herboso camino traza una marcada curva hacia la izquierda, lo abandonaremos por la derecha con la intención de alcanzar la cima de Bagola o Bagolea 

Sin camino definido ascenderemos buscando alcanzar la parte alta de la loma meridional de Bagola o Bagolea

Sin excesivas dificultades desembocamos en lo alto de la loma, por la que continuaremos caminando en agradable ascenso por un amplio " cortafuegos " 

Entre el hayedo divisamos la loma por la que hemos ascendido hacia Aizkolegi y en la que se aprecian las cimas de Larrondozar ( centro ) y Barda ( dcha )

Nuestro camino alcanza el límite del hayedo, lugar en el que un " paso " en la alambrada nos da acceso a la ya cercana cima de Bagola o Bagolea

" Paso " en la alambrada que delimita el Señorío de Bertiz, lugar en el que abandonaremos este camino de la ya visible cima de Bagola o Bagolea

Mis compañeros Joxerra y Txomin en la cima de Bagola o Bagolea. Un hito la señaliza

Desde la cima de Bagola o Bagolea divisamos Aizkolegi, en primer término, con Legate ( izda ) asomando al fondo

En dirección opuesta a la de ascenso, con Larhun despuntando en el horizonte, comenzamos un tendido y " en principio " agradable descenso

Perdemos altura por la despejada y herbosa ladera septentrional de Bagola o Bagolea 

Con las Peñas de aia despunatndo en el horizonte, en el fondo del valle asoma Echalar/Etxalar

Echalar/Etxalar

Un herboso sendero se dibuja en la ladera septentrional de Bagola o Bagolea

Los helechos y algo de vegetación de monte bajo comienzan a aparecer en la despejada ladera septentrional de Bagola o Bagolea

A nuestro paso, junto al camino, dejamos a nuestro paso una pequeña borda en ruinas. A partir de este punto la ladera se " ensucia " bastante 

Desde la ladera por la que venimos descendiendo desde la cima de Bagola o Bagolea echamos una mirada atrás hacia esta

Por esporádicas sendas de ganado intentamos descender lo más " cómodamente " posible por la " sucia " ladera de Bagola o Bagolea

En fuerte pendiente perdemos altura por la " sucia " ladera. Quizás nuestro error ha sido abandonar lo alto de la loma  

Esporádicamente encontramos sendas de ganado que, en cierta medida, facilitan nuestro " sufrido " descenso

En algunos momentos la senda aparece notoria

Nuevamente alcanzamos la loma, por la que el descenso se hace más " cómodo " 

La loma, en principio, aparece más limpia y " cómoda "

La hojarasca ha hecho desaparecer el sendero

Terminamos desembocando en un amplio y notorio camino que atraviesa perpendicularmente

Punto en el que hemos atravesado el amplio y notorio camino

Tras el " sufrido " descenso, aprovechamos el " respiro " que nos da el amplio camino para hidratarnos. Lo cruzamos y seguimos de frente por una, en principio, notoria senda. Otro error 

La senda tomada, en principio, aparece limpia y notoria

El sendero inicia un acusado descenso

Paulatinamente la senda va perdiendo notoriedad

Nuevamente buscamos alcanzar lo alto de la loma, lugar por el que el descenso se prevé más cómodo 

La vegetación de monte bajo cubre la loma por la que descendemos

Las rocas " afloran " en la loma haciendo bastante " incómodo " nuestro descenso

Perdemos altura en fuerte pendiente
 
Finalmente terminaremos desembocando en un amplio camino. Continuaremos por este en descenso hacia la izquierda

El camino atraviesa un paso entre rocas

No tardaremos en desembocar en un carretil cementado. Continuamos por la derecha

No tardamos en atravesar el puente que salva la regata Tximista

El carretil cementado discurre junto a la margen izquierda de la regata Tximista

Atravesamos un nuevo puente, sobre el que ha caído un árbol

Volvemos a atravesar la regata Tximista

Continuamos en agradable caminar por el carretil cementado

Bajo nuestro camino discurre la regata Tximista

Salvamos esporádicos tramos en los que el carretil cementado gana altura

Una ruinosa borda queda a nuestro paso junto al camino

Panel informativo que dejamos a nuestro paso junto al camino

Bajo nuestro camino aparece el Puente de Arbia

Cascada del arroyo Arbia

Bajo el carretil cementado por el que caminamos, entre el arbolado, asoma una central eléctrica

El carretil cementado sale a terreno abierto para continuar su discurrir entre verdes y extensos prados

Nuestro carretil asfaltado termina desembocando en la estrecha y sinuosa carretera que comunica Echalar/Etxalar con Zugarramurdi. Continuamos en descenso por la izquierda

Punto en el que el carretil asfaltado ( dcha ) por el que venimos discurriendo desemboca en la estrecha carretera ( izda ) que comunica Echalar/Etxalar y Zugarramurdi

A nuestro paso, junto a la carretera, dejaremos a nuestro paso varios caseríos. Xoraxuriko Borda queda a nuestra izquierda  

Una talla de madera colocada en su fachada lateral lo identifica 

Tan solo caminaremos unos pocos metros por asfalto ya que de inmediato, y antes de atravesar la regata Tximista, abandonaremos la carretera por la derecha. Tomamos un amplio y herboso camino

Un poste indicador nos " invita " a tomar el camino balizado con una marca verde y blanca de Sendero Local ( SL )

Discurrimos plácidamente por una amplio y notorio camino

Desde el camino por el que discurrimos ya daremos vista a Echalar/Etxalar ( izda )

Echalar/Etxalar asoma ya cercano

Nuestro camino ( dcha ) recibe por la derecha ( izquierda en la foto ) otro algo menos notorio 

A nuestro paso queda extensos prados en los que pacen plácidamente numerosas cabezas de ganado

El camino discurre encajonado entre prados

Alcanzamos el bello puente con piso de calzada que salva Argarateko Erreka 

Puente sobre Argarateko Erreka 

Piso de calzada en el puente que salva Argarateko Erreka 

Puente sobre Argarateko Erreka 

Entramos en Echalar/Etxalar, concretamente en el barrio de Antsolokueta

Casa en el barrio de Antsolokueta  

Escudo en la fachada de una de las casas que conforman el barrio de Antsolokueta  

Atravesamos el barrio de Antsolokueta  

Postes indicadores en el barrio de Antsolokueta  

Callejeamos por el barrio de Antsolokueta  

Mientras atravesamos el el barrio de Antsolokueta iremos dejando a nuestro varias cruces de piedra

 A nuestro paso aparece un antiguo lavadero ( izda ) 

Antiguo lavadero en el barrio de Antsolokueta  

Presa en la regata Tximista a su paso por el barrio de Antsolokueta 

A la salida del barrio de Antsolokueta dejaremos a nuestro paso grandes caserones 

Piedras labradas en el barrio de Antsolokueta 
 
A la salida del barrio de Antsolokueta, como indica la baliza, continuaremos por la izquierda  

A las afueras del barrio de Antsolokueta, a orillas de la regata Tximista, llama nuestra atención un dolmen " artificial " 

La carretera NA-4400 alcanza el casco urbano de Echalar/Etxalar mientras atraviesa el puente que salva la regata Tximista 

Caminamos junto a la margen izquierda de la regata Tximista mientras nos adentramos en el casco urbano de Echalar/Etxalar

Caminamos por la carretera NA-4400 que, desde Echalar/Etxalar, asciende hacia el collado fronterizo de Lizaieta/Lizarieta 

Mientras callejeamos por Echalar/Etxalar dejaremos a nuestro paso la farmacia  de la localidad 

Callejeamos por Echalar/Etxalar

Callejeamos por Echalar/Etxalar

Saliendo del casco urbano de Echalar/Etxalar abandonamos la carretera NA-4400 que lo atraviesa para desviarnos por la izquierda hacia el parking en el que tenemos estacionado nuestro vehículo

Panel informativo situado a las afueras de Echalar/Etxalar

Aparcamiento situado a las afueras de Echalar/Etxalar, punto de partida y final de este itinerario 


No hay comentarios:

Publicar un comentario