jueves, 29 de agosto de 2019

Tusse de Remuñé y Pico Rabadá ( Por el Valle de Remuñé y descenso por el Valle de Lliterola )

Al Norte de la provincia de Huesca, enclavados en plena divisoria fronteriza, el Tusse de Remuñé ( 3041 m ) y el Pico Rabadá ( 3045 m ) se sitúan en el centro de la cordillera pirenaica, concretamente en el macizo Perdiguero-Gourgs Blancs, el “ sector “ que concentra el mayor número de montañas que superan los “ tresmil “ metros de altura. En el macizo Perdiguero-Gourgs Blancs encontramos nada menos que 44 “ tresmiles “, 20 cimas principales y 24 cimas secundarias, es decir una quinta parte del total de cumbres que en la cordillera superan la tan “ atractiva “ cifra.
A la sombra del cercano Perdiguero ( 3222 m ) y otros “ tresmiles “ catalogados como “ principales “, como pueden ser los Crabioules ( 3106 m y 3116 m ) o el Pico de Maupas ( 3109 m ), el Tusse de Remuñé ( 3041 m ) y el Pico Rabadá ( 3045 m ), cumbres catalogadas como “ secundarias “, se puede decir que son algunos de los “ tresmiles “ más “ olvidados y poco conocidos “ del macizo pirenaico.
Entre las mencionadas cumbres de los Crabioules ( 3106 m y 3116 m ) y el Pico de Maupas ( 3109 m ), además del Tusse de Remuñé ( 3041 m ) y el Pico Rabadá ( 3045 m ), también destaca el Pico Navarro ( 3043 m ), cumbre esta última algo menos accesible que las dos que nos ocupan.
Cabe reseñar que el Pico Rabadá ( 3045 m ) y el Pico Navarro ( 3043 m ) deben sus nombres a Alberto Rabadá ( 13/02/1933 a 15/08/1963 ) y Ernesto Navarro ( 1934 a 15/08/1963 ), montañeros aragoneses fallecidos en la cara Norte del Eiger ( 3970 m ) el 15 de agosto de 1963.
El Tusse de Remuñé ( 3041 m ) y el Pico Rabadá ( 3045 m ) se elevan sobre el Vallé du Lis, enclavado en tierras galas, y sobre la cabecera del Valle de Remuñé y muy cerca del Valle de Lliterola, situados ambos en territorio oscense. Estos valles citados son las rutas habitualmente utilizadas por aquellos que buscan alcanzar las dos cumbres mencionadas.
La relativa cercanía entre los valles de Remuñé y Lliterola hace que nos resulte interesante realizar una ruta circular en la que aprovecharemos para “ coronar “ las cumbres del Tusse de Remuñé ( 3041 m ) y el Pico Rabadá ( 3045 m ) ascendiendo por uno de los citados valles, concretamente el de Remuñé, para descender por el otro, es decir, el de Lliterola. Esta es mi propuesta, espero la disfrutéis.


Itinerario

Tomaremos como punto de partida para este itinerario la señalizada entrada al Valle de Remuñé, situada a orillas de la carretera A-139 que desde Benasque ( 1138 m ) da acceso al Hospital de Benasque ( 1743 m ) y que alcanzaremos tras continuar por esta dejando atrás el desvío hacia el citado Hospital.
Un marcado sendero asciende en su inicio entre pinos para posteriormente salir a terreno abierto y seguir ganando altura junto a la margen izquierda del Barranco de Remuñé.
Dejamos a nuestro paso primeramente la Pleta d´es Capellans y más adelante la Pleta de Remuñé, paraje en el que nuestro camino se bifurca y en el que, haciendo caso omiso de la senda que se dirige al Pico de Boum ( 3006 m ), continuaremos al frente ( W ) junto al río.
Cruzaremos a la margen derecha del Barranco de Remuñé para continuar ganando altura “ guiados “ por los numerosos hitos que balizan nuestro camino y que dejando a nuestro paso, ligeramente a la derecha ( N ), los Ibons de les Arenals, asciende decididamente hacia el Portal de Remuñé ( 2824 m ).
Situados bajo la estilizada silueta de la Forca de Remuñé ( 2945 m ), la bordeamos bajo su vertiente occidental para continuar ascendiendo por la amplia y rocosa loma por la que terminaremos desembocando en la cima del Tusse de Remuñé ( 3041 m ).
Una estrecha cresta nos separa de la cercana cumbre del Pico Rabadá ( 3045 m ), cima que alcanzaremos de inmediato tras evitar dicho cresterío, en su tramo inicial, por su izquierda ( N ).
Desandamos el tramo que nos devuelve primeramente a la cima del Tusse de Remuñé ( 3041 m ) y posteriormente al Portal de Remuñé ( 2824 m ), lugar en el que ahora buscaremos el camino que, balizado con hitos, nos hará descender por el Valle de Lliterola hasta desembocar en la carretera A-139, vial asfaltado por el que remontaremos aproximadamente tres kilómetros hasta el lugar en el que tenemos estacionado nuestro vehículo.


Desnivel: 1595 m
Tiempo: De 8 h a 10 h
Distancia: 18´4 km
Inicio: Barranco de Remuñé ( carretera A-139 )
Fecha de realización: Agosto 2019
Epoca recomendada: Verano y Otoño
Cimas: Tusse de Remuñé ( 3041 m ); Pico Rabadá ( 3045 m )


Dejamos atrás la localidad de Benasque ( 1138 m ) y continuamos ascendiendo con nuestro vehículo por la carretera A-139 que da acceso al Hospital de Benasque ( 1743 m ) para obviar el desvío por el que descenderíamos hacia este. Desde el citado desvío continuamos ascendiendo al frente ( izda ) y a algo más de un kilómetro del mismo damos alcance al camino que, por la izquierda ( W ), accede al Valle de Remuñé. Un indicador lo señaliza. Estacionaremos nuestro vehículo en sus inmediaciones a orillas de la carretera.
Junto al mencionado indicador comenzaremos a caminar en fuerte pendiente por la nítida senda que gana altura entre pinos, balizada con marcas de pintura de color verde. De inmediato nuestro sendero pierde inclinación para continuar, en todo momento notorio, entre un herboso praderío salpicado de pinos.
En breve nuestro sendero se bifurca y primero una baliza de pintura en forma de flecha y, de inmediato, un hito nos “ invitan “ a continuar por la derecha ( NW ). A los pocos metros salvamos una pequeña regata que atraviesa nuestro camino.
Poco más adelante volvemos a cruzar un nuevo riachuelo, este de más entidad que el anterior aunque también con poco caudal en esta época del año.
Alcanzamos la Pleta d´es Capellans, momento en el que nuestro camino, balizado escrupulosamente con numerosos hitos, paulatinamente se acerca al cauce del Barranco de Remuñé para discurrir junto a su margen izquierda. La pendiente se acentúa.
La senda, en todo momento bien notoria, discurre por terreno herboso aunque paulatinamente va apareciendo la roca.
A nuestro paso dejaremos un puente de madera que, sobre el cauce del Barranco de Remuñé, aparece semiderruido.  
Haciendo caso omiso al citado puente, continuaremos caminando por la margen izquierda del Barranco de Remuñé acompañados por los hitos que balizan nuestro sendero. La senda atraviesa el cauce de un caudaloso riachuelo que desciende por la pedregosa ladera por la que caminamos. Lo atravesamos sin dificultad reseñable para continuar ganando altura en la misma dirección ( NW ).
El Barranco de Remuñé se encajona aunque posteriormente se va abriendo para discurrir por un pequeño y herboso valle, es la Pleta de Remuñé, lugar en el que nuestro sendero se bifurca. Unas marcas de pintura llaman nuestra atención en una gran roca señalizando el desvío.
Por la derecha hacemos caso omiso del camino que se dirige al Pico Boum ( 3006 m ) mientras que continuamos al frente ( W ) junto al cauce del río.
En breve volvemos a dar alcance a una nueva baliza de pintura que esta vez señaliza el desvío por la izquierda ( S ) hacia el Ibón de Remuñé. Lo obviamos para continuar al frente ( W ).
Nuevamente nuestra senda se encajona junto al barranco para amenazar con desaparecer entre grandes rocas. Lo estrecho del citado barranco nos obliga a ir atravesándolo en varias ocasiones por lo que decidimos ascender por la margen opuesta hacia un visible hito que baliza la nítida senda que discurre por dicha vertiente.
En fuerte pendiente continuamos ganando altura por terreno herboso aunque terminamos por alcanzar un “ mar de rocas “ por el que perdemos ligeramente algo de la altura ganada hasta entonces. A nuestra derecha ( N ), unos metros por debajo, dejaremos los Ibons de les Arenals, mientras que nosotros continuamos ascendiendo hacia la izquierda ( SW ) en brutal pendiente.
Paulatinamente, guiados por los numerosos hitos, vamos torciendo a la derecha ( NW ) en dirección al intuible Portal de Remuñé ( 2824 m ).
Entre grandes rocas, salvando algún que otro pequeño nevero, alcanzamos el citado Portal de Remuñé ( 2824 m ), enclavado bajo la llamativa silueta de la Forca de Remuñé ( 2945 m ), cota que bordeamos bajo su vertiente occidental para continuar ascendiendo por la alomada y pedregosa loma que termina desembocando en la cima del Tusse de Remuñé ( 3041 m ). Amplia y rocosa cumbre en la que destaca un vivac. Abierta panorámica.
Un estrecho aunque “ afilado “ cresterío nos separa de la cercana cumbre del Pico Rabadá ( 3045 m ), en cuya cima se aprecia un visible hito.
Nos encaminamos hacia el pico “ vecino “ y para ello evitaremos el tramo inicial de cresterío por su izquierda ( N ).
Tras salvar este primer tramo de cresta salimos a su parte alta para caminar sin dificultad pero extremando las precauciones hasta terminar desembocando en la rocosa y pequeña cima del Pico Rabadá ( 3045 m ). Un hito la señaliza. Panorámica similar a la disfrutada desde el Tusse de Remuñé ( 3041 m ).
Desandamos el tramo de cresta que nos devuelve al Tusse de Remuñé ( 3041 m ) para, desde aquí, por “ camino “ ya conocido, retornar al Portal de Remuñé ( 2824 m ).
Entre un caos de roca, obviando los hitos que señalizan el camino utilizado en nuestro ascenso desde el Valle de Remuñé, deberemos buscar los que, por nuestra derecha ( SW ), nos harán descender por el Valle de Lliterola.
En principio caminamos por terreno rocoso para paulatinamente alcanzar la herbosa aunque empinada ladera por la que nuestro balizado ( hitos ) sendero termina por desembocar en el más notorio que, por el Valle de Lliterola, asciende hacia el Ibonet de Lliterola ( 2475 m ). Continuamos nuestro descenso por la izquierda ( SE ) por marcada senda.
A nuestro paso dejamos una pequeña poza situada en el Barranco de Lliterola para desde esta continuar perdiendo altura en paulatino descenso.
Nos topamos con un poste indicador que señaliza el desvío hacia la Cabaña de Lliterola, bifurcación a la que haremos caso omiso mientras continuamos descendiendo de frente ( SE ).
Nuestra senda continúa su acusado descenso para, sin dificultad reseñable, alcanzar el bosque de pinos por el que zigzaguea hasta terminar desembocando en la carretera A-139, aproximadamente 3 kilómetros más abajo del punto en el que tenemos estacionado nuestro vehículo.
Caminamos en paulatino ascenso por la citada carretera para salvar la distancia que nos separa de nuestro vehículo. Tras dejar a nuestro paso el desvío hacia el Hospital de Benasque ( 1743 m ), alcanzamos el punto en el que dio comienzo este itinerario.





Fotos del Itinerario


Amanece en los Llanos del Hospital del Hospital de Benasque

Estacionamos nuestro vehículo en un pequeño aparcamiento situado a orillas de la carretera A-139, unos pocos metros antes del final de esta 

Unos metros más abajo del lugar en el que hemos estacionado nuestro vehículo, un cartel ( dcha ) señaliza la " entrada " al Valle de Remuñé

Un panel y un hito señalizan el lugar en el que deberemos abandonar la carretera para tomar la senda que da acceso al Valle de Remuñé

Detalle del panel situado a orillas de la carretera A-139

De inmediato la senda comienza a ganar altura en fuerte pendiente

Tras un corto ascenso la senda pierde inclinación para discurrir " plácidamente " 

El sendero es notorio

Caminamos entre pequeños pinos

La senda a seguir es clara

Damos alcance a una " señalizada " bifurcación

Bifurcación. Continuaremos por la derecha 

Nuevamente la senda comienza a ganar altura en acusado ascenso

Salvamos un pequeño riachuelo que atraviesa nuestro camino

Sin excesiva pendiente caminaremos entre pinos y grandes rocas

Salvamos un nuevo riachuelo

La senda aparece escrupulosamente balizada con hitos

Conforme vamos ganando altura, a la izquierda de nuestro camino, el Barranco de Remuñé nos muestra bellas cascadas 

Cascada en el Barranco de Remuñé

Barranco de Remuñé

Protegida por una pequeña " barandilla " la senda asciende en corto tramo junto al cauce del Barranco de Remuñé

Nuestra senda asciende entre grandes rocas 

El sendero, ahora más herboso, discurre por terreno " salpicado " de rocas. Es la Pleta d´es Capellans

Conforme ganamos altura, a nuestra espalda asoma el Pico de Alba

La senda continúa su discurrir junto al Barranco de Remuñé

El Barranco de Remuñé baja con bastante caudal

El Barranco de Remuñé discurre bastante " encajonado "

Barranco de Remuñé

Barranco de Remuñé

Continuamos ganando altura plácidamente junto a la margen izquierda del Barranco de Remuñé

Damos alcance a un pequeño puente que aparece " semiderruido " sobre el cauce del Barranco de Remuñé

Hacemos caso omiso al desvío señalizado

Dejamos atrás el puente que salva el cauce del Barranco de Remuñé

Los hitos señalizan el marcado sendero por el que continuaremos ganando altura plácidamente

Nuevamente el Barranco de Remuñé se " encajona ". Continuaremos ascendiendo junto a su margen izquierda

Al fondo asoma la Forca de Remuñé

Nuestro sendero da alcance al cauce de un riachuelo que desciende por nuestra derecha en fuerte pendiente

Atravesamos el cauce del " empinado " riachuelo

Una vez salvado el cauce del riachuelo, la senda continúa al frente

Atrás queda la Pleta d´es Capellans

Los hitos señalizan nuestro sendero mientras ascendemos bajo la Tuca de Lliterola y la Cresta de les Canaletes

Nuestra senda, señalizada en todo momento con hitos, amenaza con difuminarse entre las rocas

Nuestra senda vuelve a discurrir por terreno herboso

Mirada atrás hacia el Barranco de Remuñé en un tramo algo " encajonado " 

El terreno parece abrirse, momento en el que damos alcance a la Pleta de Remuñé mientras que al fondo aparece el Portal de Remuñé bajo la Forca de Remuñé ( dcha ) 

Señalizada bifurcación en la que continuaremos al frente obviando el sendero que nace por la derecha

Hacemos caso omiso a esta indicación

Esta es la indicación a seguir, el Portal de Remuñé

Nuestra senda continúa bien marcada atravesando la Pleta de Remuñé

El sendero asciende en todo momento junto al cauce del Barranco de Remuñé

Junto a nuestra senda aparece una nueva señal que nos anuncia el desvío hacia el Ibón de Remuñé. La obviamos para continuar al frente

En este lugar, a pesar de que nosotros continuamos por la senda que discurre junto a la margen izquierda ( derecha en ascenso ) del Barranco de Remuñé, es mejor atravesarlo para seguir ascendiendo junto a la margen derecha ( izquierda en ascenso ). Evitaremos el tener que salvar varias veces el cauce del riachuelo

Los hitos ( dcha ) nos " invitan " a continuar ascendiendo junto a la margen izquierda del Barranco de Remuñé

En Barranco de Remuñé se " encajona " paulatinamente entre grandes paredones obligándonos a atravesarlo varias veces

Barranco de Remuñé

Barranco de Remuñé

En algunos tramos, entre tanta roca, aparecen esporádicos tramos de sendero

Nuevamente atravesamos el Barranco de Remuñé

Barranco de Remuñé

Definitivamente decidimos abandonar el fondo del Barranco de Remuñé, cada vez más encajonado

Ganamos la parte alta de la margen derecha del Barranco de Remuñé, lugar en el que aparecen los hitos que señalizan la senda que asciende por dicha margen

La senda continúa ascendiendo por terreno herboso

Numerosos hitos balizan el sendero a seguir

Mirada hacia la Pleta de Remuñé, sobre la que destaca el Ibón de Remuñé

Ibón de Remuñé

En primer término asoma unos de los Ibons de les Arenals mientras que al fondo destaca el Portal de Remuñé ( centro ) bajo la Tuca de Remuñé 

Caminamos entre un " caos " de roca 

Los hitos continúan señalizando el " camino " a seguir

En primer término, bajo la Tuca de Remuñé, asoma otro de los Ibons de les Arenals 

Dejamos atrás el tramo de grandes rocas para continuar ascendiendo por una " empinada " ladera de pequeñas piedras

Un tramo de herbosa senda facilita nuestra ascensión

Continuamos ganando altura por una amplia canal de rocas

Una vez alcanzada la parte alta de la canal nos encontramos " cerrados " bajo los murallones del Pico de Remuñé

Entre grandes rocas continuamos ascendiendo

Bajo nosotros, en primer término, dejamos atrás un pequeño ibón

El Pico de Remuñé destaca en primer término

Paulatinamente nos vamos encaminando hacia el Portal de Remuñé ( dcha ) 

Paulatinamente el Pico de Remuñé va quedando atrás

Ganamos altura en fuerte pendiente

Los hitos que destacan a nuestra derecha nos ayudan a buscar el Portal de Remuñé

La esbelta silueta de la Forca de Remuñé ( izda ) destaca en primer término. La bordearemos por su izquierda

El Portal de Remuñé se abre en primer término ante nosotros

El Valle de Remuñé, por donde hemos ascendido, se abre al fondo bajo el Pico de Remuñé ( dcha ) 

Un pequeño nevero nos separa del Portal de Remuñé

La " afilada " Forca de Remuñé se alza ante nosotros

Atravesamos un pequeño nevero camino del hito ( centro ) que asoma al fondo

Boum ( izda ), Mall Barrat y Mail Pintrat, Mall Plané ( centro ) y el Pic Fouillouse ( dcha ) asoman en primer término 

La Forca de Remuñé destaca sobre nuestras cabezas. la evitaremos bordeándola por su izquierda 

Perdiguero ( izda ) y la Cresta de Lliterola destacan en primer término

En el Portal de Remuñé tomaremos los hitos que nos " invitan " a flanquear la Forca de Remuñé bajo su vertiente occidental

Entre grandes rocas bordeamos la Forca de Remuñé bajo su ladera occidental

Con los Crabioules ( izda ) asomando al fondo atravesaremos un pequeño nevero camino de la loma que nos separa del Tusse de Remuñé

Nuestros objetivos, el Tusse de Remuñé ( centro ) y Rabadá ( dcha ) asoman al fondo

Perdiguero destaca sobre el Ibón Blanco de Lliterola

Atrás queda la Forca de Remuñé

Ascendemos por la amplia y rocosa loma camino del Tusse de Remuñé

El Valle de Remuñé se abre bajo el Boum ( izda ) mientras que el macizo de la Maladeta ( dcha ) destaca al fondo

Camino del Tusse de Remuñé la pendiente nos da una pequeña tregua

Volvemos a tener que superar una pequeña cota que se eleva ante nosotros 

Un corto aunque fuerte " muro " se presenta ante nosotros. Lo superaremos con comodidad 

Mirada hacia los Crabioules ( izda )

De nuevo en la parte alta de la loma, ante nosotros aparecen los Crabioules ( izda ), Tusse de Remuñé ( centro ) y Rabadá ( dcha )

El Ibón Blanco de Lliterola se extiende bajo nosotros

Vivac en la loma hacia el Tusse de Remuñé ( centro ), cota que se eleva en primer término, y Rabadá

Metros finales hacia la cima del Tusse de Remuñé, en primer término, mientras que Rabadá asoma a la derecha 

Mirada atrás hacia la loma por la que venimos caminando

Pedregoso tramo final a la cima del Tusse de Remuñé

Metros antes de alcanzar la cumbre del Tusse de Remuñé ya divisamos la cima de Rabadá ( izda ) y el cresterío hacia Maupas ( centro ) y Boum, al fondo

Últimos metros hacia la cima del Tusse de Remuñé

Mi compañero Joxerra junto al vivac situado en la cima del Tusse de Remuñé con el Maupas asomando al fondo

Desde la cima del Tusse de Remuñé mirada hacia los cercanos Crabioules

Cima del Tusse de Remuñé con Perdiguero a mi espalda y Crabioules ( dcha ) al fondo

Cresta que nos separa de la cercana cima de Rabadá, en primer término y prácticamente inapreciable, mientras que Maupas destaca al fondo

Cercano asoma el hito cimero que señaliza la cima de Rabadá, nuestro próximo objetivo, mientras que al otro lado de la " brecha " destaca el Pico Navarro y al fondo Maupas ( centro )

Tramo de cresta que nos separa de la cima de Rabadá

El primer tramo de cresta que separa la cima del Tusse de Remuñé de Rabadá lo evitaremos por la izquierda

Volvemos a salir a la cresta que separa la cima del Tusse de Remuñé de Rabadá 

Caminamos por la afilada cresta que separa la cima del Tusse de Remuñé de Rabadá. Al fondo asoma Maupas

Mi compañero Joxerra en la cima de Rabadá con Maupas asomando detrás

En la cima de Rabadá con Maupas asomando detrás

En la cima de Rabadá con Maupas ( izda ) asomando detrás mientras que el Valle de Remuñé ( dcha ) y el macizo de la Maladeta ( dcha ) destacan al fondo

Regresamos hacia la cima del Tusse de Remuñé desandando por la cresta que nos separa de esta. Perdiguero ( centro ) y Crabioules ( dcha ) asoman al fondo

Tusse de Remuñe visto desde la cresta que lo enlaza al Rabadá con Crabioules ( dcha ) asomando al fondo

Bordeando los últimos metros de cresta en el regreso hacia el Tusse de Remuñé

En la cima del Tusse de Remuñé con Perdiguero a mi espalda y Crabioules ( dcha ) al fondo

Iniciamos el descenso del Tusse de Remuñé. Buscamos la loma por la que hemos ascendido desde el Portal de Remuñé

El Ibón Blanco de Lliterola ( dcha ) destaca en primer término. No deberemos descender hacia este

Los Cabrioules ( centro ) destaca en primer término sobre el Col de Crabioules, a su derecha 

Pequeño ibón todavía algo helado

Continuamos en " cómodo " caminar por la amplia loma que nos separa de la Forca de Remuñé, en primer término

Caminando sobre el Ibón Blanco de Lliterola ( dcha ) buscamos los hitos que nos harán alcanzar el Portal de Remñé 

Entre grandes bloques de roca buscamos los hitos ( dcha ) que nos guían hacia el Portal de Remuñé

La silueta de la Forca de Remuñé atrae nuestra mirada

Nevero bajo la Forca de Remuñé

Evitamos la Forca de Remuñé caminando bajo su vertiente occidental

El Portal de Remuñé se extiende ante nosotros

Algunos pequeños ibones todavía algo helados aparecen entre los bloques de roca

Perdiguero y la Cresta de Lliterola visto desde el Portal de Remuñé

Seguimos los hitos para atravesar el Portal de Remuñé y encaminarnos hacia el Valle de Lliterola 

Neveros y pequeños ibones en el Portal de Remuñé

Entre rocas atravesamos paulatinamente el Portal de Remuñé

Ibones en el Portal de Remuñé

Entre el " mar de roca " deberemos estar atentos para no perder los hitos

Dejamos atrás el Portal de Remuñé para paulatinamente " echarnos " hacia el Valle de Lliterola

Dejamos atrás el Ibón Blanco de Lliterola encajonado bajo el Perdiguero y la Cresta de Lliterola

Descenso hacia el Valle de Lliterola procurando no perder los hitos

La Cresta de Lliterola ( centro ) y Crabioules ( dcha ) destacan sobre el Ibón Blanco de Lliterola

Numerosos hitos balizan el " camino " que deberemos seguir en nuestro descenso hacia el Valle de Lliterola

Mirada hacia el Posets

Sobre nuestras cabezas vamos dejando atrás el Perdiguero

Un hito asoma en primer término ( centro ) mientras que el macizo de la Maladeta destaca al fondo

El Pico Perdigueret destaca sobre el Ibonet de Lliterola

Paulatinamente van apareciendo pequeños tramos herbosos

Perdiguero asoma sobre nuestras cabezas

Seguimos los hitos ahora por terreno herboso

Mirada hacia el macizo de la Maladeta

La senda aparece ahora más marcada en la herbosa ladera

El Pico Perdigueret destaca sobre nuestras cabezas

Con el macizo de la Maladeta llamando nuestra atención perdemos altura en fuerte pendiente buscando alcanzar el fondo del Valle de Lliterola

Hito y bifurcación. Alcanzamos el camino " principal " que asciende hacia el Ibonet de Lliterola por el Valle del mismo nombre. Lo tomamos para continuar por la izquierda en descenso 

Desde la bifurcación, la senda que gana altura por nuestra derecha, a la que haremos caso omiso, asciende hacia el Ibonet de Lliterola. El Pico Perdigueret ( izda ) y Perdiguero ( centro ) asoman sobre nuestras cabezas

Junto al gran hito que señaliza la bifurcación, con el macizo de la Maladeta asomando al fondo, continuamos la nítida senda que pierde altura hacia el Valle de Lliterola

Perdemos altura en fuerte pendiente camino de la pequeña " poza " ( abajo ) que destaca en el Barranco de Lliterola

La nítida senda desciende por la herbosa ladera " salpicada " de rocas hacia la pequeña poza que destaca en el Barranco de Lliterola  

La pequeña " poza " invita a un corto descanso  

El Pico Perdigueret destaca sobre la pequeña " poza "

Poza en el Barranco de Lliterola

Con el Pico Perdigueret asomando sobre el Barranco de Lliterola aprovechamos para refrescamos un momento

Dan ganas de quedarse en este bello paraje del Barranco de Lliterola pero debemos seguir

Dejamos atrás la pequeña " poza " que continúa desaguando en el Barranco de Lliterola bajo el Pico Perdigueret

Continuamos perdiendo altura en fuerte descenso mientras que el macizo de la Maladeta aparece en todo momento ante nosotros

Los hitos señalizan la marcada senda que ahora aparece más frecuentada 

Perdemos altura paralelos al cauce del Barranco de Lliterola, sobre el que asoma el Pico Perdigueret

En nuestro descenso todavía deberemos atravesar algún que otro tramo entre rocas

La senda aparece muy marcada en las herbosas laderas del Valle de Lliterola

La pendiente nos da una pequeña " tregua ", lo cual, a estas alturas de la jornada, es de agradecer

El Pico Perdigueret destaca en todo momento sobre nuestro camino

Poste indicador y bifurcación a la que haremos caso omiso. Seguimos descendiendo de frente

Sobre la bifurcación en la que destaca este poste indicador despunta el Pico Perdigueret  

Detalle del poste indicador situado en la bifurcación

Desde la bifurcación la senda de la izquierda ( derecha en este caso ya que venimos descendiendo ), a la que haremos caso omiso, se desvía hacia la Cabaña de Lliterola 

Cabaña de Lliterola 

Los hitos balizan en todo momento la herbosa senda por la que continuaremos perdiendo altura

La senda desciende hacia el ya " intuible " fondo del valle. El Pico de Alba ( centro ) destaca en primer término

Conforme perdemos altura al fondo asoman los Baños de Benasque

Baños de Benasque

La senda parece querer difuminarse entre la alta hierba

El sendero deja a su paso un antiguo prado que aparece cerrado por un viejo muro de piedra

La senda aparece más marcada si cabe mientras discurre paralela al viejo muro de piedra

Nuestro sendero penetra en el bosque de pinos

Dentro del bosque de pinos caminamos por un amplio y notorio sendero

La senda continúa perdiendo altura en fuerte pendiente

Nuestra senda termina desembocando en la carretera A-139

El comienzo de la senda por la que venimos descendiendo aparece perfectamente señalizado

Panel indicador en el inicio de la senda que discurre por el Valle de Lliterola

Paneles en el inicio del sendero por el que hemos desembocado en la carretera A-139

Detalle del panel informativo

Ya en la carretera A-139 ahora toca ascender por esta hacia la izquierda 

En nuestro ascenso por la carretera A-139 dejamos a nuestro paso la cascada en el Barranco de Aigües Pases 

Continuamos ascendiendo por la amplia carretera A-139 en paulatino ascenso 

A nuestro paso queda una nueva cascada

Mirada atrás. El Pico de Estós o Tuca del Dalliú destaca sobre la carretera A-139

Bifurcación. Hacemos caso omiso de la carretera que por la derecha desciende hacia el Hospital de Benasque para seguir al frente en suave ascenso

Panel informativo situado a orillas de la carretera A-139

Otra pequeña cascada que dejamos a nuestro paso junto a la carretera A-139

El Pico Salvaguardia destaca sobre la carretera A-139

A nuestro paso dejaremos un pequeño aparcamiento que aparece " repleto " de coches

La carretera A-139 salva el Barranco de Remuñé

Cascada en el Barranco de Remuñé

Barranco de Remuñé

Dejamos también a nuestro paso la entrada al Valle de Remuñé, lugar en el que dio comienzo esta ruta

Hito e indicador señalizando la entrada al Valle de Remuñé

La carretera aparece " repleta " de coches

Pequeña zona de aparcamiento a orillas de la carretera A-139, fin del itinerario

Desde el lugar en el que estacionamos el vehículo, bajo el Pico de Salvaguardia ( centro ), damos vista al Hospital de Benasque, bello paraje desde el que nos despedimos de este rincón del Pirineo

No hay comentarios:

Publicar un comentario